1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Entradas etiquetadas como ‘Diversidad Afectiva Sexual’

Todo por el colectivo LGTBI, pero sin el colectivo LGTBI

Por Loren González, Secretario de Organización de FELGTB (@loren_gonza)

En los tiempos del bienquedar en los que vivimos, parece que parte de nuestra clase política se cree que abanderar la igualdad y la diversidad del colectivo LGTBI es llevar una pulsera con los colores arcoíris, vestirse con alguna camiseta reivindicando derechos trans, portar una funda para el móvil con los colores de la bandera bisexual o ¡incluso! tocar la pancarta en las diferentes manifestaciones del Orgullo que se conmemoran en todo el territorio estatal. Otra clase política, a la que yo voy a llamar ilustrada, cree que enarbola los derechos de la minoría mayoritaria LGTBI cuando se decide a crear normas integrales, orientaciones educativas, instrucciones sanitarias o incluso leyes y lo hace al más puro estilo Tout pour le peuple, rien par le peuple, o lo que es lo mismo, sin tan siquiera consultar a las personas que serán las beneficiarias de sus políticas de igualdad y diversidad.

Diputadas responsables de la negociación de la Ley de Igualdad LGTBI, os lo digo directamente, para trabajar la diversidad afectivo-sexual, familiar y de género hay que colocarse unas gafas arcoíris (en primer lugar) al lado de unas moradas que nos permitan ver el patriarcado y al lado (también) de unas transparentes que nos hagan ver las diferencias étnicas y al lado de otras que nos permitan ver los privilegios de los que gozamos las personas no discapacitadas… En definitiva, para trabajar las diversidades hay que ver las diversidades porque sólo viendo nuestras ricas diferencias veremos las discriminaciones de las que somos víctimas y aquellas de las que somos parte opresora. Lee el resto de la entrada »

Con voz propia, llena de ingenio y humor: L.S.B, Ana ¡El Lesbicomic!

Por Nieves Gascón, (@nigasniluznina)

El 21 de septiembre asistimos a una presentación y encuentro literario, en la sede de la asociación COGAM. Confieso que era la primera vez que acudía a este local en pleno centro de Madrid. Estupenda localización y edificación con solera, de despejados techos altos y un salón en la planta baja de ladrillo visto y arcadas, al que llegué con la expectativa de asistir a un acto que como la mayoría de encuentros, diera a conocer novedades editoriales con la presentación de escritores y escritoras, ilustradores ó ilustradoras, editores ó editoras, en un “cara a cara” con el público y sin filtros mediáticos.

Mi sorpresa fue que Teresa Castro Gutiérrez, autora de Ana López Suárez Burgos Coma es L.S.B, Ana ¡El Lesbicomic!,edición 2018 bilingüe (castellano, euskera) de GehituMg Mugen Gainetik hizo una presentación muy completa, describiendo todo el proceso creativo y la “postproducción” de su obra, con una fórmula inicial de financiación muy parecida al más que necesario y actual crowfounding.

La autora y activista de la asociación Gehitu, de defensa de los derechos LGTBI en País Vasco, ya colaboraba desde 2013 con sus tiras de cómic para la revista de esta asociación, Gehitu Magazine, publicación con fines divulgativos para formación, información y sensibilización sobre diversidad afectivosexual y de género, de la que también recomendamos especialmente el nº 101 y monográfico Viñetas con Orgullo, que coordina la autora. Lee el resto de la entrada »

Enfrentar orgullos, dividir dignidades

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Foto de Francisco Ruano del Pride 2017

Está en las calles: el mes de junio es el mes de la Diversidad, del Orgullo; traducción imperfecta del termino anglosajón Pride y que ha generado más de una conversación homófoba que partía de la ridícula premisa de que era inconcebible sentirse orgulloso de ser gay, lesbiana, bisexual o trans. Pero, dejemos esto para otro día.

Tras 25 colaboraciones en este medio (por cierto, primer y único medio de comunicación de carácter nacional con una sección LGTBI permanente) siento la necesidad de escribir en primera persona. Y allá voy, para bien o para mal.

