La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Archivo de la categoría ‘Viajes’

Baños de bosque y brujas comiendo madroños

No hay duda. Los mejores paseos del año son ahora, en otoño. Y los mejores sitios para disfrutarlos son los espacios forestales, fabulosos para darte en ellos relajantes baños de bosque.

Yo lo acabo de hacer en un lugar increíble: la garganta de Gorropu, en la isla de Cerdeña. Uno de los barrancos más profundos de Europa; un abismo de rocas abierto a golpe de paciencia por el humilde río Flumineddu en medio del macizo montañoso del Supramonte.

El sendero para llegar allí es largo y tortuoso. Más de 6 kilómetros que empiezan a 1.066 metros de altitud y terminan a 400 metros después de recorrer un bosque fabuloso cuajado de encinas y madroños. Cansado, no lo discuto. Pero vaya si merece la pena. Sobre todo cuando puedes ponerte morado comiendo deliciosos frutos de madroño por el camino.

Te lo cuento en este nuevo #VideoBlog de mi canal en YouTube. ¿Ya te has suscrito?

Fruta gratis

Entre cabras y vacas, el estrecho sendero desciende por un bosque fabuloso que te regala toneladas de fruta ecológica. El madroño (Arbutus unedo) es un arbolillo típico del Mediterráneo cuyos deliciosos frutos rojos tardan un año en madurar, lo que explica que en otoño podamos ver juntas en la misma planta flores y frutas.

Cuidado con los madroños

Con ellos se hacen deliciosas mermeladas y licores, pero hay que tener cuidado en no comer demasiados. El fruto del madroño empieza una fermentación alcohólica natural en el propio árbol que nos podría emborrachar si se nos va la mano. Por eso en Extremadura también se conoce como “emborracha mozas”.

Una tierra de monstruos legendarios

Tan profundo barranco fue siempre visto con miedo por las gentes que viven cerca de él. Eso explica sus muchas leyendas tradicionales relacionadas con seres sobrenaturales.

Como “sa mama de Gorropu” (la madre de Gorropu), una espantosa criatura que se supone vive en el cañón, maligna bruja siempre empeñada en liarla.

O “sos Drullios“, una especie de horribles “trolls” que por la noche salen del cañón y arrastran hacia su interior a personas, animales y hasta casas enteras.

También aseguran los mayores sardos que en Gorropu vive “sa Tentassione” (el diablo). Y que en el pasado muchos iban allí a vender su alma a cambio de “sas ricchesas mundanas” (las riquezas del mundo), pero al final todos acababan suicidándose.

Otra leyenda, ésta menos tétrica pero igual de asombrosa, asegura que dentro de Gorropu es posible ver las estrellas a plena luz del día.

Yo no vi las estrellas ni me encontré con brujas y demonios, pero como se me echaba la noche encima, sí que es verdad que regresé hacia el coche a toda velocidad, cual alma que lleva el diablo.

Te dejo aquí (y recomiendo) la ruta que hice para llegar a Gorropu entre madroños. Ten en cuenta que bajar es fácil, pero al no ser circular, el regreso resulta largo y duro pues es todo cuesta arriba.

¡Buen campito!

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Viaje a la isla de los halcones más viajeros

Halcón de Eleonora en vuelo

Unir pasión por viajar con afición por las aves tiene premio. El mío ha sido conocer la isla de San Pietro, patria de los halcones de Eleonora, el halcón más locamente viajero del mundo. Te lo cuento en este nuevo #videoblog. Por cierto ¿todavía no te has suscrito al canal?

Lee el resto de la entrada »

Las gallinas tristes y enjauladas sueñan con vivir en el Pirineo

¿Te imaginas vivir encerrado toda tu vida en una jaula del tamaño de un folio?

Igualdad Animal ha lanzado una campaña con el objetivo de visibilizar el sufrimiento de las gallinas utilizadas para producir industrialmente huevos en España. Asegura que el 77 % de las gallinas pasa toda su vida encerradas en mínimos espacios de 21 x 29 centímetros, sin poder estirar las alas, pisando un suelo de alambre inclinado y sin ver nunca la luz del sol.

Estas gallinas tristes producen huevos tristes. Y sueñan, seguro que sueñan, con vivir como lo hacían sus abuelas, en la libertad del campito, correteando por el corral, sin jaulas ni apretones, disfrutando del sol y de la lluvia.

Sueñan con gallinas felices como las que me he encontrado en el norte de Huesca, en el Pirineo aragonés.

No te pierdas mi nuevo vídeoblog hablando de ellas.

Lee el resto de la entrada »

Cerdeña salvaje, el refugio de los últimos ciervos sardos

Macho de ciervo sardo en el bosque. Foto: One deer two islands

Después de vivir más de 20 años en Canarias casi había olvidado lo que era el otoño. Pero aquí en Cerdeña la nueva estación ha llegado puntual. Con lluvias y fresquito.

Así que estoy más feliz que una perdiz.  Porque me estoy dando unos baños de otoño increíblemente hermosos.

Que por cierto, son un buen remedio contra el maldito coronavirus. Ningún espacio hay más ventilado que el campo, los parques y los jardines. Ninguno es más relajado. Y por si fuera poco, el aire y el sol refuerzan nuestro sistema inmunológico, haciéndonos más fuertes contra el bicho.

Te cuento a continuación mi último gran paseo sardo que también incluye una nueva entrada del #VídeoBlog. ¿Ya te has suscrito?

