La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘fuerteventura’

Una bacteria mata en Fuerteventura a toda una familia de raros gansos del desierto

Tarro canelo con pollos. Foto: Juan José Ramos / Birding Canarias

Lee el resto de la entrada »

Un grave envenenamiento pone en peligro la recuperación del único buitre de Canarias

Butihondo, único guirre que logró recuperarse del envenamiento masivo, es atendido por los veterinarios del Oasis Wildlife.

En principio, el Cabildo de Fuerteventura informó el pasado 27 de abril de la localización de dos ejemplares de guirre (alimoche canario, Neophron percnopterus majorensis) muertos por envenenamiento y otro en estado crítico en la zona de Cofete, en el Parque Natural de Jandía. Gracias a un estupendo trabajo periodístico de Antonio Cabrera en el periódico La Provincia, ahora sabemos que el desastre fue mucho mayor y había sido ocultado por la administración insular.

En realidad han muerto envenenados seis guirres junto con un número no determinado de cuervos canarios (Corvus corax canariensis), gaviotas patiamarillas atlánticas (Larus michahellis atlantis) e incluso varios gatos.

Es el envenenamiento de fauna salvaje más grave del que se tiene registro en Canarias. Lee el resto de la entrada »

Las playas son ecosistemas y no montones de arena donde tumbarse al sol

Destrozo con maquinaria pesada del Ayuntamiento de La Oliva en el Parque Natural de las Dunas de Corralejo.

Lo estudiamos en Secundaria pero se nos ha olvidado. Las playas no son montones de arena junto al mar donde extender toallas para tomar el sol. Son ecosistemas naturales tremendamente frágiles donde viven plantas y animales únicos; y por ello, tan importantes para la vida como las selvas amazónicas. Pero los estamos arrasando.

No contentos con urbanizar todas las playas para su explotación turística, a consecuencia de esta pandemia las autoridades locales españolas se han lanzado a un estúpido ejercicio: barrer la arena. Se supone que así las dejan bien limpitas para disfrute de los turistas, pero una playa con algas o plantas no está sucia, está sana.

Destrozo en un espacio protegido

Es el caso del Ayuntamiento de La Oliva, en Fuerteventura, donde tal despropósito se ha perpetrado en las hermosas playas del Parque Natural de las Dunas de Corralejo. ¿Espacio natural protegido? Esa acción supone, directamente, derrochar dinero en salarios, alquiler de máquinas y combustible para hacer algo tan estúpido como dañino.

En otros sitios, como en Zahara de los Atunes (Cádiz), incluso han tenido la disparatada idea de rociar la arena con lejía para, supuestamente, desinfectarla. Algo que además de inútil es ilegal.

Volviendo a Fuerteventura, en su capital Puerto del Rosario se ha anunciado una extraña y no explicada actuación que consiste en mover con excavadoras y camiones toda la arena de Playa Chica. Se pretende trasvasarla de la zona superior a la orilla y viceversa, en total más de 20.000 metros cuadrados de superficie. Lo denominan “saneamiento integral“.

Otra imagen del uso de maquinaria pesada en el Parque Natural de las Dunas de Corralejo.

Las playas no son las aceras de un paseo

En este mundo donde el espíritu crítico ha quedado tan arrasado como las playas, las noticias de todas estas tropelías municipales son amplificadas por la mayoría de los medios de comunicación como buenas noticias.

¿Saben los concejales y técnicos municipales que ahí donde meten las máquinas puede haber en estos momentos nidos de especies protegidas como el amenazado chorlitejo patinegro?

¿Conocen la riqueza de los ecosistemas halófilos costeros? Insectos, crustáceos, moluscos, gusanos a los que con estos inútiles trabajos eliminan, y con ello a las especies de vertebrados como aves que se alimentan de ellos.

Un tractor fumiga con lejía las playas de Zahara de los Atunes.

Hay que desinfectar las tumbonas

Un estudio del CSIC recuerda que la principal vía de trasmisión de la covid-19 sigue siendo el contacto persona a persona y las gotículas expulsadas por la tos o estornudos de un infectado.

En las playas, “la acción conjunta de la sal del agua de mar, la radiación ultravioleta solar (UVB) y la alta temperatura que puede alcanzar la arena son favorables para la desactivación de los agentes patógenos”.

Así que si algo hay que temer es a tocar tumbonas sombrillas y papeleras. La arena no es el problema.

