BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Entradas etiquetadas como ‘Redes sociales’

La sexualidad de mujeres bisexuales y lesbianas bajo la influencia del heteropatriarcado

Por Irene Aterido (@ireneaml) socióloga experta en sexualidad, salud y género

(Artículo basado en la ponencia de 11 de noviembre para Extremadura Entiende, asociación de Cáceres)

Foto: Edwin Lee

 Cada individua sufre opresión u ostenta privilegios en base a su pertenencia a múltiples categorías sociales (Kimberlé Crenshaw)

Para entender la sexualidad lésbica o bisexual y su puesta en acción en las redes virtuales online tenemos que tener en cuenta un poco de historia de las sexualidades disidentes o fuera de la norma y los conceptos de “sexo”, “género”, “identidad de género”, “expresión o performance de género”, “identidades binarias y no binarias”, “orientación del deseo (afectivo-sexual)” e “identidades queer”, etc.

Algunas mujeres que se sienten atraídas por mujeres ni siquiera se definen como lesbianas ni bisexuales sino que, desde la estrategia política queer, pretenden deconstruir las identidades binarias que solo otorgan dos valores (femenino o masculino, femme o butch, por ejemplo) a las variables “género” o “expresión de género”. A esta “confusión” estratégico o pseudo-instintiva (pues la fuerza de los mandatos de género es similar a la de un instinto –más tarde examinamos la monogamia-) se unen los prejuicios sostenidos por la sociedad mayoritaria y el propio grupo social de mujeres que se relacionan afectiva o sexualmente con mujeres. Lee el resto de la entrada »

Si odiar se pone de moda, tú pierdes

Violeta Assiego (@vissibles) nos plantea una distopía…

Foto: EFE

Odiar no es un delito, y en las redes sociales ha dejado de estar mal visto. Para muchos es una nueva forma de “conversar”. Usted puede odiar todo lo que desee y expresarlo hasta ofender. Le ampara la libertad de expresión. Búsquese un avatar y un nombre ficticio que le dé seguridad. Aparente pertenecer a un grupo, cuanto más blanco, ortodoxo, normativo y feroz, mejor.

Tenga en cuenta que puede llegar a odiar hasta el infinito y más allá si insulta a feministas, musulmanes, migrantes, gitanos, defensores de DDHH, negros,.. y por supuesto, a cualquiera de los miembros del colectivo LGBT. Lee el resto de la entrada »

El Observatorio Coeducativo-Lgbti velará por la integridad del alumnado

Kika Fumero, es (junto con Carmen Ruiz Repullo y Marian Moreno Llanezauna de las tres apasionadas de las nuevas tecnologías, de los libros, los juegos y la diversión. Las tres son coeducadoras y están detrás (y en la cabecera) del  Observatorio Coeducativo-LGBTI (‪@Ob_CoeducaLgbti)


Antes de nada, agradecemos la oportunidad que nos brinda el blog 1de10 para así poder compartir un proyecto lleno de ilusión y compromiso. Queremos presentarles un proyecto que esperamos les llene de esperanza e ilusión tanto como a nosotras. Se trata de un Observatorio Coeducativo-Lgbti fundamentalmente destinado al alumnado que ya está sensibilizado y trabajando en esta línea, así como al profesorado y a las familias. Estamos plenamente convencidas de que si potenciamos sus cualidades y les damos más herramientas y formación, así como un espacio de encuentro online con personas y colectivos de otros lugares, surgirá y provocará un efecto multiplicador y expansivo en sus propios entornos educativos. Lee el resto de la entrada »

Twitter no permitirá comentarios homófobos ni transfobos en su red

Foto: Rosaura Ochoa / Flickr

Si escribes la palabra “Faggot” (‘maricón’ en inglés) en Twitter encontrarás que se ha tuiteado más de 34 millones de veces, nos dice GayStarNews. Este tipo de insulto no es más que una ínfima parte de lo que sucede a través de las redes sociales cuando algunos se proponen hacer verdadero bullying e incitar a la violencia contra las personas LGBTI parapetándose en un supuesto anonimato, pero sobretodo en la más absoluta impunidad.

Por ello, es una buena noticia que Twitter actualice sus normas de uso para prohibir que sus usuarios realicen, a través de su red social, ataques homófobos y transfobos (y entendemos que también bifobos). La nueva actualización de sus normas fue anunciada en su propio blog la semana pasada por la Directora del departamento de Confianza y Seguridad de Twitter, Megan Cristina.

La iniciativa tomada por la conocida red social -a la que han bautizado como ‘La lucha contra el abuso para proteger la libertad de expresión’– subraya que la compañía no tolerará ningún tipo de comportamiento por parte de sus usuarios que tenga como finalidad acosar, intimidar o usar el miedo para silenciar la voz de otra persona usuaria de la red. Añaden que son firmes partidarios (y alientan) la diversidad de opiniones y creencias pero que no van a permitir que nadie cruce la línea roja del abuso.

Para que no haya dudas, en sus reglas dejan claro qué entienden por comportamiento abusivo, y en concreto por: Lee el resto de la entrada »

Adolescentes que pueden usar Grindr con seguridad, mejor enseñar que prohibir

Enrique Anarte (@enriqueanarte) plantea el Tema. Esperamos que no sea la única vez que escribamos en el blog sobre el poder del uso y disfrute de algunas apps. Hoy le ha tocado el turno a Grindr.

Vigorously checking Grindr/Foto: Ross

Vigorously checking Grindr/Foto: Ross

Las apps de ligue son un chaleco salvavidas para las personas que, públicamente o en privado, desafían la norma binaria y heteropatriarcal. Pese al todavía resistente núcleo de actitudes moralistas y del más rancio esencialismo emocional (“el amor verdadero solo…”), estas aplicaciones de nuestros smartphones -al igual que en un principio lo hicieran foros y sitios web como el chat de Terra o Badoo (todavía existentes, aunque puedan sonar a años luz de distancia)- han abierto un oasis de libertad y descubrimiento de la propia persona en medio de un desierto de silencio, incomprensión e intolerancia.

La moralidad pública, aun habiendo evolucionado durante los últimos años en tolerancia y respeto por la diversidad de relaciones interpersonales, sigue reacia a considerar las nuevas formas de conexión humana surgidas gracias a (o como consecuencia de) las nuevas tecnologías con el mismo respeto. Cierto es que el peligro de convertir las relaciones humanas en un frío escaparate bajo el yugo normativizador de nuestros cuerpos que mantienen las industrias de la imagen está siempre al acecho. Pero, más allá de esta precaución, no hay muchas otras razones objetivas por las que rechazar las oportunidades que nos brinda la tecnología para explorar la diferencia; y, de paso, desbancar al establishment monógamo, patriarcal y heterosexista de su posición de privilegio en lo que a modos de vida se refiere. Lee el resto de la entrada »