La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Archivo de la categoría ‘Botánica’

Florece en Fuerteventura una de las plantas más raras del mundo

Detalle floración del Aloe suzannae en Fuerteventura. Foto: Stephan Scholz

La noticia no puede ser más sorprendente: el aloe de Susana (Aloe suzannae), una de las plantas más raras y amenazadas de la gran isla africana de Madagascar ha florecido en la isla canaria de Fuerteventura. El mérito es de Stephan Scholz y del personal del Jardín Botánico de Fuerteventura, en el Oasis Wildlife de La Lajita, que tan sabiamente él dirige.

La foto de esta primera y rara floración debería de ser portada en televisiones y periódicos, pero como nuestra sociedad sufre de ceguera botánica nos perdemos la belleza de tan espectacular evento natural.

Este aloe no tiene nada que ver con el típico Aloe vera cultivado en Fuerteventura; el que allí se conoce como sábila y tiene unas propiedades extraordinarias para proteger la piel. En realidad, existen más de 500 especies diferentes del género Aloe en el mundo, repartidas por África y Oriente Próximo. Lee el resto de la entrada »

Descubren una nueva especie de violeta en lo alto del Teide

José Luis Martín Esquivel frente a la nueva especie de violeta del Teide. Foto: Facebook

Acabemos el año con una buena noticia. Y aprovecemos para curarnos esa injusta ceguera botánica que nos cierra los ojos frente a una de las auténticas maravillas de la naturaleza, las flores.

Alegrémenos de que científicos españoles hayan descubierto este año aciago una nueva especie de violeta en las cumbres del Teide: la Viola guaxarensis. Lee el resto de la entrada »

50 millones de euros para controlar una planta invasora en el Guadiana

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) retiran camalote del Guadiana. Foto: Life Invasaqua

15 años y 50 millones de euros han sido necesarios para lograr controlar, que no erradicar, el camalote o jacinto de agua (Eichhornia crassipesen el río Guadiana, según ha informado el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Esta hermosa planta acuática, natural de América del Sur, aparentemente inofensiva, está considerada una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo. Detectada por vez primera en ese río en 2004, ha llegado a cubrir más de 185 kilómetros del río, lo que ha supuesto un enorme esfuerzo de retirada de plantas a lo largo de más de 630 kilómetros de orillas en todo el tramo. Lee el resto de la entrada »

Baños de bosque y brujas comiendo madroños

No hay duda. Los mejores paseos del año son ahora, en otoño. Y los mejores sitios para disfrutarlos son los espacios forestales, fabulosos para darte en ellos relajantes baños de bosque.

Yo lo acabo de hacer en un lugar increíble: la garganta de Gorropu, en la isla de Cerdeña. Uno de los barrancos más profundos de Europa; un abismo de rocas abierto a golpe de paciencia por el humilde río Flumineddu en medio del macizo montañoso del Supramonte.

El sendero para llegar allí es largo y tortuoso. Más de 6 kilómetros que empiezan a 1.066 metros de altitud y terminan a 400 metros después de recorrer un bosque fabuloso cuajado de encinas y madroños. Cansado, no lo discuto. Pero vaya si merece la pena. Sobre todo cuando puedes ponerte morado comiendo deliciosos frutos de madroño por el camino.

Te lo cuento en este nuevo #VideoBlog de mi canal en YouTube. ¿Ya te has suscrito?

Fruta gratis

Entre cabras y vacas, el estrecho sendero desciende por un bosque fabuloso que te regala toneladas de fruta ecológica. El madroño (Arbutus unedo) es un arbolillo típico del Mediterráneo cuyos deliciosos frutos rojos tardan un año en madurar, lo que explica que en otoño podamos ver juntas en la misma planta flores y frutas.

Cuidado con los madroños

Con ellos se hacen deliciosas mermeladas y licores, pero hay que tener cuidado en no comer demasiados. El fruto del madroño empieza una fermentación alcohólica natural en el propio árbol que nos podría emborrachar si se nos va la mano. Por eso en Extremadura también se conoce como “emborracha mozas”.

Una tierra de monstruos legendarios

Tan profundo barranco fue siempre visto con miedo por las gentes que viven cerca de él. Eso explica sus muchas leyendas tradicionales relacionadas con seres sobrenaturales.

