La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Archivo de la categoría ‘Ornitología’

Un buitre negro español vuela hasta Noruega para comerse a Rudolph

Brínzola, fotografiada en Huerta de Arriba (Burgos) antes de iniciar su periplo.

El título de esta noticia tiene su guasa, pero es el que han elegido los responsables del proyecto Monachus de GREFA para explicar la última hazaña de Brínzola, su buitre negro más viajero. En realidad buitra, pues es una joven hembra de tan solo tres años de edad. Pájara que se había echado de novio a Batman, otro buitre, a quien de la noche a la mañana abandonó el pasado mes de abril en Burgos para irse a correr “la vida loca” por el norte de Europa. Y que ha acabado comiendo renos en Noruega.

Lorena Juste, la bióloga extremeña supervisora del proyecto en Burgos, no oculta su sorpresa con este comportamiento. “Llevamos más de 130 buitres negros marcados con GPS y es la primera vez que uno hace algo así de raro”, reconoce. Lee el resto de la entrada »

La alondra ricotí, tan amenazada como el lince

Alondra ricotí o de Dupont. Seguramente es la primera vez que oyes hablar de ella. Una alondra, un pajarito más de nuestros campos. En realidad un pajarito menos. Porque se está extinguiendo, como le ocurre al lince ibérico, al desmán o al sisón. Desaparece sin que la mayoría de nosotros supiese que existía, sin que hayamos tenido la oportunidad, rara, emocionante, de escuchar su canto primaveral en una de esas parameras donde parece que no hay nada pero en realidad hay mucha vida oculta. O más bien había. Porque hasta nuestros desiertos ibéricos van a menos.

Un reciente trabajo dirigido desde la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) describe el preocupante estado de conservación de la alondra ricotí. Solo en España, entre 2004 y 2015, la especie se ha reducido en más de un 40%. Los autores destacan la urgencia de elaborar una Estrategia Nacional de Conservación.

Lee el resto de la entrada »

El águila perdicera vuelve a criar en Madrid gracias a dos aves andaluzas

Águila perdicera o de Bonelli. Foto: Sergio de la Fuente / GREFA

Dos pollos de águila perdicera o de Bonelli (Aquila fasciata) han nacido este mes de abril en la Sierra Oeste de Madrid, en un nido regentado por una pareja reproductora de la especie en la que tanto la hembra (Haza) como el macho (Bélmez) son aves reintroducidas procedentes de nidos de Andalucía. Estos nacimientos son uno de los principales hitos del  proyecto AQUILA a-LIFE, coordinado por GREFA.

Según ha informado la la ONG conservacionista, hacía treinta años que no nacían águilas perdiceras en la Sierra Oeste de Madrid, donde la especie se extinguió como reproductora a principios de los años noventa. Es también la primera vez que un proyecto de reintroducción logra que esta rapaz amenazada se reproduzca en territorio madrileño.

En el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres de la Comunidad de Madrid, el águila de Bonelli aparece en la categoría de “En peligro de extinción”, al mismo nivel que la emblemática águila imperial ibérica.

Instalación de un emisor GPS. Foto: Francisco Márquez / GREFA

A la tercera va la vencida

Los progenitores de los dos pollos que acaban de nacer en la Sierra Oeste de Madrid, Haza y Bélmez, fueron cedidas por la Junta de Andalucía, procedentes de nidos naturales de la provincia de Jaén. Tras su reintroducción en la Sierra Oeste de Madrid, ambas aves formaron pareja y se asentaron territorialmente en 2016 en la misma zona de liberación.

En 2017 esta pareja ocupó un nido artificial construido por GREFA para facilitar la reproducción de la especie, que llegaron a acondicionar, pero sin efectuar puesta. Al año siguiente sí que pusieron huevos, que no llegaron a eclosionar, por lo que a Haza y Bélmez se les introdujo en el nido un pollo de su especie criado en cautividad, que acogieron perfectamente. Por desgracia, este pollo adoptivo acabó siendo depredado por un búho real poco antes de iniciar sus primeros vuelos. Por fin, en 2019, esta pareja ha conseguido que nazcan dos pollos en su nido de la Sierra Oeste de Madrid.

