La novela solidaria con los animales ‘Mastín y la chica del galgo’ ya está a la venta online

Buenas noticias para aquellos que quisisteis un ejemplar de Mastín y la chica del galgo y no pudisteis conseguirlo siendo mecenas de este proyecto solidario en Verkami.

Esta novela, solidaria al 100% con los animales abandonados, ya está a la venta en la web de la Fundación Amigos del Perro, la entidad de protección animal asturiana beneficiaria.

Hay mil ejemplares disponibles, una vez se acaben, ya no habrá ninguna oportunidad de contar con este libro en su edición impresa.

Argumento: Martín tiene diecisiete años y un pitbull, un perro viejo y bueno pero que hace que muchos se cambien de acera cuando los ven paseando juntos. Anda un poco perdido sobre qué hacer con su vida. Y conocer a una nueva vecina, una chica de veintiséis años con un galgo, le conducirá a ser voluntario en una protectora y le ayudará a encontrar su norte. Los perros protagonistas son un pitbull y un galgo. No es casualidad. Embajadores de los conocidos como perros potencialmente peligrosos cuya adopción es más difícil y sobre los que pesan muchos prejuicios injustos y de los perros de caza que llenan perreras y protectoras con un futuro incierto.


Mastín y la chica del galgo es una novela juvenil (para chavales a partir de unos catorce años) de 400 páginas, interesante también para adultos.

Es un libro que puede contribuir cambiar un poquito el mundo a mejor de diferentes maneras, despertando una mayor sensibilidad y respeto por los animales, que se traduce también en bondad y empatía hacia otros seres humanos. De hecho, en el libro también se recogen más valores relacionados con la tolerancia y la convivencia vinculadas a situaciones de acoso escolar o igualdad LGTBi.

Absolutamente todos los beneficios que genere serán donados a Fundación Amigos del Perro.

Termino compartiendo el vídeo de la presentación que tuvo lugar en el Centro Asturiano de Madrid, al que agradezco mucho que nos acogiera.

Allí charlé largo rato en compañía de Alfonso Estébanez, nuestro anfitrión; María José Rodríguez, científica, defensora de los animales, impulsora del evento solidario Jugando por ellos y autora de cuentos con vertiente animalista como Galgui o Elefante y Miguel; y Núria Máximo, responsable de la Cátedra Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos.

Es largo, pero creo sinceramente que también es interesante el universo de la protección animal.

¿Sabes lo que es el peligroso síndrome de “voy a ir al gimnasio” aplicado a los animales?

Nos prometemos que vamos a ir al gimnasio cada dos días, que correremos al menos tres por semana o que el lunes comenzará la dieta. Y nos lo creemos. Estamos convencidos de que así será. Incluso comenzamos con un entusiasmo exagerado que nos deja baldados los primeros días o con la nevera tan llena de productos bajos en calorías que seremos incapaces de comerlos todos antes de que caduquen.

Poco tiempo después empezamos a flaquear, el propósito que nos planteamos ya no parece hacernos tanta ilusión. Vamos espaciando las visitas al gimnasio, las salidas en zapatillas y nos decimos que no pasa nada por cenar pizza con todos esa noche.

Pasa mucho, es muy humano.
Y es aplicable a muchas otras realidades, más allá de las típicas de hacer ejercicio, iniciar un régimen o dejar de fumar.

El problema es cuando esa falta de voluntad, ese exceso de entusiasmo inicial, ese engañarnos a nosotros mismos, redunda en el sufrimiento de otros.

En el caso que nos ocupa, esos otros pueden ser los animales que decidimos integrar en nuestra familia.

Nos entusiasma la idea de la adopción o la compra, nos volvemos locos los primeros días que tenemos al perro (o al gato, el conejo o el loro) en casa. Gastamos más de lo necesario en chuches y juguetes para él, nos quedamos embobados mirándoles, bajamos con ganas al paseo aunque haya que madrugar o abandonar la fiesta los primeros.

