BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘cazadores’

Los ecologistas denuncian el exterminio del lobo en Asturias

A partir de este viernes, 15 de septiembre, el Gobierno del Principado de Asturias dará carta blanca a los cazadores para realizar batidas de lobos en un tercio de su territorio, sin cupos, periodo de veda ni control científico ni de la guardería.

Así lo denuncia la asociación conservacionista WWF, cuyo secretario general en España, Juan Carlos del Olmo, ha escrito una carta al presidente del Principado, Javier Fernández, para pedirle que rectifique y paralice esta medida que los ecologistas consideran “desproporcionada, claramente ilegal, que supondría un retroceso histórico en la conservación de la naturaleza en España”. Lee el resto de la entrada »

Autorizan batidas de jabalí y corzo dentro del aeropuerto de Vitoria

© Bert de Tilly / Wikimedia Commons

AENA ha autorizado batidas de jabalíes, corzos y zorros dentro del vallado del aeropuerto de Vitoria por el riesgo para los vuelos, según informa la edición alavesa del periódico El Correo. La sorpresa es doble pues a la inusual imagen de ver a cazadores pegando tiros dentro de un recinto aeroportuario se une el que dicha actividad se justifique para unas instalaciones infrautilizadas. O quizá sea por eso.

Este aeropuerto ha sido un desastre desde sus comienzos. En noviembre de 1979 la pequeña aldea de Otaza (cuatro casas, tres familias y un discreto templo parroquial de factura barroca) fue íntegramente demolida porque se hallaba en el área de influencia del nuevo aeródromo vitoriano. Muy pronto se vio la escasa utilidad de esta infraestructura frente a los cercanos aeropuertos de Bilbao y San Sebastián. Apenas tiene vuelos de pasajeros. Su principal actividad ha quedado reducida al transporte de mercancías, además de acoger un aeroclub privado.

La novedad es que ahora el aeropuerto de Vitoria es también un facilón coto de caza. Con todo su perímetro vallado, el tiro al jabalí, al corzo o al zorro parece más sencillo que el tiro al plato. Los pobres bichos lo tienen complicado para dar con esos huecos en el recinto por donde algún día lograron entrar.

El problema de los jabalíes

Las poblaciones de jabalí están registrando una gran expansión en toda Europa debido a la falta de depredadores naturales (lobo), altas tasas de reproducción, buena disponibilidad de alimento, alta adaptabilidad, aumento de las zonas arboladas y abandono del mundo rural agroganadero. Dicha expansión está provocando importantes daños a la agricultura, ganadería, jardinería, e incide también en la seguridad vial.

La elevada población de jabalíes en España está extendiéndose por zonas cada vez más urbanas provocando serios problemas en carreteras y áreas urbanizadas. En al menos 80 ciudades ya se han hecho frecuentes, provocando destrozos de mobiliario, accidentes de tráfico e incluso ataques a personas. Pero como también señalan los grupos ecologistas, parte del problema se debe a que las urbanizaciones han invadido el hábitat natural del jabalí.

Sin ir más lejos, en los alrededores de la ciudad de Gijón los vecinos están pidiendo al Principado que autorice batidas controladas para frenar la actual superpoblación de animales. En el noroeste de la Comunidad de Madrid las batidas municipales son ya habituales.

¿Es la caza la única alternativa?

Un estudio publicado en la revista European Journal of Wildlife Research por investigadores españoles del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (UCLM-CSIC-JCCM) y del Principado de Asturias afirma que la caza es el único método fiable para controlar la explosión demográfica del jabalí.

Quirós-Fernández y colaboradores investigaron el crecimiento de las poblaciones de jabalí, el cual, y de acuerdo a una revisión publicada en 2015, aumenta un 20% cada año en Europa. Centraron su atención en la provincia de Asturias, en donde la caza es una actividad recreativa. Los investigadores analizaron los datos anuales de rendimientos cinegéticos (número de animales abatidos por terreno y año) de las reservas de caza y cotos regionales, evidenciando la capacidad que tienen los cazadores para regular las poblaciones de jabalí.

“Los cazadores contribuyen a regular el crecimiento de las poblaciones de especies problemáticas, como el jabalí”, aseguran los autores. Sin embargo, también señalan que la regulación cinegética actual, por si misma, no es capaz de controlar las poblaciones de esta especie, proponiendo que haya más cazadores y que estos sean más efectivos:

“Durante el periodo de estudio sólo la mitad del cupo de animales permitido por batida fueron cazados. Por tanto, los cazadores deberían motivarse y tratar de abatir un mayor número de animales dadas las ventajas económicas y, principalmente, ecológicas que ello conllevaría”.

