La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘Aves’

Ayuda a las pardelas en su primer gran vuelo oceánico

Pollito de pardela cenicienta canaria.

La primera semana de noviembre es crucial para los pollos de pardela cenicienta, especialmente para los nacidos en las islas Canarias (Calonectris borealis).

Salen por la noche de las huras donde sus padres hicieron el nido hace siete largos meses, se enfrentan por vez primera al océano infinito y a la complejidad de un arte, el de volar, que desconocen… y se estrellan deslumbradas contra nuestras farolas, focos, halógenos, leds.

Es un terrorífico momento de confusión para ellas. Se quedan en el suelo indefensas, como atontadas, desorientadas, idas. Les cuesta mucho retomar el vuelo. Y llega un gato, un perro, una rata y acaba con su vida. O pasa un coche, un camión por encima de ellas y acaba involuntariamente con una vida que aspiraba a recorrer al año más de 20.000 kilómetros de mares.

Solo en Tenerife se espera recoger este año (y liberar con prontitud) más de 2.000 crías de pardela, 5.000 en toda Canarias. Lee el resto de la entrada »

España tira cada día a la basura (o al mar) 13 millones de pajitas de plástico

Más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren cada año como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar. ©Greenpeace

España es el país de Europa en el que más pajitas se usan: 13 millones al día, más de 5.000 millones al año. Cada persona consume anualmente 110 de estos objetos plásticos de un solo uso, uno cada tres días.

Tan solo se usan unos minutos pero permanecen en el medio ambiente durante cientos de años, con importantes consecuencias para los ecosistemas marinos. Ante esta situación, Greenpeace solicita una Ley que establezca la prohibición para la venta de estos y otros productos de usar y tirar y pide a la ciudadanía que deje de consumir pajitas de plástico. Lee el resto de la entrada »

¿Tú también sueñas con alas?

Nos ha pasado a todos alguna vez. A mí muchísimas veces. Sueñas que vuelas. Apenas agitas un poco los brazos y alzas el vuelo como un pájaro, ligero. En ese momento sientes un placer indescriptible, sensual, casi erótico, tremendamente placentero. Volar. Más alto. Más arriba.

Aseguran algunos psicólogos que este sueño encierra en realidad el anhelo de ser libre; por eso es un sueño habitual entre los adolescentes.

El caso es que yo no sueño con un pájaro cualquiera. Sueño con ser alimoche, águila perdicera, cigüeña, garza e incluso, algunas veces, petirrojo. Es verdad, lo reconozco. Soy un loco de las aves. Pajarero. Ornitólogo. Llámalo como quieras, pero me encantan los pájaros, verlos, identificarlos, disfrutarlos. Y como yo mucha gente. Para ellas, para todos nosotros, está dedicado un futuro documental verdaderamente emocionante: Soñando con alas. Lee el resto de la entrada »

Feliz con alegrías aladas en el jardín

Dos preciosos pollitos de herrerillo canario en mi jardín.

El año pasado fueron tres, pero que este año tan seco hayan nacido dos alegrías es para celebrarlo por todo lo alto.

Qué felicidad cuando, a primera hora de la mañana, mientras preparaba el bocadillo para la excursión roquera del #Geolodía en Fuerteventura, escuché sus reclamos inconfundibles. Salí a toda velocidad al jardín, con el queso en una mano y la cámara de fotos en la otra y allí estaban, hermosos, traviesos, divertidos: dos pollos de herrerillo canario con sus padres. Lee el resto de la entrada »

El día en que canté silencio y sonó música

El coro del IES Puerto del Rosario interpretando a John Cage.

Formo parte de un coro escolar, el del instituto de mis hijos en Fuerteventura. En él doy rienda suelta a mi fascinación por la música. Gracias al extraordinario trabajo de su director y alma mater de la formación, José Manuel Recio, cada ensayo es una impagable clase magistral de historia de la música, lenguaje musical, interpretación y especialmente amistad intergeneracional, pues allí nos juntamos desde barbudos padres de familia, estresados profesores y profesoras, amigos visitantes, hasta adolescentes y antiguos alumnos; todos unidos por amor al arte, nunca mejor dicho.

Cantamos piezas de todas las épocas y todos los idiomas, castellano antiguo, maorí, inglés, francés, hasta finlandés. Pero ninguna como la que hemos interpretado recientemente en el Centro de Arte Canario Casa Mané.

Arropados por la creatividad insular del último siglo, interpretamos allí una famosa y sorprendente composición: 4′33″, escrita en tres movimientos en 1952 por el compositor estadounidense John Cage.

Gracias a ella, cantantes y público descubrimos dos cosas muy importantes:

  1. El silencio no existe.
  2. Estamos rodeados de música.

Lee el resto de la entrada »

El elegante turismo de damas y caballeros está en crisis

Hoy me he pasado todo el día viendo pájaros. En realidad, disfrutándolos, porque tampoco hemos visto demasiados. Con quien he gozado de lo lindo una vez más es con Russell, mi amigo ornitólogo. Russell es escocés de Glasgow. Dotado de una extrañamente exquisita pronunciación inglesa, es de los pocos de su nórdico país con el que puedo mantener una conversación medianamente fluida en la lengua de Shakespeare.  Y hablar de lo que de verdad nos une, la observación de aves.