¿Cómo explicar a nuestros incultos gobernantes que la limpieza de nuestras playas está en el mantenimiento de mares limpios y en la educación de las personas, no en un tractor removiendo arena?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Descubre el misterio de Spiderman que tiene loco a los científicos

Os presento a Juantxo, nuestro perenquén majorero de casa.

Con esto del confinamiento paso cada día más tiempo en el jardín de casa, aquí en Fuerteventura, explorando sus secretos cual naturalista loco. No es para menos. Está poblado de seres increíbles.

Pero el más asombroso de todos ellos es sin duda Juantxo, nuestro nocturno perenquén majorero; o mejor dicho “perinquén“, que es como se le denomina en el peculiar dialecto isleño. En dialecto científico se conoce por Tarentola angustimentalis.

En este vídeo lo he logrado grabar cuando tomaba el sol en la puerta, más a gusto que un arbusto.

Básicamente es una salamanquesa o gecko, de dieta insectívora, solo que ésta es especialmente rara al estar emparentada con las especies norteafricanas y ser exclusiva de las islas Canarias orientales.

Yo lo relaciono directamente con Spiderman y los científicos. ¿Se me habrá ido la olla? En absoluto. Te lo explico a continuación. Lee el resto de la entrada »

La reina de las mariposas alegra nuestros jardines confinados por el coronavirus

No soy monárquico, pero la visita inesperada a mi pequeño jardín de la reina de las mariposas me ha emocionado. Qué detallazo. Especialmente en estos días de duro confinamiento por culpa del maldito coronavirus.

Nada menos que una mariposa monarca (Danaus plexippus) se ha paseado estos días por las flores de una de nuestras joyitas endémicas majoreras, el tajinaste blanco de las canarias orientales (Echium decaisnei subsp. purpuriense). Compitiendo con abejas negras, abejorros y otra nutrida tropa de insectos melíferos, su fugaz visita me ha permitido aliviar el desasosiego de este confinamiento que cada día que pasa se hace más duro.

Ella ha sido generosa, pues a pesar de su tradicional carácter huidizo me dejó acercarme a ella y poder grabar con el móvil este vídeo que ahora me apetece compartir con todos vosotros.

Belleza inquieta

Ya en otra visita anterior aproveché para resumir en el blog algunas de las increíbles curiosidades zoológicas de este sorprendente animal famoso por su tamaño, belleza y extraordinarias migraciones.

Famosa por la extraordinaria migración que cada otoño emprenden entre 100 y 140 millones de ejemplares volando más de 4.000 kilómetros desde Estados Unidos y Canadá hasta México para pasar el invierno dormidas (aletargadas), y que en primavera hacen el viaje de regreso como si de grullas o gansos se trataran. Pero nunca llegan al lugar donde nacieron.

Machos y hembras diferentes

Un dato muy interesante es saber distinguir en esta especie a los ejemplares macho de las hembras. Resulta muy sencillo. La hembra tiene gruesas venas negras en sus alas, mientras que el macho presenta líneas negras delgadas y dos puntos igualmente negros en las alas traseras. Como puedes comprobar, la que me visitó en el jardín es una hembra.

Señales de peligro

¿Y sabes por qué luce esos colores naranja y negros tan increíblemente bellos? Es un aviso. De peligro, como los semáforos.

Al alimentarse casi en exclusiva de las plantas de unas pocas especies tóxicas del género Asclepias, tanto adultos como orugas son igualmente tóxicas. Ese color es su defensa. Viene a decir a los potenciales depredadores: no me comas o te enveneno.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Los cuervos nos demuestran lo inútil de poner papeleras en el campo

Tan inútil como poner puertas al campo es tratar de poner papeleras en el campo, la montaña o las playas. Nos parece lo más lógico, nos hemos acostumbrado a ellas. Pero supone un auténtico disparate, como nos demuestra una pareja de cuervos canarios que me encontré la semana pasada en una playa de La Oliva, en el norte de la isla de Fuerteventura.

En este vídeo que he subido a mi canal en YouTube los puedes ver en plena faena. Ellos se aprovechan de la mucha comida que tiramos inconscientemente a los contenedores, rechazando lo no comestible. Plásticos, papeles y latas acaban esturreados por la playa, un espacio natural protegido de gran valor ambiental y turístico. Y terminarán en el mar, contaminando nuestros maltrechos océanos.