Pero pasado un tiempo, que puede ser más corto o más largo, llega el desinterés, el desamor, la pérdida de ilusión.

Ya no nos compensa dejar la juerga los primeros porque el perro nos esté esperando en casa. Cuando llegamos, de madrugada, ha hecho sus cosas, hay que bajarlo. ¡Qué pereza! Y además las vacaciones se complican con él. Hay que pagar para que esté atendido o hacer otros planes.

El problema es que con el gimnasio basta con dejar de pagar la cuota y si fuera un novio se iría por su pie, pero aquí hay un ser vivo que depende completamente de nosotros. ¿Qué hacemos con él? Un marrón.

Según el último estudio de Fundación Affinity sobre el abandono, el mejor que tenemos en este país para hacernos una imagen de esta problemática, el 10% de los abandonos se deben a una pérdida de interés por el animal.

Es inasumible. Por eso hay que seguir insistiendo en la necesidad de pensarlo a fondo antes de abrir las puertas de nuestro hogar a un animal. Si tenemos dudas, si no lo tenemos claro, por mucha ilusión que haga hay que frenar esos deseos.

Tenemos que ser responsables.

Para contar la historia de Ness, hay que remontarnos un poco antes de su nacimiento. Apareció un día una perra, estaba delgada y no tenía chip. La familia que la acogió intentó buscar al propietario, pero nunca nadie la reclamó.

Después de unas semanas de su acogida, se dieron cuenta que estaba preñada. Tuvo nueve cachorros. Les buscaron familias entre familiares, amigos, conocidos y amigos de amigos…
Todo parecía que había acabado bien. Finales felices para todos, incluida la madre. Pero no fue así Devolvieron a Ness.

A veces los humanos somos muy ligeros para tomar algunas decisiones.
No nos cansaremos de decir que la decisión de adoptar un animal debe ser algo pensado, meditado, y no un “quiero y luego ya no quiero”

Ahora Ness necesita una nueva familia. Buscamos una adopción responsable para este cachorrete guapetón.

Contacto: AGERAA, Asociación para la Gestión Ética y Responsable de Animales Abandonados. ageraaproyectohogar@gmail.com 670959688

¿Quieres adoptar un gato? ¿Y por qué no dos?

El nidito de amor de los dos hermanos. Más allá de que es otra muestra más de lo irresistibles que son las cajas para los gatos, sirve para mostrar lo que llevo recomendando desde hace años en el blog. Mejor adoptar una pareja de gatos bien avenida que uno solo.

Siempre que viene alguien diciéndome que quiere adoptar un gato le comento, ¿y por qué no dos?. Dos hermanos de camada o simplemente colegas, cachorros o adultos. Gatos con buena relación, que si estás ausente se harán compañía y podrás disfrutar observando…

Mis anteriores compañeros felinos, Flash y Maya que en la imagen ya están viejecitos y a los que no olvidaré jamás, no eran hermanos. Llegaron a casa con varios meses de diferencia. Eso no impidió que tuvieran una estupenda relación.

Pero es cierto que, como con nosotros, no todos los gatos se entienden igual de bien, los hay que incluso son incompatibles. Buscar desde el principio en una buena protectora una pareja (insisto, pueden ser adultos) que se lleve bien o que sean hermanos es garantía de éxito.

Es fascinante, hipnótico, observar a dos gatos bien avenidos, dos gatos que se buscan, juegan y dan cariño.

Los gatos pueden estar bien solos, mejor que los perros, pero no son animales solitarios. Gustan del contacto con seres humanos y otros animales (no solo otros gatos), establecen relaciones complejas y enriquecedoras para ellos.

Hay muchas falsas creencias en torno a esos animales, que ni son egoístas, ni traicioneros, ni interesados. Deberíamos mirarnos a nosotros mismos como especie antes de pronunciar esas palabras referidas a un gato.

Y que quede claro que esto en lo que os insisto de tener gatos a pares no tiene nada que ver con querer “colocar” dos gatos. Jamás pretenderé algo así, sino lograr adopciones responsables, conscientes, felices y duraderas.

