Entradas etiquetadas como ‘Polonia’

Cómo el ataque a los derechos LGBT+ dañará la salud pública

Fernando Alvaro. Periodista Independiente

 

La votación del nuevo proyecto de ley del partido Fidesz, prevista para el 15 de junio en el parlamento húngaro, pone en peligro la salud pública y el futuro de jóvenes húngaros. Disfrazada de legislación que “protege a los menores”, esta ley en realidad prohibirá cualquier discusión sobre la identidad de género y la orientación sexual, haciendo ilegal cualquier contenido que “promueva” o “retrata” la diversidad u orientación de género, y que pueda tener consecuencias catastróficas en diversas áreas de la sociedad.

Protegiendo a los jóvenes … ¿o propaganda?

Si, como lo representa esta nueva encuesta, Budapest es la ciudad que se siente más europea de todas en el viejo continente, esta ley es un golpe bajo para los ciudadanos y sus voluntades. El martes 15 de junio de 2021, el partido de gobierno de Orban, Fidesz, propondrá una nueva ley “anti pedofilia”. Este proyecto de ley, sin embargo, además de censurar los productos pornográficos para menores, también quiere censurar cualquier situación y producto que “promueva la sexualidad para sus propios fines, promueva el cambio de género o promueva la homosexualidad hacia los menores”.

“El proyecto de ley contra la pedofilia introduce sanciones contra los profesionales e instituciones que lo violen, amenazando la libertad del derecho a la educación y el derecho a la salud. Además, es muy probable que esta ley contribuya a la violencia y otras formas de acoso de los jóvenes en la comunidad LGBT, en contra de los derechos y libertades que toda persona debería tener “. escribe Human Rights Watch.

No es la primera vez que el gobierno de Orban ataca a una minoría: solo el año pasado, Dòra Dúró, vicepresidenta del movimiento ultraderechista húngaro “Our Homeland”, rompió públicamente algunas páginas de un libro infantil llamado “Wonderland is for Everyone ”, en el que las historias tradicionales húngaras se reescriben para incluir a personas de las comunidades romaní y LGBT+, calificándola de“ propaganda homosexual ”. El gobierno húngaro ordenó entonces que se imprimiera un descargo de responsabilidad al principio del libro, que dice: “comportamiento inconsistente con los géneros tradicionales de juegos de rol”.

Una pregunta europea

En 2018, el Parlamento Europeo decidió tomar medidas contra las autoridades húngaras y polacas, votando por mayoría para sancionar a los dos gobiernos por presuntas violaciones de los valores fundamentales de la Unión Europea, incluida la discriminación contra minorías y migrantes. Ambos gobiernos insisten en que no han violado los valores de la Unión Europea, pero ante leyes como la que próximamente se votará en el parlamento húngaro, es difícil creer en sus afirmaciones.

En Polonia, el ministro de Educación, Przemyslaw Czarnek, famoso por sus comentarios misóginos y homofóbicos (como definir a las personas LGBT+ como “personas no normales” y mujeres “llamadas por Dios” para procrear y pensar primero en la familia, luego en la carrera), es implementar un cambio completo en el sistema educativo polaco.

Recientemente, ha promulgado una legislación en la que el director decidirá si las organizaciones externas en las escuelas son apropiadas, a pesar de los deseos de los padres de los alumnos. Legislación que recuerda el papel que tuvo la política en los gobiernos de régimen, en el que el gobierno dictaba cómo educar a los jóvenes, a través de la propaganda en las escuelas y escondiéndose detrás de excusas como la religión y los roles “tradicionales”.

La historia de Kyler Prescott

Un claro ejemplo de cómo esta ley dañará a la comunidad LGBT+ húngara, especialmente a los más jóvenes, es el del estadounidense Kyler Prescott, de catorce años.

Kyler fue constantemente intimidado por sus compañeros porque recientemente había “declarado” como transgénero, por lo que su madre decidió acompañarlo al hospital con la esperanza de que pudieran ayudarlo con sus tendencias de autolesión y pensamientos de suicidio que sufría.

El personal del hospital, sin embargo, se refirió a Kyler con su género de nacimiento, el femenino, y no con el que se identificó, es decir, el masculino. Además, fue dado de alta del hospital antes de lo esperado, sin haber recibido el tratamiento adecuado. Trágicamente, Kyler se quitó la vida unos meses después.

Una ventana al futuro de Hungría: Rusia

Si la muerte de Kyler no fuera suficiente, lo que sucede en Rusia podría ser una ventana para ver el impacto que tiene tal regla en la sociedad, y que podría depender de los jóvenes húngaros si se aprueba.

