BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘asturias’

Asturias es el territorio más osero de España

Osas con crías en la Cordillera Cantábrica.

Las poblaciones de oso ibérico van viento en popa. Completado el censo de osas con crías de 2016 en la Cordillera Cantábrica, las cifras aportadas por la Fundación Oso Pardo son excelentes: 40 osas con 67 crías en las dos subpoblaciones. Con ello se iguala el record de 2015 (aunque con tres crías más) y consolida el proceso de recuperación de la especie. Asturias se mantiene como el territorio más osero de España.

  • 34 osas con 57 crías en la subpoblación occidental (centro-occidente asturiano, Alto Sil leonés y Ancares).
    • 29 osas con 50 oseznos en Asturias y 5 osas con 7 crías en el oeste de León.
  • 6 osas con 10 crías en la población oriental (Montaña Palentina, Montaña oriental leonesa y bosques colindantes de Cantabria).
    • 4 osas con sus crías han estado en diferentes momentos del año entre Palencia y Cantabria, una se ha movido entre León y Cantabria y la última se ha localizado siempre en Palencia.

Los datos refuerzan la tendencia positiva de la especie, igualando en 2016 el número de osas de 2015, que fue el más alto obtenido desde que se iniciaron los recuentos anuales de osas con crías en 1989.

En la pequeña subpoblación oriental, la más amenazada y frágil, se mantiene el mismo número de osas (6) y una cría más (10) que en 2015, datos que apuntan a una incipiente recuperación, con hembras reproductoras en toda la Montaña Palentina y las áreas oseras de Cantabria hasta los bosques inmediatos a la autovía Cantabria-Meseta (A-7). Sin embargo, advierte la Fundación Oso Pardo, su expansión se detiene en torno a la carretera N-621 (Riaño-San Glorio) y las osas no terminan de extenderse hacia el occidente, donde les esperan los magníficos bosques de Mampodre y Sajambre (León), o los de Ponga y Redes (Asturias).

El preocupante aislamiento genético de los osos orientales durante casi un siglo también empieza a mitigarse. Los estudios genéticos muestran una creciente comunicación entre ambas subpoblaciones realizada sobre todo por machos occidentales que han logrado atravesar carreteras y hasta autopistas para llegar al núcleo oriental.

Todavía en peligro

A pesar de estos datos, se está muy lejos para considerar fuera de amenaza a las poblaciones cantábricas de oso pardo. De acuerdo con los criterios de la UICN, el oso cantábrico sigue estando en Peligro de Extinción, y legalmente la especie continúa en dicha categoría en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Aunque no hay evidencias del aumento de daños al ganado, el aumento de sus poblaciones está planteando un nuevo escenario, como qué hacer con los ejemplares que empiezan a perder el miedo al ser humano y se muestran especialmente confiados hasta el punto de acercarse a algunos pueblos.

En ese sentido, los expertos urgen a que las comunidades autónomas cantábricas aprueben protocolos para el manejo de osos habituados y conflictivos, pues dotará a las Administraciones de una herramienta muy útil a la hora de afrontar los conflictos causados y reducir los temores de los vecinos.

¿Y en los Pirineos?

La segunda población osera española está en los Pirineos, donde las cifras de los últimos censos son también halagüeñas. Se ha detectado un mínimo de 39 osos, entre ellos 5 osas con 10 oseznos. Son datos esperanzadores que demuestran que el plan de reforzamiento iniciado a mediados de los 90 con ejemplares traídos de Eslovenia está funcionando.

La escasez de daños y la reducción de los conflictos en la vertiente española son el fruto de un trabajo muy serio por parte de técnicos y autoridades. Pero en el lado francés la radicalización del conflicto se les está yendo de las manos, hasta el punto de haber surgido un presunto grupo de cazadores-terroristas que promulga la aniquilación de la especie. En Francia no se han aplicado medidas de prevención de ataques a los rebaños de ovino y colmenares, provocando con ello un creciente rechazo de la población local hacia el oso.