Escribía una líneas más arriba que el mes de junio se ganado a pulso ser el mes de el Orgullo, el tiempo de visibilizar la realidad LGTBI. A pesar de eso, el espíritu de sororidad de los colectivos de personas LGBTI se ha roto hace tiempo y hay quienes se empeñan en ser los dueños del activismo (por cierto, el activismo es la forma mas avanzada socialmente del voluntariado social, una acción personal de lucha por el colectivo que dura 24 horas cada día y que absorbe las energías, el tiempo y el capital hasta niveles de entrega inimaginables en otros sectores sociales). Lee el resto de la entrada »

#Orgullo2018: de voluntariado a activismo

Por Loren González (@loren_gonza), Secretaría de Organización de la FELGTB

Foto de Agustín Millan (Flickr FELGTB)

Veinte años de voluntariado social no son nada. Y no lo son porque el voluntariado del que hablo no es prestacional ni es aquel que cubre las carencias que deberían ser propias de los Estados o los Gobiernos. El voluntariado del que yo hablo es el activismo social, es aquel que trasciende lo meramente individual y lo convierte en algo personal y político y te convierte en una pieza más que permite establecer unas condiciones que trascienden toda tu persona.

El voluntariado del que yo hablo es ése que de repente te hace sentir que pasas a ser parte de una maquinaria de conquista, protección y defensa de derechos. Y dentro de ese voluntariado social, el activismo LGTBI cobra una especial relevancia en tanto que eres una pieza más del engranaje del movimiento en defensa de los derechos de la diversidad sexual, familiar y de género y por lo tanto sientes que estás siendo garante real de la causa LGTBI, que de verdad tu aportación importa. Lee el resto de la entrada »

Los Obispos del Sur contra la Ley Andaluza LGBTI que se aprobó unánimemente

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Miembros de la Asamblea de los Obispos del Sur

La Asamblea de los Obispos de Sur tiene miedo. La Asamblea de los Obispos del Sur sabe que el futuro, la razón y la democracia no están de su parte y por eso son capaces de redactar una nota dirigida no solo “al pueblo cristiano”, sino a “todos los ciudadanos”, denostando, mancillando y no respetando la voluntad del pueblo andaluz que, a través, de sus representantes en el Parlamento autonómico aprobó el pasado 19 de diciembre la Ley para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares en Andalucía.

Si se dirigieran únicamente a sus seguidores sería un asunto interno, pero dirigen sus palabras al conjunto de la ciudadanía (porque, señores Obispos y Arzobispos, además de ciudadanos hay ciudadanas y así quieren ser nombradas), con lo cual, desde ese puesto en la sociedad, es pertinente una respuesta.

Debe esta Asamblea estar estupefacta porque todos los grupos parlamentarios hayan apoyado sin fisuras tan necesaria norma: desde Podemos, pasando por Izquierda Unida, PSOE, y Ciudadanos, hasta llegar al Partido Popular. Unanimidad en el Hospital de las Cinco Llagas, sonrisas de diputadas y diputados, fotos con el activismo andaluz, satisfacción generalizara.

Habrán estimado estos señores que una realidad sideral se apoderó el pasado mes diciembre de la desacralizada iglesia del antiguo hospital de La Sangre, porque quienes allí estaban (muchas y muchos de ellos seguidores de la fe que ellos representan) se marcaron un baile a favor de la diversidad, la igualdad y la equidad a la que no solo no les invitaron, sino del que no saben un solo paso.

Los señores Juan José Asenjo Pelegrina, Rafael Zorzona Boy, Francisco Cases Andreu, Demetrio Fernández González, José Vilaplana Blasco, José Mazuelos Pérez, Bernardo Álvarez Afonso, Santiago Gómez Sierra, Francisco Javier Martínez Fernández, Adolfo González Montes, José Manuel Lorca Planes, Ginés García Beltrán, Amadeo Rodríguez Magro y Jesús Catalá Ibáñez utilizan en más de una ocasión el término “ideología de género” cuyo origen y significado tan acertadamente desentrañó Andrea Puggelli hace unos días en estas páginas. Leánlo, es una delicia y muy clarificador.

Emplean en este escrito las palabras matrimonio y familia de manera reiterada. Y lo hacen con frases como “la vida matrimonial y familiar sólida, permanente en el tiempo, compuesta por un padre, una madre y unos hijos”. Ya teníamos asumido, en contra de lo dictado en nuestra Constitución y en el ordenamiento jurídico español, que no contemplaban como tal el matrimonio entre personas del mismo sexo; pero, atención, según se deduce de esta frase quedan excluidas también las personas que integren familias de progenitores separados o divorciados, las familias ensambladas o reconstituidas, las familias monoparentales, las familias sin descendencia e incluso aquellas que solo tienen un niño, una niña o un niñe. (Explicarle el uso de la vocal “e” a estos señores cuando aún no tiene asumido utilizar la vocal “a” se me antoja un ejercicio tan irreal que mejor lo dejamos para dentro de unos años).