En 2013 el gobierno ruso introdujo la “ley anti-gay”: la ley es particularmente similar a la que será votada por el parlamento húngaro, siempre con la excusa de “proteger” a los menores, el gobierno ruso ha decidido que este último no pueden exponerse a la homosexualidad, para no convertirla en la “norma”. Como se informa en el informe de Human Rights Watch, esta ley no ha hecho más que aislar aún más a los jóvenes de la comunidad LGBT+ de la sociedad, tal como lo hizo Kyler.

Al igual que la ley propuesta por el partido de Orban, el gobierno ruso tiene derecho a sancionar a quienes propongan “propaganda de relaciones no tradicionales”: debido a estas multas, el gobierno ha censurado sitios web, grupos en línea que ofrecen apoyo psicológico y asesoramiento a menores de la comunidad LGBT+ y clínicas de asesoramiento psicológico.

Si el gobierno de Viktor Orban está tan obsesionado con proteger a las familias y los jóvenes, siguiendo los valores de la “libertad cristiana”, ¿por qué no protege a sus propios ciudadanos de la discriminación? Un joven húngaro, de cualquier género u orientación sexual, siempre seguirá siendo un joven húngaro.

 

 

Fernando Alvaro. Periodista Independiente

fernandoalvar2110@gmail.com

 

“Touchy #gay #propaganda” by Volgar is licensed under CC BY-SA 2.0

Polonia: Deben retirarse cargos contra tres mujeres por carteles LGBTI de la Virgen María

Todavía seguimos pendiente de la sentencia a este juicio

Elżbieta Podleśna via su página de Facebook

Amnistía Internacional se suma a destacadas organizaciones de derechos humanos para pedir a las autoridades polacas que retiren los cargos —que acarrean hasta dos años de prisión— contra tres mujeres por publicar carteles donde aparecía la Virgen María con un halo de colores de la bandera arcoíris del movimiento LGBTI, con antelación al comienzo de su juicio este miércoles.

En todo el mundo, más de 140.000 personas se han sumado a una campaña internacional para pedir a la Fiscalía General que retire los cargos contra las tres defensoras de derechos humanos —Elżbieta, Anna y Joanna— procesadas por “ofender creencias religiosas”.

“Dada la falta absoluta de pruebas de delito, está claro que se juzga a estas tres mujeres por su activismo pacífico”, ha manifestado Catrinel Motoc, directora de campañas de Amnistía Internacional sobre Europa.

“Crear, tener o distribuir carteles como los que retratan a la Virgen María con los colores del arcoíris está protegido por el derecho a la libertad de expresión y no debería ser delito. Deben retirarse los cargos contra Elżbieta, Anna y Joanna, y las autoridades polacas deben reformar la legislación sobre el derecho a la libertad de expresión para ponerla en consonancia con las normas internacionales de derechos humanos.”

En una declaración conjunta, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, ILGA-Europa, Freemuse, Front Line Defenders y Campaña contra la Homofobia piden a la Fiscalía General que retire los cargos y garantice que estas mujeres pueden llevar a cabo su labor de defensa de los derechos humanos sin sufrir acoso ni represalias a manos de las autoridades.

Bandera LGTBI oculta o cómo trollear a la ultraderecha polaca

Por Marta Márquez (@marta_lakme) escritora y presidenta de Galehi, asociación de familias LGTBI

Diputadas polacas crean la bandera del arcoiris con su ropa en protesta a la homofobia del presidente

La ultraderecha está ganando posiciones en el mundo y eso, ya por sí mismo, debería servirnos como punto de partida y reflexión. Este tema es algo que surge en mis pensamientos de manera recurrente y no tengo claro si el ser humano es así de rastrero por naturaleza o hemos ido mejorando y la selección natural está un poco despistadilla. De cualquier forma, la maldad humana no deja de sorprenderme y me voy a amparar en la misma libertad de expresión a la que se agarran algunas personas que me consideran ciudadana de segunda, que comparan mi sexualidad con la pedofilia, quienes consideran que soy una depravada por querer enseñar en los centros educativos que existen distintas formas de amar, ser y estar en el mundo, para decir que yo considero que el gran mal de la humanidad –o uno de los grandes males– son las religiones.

Las religiones que, por norma general, tratan de decirle a sus fieles qué deben pensar y cómo deben actuar en vez de darles información –cada cual la suya– y animar a decidir si les convence o no. ¿Pero a quién le va a convencer que una mujer sea menos que un hombre? ¿Qué se lapide a alguien por no pensar como tú? ¿Qué se le corte la mano a alguien por robar? ¿O que alguien no pueda amar a otro alguien? No creo que nadie a quien se le haya educado en la libertad de pensamiento pueda desear el mal a alguien, o sí; solo hay que meterse en Twitter. Y es que acatar las religiones de forma literal deja un mundo lleno de fundamentalistas que creen que el planeta no ha avanzando en 2000 años, y más, y lo peor, que no debe avanzar. Que la moral y costumbres de hace más de veinte siglos es la que debe reinar y que solo su verdad es la Verdad. Si Dios creó este mundo hace nosécuantos millones de años, ¿por qué esperó tanto para mandar a su hijo a salvarnos de todo mal? En fin, idas de olla mías. Lee el resto de la entrada »