Y en el lado español, recuerda la Fundación Oso Pardo, “tenemos también una asignatura pendiente”. En los Pirineos occidentales, entre Navarra y Aragón, van envejeciendo los dos únicos machos que habitan esas montañas. No les deberíamos dejar morir sin darles la oportunidad de transmitir sus genes. Esto es especialmente importante ya que la madre de uno de ellos, Canelito, fue la última hembra autóctona pirenaica, y este ejemplar es el único oso vivo en los Pirineos que conserva los genes de la población original. Habría que volver a impulsar la iniciativa de reforzamiento con hembras entre Navarra y Aragón, tantas veces planteada en los últimos tiempos pero que las autoridades regionales siguen aplazando.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Los ecologistas denuncian el exterminio del lobo en Asturias

A partir de este viernes, 15 de septiembre, el Gobierno del Principado de Asturias dará carta blanca a los cazadores para realizar batidas de lobos en un tercio de su territorio, sin cupos, periodo de veda ni control científico ni de la guardería.

Así lo denuncia la asociación conservacionista WWF, cuyo secretario general en España, Juan Carlos del Olmo, ha escrito una carta al presidente del Principado, Javier Fernández, para pedirle que rectifique y paralice esta medida que los ecologistas consideran “desproporcionada, claramente ilegal, que supondría un retroceso histórico en la conservación de la naturaleza en España”. Lee el resto de la entrada »

Piden dos años y medio de cárcel por defender a los lobos de cazadores ilegales

Por mucho que confíes en la Justicia hay casos y cosas que te dejan descuadrado. Llegan los señores Blesa y Rato, roban a manos llenas más de 12 millones de euros en tarjetas opacas, además de arruinar una caja de ahorros cuyo rescate nos ha costado a los españolitos 22.424 millones de euros, son condenados a cuatro años y medio y seis años de prisión, respectivamente, por el caso de las tarjetas black, pero eluden la cárcel y cualquier otra medida cautelar en pago a su comportamiento “cabal” e “intachable”. Tampoco tendrán que depositar una fianza de entre 75.000 y 100.000 euros para poder dormir en casa. Hasta que haya sentencia firme están tan libres como los buenos pájaros que están hechos.

Pero llegan cinco ecologistas de Lobo Marley, asociación dedicada a conseguir la protección por ley del lobo ibérico en todo el territorio español, derriban en 2014 unas casetas de madera ilegalmente levantadas por los cazadores en la Reserva de Caza de la Sierra de la Culebra para matar lobos con artes igualmente ilegales, y el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Zamora lo considera un “presunto delito continuado de daños” por el que se les pide una pena de dos años y medio de cárcel. A la espera del juicio oral, el juez ha decretado la libertad condicional de los cinco encausados, pero deberán depositar una fianza de 50.000 euros para asegurar sus responsabilidades pecuniarias. Dinero que no tienen.

Cierto es que son dos sentencias diferentes y dos tipos de fianzas distintas, pero las penas solicitadas también son desproporcionadamente diferentes. Lee el resto de la entrada »

El vídeo de un joven ganadero indignado se hace viral

El ganadero Nel Cañedo

Algunos se imaginan a los pastores con pelliza de cuero, boina y una radio colgada del cuello como máxima sofisticación técnica, pero por suerte para todos nuestros ganaderos son un colectivo moderno. Y aunque depauperado, desprestigiado, ignorado, empobrecido, asfixiado a partes iguales por la Administración, el mercado global y los bancos, todavía mal que bien resiste e incluso hay jóvenes dispuestos a dejarlo todo e irse al pueblo a cuidar vacas. Pero sin desvincularse de un mundo urbano y conectado por Internet que es igualmente suyo.

Como ha hecho Nel Cañedo, joven asturiano que un buen día decidió dar un giro en su vida y abandonar su Gijón natal para irse a criar ganado a los Picos de Europa. Se instaló en una cabaña en Soñín, muy cerca de los famosos lagos de Covadonga, y se hizo con un rebaño de ovejas y cabras. Con su leche produce Gamonéu del Puerto, uno de los mejores quesos de España. Y con su mala leche, o mejor dicho, ácida versión crítica de la realidad, se está haciendo famoso gracias a los vídeos virales que sube en su cuenta de Facebook.

