Entradas etiquetadas como ‘Interseccionalidad’

Solicitantes de asilo olvidadas e invisibilizadas

Por  Beatriz Losa,  coordinadora del proyecto de apoyo y acompañamiento a las personas LGTBIQ+ privadas de libertad en los Centros Penitenciarios de Cataluña Aquí también somos diversasde ACATHI (@ACATHI)

“No necesitamos la educación patriarcal” – Ilustración de Christopher Dombres (2014)

Sufrir repetidas palizas a manos de familiares directos cuando eres menor de edad por mostrar una expresión de genero distinta a la asignada al nacer. Ser violada por vecinos siendo menor y guardar el secreto por temor a ser castigada. Ser víctima de violencias constantes e intentos de asesinato por parte de las maras y pandillas por tu disidencia de género. Ser extorsionada por grupos criminales para ejercer la prostitución. Ser víctima de la violencia policial. Que te sea negado el acceso a tratamiento farmacológico para el VIH. Ser ignorada por todas las instancias gubernamentales ante todas estas violencias simplemente por ser una mujer trans*.

Según la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 cualquier superviviente de estas crueldades tiene motivos suficientes para solicitar protección internacional. Pero, ¿qué pasa si la persona que ha sido víctima de todas estas violencias en su país de origen, es arrestada al llegar a uno de nuestros aeropuertos e ingresada en una prisión de nuestro territorio? Lee el resto de la entrada »

Históricas LTB: Lorenza Bötner

Por Charo Alises (@viborillapicara#Mujeres trans

Imagen de JOHANES KOCH

Nos han reducido al Freak Show, a tener que trabajar en la calle y a mendigar, cuando en realidad somos artistas, sencillamente no pintamos con el órgano hegemónico.

Fragmento de Behindert?! (¡¿ Discapacitado?!)

Tesis de licenciatura de Lorenza Bötner.

Nació en Chile, en 1959. Su  familia era  de origen alemán. Le asignan sexo masculino y el nombre de Ernst Lorenz. Con ocho años, cuando intentaba atrapar un nido de pájaros subiendo a un poste de electricidad,  sufre una descarga  y pierde los dos  brazos. La relación de Lorenza con el dolor y con la muerte será crucial en su arte. Su propia vida y su corporalidad se convierten en el centro de toda su obra. Con el tiempo, sintió su cuerpo como femenino y pasó a llamarse Lorenza. Luchó toda su vida por no ser etiquetada como un cuerpo discapacitado ni normativamente masculino.

La resistencia y la disidencia las canalizó a través del arte pero en los márgenes de éste. Lorenza rompe la hegemonía de la mano que rige en la historia del arte y pinta obras de gran tamaño con el pie o con los pies, con sus propias huellas y otras veces pinta pequeños grabados con la boca, sujetando  un pincel o un bolígrafo. También utilizó la fotografía para sus creaciones.

Frente a las expectativas sociales derivadas de la discapacidad que le diagnosticaron, Lorenza se forma artísticamente en la Escuela de Arte y Diseño de Kassel, donde se licenció en 1984 con un gran autorretrato. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Lo que somos: autobiografía, ficciones y dramas

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

 

 

Quizá el objetivo más importante de nuestros días es descubrir lo que somos,

pero para rechazarlo.

Michel Foucault.

 

No me atrevo a hablar en nombre de ninguna otra, lejos de perpetuar la idea de que las mujeres trans somos un bloque homogéneo de prácticas e ideas, defiendo nuestro derecho a la cobardía, a la alienación, a ser completas gilipollas, a equivocarnos, a ser unas bocazas y a dramatizar.

Alana Portero.

 

No cambiaría mi lugar por ningún otro, porque ser Virginie Despentes me parece un asunto más interesante que ningún otro.

Virginie Despentes.

 

¿Qué/quién soy? Cuerpo, nombre, memoria, proyección. Lo que somos. Expresión, performance, significante en mapa, cuerpo-texto, herida abierta, preconsciencia. Lo que somos. Ultraconscientes del autoengaño, exposición, venta y consumo. Titubeo, mentiras, verdades como puños, verdades con patas. Fracasos, errores, esperanzas. Lo que somos.