¿Te animas a ser casa de acogida de un animal necesitado este verano?

Así eran Hinata y Yotsuba no hace tanto.

Y así están ahora:

Los gatitos crecen muy deprisa. Muy pronto parecen adultos y eso tiene el inconveniente de que dificulta su adopción.

Esa pequeña pareja de hermanos puede ahora disfrutar de la vida (y del cubo de la fregona) en mi casa gracias a que hubo una familia que se prestó a ser casa de acogida para ellos, a cuidarles y darles el biberón hasta que tuvieron la edad suficiente para ser adoptados.

‪Los cachorros, los animales convalecientes, los ancianos, aquellos para los que no hay hueco… necesitan hogares así, que generosamente cuiden de manera temporal a estos perros y gatos hasta que puedan ir a las protectoras o encontrar un hogar definitivo. ‬

En estas fechas, en verano, es con frecuencia aún más difícil gestionar esta red de acogidas. Hay mucha gente que se ausenta, que no puede comprometerse a prestar estos cuidados, por lo que hacen falta especialmente.

Si podéis hacer un hueco durante un tiempo a uno de estos animales necesitados, no lo dudéis. Es una experiencia muy gratificante.

Hay animales que requieren mucha supervisión, pero también otros que con unos mínimos cuidados y un rincón tranquilo tienen bastante. En todos los casos las asociaciones corren con los gastos (a menos que optemos por ayudarles también ahorrándoselos).

Contactad con una protectora cercana y ofreced vuestra ayuda, os aseguro que la necesitan.

A veces he escuchado a mucha gente decir que no se anima a hacerlo por la pena de dejarlos luego marchar, por la posibilidad también de acabar encariñándose de ese animal definitivamente.

Es cierto que puede apenarnos, pero es un pena dulce. Una suerte de morriña gallega que hace sonreír suave y engrandece el corazón.

Y también es verdad que es posible que uno de esos animales nos enamore y acabe formando parte de nuestra familia para siempre. Eso me pasó a mí con actual, mi actual perra. Pero si finalmente adoptamos a uno de esos animales, por qué se abre paso en nuestro corazón, poco hay que lamentar. Simplemente disfrutemos de encontrar un compañero con el que compartir nuestros pasos.

Termino dejándoos las explicaciones de Madrid Felina, una de esas asociaciones que os contaba que son altamente dependientes de las casas de acogida. Además, al centrarse en gatos que suelen nacer en primavera, precisan especialmente de nodrizas en estos tiempos.

Ver esta publicación en Instagram

#NoAlAbandono bajo ninguna excusa, pretexto o circunstancia. Esto es lo único que hemos podido ofrecer a Nilar, una jaula. Ningún animal debería verse en un hogar y luego en una jaula. Nilar, necesita acogida o adopción, si puedes escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el 5 Jul, 2019 a las 6:24 PDT

Hay casos en los que los que por diversos motivos, no podemos adoptar un gato y darle todos los cuidados que merece. Pero si queremos ayudar, podemos ofrecer una alternativa a los gatos abandonados.

En estos casos tú puedes acoger temporalmente en tu casa un gato, hasta que encontremos un hogar definitivo y estable para él.

Al igual que si adoptaras un animal, el acogerlo temporalmente debe ser una decisión meditada y consensuada con el resto de la familia, ya que es una gran responsabilidad. igualmente se debes valorar el tiempo, espacio y dedicación que puedes proporcionarle.

El acogimiento es por un tiempo indeterminado, por lo que se llevará cierto control y seguimiento de tu nuevo amiguito. La duración depende de la dificultad que tengamos para encontrarle un hogar definitivo, pero en caso de que no se pudiera seguir atendiendo al gato, podrá ser devuelto a la Asociación Madrid Felina.

Las casas de acogida son la parte más necesaria para nuestra asociación.

No disponemos de un refugio donde tener los gatos por lo que sin casas de acogida es imposible seguir con nuestra labor.