Lee el resto de la entrada »

Matan 21 lobos en Asturias pero les parece poco

lobos

Lo publica el diario asturiano El Comercio. El Principado ha abatido 21 lobos de los 45 previstos en el cupo de este año. Menos de la mitad, se lamentan ganaderos y políticos. Como si la eliminación de esos 24 lobos que de momento se han escapado de las balas fuera vital para afianzar la economía ganadera de la región. Sobre todo porque el cupo se ha hecho a ojo de buen cubero, sin datos actualizados ni objetivos concretos de eliminación de ejemplares problemáticos.

Ante este supuesto fracaso de matarifes, los responsables del Principado están analizando cómo optimizar las medidas de control que lleva a cabo la guardería sobre esta especie. Guardas funcionarios contratados para proteger la naturaleza y convertidos en mata lobos. Lee el resto de la entrada »

El pulpo asturiano, primero del mundo en vestirse de etiqueta azul

Pulpo MSC

Después de un año en evaluación bajo el estándar más riguroso del mundo,  cuatro cofradías artesanales de Asturias Occidental han logrado ser las primeras del mundo en obtener la preciada ecoetiqueta azul MSC (Marine Stewardship Council, Pesca Sostenible Certificada) para sus pulpos del Cantábrico.

La evaluación, desarrollada mediante un proceso participativo llevado a cabo por la certificadora Bureau Veritas, bajo el estándar del MSC para la pesca sostenible, ha demostrado que la pesquería de pulpo común (Octopus vulgaris) donde realizan las extracciones está en una situación saludable, es bien gestionada y la pesca tiene un impacto mínimo en el ecosistema marino.

Lee el resto de la entrada »

Todos contra el lobo

lobo (2)Más radicalizados que nunca, ganaderos, cazadores, conservacionistas y gestores se dan de palos por culpa del lobo, mientras la polémica especie es recibida no ya a palos, sino a tiro limpio, venenos y lazos ilegales.

La penúltima vergüenza ha sido la aparición hace unos días de un lobo muerto de un certero disparo en el cuello, una oreja amputada y colgado de una señal de tráfico a la entrada del pueblo asturiano de Tiós, en el concejo de Lena (Asturias). Ni en los peores tiempos anteriores a Félix Rodríguez de la Fuente se había llegado a tanto odio, a tanta estulticia.

¿Aviso a navegantes? Dudo que vaya dirigido a los lobos. Más parece un aviso a ecologistas. ¿Sueñan también con vernos colgados de los árboles?

Hay que hacer algo urgentemente. Reconducir la situación. Eliminar desavenencias, buscar soluciones. Tejer alianzas. Porque a tiros o a hachazos no se soluciona nada.

Hace falta un Plan Nacional de Gestión del Lobo que ayude a garantizar el mantenimiento de una población de lobos viable que pueda coexistir con las explotaciones ganaderas y la población del medio rural, minimizando su incidencia sobre la cabaña ganadera y optimizando la política de compensación de daños.

Hace falta implementar medidas de control, agilizar la indemnización real de los daños y la aplicación compensaciones efectivas, promover medidas de prevención (que van desde el empleo de mastines y cercados electrificados al agrupamiento de rebaños y la contratación de pastores) y, por supuesto, tolerancia cero con el furtivismo y el uso de veneno. Cárcel para esos ahorcadores de lobos.

También un apoyo decidido al ecoturismo, la gran herramienta de futuro como se ha demostrado en la Sierra de La Culebra (Zamora). Allí el lobo vivo vale mucho más que el lobo muerto: en el año 2012 se recaudaron unos 36.000 euros provenientes de los trofeos de caza del lobo, mientras que las pernoctaciones y las comidas en los establecimientos relacionados con el turismo del lobo produjeron 600.000 euros de ingresos.