Russell visita Fuerteventura cada poco como guía ornitológico. Recluta aficionados del Reino Unido y se los trae una semana a mi islita con la promesa de que podrán ver bichos tan increíbles como la hubara, el corredor sahariano, la tarabilla canaria o el camachuelo trompetero. Le conocí hace 20 años viendo patos en un embalse. Desde entonces, cada vez que llega a la Maxorata, me da un toque. Esta vez vino con Gordon, un amigo suyo, éste sí dotado de un duro acento escocés de lejano parecido con el inglés. Lee el resto de la entrada »

Las aves más pequeñas inician su viaje más largo y peligroso

¿Te has fijado? Ya no hay vencejos en el cielo. Las ruidosas y locas aves del nunca parar, que hasta hace poco llenaban con sus gritos las calles, han desaparecido; están ahora comiendo mosquitos por las selvas de África, en países tan exóticos como Uganda, Tanzania o Kenia, a más de 6.000 kilómetros de sus nidos ibéricos.

Quizá veas todavía algunos, pero son de otra especie muy parecida que suele retrasar estos increíbles viajes, el vencejo pálido en lugar del vencejo común.

¿Te has fijado? Hay ahora muchos pajarillos enredando en los arbustos de parques y jardines. Están descansando de sus formidables viajes migratorios, a medio camino entre el centro y norte de Europa, donde criaron o nacieron, y las junglas africanas donde pasarán el otoño y el invierno.

Los más diminutos son los mosquiteros musicales. Apenas 9 gramos de peso pero con una increíble capacidad de vuelo que les permite recorrer miles de kilómetros en muy pocos días ¡Y de noche! Para evitar a los depredadores, estos pajaritos vuelan a oscuras, orientándose tan solo con la ayuda de las estrellas y de su asombroso instinto natural. Lee el resto de la entrada »

Un viaje diferente por los paisajes más asombrosos de Estonia

Cuando llegas al pequeño aeropuerto de Tallin (Lennart Meri Tallinna lennujaam), la capital de Estonia, te reciben dos maniquíes algo demodé y una bicicleta. Los muñecos se visten con la equipación deportiva y de gala que la selección olímpica de ese país llevó a Barcelona 1992. Fue su primera participación como país independiente en unas Olimpiadas desde 1936, independencia que acababa de arrancar a la Unión Soviética apenas un año antes. La bicicleta es la misma con la que Erika Salumäe logró la medalla de oro en velocidad individual, la primera en la historia de esta joven república báltica con una extensión similar a la de Aragón.

A partir de ahí todo son sorpresas para el viajero. La incorporación del país a la Unión Europea en 2004 y al euro en 2011 han catapultado a Estonia a la modernidad, pero sin perder ni olvidar las raíces.

A lo largo de su convulsa historia han estado gobernados por daneses, alemanes, suecos, rusos y soviéticos. La de ahora es su segunda época como país independiente después de un corto periodo entre 1920 y 1940. Lee el resto de la entrada »

Si encuentras un pollito abandonado ¡no lo cojas!

Muchas veces, tanto en el campo como en la ciudad, te has podido encontrar la cría de alguna ave salvaje, incapaz de volar, indefensa y con pinta de hambrienta. Eres una buena persona y tratas de ayudarlo. ¡Pues no lo toques!

La mayoría de las veces no es un pobre pollito abandonado por sus padres. Esos padres nunca abandonan a sus crías. La mayoría de las veces están cerca, controlando sus imprudentes paseos exploratorios fuera del nido cuando aún no tienen desarrolladas de forma completa sus aptitudes para el vuelo.

Los ves tan bonitos, tan torpones y desvalidos, que instintivamente tratas de ayudarles cogiéndolos. Pero mucho cuidado. Puedes estar metiendo la pata además de cometiendo una ilegalidad.

Antes de montar tu particular operativo de rescate es preciso reflexionar si interferir en la naturaleza es la mejor manera de solucionar el problema. Porque cuando se trata de  jóvenes pájaros aprendiendo a volar, la intervención humana puede empeorar las cosas. Lo atrapas, te lo llevas a casa ¿y después qué? Lee el resto de la entrada »

Un joven naturalista pide ayuda para salvar a las golondrinas

Aitor Mora es un joven de 18 años de Binéfar (Huesca) empeñado en salvar a las golondrinas, las benéficas aves que en este mes están comenzando a llegar después de haber pasado casi medio año en sus cuarteles africanos de invierno. Las protege en su pueblo y en toda España, preocupado por el declive cada vez más generalizado de estas especies de aves ligadas a medios agrícolas y urbanos. Él mismo lo explica así:

“Hace casi dos años, alarmado por el descenso poblacional de la golondrina común, decidí tomar cartas en el asunto. Así nació el Proyecto AvIn (Aves Insectívoras), al que se sumaron colaboradores de todo el país. Gracias a ellos, golondrinas, aviones y vencejos ya cuentan con planes a escala local para su conservación, al que esperamos se incorporen más amigos de las aves”. Lee el resto de la entrada »