Contacto: adopciones@madridfelina.org 673 645 789 (solo mensajes de WhatsApp)

Ver esta publicación en Instagram

Tren y Via, y los dos cachorros mas adorables y tiernos del universo. Cariñosos, pizpiretos, juguetones. Ella es mas lista y traviesa, el más tomtorrín y tranquilo. Hay para todos los gustos, no te lo pienses y ven a conocerlos. Escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el 6 Jul, 2019 a las 1:48 PDT

¿Debemos los dueños de los perros eliminar con agua los orines de nuestros perros?

Una de las noticias que más lectores tuvieron ayer en este periódico fue la decisión del Ayuntamiento de Almería de imponer la obligación a los dueños de perros de limpiar los pises de sus animales con una mezcla de agua y vinagre. Las multas por no hacerlo pueden llegar a los 750 euros, aunque habrá un plazo de adaptación.

Reconozco que tanto éxito me sorprendió, porque no es una iniciativa novedosa. Para nada. En los últimos años se han ido sucediendo multitud de ordenanzas municipales en este sentido. Palma, Mataró, Alboraya, Benalmádena…

Sería interesante saber cuántas multas ha puesto Mataró en estos dos años. Este tipo de normativas son de difícil gestión a la hora de multar. De hecho hay otras normativas importantísimas, como la obligatoriedad del chip de identificación o la vacuna, que mayoritariamente se incumplen y tampoco se persiguen desde la Administración.

Es este país somos expertos en poner normas que luego quedan en papel mojado o que solo se aplican de Pascuas a Ramos.

La cosa es que ir durante el paseo con una botella (una par de ellas de dos litros si se tiene un perro grande o más de uno) a cuestas para ir regando el asfalto es un tanto ridículo, la verdad. El orín de los perros no transmite enfermedades, se evapora o se lo lleva la lluvia, sin más.

Eso, si los perros lo han hecho dónde deben, claro. Y ahí está el meollo del asunto.

La cuestión es que estas medidas llegan porque los dueños de los perros lo hacemos con frecuencia entre mal y muy mal. No podemos exigir nuestros derechos como dueños de animales si no cumplimos con la parte que nos toca.

No podemos permitir que nuestros perros orinen en cualquier sitio.
Deberíamos impedir siempre que lo hagan en los escalones o laterales de los portales, en los cierres de las tiendas, en los sacos de obras que unos trabajadores tendrán luego que manejar, en los contenedores u otro tipo de mobiliario urbano.

Es comprensible que el señor que tiene que abrir a diario una tienda cuyo cierre está lleno de meados, el que puso un restaurante con una fachada decorada que ha quedado deslucida por los pises o la comunidad que tiene una esquina del mármol del portal hecha unos zorros, estén hasta el gorro y eleven sus quejas. Tienen todo el derecho a que sus propiedades sean respetadas.

Sobre todo con los machos, más dados a ir marcando, es algo que hay que controlar. No pasa nada por regar un poco un árbol o un parterre o por arrimarse a los setos de los parques, pero no todo vale.

Sobra decir que esa actitud es extrapolable a muchos otros aspectos de la tenencia de perros, que ha de ser responsable siempre. Hay que recoger siempre los excrementos, harta estoy de contarlo en este blog. Si la norma o las circunstancias indican que el perro debe ir atado, pues atado. Y si toca bozal, pues ajo y agua.

Respondiendo a la pregunta que planteo. Pues me temo que si la ordenanza municipal lo obliga, no nos queda más remedio que cumplir el mandato de la ley, por mucho que no comulguemos con él.

Pero para evitar que aquellos municipios en los que aún no está así estipulado decidan repetir la jugada, tenemos que ponernos las pilas y tener un comportamiento ejemplar para demostrar a todo el mundo, incluso a los más reacios, que podemos convivir cívicamente todos en sociedad.

Perla es una cruce de mastín de apenas tres años. La rescataron hace dos años.

Por casualidades de la vida (aunque yo creo más en la causalidad que en la casualidad), esta perrita que vagaba por las calles de un pueblo de Jaén, fue a parar a un sitio donde se impartía un curso de Protección Animal”.