Por tanto (aviso a navegantes), estos señores en su misiva han dejado fuera de la legitimidad familiar, como mínimo, al 66,2% de los hogares españoles. Esta capacidad de no salir a la calle y comprobar como sienten, viven y palpitan las familias de este país, es lo que acrecienta su temor y el hecho de que desde su masculinidad asexuada se otorguen la capacidad de juzgar los modos de convivencia de millones de personas de este país, obviando conceptos tan necesarios para el desarrollo armónico de una sociedad democrática como la diversidad. Eso sí, el resto, la mayoría, los demás son quienes intentan “deconstruir el cuerpo humano, el matrimonio y la familia”.

La realidad es muy tozuda señores Obispos del Sur. La riqueza cromática de las familias españolas es espectacular. Desde hace décadas conviven en perfecta armonía en las calles, en las plazas donde juegan sus hijas e hijos, y leyes como esta sólo pretenden que nadie arrebate a nadie su dignidad.

Andalucía ha conseguido dotarse una herramienta muy poderosa para proteger a las personas LGBTBI y a sus familias, así en plural, que familia no hay una, que hay tantas como ejemplos de convivencia puedan desarrollar personas adultas y menores. Y aunque inviten “a todos (…) a no permanecer pasivos” (¿no estarán ustedes instando a la rebelión ciudadana ante normas democráticas?) el pueblo andaluz, como el del resto del país, viene demostrando desde hace años una capacidad innata a la convivencia, a la aceptación de la diversidad, a mirar a los iguales desde el corazón y no desde el dogma y los prejuicios decimonónicos. Solo resta una minoría intransigente y adoctrinadora ante la que son obligadas leyes como la andaluza.

Estos señores se han otorgado a sí mismos la “responsabilidad de promover la vida de la familia”, aunque, en todo caso, lo hagan desde una visión teórica y no empírica. Y no son capaces de adivinar que las familias de este país  se promueven a sí mismas en el ejercicio diario de sus labores cotidianas de amor, responsabilidad, apego y crianza. Y lo hacen de manera libre, esencial, porque les nace de sus entrañas, de lo más íntimo.

No intenten ustedes ponerles puertas al campo, ya saben que no es posible. Sus cantos de sirena caen día a día en el olvido porque han perdido la perspectiva de la cotidianeidad porque no han visitado alguno de los miles de colegios donde las niñas y los niños juegan y conviven en los patios de recreo sin darle importancia a si tienen una papa y una mamá, dos papas, dos mamas, una sola mamá o papa… o ninguna de estas figuras.

Los señores Obispos del Sur tienen miedo, y mucho, cuando afirman que esta Ley “promueve el totalitarismo del pensamiento único”.

¡Que necesario es un curso rápido, básico y gratuito de los principios fundamentales de los estados democráticos!

‘Trans’ otra vez serás la palabra del año

La Fundeu acaba de elegir como palabra del año “aporofobia” reconociendo con ello una realidad preocupante que debe ser erradicada. Desde 1 de cada 10 nos congratulamos. Trans era otra de las palabras finalistas este año, y por eso le hemos  pedido este texto a  Carolina Laferre (@TSM_es), de Trans·socialmedia – Identidades 3.0

2017 ha vivido momentos, grandes y pequeños, que han marcado las vidas de las personas trans dentro y fuera de la comunidad LGBTI. Algunos campus universitarios han crecido en conocimiento y acercamiento al colectivo, con la proliferación de grupos, asociaciones y eventos de apoyo trans. El cine comercial aborda la temática (aunque con guiones no muy bien enfocados en algunos casos, aunque se agradece la intención) y poco a poco se va sintiendo en la calle la defensa los derechos de las personas transgénero a la vez que se están iniciando medidas en institutos de educación secundaria y hasta en lugares de trabajo, para garantizar una verdadera inclusión y diversidad, y que han adoptado normas de conducta y buena maneras, desarrollando protocolos de actuación con respecto al colectivo para abordar la discriminación homotransfóbica en el entorno escolar y laboral. Lee el resto de la entrada »

La verdadera ideología de género

Por Saida García Casuso (@Hipatia75), de Chrysallis (Asociación de Familias de Menores Transexuales)

Últimamente se habla mucho de la ideología de género y de una conspiración (imaginaria) organizada con el fin único de adoctrinar a la infancia y la juventud mostrándoles cuestiones que parecen resultar tan descabelladas como puedan ser la riqueza de la diversidad humana o el derecho de cada persona a ser respetada tal y como es, sin presunciones y sin imposiciones externas. La alarma social ha saltado y las conversaciones se han trasladado a los lugares comunes, a las calles, los mercados y las plazas.