Lee el resto de la entrada »

Dedica un finde a berrear bajo las estrellas

Macho de ciervo en celo. Foto: Wikipedia Commmons

¿Para qué quejarte si nadie te escucha? Mejor lleva tu mosqueo/enfado/estrés al campo y libéralo a la luz de las estrellas mientras escuchas uno de los espectáculos sonoros más impresionantes de la naturaleza: la berrea de los ciervos.

Aquí los que gritan son ellos. Y nosotros los escuchamos boquiabiertos.

La mejor manera de liberar tensiones no es liándonos a gritar o dar golpes. Todo lo contrario. Baja el ritmo y despliega pausadamente los cinco sentidos; disfruta: eso sí que es lucha contra el estrés.

Por ejemplo, en la fabulosa Sierra de Albarracín (Teruel) este otoño. Por segundo año consecutivo, la Asociación de Empresarios Turísticos organiza “Berrea bajo las estrellas“. Las actividades se desarrollarán los días 27 y 28 de septiembre en las localidades de Noguera de Albarracín, Bronchales y Tramacastilla. Si te interesa date prisa. Para poder contemplar a los ciervos sin generar impacto las plazas son limitadas y se adjudicarán por orden de inscripción en su página webLee el resto de la entrada »

Este verano, métete a Darwin en el bolsillo

Darwin en el bolsillo, en la bolsa de la playa, en la maleta, en la mochila, en el jardín, en la terraza. Darwin forever!

Y este verano, más fácil que nunca de la mano de dos publicaciones hermosísimas editadas con cariño por Nórdica Libros: Autobiografía y La selección natural. Lee el resto de la entrada »

Disfruta con lo mejor de la música campera americana ¡en Riaza!

Fiesta vaquera en la plaza porticada de Riaza.

Reconozco que durante mucho (demasiado) tiempo arrastré un prejuicio personal contra la música country, la música vaquera o, como se dice ahora, la música norteamericana de raíces. Hasta que me enganché a ella gracias a un fantástico programa de radio que llevo escuchando toda la vida: Toma Uno, en Radio3, dirigido y presentado por esa voz tan única y sabia como es la de Manolo Fernández. La radio con botas. Lee el resto de la entrada »

Conoce las marismas del Odiel: casa encharcada de flamencos y águilas pescadoras

Colonia de flamencos en las marismas del Odiel.

Bienvenido a las marismas del Odiel, un lugar tan heroico como hermoso y asombroso.

La casa común de 200.000 personas, el desastroso paraje industrial de algunas de las industrias más contaminantes de Europa, es también el paradójico paraíso de unas 4.000 parejas de flamenco común, siete de águila pescadora, 500 de espátula e incluso varias familias de nutria.

Más que paraíso amenazado, el Paraje Natural de las Marismas del Odiel es un paraíso consentido, también constreñido entre la ciudad de Huelva, su área metropolitana, su potente industria química y sus peligrosas balsas de fosfoyesos (120 millones de toneladas) terriblemente tóxicas y radiactivas.

Por eso la sorpresa es aún más grande cuando el visitante se adentra por un paisaje marismeño, entre salinas y aguazares, muy similar al que despidió a Cristóbal Colón cuando salió de aquí camino de ese nuevo mundo que hoy llamamos América.

En este vídeo de mi canal en YouTube te resumo la experiencia de mi última visita a tan extraordinario lugar.

Lee el resto de la entrada »

Desvelamos el misterio de la playa de palomitas de maíz

Rodolitos en una de las playas de Corralejo, Fuerteventura

Busca en Instagram #popcornbeach, playa de palomitas de maíz. Verás cientos de fotos, todas hechas en una playa del norte de Fuerteventura. Una increíble playa que se ha hecho viral en las redes, pues en lugar de arena está cubierta de blanquísimas palomitas. Algo único en el mundo ¿verdad?

Pues no. Siento desilusionar a los influyentes instagramers, pero ni es algo único ni son palomitas de maíz. Tampoco blanco coral como afirman los supuestos entendidos.

Son habituales concentraciones de rodolitosestructuras calcáreas de algas rojas que no tienen nada que ver con el coral. La diferencia es mucha: los corales son colonias de bichos y los rodolitos son concentraciones de plantas acuáticas. Lee el resto de la entrada »

Viaje (crítico) al espacio natural peor protegido de Canarias

La isla de Lobos desde lo alto del faro de Martiño.

El islote de Lobos es debería ser uno de los espacios naturales mejor conservados de Canarias, pero debe ser es uno de los más degradados de todos.

Imagina un hermoso volcán en medio del Atlántico, a mitad de camino entre Fuerteventura y Lanzarote. Un lugar aislado, duro, difícil… hasta que llegó el turismo.

Imagina entonces que las instituciones lo protegerán como a la niña de sus ojos, sabedoras de la importancia que tal reclamo turístico tiene para la economía regional.

Imaginas mal. Sobre el papel, los esfuerzos de protección y conservación han sido brutales. Pero en realidad han sido mínimos.

¿Resultado? Lobos cada día está más deteriorado, más empobrecido biológicamente, más convertido en un triste parque temático vacacional.

Te lo aseguro yo, que llevo más de 20 años estudiando sus aves marinas y mamíferos endémicos, censando sus colonias de gaviotas, acompañando muchas noches a los agentes de medioambiente en la vigilancia de los nidos de pardelas (para que la gente no se los coma), monitoreando a sus águilas pescadoras, alimoches, chorlitejos, cuervos y halcones, especies amenazadas que en menos de dos décadas las he visto extinguirse. Ahora prácticamente solo quedan turistas y gaviotas. Lee el resto de la entrada »