Entradas etiquetadas como ‘Nóvaya Gazeta’

Hace tres años, en Chechenia se hizo el infierno

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Russian Embassy en Berlin – Foto de Askold Kurov

La noticia llegó como llegan las pesadillas: en forma de susurros que van tomando cuerpo paulatinamente hasta que, de repente, nos encontramos frente a frente con el rostro mismo de nuestros demonios. Digamos que aquel horror empezó el primero de abril de 2017, aunque en realidad para entonces ya muchos habían perdido la esperanza en Chechenia. Fue ese día, hace exactamente tres años, cuando el mundo escuchó por primera vez esa pavorosa historia que recogían las páginas del periódico moscovita Novaya Gazeta.

Campos de concentración para gais en una pequeña república caucásica de la Federación Rusa. Se estima que al menos un centenar de hombres presuntamente homosexuales o bisexuales fueron perseguidos, detenidos y torturados por su orientación sexual. Por las autoridades chechenas. Más adelante se demostró que también la purga también había alcanzado a mujeres lesbianas y bisexuales.

El pasado dos de marzo, el icónico Kino International de Berlín tenía planeado proyectar la película ganadora del Premio Teddy, el galardón para las películas de temática LGBTI que se entrega en el marco del festival de cine de la capital de Alemania, la Berlinale. O, mejor dicho, de la categoría de mejor largometraje de ficción. El público acudió, en concreto, a ver Futur Drei (traducida al inglés como No Hard Feelings), una aclamada historia de amor entre un alemán de iraníes y un refugiado recién llegado de Irán. Lee el resto de la entrada »

“Ahora no hay salvación”: la población gay chechena necesita protección urgente

Por John Dalhuisen, director de Amnesty International para Europa

Amnistía Internacional y la FELGTB, en el marco de un día de acción global sobre la situación de las personas gais en Chechenia, han entregado cerca de 25.000 firmas en la embajada de la Federación Rusa en Madrid para exigir que se invesiguen estas denuncias y se garantice la seguridad de todas las personas que puedan correr peligro en Chechenia debido a su orientación sexual.

Hace dos meses que empezaron a aparecer en el diario independiente ruso Novaya Gazeta noticias de que las autoridades chechenas están deteniendo, torturando e incluso matando a hombres gais en el marco de una indignante campaña destinada a hacer una purga de personas con “orientación sexual, distinta a la tradicional”.

Para el resto del mundo la noticia fue impactante. Para la población gay perseguida de Chechenia, los últimos acontecimientos son una aterradora escalada de la arraigada homofobia social que han conocido toda su vida. Lo que es nuevo es el enfoque, escalofriantemente sistemático.

“Antes la homofobia se manifestaba en distintos incidentes”, dijo a Amnistía Internacional Akhmad*, que vive ahora en la clandestinidad. “Pero ahora no hay salvación: esta es una persecución que viene de las autoridades.”

Cuesta imaginar la soledad de ser gay en Chechenia. Ya es malo que, oficialmente, no existan en absoluto. Las reiteradas afirmaciones de las autoridades de que no hay personas gays en Chechenia las condenan a una vida de invisibilidad, en la que pueden pisotear sus derechos con total impunidad. Lee el resto de la entrada »

El triángulo rosa checheno y la fortaleza europea

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Foto: EFE

Los detalles de la escalofriante noticia empezaron a llegar con cuentagotas. Detenciones masivas. Torturas. Indicios de asesinatos. En un mundo de viralidades y noticias replicadas, parecía difícil contrastar tales informaciones. De repente, la voz de alarma de algunas ONG y los testimonios en primera persona recogidos por los diarios internacionales más aventurados precipitaron que la prensa de Madrid y Barcelona recogiese con amplitud el horror que llevábamos días presagiando: Chechenia tiene campos de concentración para hombres homosexuales.

Los relatos de las persecuciones, las torturas y los asesinatos, de los cuales el periódico ruso independiente Nóvaya Gazeta afirma tener pruebas incuestionables, son desoladores. La campaña de acoso y caza de hombres gais por parte de las autoridades, según la narración de víctimas y organizaciones locales, se une a un elemento incluso más estremecedor: la posible colaboración de las propias familias de estas personas objeto de la homofobia social e institucional. “No tengo ni la menor duda de que mis propios familiares planeaban asesinarme”, contó uno de estos hombres al diario británico The Guardian. Como probablemente sea el caso de otros muchos miembros del colectivo LGTBI checheno, que aparentemente están siendo evacuados gracias al trabajo de grupos locales, su esperanza ahora es el asilo en algún país europeo. Pero esto último no es en ningún caso sencillo, dado que aparentemente las nuevas tecnologías están siendo utilizadas para violar su intimidad y vigilar sus movimientos. Lee el resto de la entrada »