Entradas etiquetadas como ‘La Veneno’

Nos gusta ser maricones

Por Ander Prol González(@AnderProlGlez) marika, periodista y sexólogo

Foto: Dagur Brynjólfsson

A día de hoy, nadie puede negar que la lucha del colectivo LGTBIQ+ supuso la creación de una contracultura existiendo, a día de hoy, numerosas obras, recopilaciones, creaciones artísticas… sobre la misma. La luz de Ocaña; personajes de la movida Madrileña; Flor de Otoño; obras como Elisa y Marcela; piezas más actuales como la serie de La Veneno

Gracias a la lucha de nuestras precedentes pudimos construir una comunidad creando así códigos culturales propios basados en nuestras vivencias. Y es que, cómo no va a existir una cultura LGTBIQ+ si la propia RAE define esta como el “conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.”

Y, de la misma manera que podemos hablar de cultura LGTBIQ+, es posible desgranar cada una de las siglas para hablar de cultura lesbiana, cultura trans* o, por ejemplo, cultura gay. Esto se debe a que el colectivo LGTBIQ+ es una comunidad compuesta por disidentes sexuales, o lo que es lo mismo, personas que no encajan en la norma cisheterosexual, lo que hace que en la misma convivan orientaciones e identidades que entre ellas encuentran diferencias pero, a su vez, similitudes. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Devenir Hulka

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

 

Tú no, tú no, tú no, tú no… tú sí.

La Veneno

She-Hulk by Michael Golden, licensed under CC BY-NC-SA 2.0

La norma nos dice tú sí y tú no, tú depende, tú con condiciones, tú no estás bien, tú te pasas, demasiado jodida, demasiado lejos, demasiado rara, yo no te creo, a ti no, tú necesitas tutela, acreditación, papeles. Tú demuéstramelo. La norma sabe que tu cuerpo no encaja, que es un error o está en el borde. La norma es un estrecho cubo de ansiedad que nos recuerda de manera constante que hay algo en nosotres que está mal. Desde el complejo más pequeño hasta la peor de las violencias, la norma nos atraviesa y determina precariedades, inseguridad y descrédito.

 La norma es el texto que traduce la lectura de nuestro cuerpo en el mapa de la convivencia. La norma es un capricho totalitario de apariencia consensuada que hace ver como capricho molesto todo lo que no encaja. La norma es un devenir que preexiste al cuerpo, una fuerza de sometimiento que se cuela y articula el modo, el lugar de aterrizaje y el comportamiento. La norma es la tensión permanente que nos exige semejanza y a la vez nos expulsa por la diferencia. La norma es la pauta que marca la distancia con el patrón original, con el modelo al que debemos obediencia. La norma es el centro y la producción de periferias. La norma demanda pertenencia y adaptación, pone condiciones, pide explicaciones y siempre sospecha de nosotres. La norma produce sujetos y subalternidades e instala un pequeño policía en cada una de sus producciones. La norma es el texto vigilante que señala cuerpos peligrosos, copias en mal estado, imperfecciones, deformidades y lejanías. Copia, copia, copia y error. No eres lo bastante hombre ni lo bastante mujer o lo eres demasiado, plumera, loca, butch, putón. Por exceso o por defecto: intruse. Lee el resto de la entrada »

Todos somos las actrices de La Veneno

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Inmediatamente después de que los Premios Ondas hayan reconocido la profesionalidad de las actrices que encarnan a Cristina Ortiz Rodríguez en la serie de televisión de Los Javis, twitter se ha llenado de contenidos tránsfobos contra este galardón, palabras estiércol en desacuerdo por que se haya dado a estas tres mujeres el premio a la mejor actriz a las que califican de hombres transfemeninos.

De maldad está el mundo lleno, ya lo sabemos quiénes en uno u otro momento de nuestras vidas hemos transitado por la marginalidad social, económica o del pensamiento cisteheropatriarcal. Pero ahora parece que arrecia, como el coronavirus, con la llegada del frio.

Aquellas que en un principio se empeñaban en establecer una diferencia inexcusable entre transexuales y transgénero, las que parecían que sólo daban el carnet de mujer a quien se sometían a una vaginoplastia, ahora arremeten contra cualquier mujer trans; quienes parecían empeñadas en bajar las bragas para comprobar si eran mujeres o no, ahora se lanzan directamente al barro y niegan sin ningún pudor la realidad de unas mujeres, que a fin de cuentas, son las mujeres más mujeres, porque son las que más están sufriendo para que se les reconozca como tal. Lee el resto de la entrada »