Frente a esta solución drástica, municipios como el madrileño de Las Rozas capturan a los jabalíes con jaulas-trampa, que luego son sacrificados o trasladados a cotos de caza. En Cataluña se está estudiando poner en marcha una campaña de esterilización.

En el aeropuerto de Vitoria, AENA ha elegido el método tradicional del pim, pam, pum. ¿Habrán aprovechado también para revisar el vallado y que no se les cuelen más bichos dentro?

Referencia: Quirós-Fernández F, Beltran JM, Acevedo P, Gortázar C (2017). Hunters serving the ecosystem: the contribution of recreational hunting to wild boar population control, European Journal of Wildlife Research, DOI 10.1007/s10344-017-1107-4

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Celebramos (a tiros) el Día Mundial de la Educación Ambiental

Milano-real-Chinata-A-Javier-de-la-Puente-SEOBirdLife

Cada 26 de Enero celebramos el Día Mundial de la Educación Ambiental. En España esta conmemoración está tan de capa caída como la propia especialidad educativa: arrinconada, olvidada, desprestigiada. No es ni una maría, pues no existe como asignatura en la enseñanza reglada. Apenas unos talleres o campamentos para entretener a los niños y niñas. Porque hagan algo. Porque parezcamos modernillos.

Y sin embargo, qué importante debería ser. Sólo se ama lo que se conoce, y sólo con conciencia, conocimiento y sensibilidad es posible conservar y proteger nuestra casa común. Nada menos que el planeta donde vivimos, el único donde podemos vivir. Lee el resto de la entrada »

Los cazadores sueñan con volver a cazar osos en Asturias

SONY DSC

A este país le hace falta mucha pedagogía. Especialmente a los cazadores, complejo colectivo que no acaba de asimilar su nueva función social, esa que les retira de la tradicional actividad deportiva y les arroga ahora complejas funciones como supuestos gestores de la biodiversidad. Ya no cazan por placer. Lo hacen para controlar científicamente las poblaciones de animales, evitando así indeseables aumentos poblacionales, plagas, pestes, epidemias, consanguinidades y otras terribles situaciones frente a las que, según parece, la naturaleza no es capaz de hacer frente. O eso dicen sus dirigentes:

“Si el oso pardo se recupera, consideramos que tendría que estar permitida su caza”.

Así de claro y contundente se expresó el presidente de la Federación Asturiana de Caza, Valentín Morán, según recogió el periódico La Nueva España. Lo hizo durante la celebración el pasado 18 de febrero de las I Jornadas “Realidad de la actividad cinegética en Asturias. Caza y sostenibilidad”, y aunque es verdad que luego matizó sus palabras, la aclaración fue casi peor:

“No quiere esto decir que mañana mismo nos queramos poner a cazar osos en Asturias, lo que considero es que debería de tenerse en cuenta. Ninguna especie tiene que ser descartada, ya que una población elevada de plantígrados también puede ser perjudicial para los vecinos del ámbito rural”.

Más tarde, y ante la monumental repercusión creada, Morán volvió a matizar su afirmación, dejándola como un “mero marco especulativo e hipotético”. Pero la idea quedó clara.

Ahí están de nuevo nuestros salvadores. Los valientes defensores de las economías rurales. El fiel amigo de pastores y agricultores. Ahí están los cazadores entrenando en batidas de osos en Eslovenia o Rumanía. Limpiando sus rifles a la espera de que, algún día, la protección del plantígrado en España dé sus frutos (a pesar de los siempre inevitables e incontrolables furtivos) y se les pueda manejar como mejor saben, a tiro limpio, al igual que tan buenos resultados da con los lobos. ¿Qué vendrá luego? Linces, águilas imperiales, quebrantahuesos,… las añoradas piezas tradicionales de la montería.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Rebuznos y mordiscos contra (o a favor) del lobo

Donkey_catalan

© Wikimedia Commons

Ayer por la noche #LoboMarley fue tendencia nacional (trending topic) en Twitter. Tal día como hoy, hace ahora dos años, caía abatido un lobo muy especial en el Parque Nacional de Picos de Europa. Los científicos lo llamaban Marley, pues su pelaje les recordaba al del famoso icono del reggae jamaicano Bob Marley. Llevaba un emisor GPS que les permitía espiar sus movimientos durante meses.

Pero su fama no le sirvió para nada. Lo peor del caso es que no lo mataron ni unos cazadores furtivos ni un ganadero encolerizado. Lo mató personal funcionario del propio Parque Nacional, como parte de la supuesta gestión medioambiental de la especie.