Como “sa mama de Gorropu” (la madre de Gorropu), una espantosa criatura que se supone vive en el cañón, maligna bruja siempre empeñada en liarla.

O “sos Drullios“, una especie de horribles “trolls” que por la noche salen del cañón y arrastran hacia su interior a personas, animales y hasta casas enteras.

También aseguran los mayores sardos que en Gorropu vive “sa Tentassione” (el diablo). Y que en el pasado muchos iban allí a vender su alma a cambio de “sas ricchesas mundanas” (las riquezas del mundo), pero al final todos acababan suicidándose.

Otra leyenda, ésta menos tétrica pero igual de asombrosa, asegura que dentro de Gorropu es posible ver las estrellas a plena luz del día.

Yo no vi las estrellas ni me encontré con brujas y demonios, pero como se me echaba la noche encima, sí que es verdad que regresé hacia el coche a toda velocidad, cual alma que lleva el diablo.

Te dejo aquí (y recomiendo) la ruta que hice para llegar a Gorropu entre madroños. Ten en cuenta que bajar es fácil, pero al no ser circular, el regreso resulta largo y duro pues es todo cuesta arriba.

¡Buen campito!

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

40 millones de años engañando a las moscas

Paseando este otoño por la península del Sinis, en el sureste de Cerdeña, me he encontrado las verdes praderas cercanas al mar tapizadas con una singular planta de extraño aspecto: la cala negra (Arum palaestinum). Ahí donde la ves, tan humilde ella, es una especie que lleva 40 millones de años engañando a las moscas.

Te lo cuento en un nuevo #Videoblog de mi canal en YouTube [¿Ya te has suscrito?]
Lee el resto de la entrada »

La reina de las mariposas alegra nuestros jardines confinados por el coronavirus

No soy monárquico, pero la visita inesperada a mi pequeño jardín de la reina de las mariposas me ha emocionado. Qué detallazo. Especialmente en estos días de duro confinamiento por culpa del maldito coronavirus.

Nada menos que una mariposa monarca (Danaus plexippus) se ha paseado estos días por las flores de una de nuestras joyitas endémicas majoreras, el tajinaste blanco de las canarias orientales (Echium decaisnei subsp. purpuriense). Compitiendo con abejas negras, abejorros y otra nutrida tropa de insectos melíferos, su fugaz visita me ha permitido aliviar el desasosiego de este confinamiento que cada día que pasa se hace más duro.

Ella ha sido generosa, pues a pesar de su tradicional carácter huidizo me dejó acercarme a ella y poder grabar con el móvil este vídeo que ahora me apetece compartir con todos vosotros.

Belleza inquieta

Ya en otra visita anterior aproveché para resumir en el blog algunas de las increíbles curiosidades zoológicas de este sorprendente animal famoso por su tamaño, belleza y extraordinarias migraciones.

Famosa por la extraordinaria migración que cada otoño emprenden entre 100 y 140 millones de ejemplares volando más de 4.000 kilómetros desde Estados Unidos y Canadá hasta México para pasar el invierno dormidas (aletargadas), y que en primavera hacen el viaje de regreso como si de grullas o gansos se trataran. Pero nunca llegan al lugar donde nacieron.

Machos y hembras diferentes

Un dato muy interesante es saber distinguir en esta especie a los ejemplares macho de las hembras. Resulta muy sencillo. La hembra tiene gruesas venas negras en sus alas, mientras que el macho presenta líneas negras delgadas y dos puntos igualmente negros en las alas traseras. Como puedes comprobar, la que me visitó en el jardín es una hembra.

Señales de peligro

¿Y sabes por qué luce esos colores naranja y negros tan increíblemente bellos? Es un aviso. De peligro, como los semáforos.