La solución a este problema es fácil: acabemos con las papeleras. En Japón no existen y nadie las echa de menos.

Todos los desechos deberían volver siempre a nuestra casa y desde allí, convenientemente clasificados, acabar en los contenedores de reciclaje.

Lee el resto de la entrada »

La joya más desconocida de Fuerteventura tiene plumas

Macho de tarabilla canaria. Foto: Wikimedia Commons

Muy pocos de los cerca de tres millones y medio de turistas que todos los años visitan Fuerteventura, en Canarias, saben de la existencia de su joya natural más exclusiva, hermosa y delicada: la tarabilla canaria (Saxicola dacotiae).

Esta tarabilla es una de las siete especies de aves endémicas del Archipiélago, pero la única de Canarias cuya distribución mundial se encuentra restringida a una única isla.

No la podrás ver en ningún otro lugar del planeta. Pero para ponerlo fácil, es un pajarito extraordinariamente confiado que se acerca a ti a menos de dos metros; debe pensar que somos gente inofensiva o que vive en las islas Galápagos. E incluso no para de reclamar con un machacón “tec, tec” que facilita aún más su detección en el campo, y que explica sus otros nombres populares como rueca o caldereta.

A mí me fascina. Cada vez que me la encuentro en el campo, no puedo por menos que disfrutar un rato con ella siguiéndola de rama en rama y de piedra en piedra.

Esta mañana he grabado un vídeo con el móvil a una pareja especialmente pizpireta que me apetece compartir contigo. Lee el resto de la entrada »

Pesadilla en el supermercado: patatas de Israel y cebollas de Nueva Zelanda

En este disparatado mundo global, las cebollas que se venden en Fuerteventura vienen de Nueva Zelanda.

Cada vez tardo más en hacer la compra. La mayor parte del tiempo me la paso leyendo las etiquetas de los productos. Pero últimamente tengo que llevar como apoyo la tabla periódica de los elementos químicos e incluso un atlas mundial, además de una lupa para tratar de leer esas letras mínimas con que se imprimen los textos.

Qué disparate. Que venga Chicote y lo vea: pesadilla en el supermercado. Lee el resto de la entrada »

Desvelamos el misterio de la playa de palomitas de maíz

Rodolitos en una de las playas de Corralejo, Fuerteventura

Busca en Instagram #popcornbeach, playa de palomitas de maíz. Verás cientos de fotos, todas hechas en una playa del norte de Fuerteventura. Una increíble playa que se ha hecho viral en las redes, pues en lugar de arena está cubierta de blanquísimas palomitas. Algo único en el mundo ¿verdad?

Pues no. Siento desilusionar a los influyentes instagramers, pero ni es algo único ni son palomitas de maíz. Tampoco blanco coral como afirman los supuestos entendidos.

Son habituales concentraciones de rodolitosestructuras calcáreas de algas rojas que no tienen nada que ver con el coral. La diferencia es mucha: los corales son colonias de bichos y los rodolitos son concentraciones de plantas acuáticas. Lee el resto de la entrada »

Viaje (crítico) al espacio natural peor protegido de Canarias

La isla de Lobos desde lo alto del faro de Martiño.

El islote de Lobos es debería ser uno de los espacios naturales mejor conservados de Canarias, pero debe ser es uno de los más degradados de todos.

Imagina un hermoso volcán en medio del Atlántico, a mitad de camino entre Fuerteventura y Lanzarote. Un lugar aislado, duro, difícil… hasta que llegó el turismo.

Imagina entonces que las instituciones lo protegerán como a la niña de sus ojos, sabedoras de la importancia que tal reclamo turístico tiene para la economía regional.

Imaginas mal. Sobre el papel, los esfuerzos de protección y conservación han sido brutales. Pero en realidad han sido mínimos.

¿Resultado? Lobos cada día está más deteriorado, más empobrecido biológicamente, más convertido en un triste parque temático vacacional.

Te lo aseguro yo, que llevo más de 20 años estudiando sus aves marinas y mamíferos endémicos, censando sus colonias de gaviotas, acompañando muchas noches a los agentes de medioambiente en la vigilancia de los nidos de pardelas (para que la gente no se los coma), monitoreando a sus águilas pescadoras, alimoches, chorlitejos, cuervos y halcones, especies amenazadas que en menos de dos décadas las he visto extinguirse. Ahora prácticamente solo quedan turistas y gaviotas. Lee el resto de la entrada »