Desgraciadamente vamos a peor. En tiempo electoral los lobos son tema recurrente para la propaganda política. Sólo así se entiende la última aberración del Gobierno de Asturias. En lugar de tratar de apagar el fuego de la discordia echan gasolina aprobando una extensión del programa de “control de población” de lobos, que terminaba en marzo, alargándolo hasta finales de junio. Hace así coincidir la matanza de lobos con el período de reproducción de la especie (y con la campaña política de mayo), afectando de lleno al periodo de partos de estos animales. Como han criticado los grupos ambientalistas asturianos, “la prórroga para matar lobos durante la época de cría parece abiertamente ilegal y es sin duda ilegítima”. Paralelamente, el mismo día en el que apareció colgado el pobre animal colgado el Principado aprobó un plan que permite la caza de lobos en monterías”. Una normativa que mantiene a esta especie como no cinegética, pero que por primera vez permite su caza en reservas regionales durante monterías legalmente autorizadas de otras especies.

Flaco favor hacen todos estos descerebrados matalobos a la bella, pero inconsistente, campaña publicitaria del Principado de Asturias elogiando a sus “guardianes del Paraíso“. Las personas de bien, amantes de la naturaleza y del turismo responsable, no queremos ese tipo de guardianes armados.

Más de 8.000 personas se han unido a la petición iniciada en Change.org por el refugio UNE Dos Soledades, después de que este lobo apareciera colgado junto a una señal de tráfico en el concejo de Lena. Exigen a su alcalde que “se investigue el suceso y se castigue a los culpables”. Yo ya he firmado.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

¿Correr por el Sueve? Los viejos bosques no aceptan carreras

Tejeda

El próximo día 5 de abril está programada una carrera campo a través por los concejos de Colunga y Caravia, de libre inscripción y unos 30 kilómetros de recorrido. Es el I Trail del Sueve “La Pisada del Diantre”. Para ello cuenta con los permisos reglamentarios de los ayuntamientos por los que pasa y del Principado de Asturias.

Lo que podría ser un evento normal se convierte en una aberración cuando la ruta elegida transcurre por el corazón de dos parajes de enorme valor ecológico: el hayedo de la Biescona y la tejeda del Sueve.Tejeda2

Ambos espacios son dos bosques maduros muy especiales del norte cantábrico, pero también extremadamente frágiles. La erosión y su escasa regeneración natural los hace de cristal. Cientos de personas atravesando sus trochas es lo peor que le podría pasar. Con toda la razón, la Asociación Amigos del Tejo y las Tejedas ha puesto el grito en el cielo ante lo que sus miembros califican, a través de una nota de prensa, como “un desatino“. No entienden (y yo tampoco), que unos lugares tan especiales, perfectos para la contemplación y el estudio a través de un plácido senderismo, se conviertan ahora, por culpa de una creciente moda deportiva, en lugar de agitación y pisoteo.

¿Cómo se permite discurrir una carrera de estas características por medio de uno de los mejores hayedos de la Cantábrica y una de las tejedas más importantes de Europa, hábitat de protección prioritaria para la Directiva Hábitat, LIC, ZEC, Paisaje Protegido y no sé cuántas protecciones más? ¿Cómo toda una administración regional contradice de manera tan flagrante los objetivos de conservación y las medidas de gestión que ella misma decreta en el Instrumento de Gestión de la ZEC Sierra del Sueve? ¿Cómo se autoriza esta carrera sin realizar estudios previos de impacto ambiental ni tener en cuenta el número máximo de corredores permitido?

La Sierra del Sueve es muy grande y hay buenos sitios para poder correr por ella sin alterar los lugares más frágiles. Por poner un ejemplo, en el Puerto de la Llama y la majada de Espineres hay ya adaptado un espacio para la celebración de este tipo de eventos públicos masivos. Pero como nos gusta llegar a esos lugares donde nadie llega, la carrera elije precisamente entrar en lo más difícil, que debería de ser lo más intocable.

Da lo mismo. Estamos en elecciones y todo estos días se hace a mayor gloria del elector. Como los lobos, los viejos tejos y las añosas hayas asturianas tampoco votan.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

 

Preparados para cazar avutardas y buitres

Avutarda

Estos días los machos de avutarda (como el de la foto) andan como locos buscando hembras. Aves polígamas, nuestras grandes pavas de la estepa son una joya ibérica, pues las 25.000 censadas en España suponen la mitad de toda la población mundial y el 80% de la europea.