Sin duda es un tema que debe preocuparnos. La educación reglada es (o pretende ser) la base de toda sociedad. El pilar desde el que se transmitan los valores y conocimientos que la hagan avanzar. Lamentablemente, estamos poniendo el foco en el lugar equivocado. Ya existe todo un conjunto de conocimientos pseudocientíficos, perfectamente asentados en las aulas y en los libros de texto de nuestras criaturas. El adoctrinamiento es real y lleva muchos años enraizado en el sistema educativo, tantos como para que no nos parezca extraño que, por ejemplo, el currículum académico de una persona de dos años de edad le imponga que debe situarse, elegir, sin ápice de dudas, entre dos figuras que representan, o se supone que representan, a una niña y a un niño. Lee el resto de la entrada »

Mujeres que se quieren

Por Nieves Gascón (@nigasniluznina)


Me gustan todo tipo de manzanas menos las verdes. Soy una experta en manzanas. Aquel primer día mi madre se equivocó y me metió en la mochila una Granny…Pero no podía perder la ocasión de compartirla contigo, así que cuando la mordimos juntas, no sentí esa acidez que me daba escalofríos, sino todo lo contrario, algo muy muy dulce. 
(91,92, J.L. Mira Candel, 2012)


Marzo es el mes de las mujeres, para el que escogemos Beca y Eva dicen que se quieren, una obra de teatro y un libro de Juan Luis Mira Candel, ganadora del V Certamen Teatral Leopoldo Alas Mínguez – Festival Visible, editado por la Fundación Autor en primera edición en 2012.

Esta obra llega a nuestra estantería de diversidad de forma casual e imprescindible. Tan sólo dos personajes en escena, Beca y Eva, de diecisiete años, una pareja con una historia de amor y de relación con su entorno que trasladan al escenario, evocando diferentes momentos, tanto de su propia relación de pareja, como de la reacción de otros personajes sobre el amor entre ellas.

El inicio del relato parte en la habitación 302 de un hospital en la que están ambas protagonistas hablando de sí mismas y su futuro, con hijos o hijas, en un contexto económico y laboral poco alentador, en el que apenas aspiran a ser mileuristas o cieneuristas.

Continúa con una conversación de Beca y su padre, un hombre que ha crecido en democracia y criado por una madre de las que vivieron reivindicativamente el mayo del 68 francés, en un ambiente de lucha por la libertad, pero que no termina de entender que su hija sea lesbiana. Lee el resto de la entrada »

“Los 300”: docentes de Málaga dispuestos a trabajar por la diversidad

                               Juan Andrés Teno (@jateno_) , periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

 

Hubo unos 300 que vertieron su sangre contra el imperio persa pero en el ideario del compromiso igualitario los únicos 300 serán aquellas y aquellos que mañana trabajen por la diversidad familiar y afectivo sexual en los colegios de Málaga. Sin estar en las Termópilas la escena fue épica: 300 docentes malagueños llenando el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Educación, atentos, expectantes, abiertos de mente y agradecidos por los esfuerzos de quienes les transvasaron sus cocimientos y sus vivencias (reivindicación, dolor, angustia, respeto y esperanza en primera persona del singular). Lee el resto de la entrada »

Un Orgullo para el Mundo

Por Toño Abad (@antonioabadg), activista de Derechos Humanos y Secretario General de Diversitat Alacant

Este año 2017 se celebra en Madrid el Orgullo Mundial, o World Pride 2017, un evento que ha elegido a la capital de España para recorrer sus calles en una marcha multitudinaria. Un evento que va a poner la mirada del mundo, durante una semana de actividades, sobre nuestro país.

Desde España tenemos mucho que decirle al mundo: es posible convivir en paz respetando los derechos y la diversidad. Las personas LGTB en España tenemos mucho que celebrar: nuestros derechos, nuestros matrimonios, nuestras familias, nuestra igualdad y libertad. Pero también tenemos que aprovechar la ocasión para decirle al mundo que hay mucho que reivindicar: más derechos, más respeto, más visibilidad y más igualdad. Queda mucho por hacer. Lee el resto de la entrada »