Sí, lo has oído bien. Fueron los propios guardas del parque, obedeciendo lógicamente las órdenes de sus superiores, quienes acabaron con su vida. Aquellos que siguen pensando que el mejor lobo es el lobo muerto. Y que con lobos no hay paraíso.

La terrible noticia os la ofrecí puntualmente en La Crónica Verde. Pero informar no era suficiente. De la indignación de muchos conservacionistas nació hace también dos años la asociación Lobo Marley. Un grupo de defensores del lobo empeñados en lograr que el lobo sea declarado especie protegida en toda España.

En Portugal el lobo está catalogado por la legislación como Especie en Peligro de Extinción, lo cual implica el máximo grado de protección legal en todo el Estado luso ¿Cómo es posible que en España no lo esté?

Pero aquí no lo protegemos. Todo lo contrario. Tratamos de extinguirlo. Sin ir más lejos,  la Junta de Castilla y León prepara una nueva matanza. Como publicó el pasado 8 de agosto en su Boletín Oficial y denunció Lobo Marley, ha aprobado un nuevo cupo de 140 lobos a abatir hasta febrero de 2015.

Sin estudios poblaciones serios y actuales, estos cupos son pura invención, fruto exclusivo de la presión ejercida por los ganaderos, que ni tan siquiera mantienen una lógica de descaste basada en la eliminación de los ejemplares más peligrosos o enfermos.

Imposible, dirán algunos. Contra el lobo sólo se puede luchar a escopetazo limpio.

Pues no. Los ganados se pueden proteger de una manera tan sencilla como ecológica: con rebuznos y a mordiscos.

Rebuznos de burros vigilantes. Una experiencia muy positiva que, como ya os he contado en La Crónica Verde, está teniendo éxito en Galicia o la zamorana Sierra de La Culebra, y que ahora se pretende extender a Asturias, Cantabria y Castilla y León. Los asnos detectan al lobo antes que otros animales y rebuznan alertando al ganado de su presencia, con lo que los cánidos abandonan la idea de atacar y se van en busca de otras presas más sencillas.

A mordiscos. Recuperando la buena costumbre ganadera de vigilar los rebaños con perros mastines. Bien entrenados, los lobos ni se acercan. Sin vigilancia ni vallado es ponérselo demasiado fácil al depredador.

Lo último es matarlos, perseguirlos, aniquilarlos, extinguirlos. Son una joya natural, un aliado de los ecosistemas sanos. Puro paisaje.

Pero algunos políticos y ganaderos no lo ven así. Por eso rebuznan. Y nos dan mordiscos a quienes clamamos por su conservación.

No nos importa. Seguiremos aullando hasta que el lobo sea una especie protegida en toda España.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Boicot de los cazadores a Antena 3 por un programa de El Hormiguero

jara-cazadora-hormiguero--644x362

Los cazadores están preocupados porque cada vez hay menos niños cazadores. Así que se han apuntado a una peculiar educación ambiental. Convencer a la infancia de las bondades de las escopetas. Gracias a subvenciones regionales dan charlas en los colegios. E incluso promueven un curioso libro de cuentos titulado “Jara la Cazadora“, publicado por la revista cinegética Jara y Sedal dentro de su colección “La caza sin cuentos“. La versión armada y sanguinaria de “Dora la Exploradora“.

El resumen que hace de este libro la Real Federación Nacional de Caza resulta entrañable:

Jara es una niña alegre, servicial y, sobre todo, muy valiente. Allí donde la encontremos podremos vivir grandes emociones y aprender mucho de ella. Ya sea en el continente americano, donde no vacila en aventurarse por las peligrosas llanuras heladas para conseguir el alimento que su aldea necesita. En África, cuando decide ayudar a su pobre tía viuda, y no solo lo consigue, sino que además libra al poblado de la terrible amenaza de una bestia salvaje. En Asia, donde se enfrenta con valor al lobo que esquilma el rebaño de la familia. O aquí mismo, en Europa, donde nos enseña que no debemos rendirnos ante las adversidades y que, con un poco de imaginación, cosas que parecían imposibles pueden hacerse realidad.

Sin embargo, me parece mucho más certero el resumen que el pasado jueves han hecho en El Hormiguero, el popular programa de Antena 3. Pero no tanto a la Federación Andaluza de Caza, quien en representación “de todo el colectivo cinegético andaluz”, ha expresado su “profunda indignación y malestar” por lo que consideran el “tratamiento sesgado y en todo momento ofensivo” hacia los cazadores. Tanto que promueven el boicot al programa e incluso a toda la cadena televisiva “en señal de protesta contra el ataque ignorante y sin argumentos contra la caza”.

