Entradas etiquetadas como ‘Rodrigo García Marina’

¿Quién teme a lo queer? – El ‘yo’ poético: deseo, orientación y otras preposiciones

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

“Preposition on the Ground” by mikecogh is licensed under CC BY-SA 2.0

¿Y si cambiamos?

Jorgette Lowenstein.

Que lo personal es político lo sabemos desde Millet y el feminismo de los 70, y que el ‘yo’ que se enuncia y reivindica la primera persona no es (no tan sólo, tan siquiera) un ‘yo’ íntimo, que también, sino un elemento revulsivo y potencialmente transformador. El ‘yo’ es siempre político, como lo es la orientación de su narrativa fronteriza, que bascula en equilibrio sobre los ejes de lo público y lo privado, sobre la Historia y el relato de vida, sobre las máscaras de la melancolía.

Preguntarnos por el ‘yo’ que escribe (un razonamiento, un texto, una columna como esta, una identidad cada día o un episodio de memoria) es tan común y habitual que no reparamos, quizá, en ello. ¿Quién soy ‘yo’ ante esta decisión, desde este momento, según esta circunstancia? A veces creo encontrarme siendo más personal que político (como hoy, y como si eso, insisto, pudiera desvincularse) y me pregunto por el ‘yo’ que se enuncia, por este ‘yo’ que escribe. Me pregunto cuál es su deseo y hacia dónde se dirige. Cómo se piensa en contexto, en la escritura, y cómo dibuja el futuro que está por escribir. ¿Qué cabe esperar a ese ‘yo’ que camina entre la memoria y la esperanza? La esperanza, nos dijo Sarah Ahmed en su, por demás no demasiado interesante, Fenomenología Queer, “la esperanza es una inversión en que las «líneas» que seguimos nos llevarán a algún lado.” Qué líneas dibuja este deseo que se convierte en fetiche, que no encaja o no se desarrolla como esperamos, que cambia, que exige más o menos atenciones, que se cae por las fisuras. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Zoon politikón

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

Imagen “Memento Mori” de Roberta Marrero (2017)

‘Partimos de la premisa materialista
porque el resultado de este sistema de ecuaciones es obvio:

sólo soy cuerpo.’

Rodrigo García Marina

El ser humano se distingue del resto de animales, nos dijo Aristóteles, únicamente por su existencia política. Somos animales cívicos, somos zoon politikón. Mamíferos conscientes del pacto social, de su existencia al menos, de sus condiciones y reglas, aunque no las hayamos leído antes de firmar. Somos bio y zoé, somos cuerpo en contexto pragmático. Somos lenguaje definido y en quiebra. Somos gramática generativa en carne y movimiento. Somos crítica y vergüenza. Somos, en definitiva, semas, somos híbrida contradicción.

Animales biopolíticos sometidos al prefijo. A lo necro, a lo xeno, a lo pos, a lo pre. Somos cuerpos en fuga epistémica, somos delito y cambio de idea. Somos derivas clínicas, sufijos fóbicos, sujetos políticos y monstruos morales. Somos la fisura del lenguaje, el hueco en el texto, el blanco en la narración. La nuda vida, desnuda y vulnerable, el cuerpo expuesto y la acción antes de la razón. La realidad que preexiste, que insiste y no se asimila. La nota pedal, la constancia incómoda. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Palabras que piensan (o fantasmas pese a todo)

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

El ser que puede ser comprendido es lenguaje

Gadamer

¿Somos capaces de resignificar? ¿Cuándo una palabra cargada de pensamiento modulador, de significado, pierde su memoria y (re)dirige su acción performativa? ¿Ocurre efectivamente alguna vez, o siempre quedará el rastro? Hay un fantasma que recorre nuestro contexto pragmático y, como lo hiciera aquel de la Europa marxista, lo encontramos hoy en (aparentemente feliz) equilibrio interpretativo. Sontag nos dijo en sus célebres diarios que “nada no es interpretado”, es decir, que no hay elemento legible que sea mera lectura, y que todo cuerpo/objeto será sometido a la interpretación, será palabra interpretada (traducida, si se prefiere) según parámetros propios, ajenos, sociales, estructurales, intuitivos, fallidos, eficaces, fugitivos quizá, contingentes en suma. Si somos cuerpos ahí, puestos en contexto y disponibles para lectura, somos palabra. Si somos palabra somos carga, pensamiento y memoria. La palabra se interpreta. La palabra es, por tanto, necesariamente errónea. Actuamos mediante significados en disputa, cuya memoria recoge el pasado, estructura el presente y orienta posibles futuros. Somos palabras en movimiento, somos fantasmas pese a todo. Lee el resto de la entrada »

¿Quién teme a lo queer? – Hablamos con Rodrigo García Marina

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

 

Una vez al mes esta columna se dedica a entrevistar a personas o colectivos, que a través de sus creaciones, desarrollos o proyectos, conforman espacios de vida para la disidencia, y generan de alguna manera el tejido de lo queer.

Escuchar cómo recita Rodrigo García Marina es adentrarse en un camino subterráneo, un terreno en el que las palabras se derriten para volver a erigirse en significantes otros. García Marina moldea el lenguaje y amolda la connotación precisa al verso, que por tan íntima se torna de pronto universal. Su escritura corrompe los márgenes formales y quiebra la lógica lingüística desde el profundo conocimiento de la misma; y aborda su contenido desde lugares tan valientes como el humor o la honesta melancolía. Se sitúa en el tránsito permanente de la exploración de posibilidades pero es ajeno al posibilismo, traza laberintos sintácticos llenos de fugas epistémicas, de salidas del propio texto; abre paso a fronteras que, quizá, están aún en tinieblas. Hablamos sobre qué es lo poético, sobre filosofía del lenguaje, herencias e implicaciones políticas. García Marina es una interpelación constante, diría que una invitación. En su perfil biográfico de Twitter, aparece una cita del xenofeminismo de Helen Hester: «Ni manos limpias ni almas bellas, ni virtud ni terror. Queremos formas superiores de corrupción». Lee el resto de la entrada »