Cuando llegó el momento del descanso, se acercó a la gente a pedir comida. Evidentemente le dieron de comer y pasó ese rato rodeada de humanos amables que le daban comida y caricias. No mostró miedo, al contrario, era muy sociable.

Al final, terminó echándose una siesta en el salón de actos donde se daba la conferencia.

Y como era de esperarse, los humanos que organizaron el evento la rescataron. No consiguieron casa de acogida, por lo que tuvieron que llevarla a una residencia. Y aunque han hecho muchos esfuerzos para encontrarle un hogar, nadie se ha interesado en ella, nadie ha querido adoptarla. Lleva ya dos años esperando ese final feliz.

Es muy sociable y cariñosa. Se lleva bien con otros perros y gatos.

Contacto: ageraaproyectohogar@gmail.com y 670959688

Quien valore más a una cosa que a un ser vivo no debería tener animales

Quien valore más a una cosa que a un ser vivo no debería tener animales.

Cuando alguna vez me he encontrado a alguien dubitativo sobre si tener gato, siempre le he preguntado si estaría dispuesto a asumir que no pasaría nada si destrozase su mueble favorito. Si no lo ve claro, que no añada un gato a la familia.

Evitaríamos muchos problemas si solo adoptasen o comprasen un animal aquellos que realmente tienen claro que les compensa.

Este precioso gatazo es Juanito. Cuentan que es tranquilo y cariñoso y que tiene apenas tres años. El día quince de julio se queda sin casa de acogida y necesitan para él otro hogar temporal o, mejor aun, una familia definitiva.

En apenas un año ya ha tenido tres cambios de casa, ya va siendo hora de que encuentra un lugar que le quieran para siempre.

Contacto: adopciones@madridfelina.org

El 68% de los perros recogidos son adoptados o vuelven con sus dueños pero solo el 45% de los gatos tienen esa suerte

Todos los años, previo al verano, llega el informe de Affinity respecto al abandono de animales en España. El más fiable que tenemos, elaborado a partir de la información que facilitan 327 protectoras, ayuntamientos y consejos comarcales. Un informe que cumple ya diez años y que aquí tenéis completo en PDF.

El informe habla de 138.407 abandonos de perros y gatos. Una cifra que se mantiene estable desde hace un lustro. “Hace 10 años empezamos a ver un descenso en el número de abandonos en nuestro país, pero a partir de 2015 se ha parado y estamos viendo que la cifra se mantiene en el tiempo”, asegura Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity. Una cifra que no refleja la realidad, mucho más dramática. Ahí no están por ejemplo los animales que recogen particulares, con buenas o malas intenciones. Tampoco los que mueren abandonados sin que nadie los asista o se quedan malviviendo en la calle. Y se basa en una extrapolación de aquellos dispuestos a contestar. Los sitios peor gestionados son los que no tienen precisamente este espíritu de colaboración.

Los autores han hecho hincapié este año en cómo el porcentaje de animales con microchip va aumentando. En 2007, fecha del primer informe, el 18,4% de los animales recogidos estaban identificados. En este último informe son el 34,3% de los perros y el 4,5% de los gatos. Igual que en otros aspectos como la vacunación, los gatos muy por detrás de los perros.

Pese a la obligatoriedad de identificarlos, es obvio que es una minoría la que lo hace. Sería preciso más controles por parte de la administración, recorrer polígonos, calles y zonas rurales con un lector de chip no debería costar tanto.

Más del 60% de los que tenían chip pudieron ser devueltos a sus familias. Es decir, no estaban abandonados, sino perdidos. Tal vez un porcentaje razonable de los que no tenían chip también, pero a aquellos es prácticamente imposible devolverlos a sus hogares.

No obstante, leyendo esta útil radiografía yo me quedo con otra conclusión, y es que los gatos lo tienen aún más complicado que los perros.