Y es que, por poner un ejemplo, el dibujo del lobo al que la niña mata con sus flechas (rectifico, lo deja “dormido para siempre”), una fiera rabiosa de mirada asesina con la pata atrapada en un terrible cepo (sistema ilegal en España), les debe parecer enternecedor y muy, muy educativo. Yo te dejo a continuación el vídeo de El Hormiguero y ya me dices si te gusta más su versión en dibujos animados o la del libro pro caza.

Foto: Antena3. Juan y Damián, dos colaboradores del programa El Hormiguero, presentan el cuento infantil “Jara la Cazadora”.

Otras entradas relacionadas:

El ahorcamiento de perros de caza llega al Congreso de los Diputados

GALGOSDe usar y tirar. De probar y, si no queda satisfecho con el resultado, lo puede usted colgar de un árbol.

Así de salvajes piensan algunos cazadores, por suerte cada vez menos. Terminada la temporada de caza, los animales poco eficientes no son merecedores de los cuidados de algunos de sus indignos dueños durante los siguientes seis meses de escopetas caídas. Y son eliminados. Muchas veces les pegan un tiro en el campo “para que no sufran”. O los abandonan a su suerte. Otras, para ahorrarse el cartucho, los ahorcan.

La tragedia de esta barbarie injustificada ha llegado por fin al Congreso de los Diputados. El diputado de IU Joan Josep Nuet i Pujals ha denunciado el maltrato y muerte de galgos que aumenta después de la temporada de caza. En este contexto ha formulado una pregunta escrita al Gobierno respecto a si tomará alguna medida concreta para impedirlo.

Nuet i Pujals, miembro de la Asociación Parlamentaria de Defensa de los Animales, ha explicado que cada vez es más frecuente que, al terminar la temporada, aparezcan “gran cantidad de galgos en estado de abandono o muertos por sus dueños“. Como cualquier persona sensible, lamenta que una vez acabada la “vida útil” de estos canes, “no sólo es la muerte y tortura de éstos, sino la manera y las condiciones de cría la que hace miserable su vida y existencia”.

Por todo ello, pregunta al Ejecutivo si piensa desarrollar alguna medida legislativa para impedir estas situaciones de maltrato animal, en concreto la sufrida por los galgos, y si exigirá medidas a los cazadores.

Mano dura. Esa es la mejor pedagogía que algunos conocen. Multas fuertes y prohibición de volver a cazar el resto de su vida.

La terrible foto que ilustra este post ha sido difundida por la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA).

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Los cazadores disparan a la dignidad de la mujer

Me juré no volver a hablar de cazadores en un tiempo, pero no hay manera. Lo último es el cartel con el que han publicitado el Salón de cazadores Venatoria, una feria de actividades y artículos de caza. Este año la edición está dedicada a la mujer, y a sus promotores no se les ha ocurrido otra gracia que  elegir como tema central a una mujer con grandes pechos mirándose en el espejo de una polvera mientras dispara distraída a un jabalí.

En el fondo y en la forma, ese dibujo recuerda el estilo más indigno de los años más duros del franquismo, la época de la Sección Femenina y de esas máximas que obligaban a la mujer a ser guapa, tonta y sumisa a su marido. Vergonzoso y humillante.

Ecologistas en Acción ha presentado una denuncia ante el Instituto de la Mujer por si pudiera tratarse de una publicidad vejatoria para la mujer, como sin duda lo es.

Como detalle 100% masculino, los promotores dejaron entrar gratis a todas las mujeres que presentaron una licencia de caza a su nombre. Igual que hacían en la discoteca de mi pueblo para atraer pagafantas y otros moscones.

No me cabe duda. La caza está muy vinculada al indefendible concepto de superioridad masculina. Por eso disfrutar matando animales es algo que cada vez tiene menos seguidores en la sociedad española, especialmente entre las mujeres. Y con campañas así sólo lograrán asustar a las pocas que aún les gusta fusilar animales.

Rectificación. He eliminado del post la información de que la feria fue inaugurada por la Infanta Doña Elena. Como ya han explicado algunos en sus comentarios, esta señora tan aficionada a la caza al final no acudió a Venatoria “por problemas de agenda”. Quien sí estuvo fue otra conocida cazadora, la Princesa de las Dos Sicilias Doña Alicia de Borbón.

Nota morbosa: si echáis un vistazo a la galería fotográfica de Venatoria veréis el trato que dan los promotores de este singular evento a la mujer, objeto de adorno junto a escopetas y todoterrenos de gran cilindrada. En vez de hacer yo los comentarios prefiero escuchar los vuestros.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Matanza de zorros con alevosía criminal

Doce zorros colgados por el cuello de doce cuerdas, de doce ramas de una misma encina. Ajusticiados. ¿Su crimen? Tan sólo existir.