“El nacimiento de estos pollos tiene una gran trascendencia, ya que el águila de Bonelli es tan escasa en la región que, aparte de las aves reintroducidas, ahora mismo solo queda una pareja totalmente salvaje, a la que podemos considerar histórica, asentada en territorio madrileño”, recuerda Ernesto Álvarez, presidente de GREFA, la ONG que coordina el proyecto AQUILA a-LIFE.

Polopos muere electrocutado

Gracias al emisor GPS que portan las águilas reintroducidas, se sabe que de los 56 ejemplares que se han soltado en la Comunidad de Madrid desde que se iniciaron en 2010 las liberaciones de esta especie, 19 han muerto en tendidos eléctricos de diseños peligrosos para las aves.

De estos casos de electrocución, cinco fueron especialmente graves por ser las víctimas águilas perdiceras que ya se habían asentado en un territorio reproductor. El más reciente de estos casos es el de Polopos, un ejemplar procedente de la población salvaje de la especie en la provincia de Granada que fue cedido cuando era un pollo a la Comunidad de Madrid por la Junta de Andalucía para su liberación en 2015.

“Tras cuatro años de vida en libertad, Polopos había formado pareja con una hembra de su especie, pero las esperanzas de que se reprodujese en breve se han visto truncadas tras el hallazgo de su cadáver electrocutado el pasado 4 de abril en la Sierra Oeste de Madrid”, se lamenta Álvarez.

Tras la muerte de Polopos quedan cuatro parejas de águila perdicera en la Comunidad de Madrid, tres de ellas con presencia de ejemplares reintroducidos.

Corrección de tendidos eléctricos. Foto: Sergio de la Fuente / GREFA

Correcciones de tendidos eléctricos

AQUILA a-LIFE, que esta primavera tiene previsto liberar ocho nuevos pollos de águila perdicera o de Bonelli en la Comunidad de Madrid, tiene en la corrección de tendidos peligrosos para la especie una de sus principales líneas de actuación. En poco más de un año de vigencia, este proyecto ha contribuido a financiar los arreglos de más de un centenar de apoyos (postes o torretas) de casi una veintena de tendidos eléctricos.

Estas actuaciones se han llevado a cabo en la Comunidad de Madrid y provincias limítrofes como Ávila y Toledo, en zonas por donde se sabe que se mueven las águilas de Bonelli reintroducidas, gracias al seguimiento por GPS.

Además de estas correcciones, la información aportada desde AQUILA a-LIFE a las compañías eléctricas sobre la ubicación de tendidos peligrosos para la especie está permitiendo aislar una gran cantidad de apoyos en las zonas españolas e italianas donde el proyecto está liberando ejemplares.

“La primera consecuencia de todas estas intervenciones en tendidos eléctricos es crear territorios seguros donde las águilas de Bonelli reintroducidas puedan asentarse como reproductores con garantías de que no van a morir electrocutadas, como lamentablemente le ocurrió a Polopos y otras aves del proyecto”, explica Álvarez.

Proyecto basado en la colaboración

El proyecto AQUILA a-LIFE pretende contribuir a aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir la tendencia poblacional regresiva de la especie. Para ello se están liberando ejemplares en España e Italia (Cerdeña) y se están abordando las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

Uno de los indicativos de la buena marcha de AQUILA a LIFE, que da continuidad a los progresos obtenidos con el águila de Bonelli con el ya concluido proyecto LIFE Bonelli, es el número de parejas formadas gracias a la reintroducción de ejemplares que ya tienen sus propios territorios: nueve en Mallorca, ocho en la Comunidad de Madrid y zona centro peninsular, dos en Navarra y uno en Álava, además de las buenas expectativas que han generado las primeras liberaciones en Cerdeña.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

¿Sabes cuál es el pájaro primaveral más sinvergüenza?

