BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘fuerteventura’

Viaja con los cinco sentidos a la isla de Fuerteventura

Te invito a viajar con los cinco sentidos a la isla de Fuerteventura. A catar su paisaje como los buenos viajeros, que no turistas, gustan catar como si de un buen vino se tratara.

Llegué a Fuerteventura desde Burgos como “refugiado climático” hace ya más de 20 años. Cualquiera que conozca el duro clima de esa ciudad castellana y haya estado en Canarias lo entenderá perfectamente. Son ya 20 años de disfrute en esta mi particular Ínsula Barataria.

Fuerteventura es la isla de Canarias más desértica, la más cercana a África. Apenas 100 kilómetros nos separan del desierto del Sáhara. Pero es también un increíble refugio de flora, fauna, cultura y paisaje amenazado. Por esta razón, además de estar protegido más del 43% de su territorio con 13 espacios naturales y la Red Natura 2000, toda la isla y una amplia franja de su mar circundante fue declarada por la Unesco en 2009 Reserva de la Biosfera. Y por si todo esto fuera poco, tiene las mejores playas del Atlántico, abiertas todo el año gracias a su clima maravilloso.

El secreto para su feliz degustación está en conocer esta isla a ritmo insular. Como decimos allí: Al golpito. Poco a poco. Sin prisas ni estrés. Paseándola, paladeándola, disfrutándola como se disfrutan las cosas buenas de la vida. Lee el resto de la entrada »

La tontuna de apilar piedras se hace viral

Si el número de los necios ya era infinito en tiempos de san Jerónimo (siglo IV), cuando todavía no estaba la humanidad enganchada a las redes sociales y la estupidez tardaba años en contagiarse de una ciudad a otra, resulta lógico, pero muy triste, que su número se haya disparado en estos tiempos hasta el infinito e incluso mucho más allá. Aparece un tonto, hace una gran tontería, e inmediatamente le salen cientos de miles de imitadores.

Por ejemplo, apilando piedras. En la playa escribí tu nombre (con piedras) y allí lo dejé, para que nadie lo pisara María Isabel, o Judith, o Christian, Pepe, Manolo, Cojonciano. Y te dejo la playa de Esquinzo hecha un asco como la imagen que me ha enviado, todo escandalizado, el gerente del Patronato de Turismo de Fuerteventura, y que ilustra este post. En el Parque Nacional del Teide también hice miles de montículos con las lavas imitando las apachetas de los Andes porque todo ese paisaje es muy mágico piruli, muy energético, y queda tan supermono como he visto en Instagram que lo hacen en Mallorca y en Ibiza y hasta en Normandía. Lee el resto de la entrada »

Celebra en Granada los 120 años de García Lorca y su paisaje

No se puede visitar Granada sin tributar un emocionado recuerdo a Federico García Lorca, nuestro poeta más universal. Me pasa siempre que voy a esa ciudad maravillosa, pero esta ultima vez ha sido más especial que nunca. Coincide con el 120 aniversario del nacimiento del maestro y los 100 años de su primera obra.

Es el ‘Año Lorca’ en Granada, y para celebrarlo me he ido de visita por la ciudad junto con una treintena de chicas y chicos del Coro de IES Puerto del Rosario de Fuerteventura al que, siempre intruso, pertenezco [sector puretas]. Muchos de ellos era la primera vez que salían de Canarias, que veían montañas nevadas en el horizonte o escuchaban el alocado grito de los vencejos. Su emoción era la mía.

El viaje en sí se organizó para participar en un encuentro de coros en esa ciudad andaluza, pero entre que el director me propuso hacer de guía y yo que me apunto a un bombardeo con tal de que sea cultural, allá que fuimos. Con todos ellos he hecho una ruta de poesía, arte, música, historia y naturaleza que me apetece compartir aquí. Por si os da por disfrutar algo parecido. Lee el resto de la entrada »

Botánicos salvan la vida al cabrito que se come sus especies más amenazadas

Pobre cabrito. Atrapado en el cercado, qué otra cosa podíamos hacer que salvarle la vida.

Al final se les coge manía. Ellas no tienen la culpa claro está, pero eso de que miles de cabras anden triscando sin la supervisión de sus dueños por los riscos de Fuerteventura comiéndose los últimos ejemplares de valiosas especies endémicas únicas en el mundo cuesta aceptarlo cuando eres botánico, naturalista o, sencillamente, un amante de las plantas.

Sin embargo, cuando te las encuentras desvalidas, indefensas ¿qué vas a hacer con ellas?

Esta es una historia real. La de cómo la Administración malgasta dinero en idear unos artefactos inútiles para tratar de cumplir mínimamente su obligación de preservar la biodiversidad en los espacios naturales protegidos y, en lugar de microrreservas botánicas, construye trampas que acaban tanto con la víctima como con el verdugo. Lee el resto de la entrada »

Esta foto no te gustará, pero la naturaleza es así de dura

La foto sin duda es desagradable y más de uno me va a afear el haberla publicado. Pero nos guste o no, la naturaleza es así de dura.

Muestra una escena inusual. El instante en el que un cuervo canario (Corvus corax canariensis) caza de un certero picotazo a una ardilla moruna (Atlantoxerus getulus). ¿Un cuervo cazador?

La imagen está tomada en la isla de Fuerteventura. Y desmiente la creencia que tienen muchos en Canarias de que estos córvidos son dañinos, tan solo hacen mal. Lee el resto de la entrada »

Feliz con alegrías aladas en el jardín

Dos preciosos pollitos de herrerillo canario en mi jardín.