Soy Víctor Mora, y ahora mismo escribo desde un portátil en el salón de mi casa. Esto va cambiando, a veces escribo en bibliotecas o en bares, en cuadernos y libretas. Escribo todos los días y todos los días soy Víctor Mora, aunque ya he asumido que esa persona son varias personas como, creo, cualquiera. He aprendido a convivir con los fantasmas que me componen, a entender que el yo que escribe ahora no es más que uno de ellos y que no es desde luego más importante que el resto. He vivido en Madrid más de la mitad de mi vida. He trabajado la noche y los clubs. He sido imagen, DJ y cantante de una banda electrorock. Fui teleoperador erótico, camarero en saunas gays y dependiente en tiendas de moda gótica. Me maquillaba, tenía el pelo largo y estaba obsesionada con la delgadez. Performaba la feminidad sin considerarme mujer, es decir, sin serlo. Pero sí sabiendo que tenía que explorar lo femenino y expresarlo. Era mi espacio en el género. Era un lugar de emancipación. Fui por fin el putón que tanto ansiaba ser, el de Ziga, el que añora ser la niña que no se atrevió a pedir que la dejaran ir con boa de plumas y sombra azul al colegio. Quise ser Miss Guy de Toilet Boys. Tacones, medias de rejilla, labios rojos, eyeliner, pelo cardado y maquillaje hasta en el corazón, como cantábamos en nuestro primer single post-Naranjo. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Nada que celebrar

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

Conmemorar una fecha tiene un significado ritual. Desde lo privado, como un aniversario de boda, noviazgo, o un cumpleaños, hasta lo público, como las fiestas nacionales. Las conmemoraciones públicas (“nacionales”) son ritos sociales que configuran carácter, es decir, que imprimen (o instruyen, que nos diría Sontag) la memoria colectiva. Hoy leo con desidia el llamamiento oficial a la celebración del 12 de octubre. Una desidia provocada por comprender que los mismos que promulgan el olvido forzoso de nuestra historia reciente (porque “no hay que remover el pasado” o  “reabrir heridas”), son quienes se vanaglorian de la celebración de otras memorias y exigen su conmemoración. Conmemorar el 12 de octubre, ya sabemos, es perpetuar el relato de la hegemonía española y la colonización, aka la imposición genocida y violenta de los saberes/poderes ibérico-católicos contra poblaciones vulnerables a las armas destructivas que poseía España entonces. Conmemorar el 12 de octubre es insistir en el relato supremacista y perpetuar la lógica colonial que escribe a la fuerza nuestro yo social de hoy. “Esto es”, dice el comunicado oficial, “lo que nos convierte en una gran Nación.” Esto es, digo yo, la instrucción obligatoria a la que nos someten como ciudadanía. Pero, ¿qué es la nación sino la ficción, la memoria de su construcción política escrita a base de violencia y dolor? ¿Y qué resulta, al final, de toda esta conmemoración, y cómo lo traducimos en experiencia, en cuerpo, en soma, en yo ahí? Lee el resto de la entrada »

¿Hablamos de neurodivergencias y salud mental?

Por Marcos Ventura Armas (@MarcosVA91) activista de Gamá, Colectivo LGTB de Canarias

Foto: Magdalena Roeseler

Hola. Me llamo Marcos, soy una persona trans no binaria bisexual, y además soy una persona autista y llevo casi una década luchando contra un trastorno ansioso-depresivo en una guerra que, a día de hoy, no sé si algún día tendrá fin. Creo que en un blog sobre diversidad sexual y de género, como este, no puede faltar nunca la perspectiva interseccional, y ese análisis pretendo hacer con este artículo.

Sin embargo, este no es un simple artículo de análisis. Es, probablemente, el artículo más íntimo que he publicado hasta la fecha, y en el que muestro mi máxima vulnerabilidad. Pero, entre todas esas cosas que definen mi identidad en este momento de mi vida, ser activista es una de las más relevantes. Y los activistas sabemos que lo personal es político, que la visibilidad es la única forma de luchar contra el estigma, y que si queremos un futuro mejor para quien venga después de nosotres, no queda otra que enseñar la herida abierta y sangrante y asumir el riesgo que implica. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Orientaciones radicales o la (im)posible horizontalidad

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

Tuff; 2018

Mil plumas están preparadas para deciros lo que debéis hacer y qué efecto tendréis.

Mi propia sugerencia es un tanto fantástica, lo admito; prefiero, pues,

presentarla en forma de fantasía.

Virginia Woolf

Que habitamos un espacio social organizado verticalmente es algo que no se cuestiona, excepto, por supuesto, por parte de quienes obtienen beneficio de esa verticalidad y no consideran que sea un problema para el resto (o sencillamente no les importa). La búsqueda progresiva de una redistribución justa y un reconocimiento equivalente debiera ser (es), sin duda, a lo que una sociedad que se autodenomina democrática debe(ría) aspirar. Sin embargo llama poderosamente la atención que, cuando se plantean debates en lo público sobre estrategias posibles para alcanzar objetivos que dinamiten la estructura vertical, lo que más ruido genere sean las voces del surtido ultraconservador que se erigen como baluartes del privilegio.