Elecciones en Polonia: la cruzada del populismo conservador ultracatólico contra el Arcoiris

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Foto: EFE/ Darek Delmanowicz

Que el cuerpo es el primer campo de batalla de la política lo sabe, consciente o inconscientemente, cualquier persona que haya forcejeado desde pequeña con los grilletes de la norma binaria y heterosexual. Hoy, domingo 15 de octubre, Polonia celebra unas elecciones generales en las que esta lucha por la soberanía sobre la identidad y el deseo no solo se ha hecho evidente, sino que se ha convertido en uno de los asuntos centrales de la disputa por los escaños parlamentarios. Y por los derechos humanos que estos podrían hacer peligrar.

Las encuestas apuntan a que el gobernante Ley y Justicia (PiS, por sus siglas en polaco), uno de los mayores exponentes del populismo conservador ultracatólico de Europa, volverá a ganar los comicios, aunque podrían perder la mayoría que ha pavimentado alguna de sus políticas más retrógradas. La clave, dicen los analistas, estará en la participación, que determinará cuánto margen de actuación tienen los conservadores para seguir jugando a misas y banderas a costa de los derechos fundamentales de la ciudadanía.

Lee el resto de la entrada »

El #MeToo de las personas LGBT en Polonia

Por Mikołaj Czerwiński,coordinador de Igualdad de Trato en Amnistía Internacional Polonia

Foto: EFE/Adam Guz

Hace diez días, cuando me acerqué a la plaza principal en la que iba a dar comienzo el primer desfile del Orgullo LGBTI en la historia de Białystok, me encontré con una escena caótica.

Miles de personas enfurecidas se enfrentaban a quienes participaban en el desfile, gritando insultos homófobos y lanzando golpes con puños, botas y astas de bandera.

Vi cómo un joven era arrojado al suelo a patadas por unos cabezas rapadas, y cómo una mujer era empujada a la calzada. Una joven madre pasó corriendo a mi lado con su niño, y a un muchacho a quien le sangraba el labio le arrancaron su bandera arcoiris de las manos y le prendieron fuego. La policía se limitó a quedarse a un lado y mirar. Lee el resto de la entrada »

Una Presidencia rumana homófoba en la UE no borrará los colores del arcoíris de Europa

Por Enrique Anarte (@enriqueanarte)

Sede del Consejo de la Unión Europea

Por primera vez desde que se unió al bloque comunitario, el 1 de enero de 2007, Rumanía asumirá el próximo 1 de enero la Presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea. Como de costumbre, se habla de los desafíos que afrontará el club en los seis meses en los que Bucarest será algo así como su segunda capital. Esta vez, sin embargo, para muchos de estos grandes rompecabezas del proyecto europeo es difícil, por no decir imposible, encontrar precedentes de una magnitud semejante: pensemos en la salida de Reino Unido, prevista para el 29 de marzo de 2019; o en las amenazas para el Estado de derecho en Hungría y Polonia, ambos miembros en una etapa más que tensa de sus relaciones con Bruselas.

La propia Rumanía está en el punto de mira de las instituciones comunitarias por su escasez de compromiso –por decirlo de una manera suave– en los ámbitos de la lucha contra la corrupción y la independencia judicial. En noviembre, la Comisión Europea publicó un informe en el que castigaba duramente los “retrocesos” de Bucarest, que hasta ahora había recibido evaluaciones generalmente positivas. En el centro de la polémica están unas leyes de reforma del sistema judicial que, a juicio de las instituciones comunitarias, amenazan con revertir diez años de progresos. Lee el resto de la entrada »

La patologización de las identidades trans: la transfobia sigue matando

                             Por Isidro García Nieto, trabajador social y sexólogo especialista en la intervención con personas trans y LGBIQ+ y sus familias.

Foto: Rose Morelli

Hace unos días y coincidiendo con el Día Internacional de la salud mental, Transgender Europe ha publicado un estudio titulado “Sobrediagnosticadas e infra atendidas. Atención sanitaria de las personas en Georgia, Polonia, Serbia, España y Suecia. Estudio sobre la salud trans.”. Una investigación de la que tengo el honor de ser uno de los autores, y que ha llevado a cabo la Federación Europea de entidades trans Transgender Europe (TGEU) junto a otras entidades colaboradoras de los países participantes.

Esta investigación nos ofrece datos alarmantes sobre las dificultades y trato discriminatorio que las personas trans sufren actualmente en los entornos de atención sanitaria. Lee el resto de la entrada »