La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘escopeta’

Boicot de los cazadores a Antena 3 por un programa de El Hormiguero

jara-cazadora-hormiguero--644x362

Los cazadores están preocupados porque cada vez hay menos niños cazadores. Así que se han apuntado a una peculiar educación ambiental. Convencer a la infancia de las bondades de las escopetas. Gracias a subvenciones regionales dan charlas en los colegios. E incluso promueven un curioso libro de cuentos titulado “Jara la Cazadora“, publicado por la revista cinegética Jara y Sedal dentro de su colección “La caza sin cuentos“. La versión armada y sanguinaria de “Dora la Exploradora“.

El resumen que hace de este libro la Real Federación Nacional de Caza resulta entrañable:

Jara es una niña alegre, servicial y, sobre todo, muy valiente. Allí donde la encontremos podremos vivir grandes emociones y aprender mucho de ella. Ya sea en el continente americano, donde no vacila en aventurarse por las peligrosas llanuras heladas para conseguir el alimento que su aldea necesita. En África, cuando decide ayudar a su pobre tía viuda, y no solo lo consigue, sino que además libra al poblado de la terrible amenaza de una bestia salvaje. En Asia, donde se enfrenta con valor al lobo que esquilma el rebaño de la familia. O aquí mismo, en Europa, donde nos enseña que no debemos rendirnos ante las adversidades y que, con un poco de imaginación, cosas que parecían imposibles pueden hacerse realidad.

Sin embargo, me parece mucho más certero el resumen que el pasado jueves han hecho en El Hormiguero, el popular programa de Antena 3. Pero no tanto a la Federación Andaluza de Caza, quien en representación “de todo el colectivo cinegético andaluz”, ha expresado su “profunda indignación y malestar” por lo que consideran el “tratamiento sesgado y en todo momento ofensivo” hacia los cazadores. Tanto que promueven el boicot al programa e incluso a toda la cadena televisiva “en señal de protesta contra el ataque ignorante y sin argumentos contra la caza”.

Y es que, por poner un ejemplo, el dibujo del lobo al que la niña mata con sus flechas (rectifico, lo deja “dormido para siempre”), una fiera rabiosa de mirada asesina con la pata atrapada en un terrible cepo (sistema ilegal en España), les debe parecer enternecedor y muy, muy educativo. Yo te dejo a continuación el vídeo de El Hormiguero y ya me dices si te gusta más su versión en dibujos animados o la del libro pro caza.

Foto: Antena3. Juan y Damián, dos colaboradores del programa El Hormiguero, presentan el cuento infantil “Jara la Cazadora”.

Otras entradas relacionadas:

Los senderistas se movilizan contra los cazadores

Cazador

El monte y la naturaleza es de todos los ciudadanos. Su disfrute es un derecho amparado por la Constitución española en su articulo 45. Pero cuando se habla de cazadores con escopetas parece que la cosa cambia. Este colectivo ha propuesto al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que en la nueva Ley de Montes, actualmente en proceso de redacción,  se incluya la prohibición de paso a los montes por parte de senderistas y demás usuarios, en las zonas y días en que se organicen batidas o monterías. Dicen que así se evitarían accidentes fortuitos, léase disparos a inocentes viandantes confundidos con ciervos o jabalíes. La futura ley podría incluir sanciones de hasta 1.000 euros por caminar por estos espacios durante la celebración de monterías.

Ante esta propuesta de dar prioridad a la caza frente al uso pacífico del monte, senderistas, ciclistas y hasta recogedores de setas se han movilizado estos días. Así, el colectivo Senderismo por España ha iniciado una recogida de firmas a través de la web  Change.org, en una ciberacción que en apenas una semana ha recogido casi 50.000 firmas indignadas, la mía entre ellas.

Paralelamente, la Asociación RedMontañas recoge en el mismo portal firmas proponiendo que la Federación de Caza mantenga una página web centralizada y única donde se informe con toda claridad y precisión de las fechas, municipios y ámbitos territoriales de dichas actividades. De este modo, los usuarios podrán consultarla antes de organizar sus propias salidas, igual que se consultan las páginas meteorológicas, y todo el mundo tendrá sus derechos intactos.

Me gusta la postura anticaza de esta entidad montañera, resumida en cuatro puntos:

  • En las sociedades occidentales no es necesario cazar para vivir. Disfrutar matando parece una afición sórdida y anticultural cuando existe un espectro tan amplio de actividades con las que disfrutar de la naturaleza, en las que realizar ejercicio físico o incluso en las que canalizar el hipotético instinto cazador del ser humano.
  • Admitimos que la caza mueve mucho dinero. También mucho dinero negro, que jamás se incorpora a la economía social. Eso sí, en el curso de los eventos cinegéticos y su entorno se cierran muchos grandes negocios. Negros muchos de ellos.
  • Las monterías y batidas son, de todas las modalidades de caza, probablemente las menos ‘deportivas’ y no es creíble que nadie argumente que en ellas se disfruta de la naturaleza, el silencio, etc. Sus participantes acuden en todoterrenos, se les abren las barreras de las pistas forestales, y ellos se quedan sentados en los puestos con el rifle listo, mientras los perros y los ojeadores les traen las víctimas a su alcance. ¿Esto es cazar, o ‘asesinar’ animales?
  • Precisamente porque las batidas y monterías son absolutamente incompatibles con cualquier otra actividad pacífica de recreo en la naturaleza, debido a su peligrosidad y al riesgo de accidente mortal, son ELLOS quienes deben poner de su parte, y no los demás. La solución en ningún caso puede ser prohibir la entrada, privando al resto de la sociedad de su derecho al libre disfrute del medio natural.

¿Y tú qué opinas? ¿Hay que cerrar el paso a los senderistas cuando hay batidas o cerrar el paso a las batidas cuando hay senderistas?

Foto: Ángel Sánchez Carbonell

Otras entradas relacionadas:

Los niños no quieren ser cazadores

Los cazadores están muy preocupados, pues cada vez son menos y más viejos. En los últimos 10 años un 20% ha colgado las escopetas ante el escaso interés de sus hijos y nietos por mantener una actividad cinegética cada día más en entredicho. Del casi millón y medio de licencias que había en España en 1990 se ha pasado al escaso millón actual. Y su número sigue bajando año tras año.

Pero esta vez la culpa no la tiene la crisis económica. Se trata tan sólo de la lógica evolución natural de una sociedad que poco a poco se está haciendo más sensible y concienciada en el respeto al medio ambiente y a los derechos de los animales. Salir al campo sí, disfrutar matando no.

Aunque algunos no lo ven así. Según unas recientes declaraciones del presidente de la Federación de Caza de Castilla y León, Santiago Iturmendi, la culpa de esta crisis venatoria la tiene nuestro actual sistema educativo, responsable de lo que él denomina “la cultura de Bambi” que se enseña en los colegios. Esa donde el ciervo es el bueno y el cazador es el malo, y no al revés como en el caso de Caperucita y el lobo.

Por supuesto, el viejo militar también considera culpables a los medios informativos, agitadores de una supuesta campaña de intoxicación generalizada contra esta actividad “desde un desconocimiento absoluto de la realidad de nuestros campos y del medio natural”.

E incluso también se lleva una buena ración de críticas el propio Gobierno y sus normas cada vez más restrictivas en cuanto a conceder permisos de armas a los niños “que prácticamente impiden el relevo generacional”.

Quizá ahí está el futuro, en que personas como Iturmendi se queden sin relevo. Porque qué otra cosa se puede esperar de quien afirma: “La caza es necesaria y la muerte en la naturaleza es consustancial al ser vivo”.

En la imagen, retrato del príncipe Baltasar Carlos cazador (Velázquez, 1635). Eran otros tiempos.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share