Cuco. Foto: Chris Romeiks / Wikimedia Commons

Respecto a este pájaro, el diccionario de la Real Academia de la Lengua no se anda por las ramas: Taimado y astutoque ante todo mira por su medro o comodidad.

¿Qué pájaro puede ser descrito así? No hay duda: el cuco (Cuculus canorus). En realidad, se dice de la persona que se parece a él, porque el cuco, no hay duda, es a nuestro parecer una ave astuta pero ante todo, con un morro que se lo pisa. Al margen de que su canto sea heraldo de la primavera, al margen de sus supuestas dotes adivinatorias, al margen de su increíble forma de vida, el cuco es un capullo.

Estamos en “abril, abriluco, el mes del cuco”, una de las pocas aves que prosperan en la Naturaleza sin tener que gastar energías en criar y proteger a su prole. Esta semana he tenido la fortuna de poder escuchar a uno de los primeros cucos que han llegado al Pirineo. Lo oí viendo pájaros en el Valle de Tella, a las puertas del Parque Nacional de Ordesa (Huesca). En este nuevo vídeoblog de mi canal en YouTube [¿todavía no te has suscrito?] te cuento mi experiencia.

Lee el resto de la entrada »

Mete a todas las aves de España en tu teléfono móvil

Alcatraz atlántico. ©Bildagentur Zoonar GmbH-Shutterstock

¿Te gusta el campo y no tienes ni idea de aves? Será porque no quieres. Porque existe una aplicación gratuita para el teléfono móvil que te puede despejar todas tus dudas pajariles de una vez por todas. Se acabó eso de ¿cómo se llamará ese pájaro? e incluso, aún más difícil, ¿qué pájaro es ése que canta?

Aves de España, la app de SEO/BirdLife y la Fundación BBVA que ya ha tenido 120.000 descargas, acaba de ser actualizada y vuelve a estar operativa para Android e iOS.

Son muchos quienes me preguntan cuál es la mejor guía para identificar aves. Las hay muy buenas en papel, pero en versión digital yo me quedo con la de SEO/BirdLife. No solo te ofrece información detallada sobre más de medio millar de especies, trucos para identificar a las más complicadas, datos actualizados sobre sus costumbres, dieta, distribución y amenazas. Cuenta además con excelentes ilustraciones, cientos de vídeos y, aún mejor, grabaciones de todos sus cantos y reclamos. Por si fuera poco, incluye rutas por 25 de los principales enclaves donde poder observar aves en España. No hay quien dé más por menos. Lee el resto de la entrada »

¿Chorlitejo, alcaudón o aguilucho? Vota el ave del Año 2019

Las poblaciones de aguilucho cenizo están en mínimos por culpa de esas cosechadoras que trituran sus nidos. Los chorlitejos patinegros no tienen playas sin turistas donde poder vivir. Los alcaudones reales son ya más raros de ver que un pastor con sus ovejas.

Son tres especies aparentemente comunes pero en preocupante en declive poblacional que aspiran a convertirse en Ave del Año 2019 tras una votación popular impulsada por SEO/BirdfLife.

Hasta el 15 de enero, cualquier ciudadano puede entrar en la página web de la organización conservacionista y elegir entre las tres candidatas seleccionadas por un comité de expertos. Su elección ayudará a poner el foco sobre el mal estado de conservación de estas aves y la urgencia de proteger sus hábitats. Lee el resto de la entrada »

Un cristal acaba con las vacaciones de un pajarito siberiano

En la imagen, sobre mi mano, un pajarito que apenas pesa ocho o nueve gramos. Está vivo pero muy grave. No vio una gran cristalera. Perseguía incansable pequeños mosquitos. Su instinto no le advirtió de la presencia de invisibles trampas humanas. Pensó que era un espacio abierto. El impacto fue tremendo para él e insignificante para el entorno. Apenas un golpe seco. Se reventó contra el cristal.

Me lo encontré en el suelo, inmóvil, aturdido. Mi primera impresión fue de pena. Pobrecito.