Si miráis las dos gráficas del número de perros y de gatos que acaban sacrificados. Un 6,4% frente a un 16%. Pero hay más. si sumamos los perros que son adoptados o que vuelven a sus hogares, tenemos que un 68% logran una segunda oportunidad. En el caso de los gatos esa suma es de apenas 45,1%.

Otro dato importante, que siempre hay que recalcar, es que la principal causa del abandono son las camadas indeseadas con un 15,3% del total.

Jamás se insistirá lo suficiente en la necesidad de la esterilización de nuestros animales de compañía. Y no solo por evitar una sobrepoblación y mucho sufrimiento, también por su salud. Es lo mejor que podemos hacer por ellos.

En este sentido también hacen falta más campañas institucionales, más facilidades e información, para que la población pueda efectivamente acceder a esta intervención tan necesaria en muchos sentidos.

Ver esta publicación en Instagram

Hacía tiempo que no nos pasabamos por aquí , y hemos vuelto con un caso de tumor de mamas….😔 • Siempre insistimos, los veterinarios y auxiliares, en lo importante que es la esterilización temprana, y sobretodo en hembras, para que no tengáis que pasar por lo que le ha tocado padecer a Negrita. • La mamá de Negrita la trajo hace dos días a la clínica, bastante asustada, ya que: "le había salido una herida en la tripa". Durante la exploración del veterinario, se observó, que lo que tenía Negrita, eran dos mamas tumorizadas y ya ulceradas. Se le aconsejó la extirpación de las mismas urgentemente, y así se hizo. • Desafortunadamente, Negrita ha vuelto hoy, ya que, ella misma, se había arrancado varios puntos. Seguirá bajo observación y con la medicación y analgesia adecuada hasta que se le dé el alta definitiva, y con el futuro seguimiento médico y a la espera del resultado de la biopsia. • Realizando una esterilización temprana (respetando los tiempos de madurez sexual de cada individuo) se evita, que tanto dueños como los animales pasen por este tipo de problemas, ya que, además el post operatorio de extirpación de tumores de mamas es muy complicado y doloroso para el animal. • • • • #vetersalud#vetersaludgetafecentro#veterinaria#cirugiaveterinaria#tumormamaperras#exploraciónveterinaria#esterilización#prevención#getafe#madrid#Spain

Una publicación compartida de VETERSALUD GETAFE CENTRO (@vetersaludgetafecentro1) el

’20minutos es’, por segundo año, el primer periódico en dar la bienvenida a los perros a su redacción

Este viernes es el día de llevar el perro al trabajo. Y este viernes, por segundo año consecutivo, 20minutos es el primer periódico de España que se suma a esta iniciativa permitiéndome traer a Tula a hacernos compañía (y hacérsela nosotros a ellos) en la redacción.

Una suerte, lo sé. Y aquí podéis ver cómo transcurre el día con perros en nuestra oficina.

El Día de llevar tu perro al trabajo (Take Your Dog to Work Day) comenzó en Reino Unido en 1996 y siguió el 24 de junio de 1999​ en Estados Unidos. La celebración pretende promover las adopciones. Al llevar a su perro, sus compañeros de trabajo pueden conocerlo y animarse a adoptar.

Cuando he entrado por las puertas de la oficina, solo he encontrado sonrisas agradablemente sorprendidas. Ya en la redacción, aquellos que gustan de los animales han empezado contentos el día viniendo a prodigar unas pocas caricias a Tula. Esos otros a los que no les gustan los animales, que los hay y en su derecho están, simplemente la han ignorado y seguido con sus tareas sin más problemas.

Siendo perros que lo van a pasar bien en un entorno así (su bienestar es lo primero), bien educados, que permanezcan tranquilos y no interfieran en el quehacer de la compañía, realmente hay más beneficios potenciales que inconvenientes.

Investigaciones de las universidades de Virginia Wealth, Saint Louis y Miami concluyeron que la presencia controlada de animales puede mejorar el rendimiento y la productividad, generar más compromiso con la empresa, una mayor retención del talento y menos estrés.