Al alimentarse casi en exclusiva de las plantas de unas pocas especies tóxicas del género Asclepias, tanto adultos como orugas son igualmente tóxicas. Ese color es su defensa. Viene a decir a los potenciales depredadores: no me comas o te enveneno.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

El calor adelanta 10 días la floración de los cerezos del Jerte

Cerezo en flor. Foto: CerezadelJerte.com

Este calor no es normal, podría ser el lema de este invierno. No lo es. Ciudades como Sevilla o Madrid están superando estos días, respectivamente, los 30 y 25 grados centígrados. Hemos asistido atónitos al enero más caluroso de la historia y aceptado como normal que las reservas de agua estén ahora mismo a menos del 60%. La media de temperatura en febrero en España se ha situado 3°C por encima de la media de ese mes en el periodo 1981-2010. Así que ha nadie parece haberle sorprendido que, en este año sin invierno, hayamos pasado directamente del otoño a la primavera. Es el cambio climático. Y el calentamiento va más rápido de lo que los científicos más pesimistas habían imaginado.

Tampoco parece una novedad que por culpa de la subida de las temperaturas, la famosa floración de los cerezos del Valle del Jerte se haya adelantado 10 días a su periodo habitual, cada vez menos habitual y más raro. Lee el resto de la entrada »

Descubren una nueva especie gomera de la que queda un único ejemplar en el mundo

Único ejemplar en el mundo de ‘Lotus gomerythus’. Foto: Ana Portero

La botánica es la hermana pobre de la biología, pero también una de la que da mayores alegrías (y tristezas) a sus científicos. Cuanto más estudian a las plantas más asombrosos descubrimientos encuentran. Aunque la mayoría de las veces es para evidenciar el grave peligro de extinción que se cierne sobre ellas. Canarias es uno de esos lugares muy especiales para la botánica.

El último mohicano con el pico rojo

Ésta es la historia de una hermosísima especie de espectaculares flores rojas encontrada en lo alto de un inaccesible roque en la isla canaria de La Gomera de la que solo existe un único ejemplar en el mundo. Como lo oyes. Es el último mohicano vegetal. Si se seca o se lo come una cabra no hay recambio, habrá desaparecido del planeta.

Conozco bien la historia de esta nueva especie. Mis admirados Ana María Portero y Javier Martín-Carvajal, una pareja de escaladores tinerfeños tan valientes como sabios, la descubrieron atónitos al llegar un día a lo alto de un inaccesible roque sálico gomero después de una complicada ascensión. Lee el resto de la entrada »

Aumenta la ceguera humana para ver las plantas

Foto: Pixabay

Si se pregunta a una persona, tras un paseo por el parque, sobre el último animal que vio, podrá contestar sin pensar demasiado. Aunque no sepa exactamente la especie, recordará su color, forma y tamaño y podrá diferenciarlo fácilmente de otros animales que conozca.

Sin embargo, si se le pregunta acerca de la última planta que vio, seguramente tardará algo más en dar una respuesta y no será tan precisa como la anterior.

Muy probablemente, se limitará a señalar la presencia de árboles (pero no todos los árboles de un parque son iguales) y si es primavera o verano, recordará que había flores, pero quizá no pase de ahí: flores y árboles, en plural indefinido.

A finales de la década de los 90, los biólogos acuñaron el término “plant blindless” (ceguera de las plantas). Lo definieron como “la incapacidad para ver o percibir las plantas en el propio entorno”. Lee el resto de la entrada »

Los gigantescos incendios de Siberia aceleran el cambio climático

Bosque de la taiga siberiana calcinado por el fuego. © Anton Voronkov / Greenpeace

En lo que va de año, las llamas han devorado más de 13 millones de hectáreas de valiosísimos bosques boreales en en la región de Krasnoyarsk (Siberia). Según Greenpeace, solo en los últimos días las llamas ya han arrasado 4,3 millones de hectáreas, un área más grande que Dinamarca.

Los incendios en esta región han sido habituales en los últimos años, pero las llamas de este verano han alcanzado un tamaño y una fuerza sin precedentes.

Y dirás que Siberia está muy lejos, pero esa tragedia ambiental nos afecta a todos igual que si fueran montes españoles. Porque tan terribles incendios están contribuyendo significativamente a acelerar e intensificar el cambio climático.

Para que te hagas una idea, estos incendios están emitiendo a la atmósfera más de 166 millones de toneladas de CO2, casi lo mismo que 36 millones de automóviles al año.  Lee el resto de la entrada »