La imagen ha sido realizada por Arturo Fernández, un agente andaluz del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil. Quedó tan conmocionado que decidió colgarla en una página de fotografía de la Naturaleza, Fotonatura.

Por toda explicación añadió el siguiente mensaje:

Esta foto muestra el “trabajo” de unos desalmados, que amparandose en el supuesto daño que estos animales realizaban en su ganado, realizaron la carnicería que se puede ver. ¿Quién es la mayor alimaña de este planeta?

Creo que no hace falta añadir nada más.

En mi opinión pienso que Alberto se equivoca, hace falta añadir mucho más. Como por ejemplo los nombres de estos salvajes, el pueblo donde viven, el lugar donde masacraron de una manera tan vil a estos pobres animales.

Pero Alberto pertenece a la Guardia Civil y no puede hacerlo. Lo que sí hizo, y eso le honra, fue cumplir con su obligación y denunciar a estos bestias ante el juez.

Nos quedamos con las ganas de saber la cuantía de la multa impuesta, aunque sea cual sea, sin duda habrían merecido una dura condena de cárcel que no han tenido. ¿Cuándo se incluirá el daño a los animales en el Código Penal?

Me los imagino a la vuelta de la cacería, satisfechos de haber dado un escarmiento a esas alimañas, brindando por la feliz idea de colgarlos como advertencia para el resto de los animales, ajenos a que los auténticos animales sin civilizar son ellos. Y esto ocurre en pleno siglo XXI, en plena Europa.

No cambiaremos nunca. Siento asco y vergüenza de nuestra especie.

Los cazadores piden más mano dura contra los furtivos

Los cazadores están dispuestos a acabar con el furtivismo de sus propios compañeros. Esta actividad ilegal les quita piezas y les da muy mala imagen. Si hay alguien que puede acabar con tal lacra medioambiental, no exenta de peligro para el resto de los que disfrutamos del campo, son sin duda ellos.

Resumo a continuación un interesante artículo (las negritas son mías) publicado esta semana en el periódico La Opinión de Zamora sobre el tema. Estoy completamente de acuerdo con ellos. ¿Estarán por fin cambiando las mentalidades en tan heterogéneo colectivo?

La Federación de Caza de Castilla y León expresa su malestar contra el furtivismo y se remite a la propia Ley de Caza de Castilla y León para remarcar que es cazador quien practica la caza reuniendo los requisitos legales para ello. «Los demás no son cazadores. Son matadores furtivos. Y esto no es nuevo. Se ha dicho desde siempre: «Venare non est occidere», «Cazar no es matar», y quien confunde ambos términos se equivoca».

(…)

La Federación de Caza se pregunta por los resultados. «¿Qué les pasa a estos «presuntos»?; ¿que les meten en la cárcel?; ¿que les sancionan con cifras astronómicas?; ¿que les retiran inmediatamente los permisos de armas o los documentos necesarios para la caza? Pues de todo esto nada de nada; en la mayoría de las ocasiones una multa, que a este tipo de personajes, que suelen ser o muy pudientes o insolventes, les importa un pimiento, y que además suelen estar por debajo del valor real de las especies en el mercado cinegético».

(…)

Para la Federación, «cuando se detiene al delincuente, habría que decomisarle en todos los casos todos los elementos que haya utilizado para la práctica furtiva, desde el vehículo hasta el arma, pasando por el GPS, tal y como se hace en las intervenciones por tráfico de drogas. De esta forma, tal vez a algunos no les compensaría tanto la práctica del furtivismo y además se podrían compensar en parte los daños con la subasta de los bienes incautados». Indican que «lo peor es que estos delincuentes suelen ser de sobra conocidos, tanto por las autoridades como por muchos cazadores deportivos».

(…)

Indican al respecto que «lo cierto es que los corzos se convierten estos días en presa fácil y están siendo abatidos con suma facilidad, y si no se controlan sus capturas ¿qué animal soporta una temporada de caza de 150 días?».

Para la Federación «no valen argumentos como el de que antes de que lo maten los furtivos lo cazamos nosotros. Ese no es el camino. Pero tampoco lo es el de la frustración por parte de las Autoridades y la Administración, que en su impotencia para atajar el problema del furtivismo o los envenenamientos muchas veces actúan de forma implacable contra aquellos a los que sí pueden controlar, a los sufridos contribuyentes con nómina que somos los cazadores de a pie».