La segunda impresión fue de auténtica sorpresa: ¡un mosquitero bilistado! Era una de las aves más raras que se pueden ver en Europa occidental, un pájaro propio de la taiga siberiana, capaz de hacerse volando, de noche y en muy poco tiempo, los más de 6.000 kilómetros que separan a los Montes Urales de Canarias. Pero el pajarito acabó su periplo reventándose contra una cristalera en el sur de Fuerteventura. Ya es mala suerte.

Hice todo lo posible para intentar que se recuperara. Básicamente, dejarlo en una cajita de cartón bien aireada, en penumbra y sin ruido, cruzando los dedos para que la conmoción fuera a menos. Todo en vano. A la mañana siguiente amaneció muerto. Fin del viaje. Lee el resto de la entrada »

El aceite de oliva industrial puede matar millones de aves

Zorzales y otras aves muertos en la recogida nocturna de aceituna.La recogida mecanizada de aceitunas durante la noche en los olivares en modalidad superintensiva puede provocar solo en Andalucía la muerte de 2.600.000 de aves, según a alertado la asociación Ecologistas en Acción basándose en un informe de la propia administración regional.

El olivar superintensivo crea una plantación de alta densidad en forma de seto. Esta modalidad de cultivo tiene como objetivo reducir costes, ya que desde la plantación hasta la recolección todo está mecanizado. En 2015 existían en España aproximadamente 45.000 hectáreas, la mitad de las existentes a nivel mundial, 21.000 de ellas en Andalucía.

Las pequeñas aves sienten predilección por este tipo de olivos arbustivos que les aportan mucha seguridad en sus horas de sueño. Pero estos olivares en seto se convierten en una trampa mortal durante la recolección nocturna al ser las aves cegadas por los focos de las cosechadoras, que se las tragan literalmente mientras duermen. Lo hacen por la noche para aprovechar bajas temperaturas, lo que garantiza una excelente calidad de la aceituna recogida y, por ello, del aceite de oliva resultante. Es aceite manchado de sangre. La de miles de pajaritos matados involuntariamente. Lee el resto de la entrada »

El cóndor de Europa ya no está en peligro de extinción

Por Europa no vuela el cóndor andino, el pájaro más grande y de mayor envergadura del mundo; unos 3,5 metros de punta a punta de las alas. Nuestro cóndor europeo, el ave más inmensa del Viejo Continente, es el buitre negro (Aegypius monachus). Casi tres metros de alas inmensas. Los venenos estuvieron a punto de llevarlo a la extinción a mediados del siglo pasado. Más tarde, la crisis de las vacas locas impidió durante años el abandono de animales muertos en el campo y a punto estuvo de matar de hambre a todos los buitres ibéricos.

La buena noticia es que a día de hoy sus poblaciones se han recuperado y están fuera de peligro. También lo es el saber que España concentra la mayor parte de sus efectivos europeos, más del 96% del total de la población.

El último censo español calcula que hay criando unas 3.000 parejas. Cuando se hizo el primer censo nacional de la especie en 1973 tan solo había 190 parejas repartidas en 15 colonias. Lee el resto de la entrada »

Enara y Goyo son las cigüeñas más vagas de Madrid

Cigüeñas blancas alimentándose en un vertedero. Foto SEO/BidLife

Si eres una cigüeña blanca, lo tuyo es criar en España y pasar el invierno en Mali, Mauritania, Senegal o Gambia. En eso consiste emigrar para ellas. En meterse entre pecho y plumones hasta 3.000 kilómetros de largo aleteo, más de un mes de peligrosísimo viaje cruzando el Estrecho de Gibraltar y hasta el desierto del Sahara para buscar ese alimento que en estas épocas escasea en Europa. Y en primavera repetirlo a la inversa. Pero si eres lista (o muy vaga) te buscas un restaurante cerca de casa y pasas de viajar.

Es lo que han hecho Enara y Goyo, una pareja de cigüeñas blancas de Manzanares El Real (Madrid). Técnicos de SEO/BirdLife las marcaron en el mismo nido en 2013 y desde entonces siguen cada año juntas cada temporada de cría, de enero a julio. Lee el resto de la entrada »