El año pasado fueron tres, pero que este año tan seco hayan nacido dos alegrías es para celebrarlo por todo lo alto.

Qué felicidad cuando, a primera hora de la mañana, mientras preparaba el bocadillo para la excursión roquera del #Geolodía en Fuerteventura, escuché sus reclamos inconfundibles. Salí a toda velocidad al jardín, con el queso en una mano y la cámara de fotos en la otra y allí estaban, hermosos, traviesos, divertidos: dos pollos de herrerillo canario con sus padres. Lee el resto de la entrada »

El día en que canté silencio y sonó música

El coro del IES Puerto del Rosario interpretando a John Cage.

Formo parte de un coro escolar, el del instituto de mis hijos en Fuerteventura. En él doy rienda suelta a mi fascinación por la música. Gracias al extraordinario trabajo de su director y alma mater de la formación, José Manuel Recio, cada ensayo es una impagable clase magistral de historia de la música, lenguaje musical, interpretación y especialmente amistad intergeneracional, pues allí nos juntamos desde barbudos padres de familia, estresados profesores y profesoras, amigos visitantes, hasta adolescentes y antiguos alumnos; todos unidos por amor al arte, nunca mejor dicho.

Cantamos piezas de todas las épocas y todos los idiomas, castellano antiguo, maorí, inglés, francés, hasta finlandés. Pero ninguna como la que hemos interpretado recientemente en el Centro de Arte Canario Casa Mané.

Arropados por la creatividad insular del último siglo, interpretamos allí una famosa y sorprendente composición: 4′33″, escrita en tres movimientos en 1952 por el compositor estadounidense John Cage.

Gracias a ella, cantantes y público descubrimos dos cosas muy importantes:

  1. El silencio no existe.
  2. Estamos rodeados de música.

Lee el resto de la entrada »

Flores en la tumba del misterioso gigante de Fuerteventura

Una nueva excursión científica del trío inquieto [el doctor en Botánica Stephan Scholz, el doctor en Ciencias Biológicas Juan Miguel Torres y yo mismo como doctor en Historia] nos ha llevado esta vez a las alturas del Monumento Natural de Montaña Cardón, en la isla de Fuerteventura.

Allí arriba, a 690 metros, en lo alto de un afilado espigón volcánico donde se refugian flores de algunas de las plantas más amenazadas del planeta, descansa un misterioso personaje, un héroe desconocido, un viejo mito legendario: el Gigante Mahán. Tan famoso que hasta lo glosó y quiso descubrir personalmente el genial Unamuno.

Los historiadores consideran a Mahán un ser real e incluso establecen con exactitud la fecha de su defunción: 13 de octubre de 1402. Moriría luchando contra los recién llegados conquistadores normandos, entre cuyas filas participaron como mercenarios aborígenes hermanos de la isla vecina de Lanzarote.

La orden dada por Jean de Béthencourt era apresarlo vivo pero, dada su ferocidad y gran tamaño, los soldados prefirieron matarlo. Muerto el héroe, el altahay canario, conquistadas estas descarnadas alturas que se habían convertido en el último refugio de la resistencia local, Fuerteventura pasó a pertenecer al reino de Castilla. Lee el resto de la entrada »

Queso y vino hacen siempre amigos

Hace unos días zarpó de Fuerteventura con buenos vientos del noreste el Eendracht, una espectacular goleta holandesa de tres mástiles y 60 metros de eslora de la que ya os he hablado recientemente. Después de visitar la mayoría de las islas canarias, regresa a su puerto base en Róterdam con un singular regalo en sus bodegas: queso majorero y vino ecológico de Lanzarote.

Era lo mínimo después de los buenos ratos que he disfrutado en compañía de su tripulación y pasaje, pero especialmente con su capitán Leekke, un maravilloso lobo de mar. De “cabin boy”, de grumete me iba yo ahora mismo con ellos en una larga ruta de regreso toda a vela que pasará por Azores antes de enfilar el Mar del Norte. ¡Quién pudiera!

Cuando el invencible fue vencido

El regalo fue también un guiño a una vieja costumbre marinera que para su desgracia puso de moda nada menos que el contraalmirante Horacio Nelson en Santa Cruz de Tenerife. Fue allí donde tuvo su primera y única derrota. La que los españoles conocen como Gesta de 25 de julio de 1797 y los británicos prefieren ignorar para no quitarle el sobrenombre de invencible a su héroe. Batalla que, dicho sea de paso, evitó la conquista inglesa de Canarias. Lee el resto de la entrada »

El elegante turismo de damas y caballeros está en crisis

Hoy me he pasado todo el día viendo pájaros. En realidad, disfrutándolos, porque tampoco hemos visto demasiados. Con quien he gozado de lo lindo una vez más es con Russell, mi amigo ornitólogo. Russell es escocés de Glasgow. Dotado de una extrañamente exquisita pronunciación inglesa, es de los pocos de su nórdico país con el que puedo mantener una conversación medianamente fluida en la lengua de Shakespeare.  Y hablar de lo que de verdad nos une, la observación de aves.

Russell visita Fuerteventura cada poco como guía ornitológico. Recluta aficionados del Reino Unido y se los trae una semana a mi islita con la promesa de que podrán ver bichos tan increíbles como la hubara, el corredor sahariano, la tarabilla canaria o el camachuelo trompetero. Le conocí hace 20 años viendo patos en un embalse. Desde entonces, cada vez que llega a la Maxorata, me da un toque. Esta vez vino con Gordon, un amigo suyo, éste sí dotado de un duro acento escocés de lejano parecido con el inglés. Lee el resto de la entrada »