‘Trans’ otra vez serás la palabra del año

La Fundeu acaba de elegir como palabra del año “aporofobia” reconociendo con ello una realidad preocupante que debe ser erradicada. Desde 1 de cada 10 nos congratulamos. Trans era otra de las palabras finalistas este año, y por eso le hemos  pedido este texto a  Carolina Laferre (@TSM_es), de Trans·socialmedia – Identidades 3.0

2017 ha vivido momentos, grandes y pequeños, que han marcado las vidas de las personas trans dentro y fuera de la comunidad LGBTI. Algunos campus universitarios han crecido en conocimiento y acercamiento al colectivo, con la proliferación de grupos, asociaciones y eventos de apoyo trans. El cine comercial aborda la temática (aunque con guiones no muy bien enfocados en algunos casos, aunque se agradece la intención) y poco a poco se va sintiendo en la calle la defensa los derechos de las personas transgénero a la vez que se están iniciando medidas en institutos de educación secundaria y hasta en lugares de trabajo, para garantizar una verdadera inclusión y diversidad, y que han adoptado normas de conducta y buena maneras, desarrollando protocolos de actuación con respecto al colectivo para abordar la discriminación homotransfóbica en el entorno escolar y laboral.

Seguimos avanzando: hemos ganado batallas legales importantes este año, culminando con la aprobación en el Congreso de los Diputados de la propuesta para la despatologización de las personas trans en España (por fin, dejamos de ser consideradas enfermas mentales) entre la angustia de unas y la esperanza de otras. Los más jóvenes defienden activamente la identidad de género en su entorno más cercano, y en las redes sociales, existimos y nos visibilizamos con más protagonismo e independencia que nunca.

Para mí, explorar mi verdadero yo se ha convertido en un acto físico de desafío en una conquista personal de años de vergüenza sobre mi identidad y mi forma de decir “esto es lo que soy, esto es lo que somos: TRANS”.

La vida es TRANS y hemos cambiado, ¡claro que sí!  Y se puede cambiar… y pueden cambiar. El problema es que la gente que tiene que cambiar igual no lo hace de la misma forma que tú. Pero merece la pena intentarlo porque… merece la pena cambiar y, al contrario de lo que podía pensar hace tiempo, la gente que he conocido y a la que he llegado sin prejuicios, ha respondido positivamente y ha sido “ésta”, la satisfacción y la aceptación de los demás, lo que andaba buscando desde hace mucho tiempo atrás.

Para las personas trans, 2017 ha sido un año de victorias de alto perfil -no sin esfuerzo- y en el ejercicio de construir y comenzar a dejar huella y de demostrar, para dejar definitivamente de exigir. 2018 puede convertirse en el momento clave, nuestro tiempo, nuestro espacio y nuestro lugar… También ha habido reacciones violentas por parte de asociaciones religiosas extremistas y radicales, que nos han convertido en víctimas de campañas maliciosas y dañinas, con la culpa siempre abofeteando la palabra transgénero. Quizás con ello se haya contribuido aún más y de forma positiva a que “hayamos llegado” a ser un de las palabras de moda finalista  como palabra del año según ha publicado estos días Fundéu BBVA.

Sinceramente pienso que SER TRANS no es algo para emprender por capricho porque sea un trending topic social. No somos fenómenos. Nunca lo hemos sido. Es mucho más que un viaje emocional, físico y hasta espiritual. La transición es para cambiar significativamente tu vida y la vida de quienes te rodean. Es un camino arduo, lento y complicado, y requiere una enooooooorme capacitación personal, enooooooorme paciencia, absoluta determinación y mucha fuerza de voluntad (y algunos productos farmacéuticos, claro está).

Desnudar una vida no es algo exactamente que se cuelgue en un museo, no es algo contemporáneo, pero cuando se trata de una persona trans, parece ser que la cosa cambia. En definitiva, la palabra TRANS ha supuesto el conformarse en un año de retos cumplidos, incertidumbres que se desarraigan, la visibilidad sincera y absoluta… el sentido de la TRANSREALIDAD. Para mí ha supuesto convertirse en mi reafirmación personal a partir de mi viaje a México y Costa Rica pero, sobre todo, y lo digo en voz alta, ha sido un año de confianza y convicción y de inspiración para muchos (especialmente, nosotras). Creo, también, que para la sociedad en general.

Como va siendo habitual en mí, siempre estoy buscando nuevas formas de desafiarme a mí misma y este año no fue una excepción, en el mayor intento por superar mi zona de confort y sacudir el status quo familiar. He conocido a mucha gente que ha abrazado mi identidad de género sin complicaciones. He dejado amigos/as y buenos amigos/as al otro lado del charco que jamás hubiera pensado que iba a conocer en persona, he estado en campamentos muy “heavies”, festivales y congresos, he paseado mi voz por universidades e institutos, y gracias a ello, he ido creciendo a pasos agigantados indescriptibles dentro de un proceso de transición que sólo puedo denominar como “dulce” y feliz, hasta el momento (y espero que siga así).

Está muy claro que #VisibilizarEduca, #EducarSensibiliza y #SensibilizarHumaniza.

Yo también soy TRANS

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.