Es interesante vincular la idea de espacio social y distribución (vertical, en este caso) con los sustantivos abstractos que este sector monopoliza y retuerce (como la “nación” o el binomio “normal/anormal” cuando se habla, por ejemplo, de modelos de familia o afectos reconocibles, de educación sexual, de migración o de ciudadanía). Lo vertical se defiende como una estructura espacial inconquistable, infranqueable; incorruptible por ese resto social que pretende con sus estrategias de escalada conquistar los privilegios de la cima. Pero, ¿por qué tiene que haber precisamente una cima, y por qué se ataca todo intento de imaginar otros posibles? Lee el resto de la entrada »

18D: Reivindicando el derecho a migrar

Por Alfredo Pazmiño (@alfredo_pazmino), activista LGTB, VIH positivo y migrante

#DiaInternacionalDeMigrante

Foto: Jeanne Menjoulet

Conmemoramos el Día Internacional del/de la migrante reivindicando a millones de personas en el mundo que tenemos derecho a salir de nuestros países, tomando las decisiones de hacerlo o siendo empujados por la vulneración de los derechos humanos sufridos en nuestros territorios. Según las Naciones Unidas, solo en 2017, alrededor de 258 millones de personas migraron en el mundo una cifra que duplica a la registrada a inicios de siglo.

Migrar no es tener espíritu a venturero, como nos lo dijo una ministra en la legislatura pasada, hacerlo implica un profundo proceso de toma de decisiones que muchos de nosotros hemos experimentado en primera persona, ya que hay historias de vida además de datos cuantitativos. Detrás de cada tramitación de pasaporte, de cada puesto fronterizo, de cada despedida de los nuestros, etc. hay una mochila cargada de ilusiones, sueños y, por qué no decirlo, de miedos, rechazos y formas de ver la vida de distinta manera. Las migraciones en el siglo XXI están marcando tendencia y tristemente lo seguirán haciendo empujados por los radicalismos anti-migraciones que crecen actualmente. Ante esta oleada de intolerancia migrante, resistencia. Lee el resto de la entrada »

La comunidad LGBTI de Uganda resiste a pesar de las redadas y los crímenes de odio

Por Aimar Rubio

Foto: Rachel Adams (EFE)

“No pararemos hasta lograr la igualdad”, estas fueron las palabras pronunciadas el pasado 11 de diciembre por Frank Mugisha, actual responsable de la ONGD con base en Kampala Sexual Minorities Uganda (SMUG), antes de recoger el Premio René Cassin que anualmente concede el Gobierno Vasco a personas y organizaciones vinculadas a la defensa de los Derechos Humanos en el mundo. Frank recogió el galardón acompañado por Diane Bakuraira, también parte integrante de este colectivo que lucha día a día por los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) en Uganda.

La organización galardonada lleva trabajando desde marzo de 2004 en un país que ha sido paradigmático en la articulación de la homofobia de Estado y criminalización de la diversidad sexual. Actualmente SMUG se compone de una red de 18 organizaciones, que valientemente plantan cara a la homofobia y transfobia que instigan líderes políticos, medios de comunicación y voces fundamentalistas religiosas. Lee el resto de la entrada »

¿Pueden ser los gais racistas?

Por Andrea Puggelli, (@aikkomad1), activista LGBTIQ 

Foto de 20 Minutos

Mi respuesta es sí. Ser parte de una minoría no nos preserva de la posibilidad de ser irracionales.

Segun la investigación realizada por la revista “The Fact Side” y lejos de querer generalizar, parece que ser que ser hombre homosexual o bisexual y sobre todo blanco puede ir asociado a una dosis de racismo cada vez más alta. Lee el resto de la entrada »

Una Convención en el s. XXI para proteger la diversidad

Por la Secretaría Internacional de Podemos (@podemosinter)

Foto: EFE

Las personas lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales no cuentan con un cuerpo normativo de derechos humanos propio, similar al de la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación racial (CEDR, 1965) o la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres (CEDEAW, 1979). Pese a que se han dado pasos importantes en esta línea, en pleno siglo XXI aún no contamos con una Convención que prohíba las discriminaciones y violaciones específicas a las que permanecen sujetas las personas LGTBI.

Urge dar un paso adelante, y por eso estamos orgullosos y orgullosas de que se haya aprobado en la Comisión de Exteriores del Congreso —con la única abstención de Unión del Pueblo Navarro, 35 votos a favor y 1 en contra— una de nuestras reivindicaciones clave de la última campaña electoral del 26-J: que España lidere los trabajos para formular y acordar una Convención Internacional sobre la aplicación de las normas relativas a los Derechos Humanos en relación con la orientación sexual e identidad de género basada en los Principios de Yogyakarta de 2006. Lee el resto de la entrada »