Desde que en 1980 se prohibiera cazarlas su número apenas ha aumentado. La mecanización de la agricultura, el uso masivo de fertilizantes y pesticidas, junto con esos tendidos eléctricos contra los que chocan como moscas en un parabrisas no les dan respiro. Sin embargo, muchos cazadores reclaman ahora su caza como supuesto mejor sistema de protección. Para pasmo de los científicos, aseguran que eliminando a los machos viejos las hembras criarían más pollos.

Me río por no llorar. O por no gritarles bien alto: ¡Tarugos! Por desgracia, este tipo de tancretadas no son un caso aislado.

Otros amigos del rifle, esta vez en Asturias, proponen abrir la veda del oso en cuanto sus poblaciones sean mínimamente viables. Una comunidad donde han decidido matar todos los años cientos de cormoranes, criminalizados injustamente como los responsables del descenso de la pesca en unos ríos donde cada vez hay más pescadores y menos salmones.

Los lobos, ya se sabe, de protegidos nada. Tantos ingenieros y biólogos para que al final su gestión científica vuelva a apostar por el método del palurdo, a tiro limpio.

Sambenito del que ya no se libran ni los pobres buitres leonados, carroñeros, limpiadores de basura, pero últimamente señalados como feroces atacantes de indefensos corderitos. Una próxima normativa en Extremadura (la estrategia regional contra el veneno) autorizará a acabar con ellos si así lo decide la autoridad competente, a sabiendas de la imposibilidad de separar los ejemplares sanguinarios de los bonachones, de la falsedad de la mitad de las denuncias y de la inutilidad de tal eliminación.

¿Estamos locos, tontos o es año electoral?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Los cazadores sueñan con volver a cazar osos en Asturias

SONY DSC

A este país le hace falta mucha pedagogía. Especialmente a los cazadores, complejo colectivo que no acaba de asimilar su nueva función social, esa que les retira de la tradicional actividad deportiva y les arroga ahora complejas funciones como supuestos gestores de la biodiversidad. Ya no cazan por placer. Lo hacen para controlar científicamente las poblaciones de animales, evitando así indeseables aumentos poblacionales, plagas, pestes, epidemias, consanguinidades y otras terribles situaciones frente a las que, según parece, la naturaleza no es capaz de hacer frente. O eso dicen sus dirigentes:

“Si el oso pardo se recupera, consideramos que tendría que estar permitida su caza”.

Así de claro y contundente se expresó el presidente de la Federación Asturiana de Caza, Valentín Morán, según recogió el periódico La Nueva España. Lo hizo durante la celebración el pasado 18 de febrero de las I Jornadas “Realidad de la actividad cinegética en Asturias. Caza y sostenibilidad”, y aunque es verdad que luego matizó sus palabras, la aclaración fue casi peor:

“No quiere esto decir que mañana mismo nos queramos poner a cazar osos en Asturias, lo que considero es que debería de tenerse en cuenta. Ninguna especie tiene que ser descartada, ya que una población elevada de plantígrados también puede ser perjudicial para los vecinos del ámbito rural”.

Más tarde, y ante la monumental repercusión creada, Morán volvió a matizar su afirmación, dejándola como un “mero marco especulativo e hipotético”. Pero la idea quedó clara.

Ahí están de nuevo nuestros salvadores. Los valientes defensores de las economías rurales. El fiel amigo de pastores y agricultores. Ahí están los cazadores entrenando en batidas de osos en Eslovenia o Rumanía. Limpiando sus rifles a la espera de que, algún día, la protección del plantígrado en España dé sus frutos (a pesar de los siempre inevitables e incontrolables furtivos) y se les pueda manejar como mejor saben, a tiro limpio, al igual que tan buenos resultados da con los lobos. ¿Qué vendrá luego? Linces, águilas imperiales, quebrantahuesos,… las añoradas piezas tradicionales de la montería.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras: