La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘diputados’

El ahorcamiento de perros de caza llega al Congreso de los Diputados

GALGOSDe usar y tirar. De probar y, si no queda satisfecho con el resultado, lo puede usted colgar de un árbol.

Así de salvajes piensan algunos cazadores, por suerte cada vez menos. Terminada la temporada de caza, los animales poco eficientes no son merecedores de los cuidados de algunos de sus indignos dueños durante los siguientes seis meses de escopetas caídas. Y son eliminados. Muchas veces les pegan un tiro en el campo “para que no sufran”. O los abandonan a su suerte. Otras, para ahorrarse el cartucho, los ahorcan.

La tragedia de esta barbarie injustificada ha llegado por fin al Congreso de los Diputados. El diputado de IU Joan Josep Nuet i Pujals ha denunciado el maltrato y muerte de galgos que aumenta después de la temporada de caza. En este contexto ha formulado una pregunta escrita al Gobierno respecto a si tomará alguna medida concreta para impedirlo.

Nuet i Pujals, miembro de la Asociación Parlamentaria de Defensa de los Animales, ha explicado que cada vez es más frecuente que, al terminar la temporada, aparezcan “gran cantidad de galgos en estado de abandono o muertos por sus dueños“. Como cualquier persona sensible, lamenta que una vez acabada la “vida útil” de estos canes, “no sólo es la muerte y tortura de éstos, sino la manera y las condiciones de cría la que hace miserable su vida y existencia”.

Por todo ello, pregunta al Ejecutivo si piensa desarrollar alguna medida legislativa para impedir estas situaciones de maltrato animal, en concreto la sufrida por los galgos, y si exigirá medidas a los cazadores.

Mano dura. Esa es la mejor pedagogía que algunos conocen. Multas fuertes y prohibición de volver a cazar el resto de su vida.

La terrible foto que ilustra este post ha sido difundida por la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA).

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Matanza de árboles en las Cortes

Las obras de construcción de un nuevo aparcamiento subterráneo para el Congreso de los Diputados están provocado un auténtico arboricidio en Madrid. Son 262 nuevas plazas en cuatro plantas subterráneas. Ya de paso, sus señorías remodelarán la popular Carrera de San Jerónimo para darle a la calle nuevos aires de modernidad, ajenos a que los árboles que durante décadas han luchado denodadamente por sobrevivir en un asfixiante ambiente urbano están en peligro.

Es verdad, no se cortará ninguno y todos sus troncos han sido protegidos con maderas para evitarles daños involuntarios, pero morirán de igual manera.

Desgraciadamente, parece que ni nuestros próceres, ni nuestros arquitectos, ni nuestros contratistas han tenido en cuenta un pequeño detalle que hasta un niño sabe: los árboles tienen raíces. Y por no saberlo los están matando a todos.

Tratados como farolas, las máquinas han abierto zanjas a su alrededor arrancándoles de cuajo la vida. Quizá algunos, los más fuertes, sobrevivan, pero cedros, sóforas y aligustres están sentenciados. Si no antes, cuando lleguen los primeros calores del verano morirán sin remedio. Y con ellos perderemos a esos árboles singulares que fueron testigos vivos de tantos acontecimientos históricos de España, de coronaciones y golpes de Estado, de pactos y desencuentros.

“Entre todos los matamos y ellos solitos se murieron”.

Han caído ya demasiados árboles en Madrid; los de la M-30, los del Parque de Arganzuela, los del Paseo de Recoletos o los ya sentenciados del Salón del Prado. Como también los de tantas otras ciudades de España.

Ya lo dice mi amigo y magnífico botánico Bernabé Moya.

Los árboles son en las ciudades elementos de ornato, y en arquitectura ornato es la parte superflua del edificio.

Nuestros padres de la Patria necesitan aparcamientos. Ven morir a los árboles a sus pies y no les dice nada. Ya nadie los defiende por lo que son, por los sentimientos y emociones que cada uno de ellos nos producen. Están, estamos, ecológicamente insensibilizados.

En esta primera foto puede verse a la excavadora arrancando las raíces de un árbol a escasos metros del madrileño Palacio de las Cortes. Todas las imágenes han sido tomadas por mí la pasada semana, así que ahora estarán seguramente mucho peor.

Junto a una sófora o acacia del Japón yacen los restos de un gran aligustre, primera víctima colateral de la remodelación de la Carrera de San Jerónimo.

Zanjas, agujeros, hierros, hormigón. Los árboles están rodeados.