Purina realizó una encuesta con miles de amantes de los animales en 2017 según el cual más de un tercio de los empleados serían más felices con sus perros en el trabajo, el 45% creía que se lograría un ambiente más distendido y el 50% lo consideraría un beneficio laboral.

Precisamente Purina abrió en 2018 sus oficinas en 22 países a los perros mediante el programa Pets at Work, que forma parte de la iniciativa Pets in Society de la compañía. También ha asesorado a más de 80 empresas para introducir el programa en sus instalaciones y unirse a la Pets at Work Alliance.

“La primera vez que alguien escucha esta idea se puede preguntar el porqué, las consecuencias, qué pasa si hay alergias, pero en la web tenemos todas las respuestas y sí que hay un interés por parte de los empleados. Lo difícil es mantener un perro en casa cuando trabajas todo el día”, explica Bernard Meunier CEO en Nestlé Purina PetCare Europe, Middle East, North Africa, responsable de Pets in Society.

Meunier me contaba cómo pueden ayudar desde su empresa a implantar la presencia de perros en la oficina, más allá de los materiales disponibles online, “si hay una apertura por parte de la dirección, se comienza haciéndolo un viernes por mes, luego cada viernes y pasado un tiempo la gente entiende que es algo saludable y positivo“.

El CEO de Purina también reconocía que en España estamos uno o varios pasos por detrás de otros países: “Lo cierto es que en relación con los países anglosajones, en los países latinos vamos un poco por detrás. En EE UU es bastante usual abrir las puertas de los lugares de trabajo a las mascotas, en Inglaterra se ha empezado a hacer también hace unos años y está progresando en el continente bajando desde los países nórdicos a los países latinos. Lleva su tiempo”.

(FOTOS: JORGE PARÍS)

Los perros y gatos, sus razas, no deberían estar sujetos a las modas

Hace año y medio en mi blog que arrancaba así:

Los solemos ver en manos de miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado velando a su lado por nuestra seguridad. Los pastores belgas malinois son perros hermosos, inteligentes, ágiles, con una planta impresionante. Si observas uno atentamente, casi lo puedes ver vibrar, son atletas caninos de mirada chispeante.

Y, claro, los hay que desean verse junto a un perro así y el interés por esta raza es creciente. Así pasa que unos perros que antes casi ni se veían por la calle ahora no es difícil que los encontremos con frecuencia, desde entrando a nuestro ascensor como recomendados en textos sobre compañeros para amantes del running. Por supuesto, abundan también en Mil Anuncios (no voy a entrar de nuevo sobre el coladero de malas prácticas que suponen las webs de clasificados que permiten la venta de animales).

Las modas mandan, por lo que aumenta su cría a manos de gente sin conocimientos o sin escrúpulos para preocuparse por su carácter o por las manos en las que acaban. Y eso es un problema siempre para cualquier raza, pero es que además estos perros no son fáciles, no pueden acabar con cualquiera, suponen un reto al que hay que saber dar respuesta.

Arrancaba así y continuaba con una entrevista a Rosa Chamorro, presidenta de Héroes de 4 Patas, buenos conocedores de esta raza y que os invito a leer.

Era inevitable recordarlo tras recibir el correo de Irene, de la asociación Perrigatos sin fronteras, pidiendo ayuda para una perra de esta raza, titulado “deberíamos dejar las modas para la ropa”.

La raza de la que hablaba hace año y medio, la que sigue en aumento en nuestras calles, una perra sin hogar y las modas vinculadas a las razas.

La combinación es vieja, muy vieja, solo cambian los animales en concreto que sufren las consecuencias.

Os dejo con el texto de Irene:

Simplemente por capricho mucha gente compra al perrito que está de moda, sin informarse sobre aspectos de su raza o sin pensar si está preparado/a para asumir una responsabilidad tan grande. Muchas veces no son conscientes que se trata de una vida, de un ser vivo que siente y padece. Muchas veces simplemente pasa que se aburren, que la moda pasó, que el cachorro creció y ya no es tan mono o que tener perro le vino grande… Y entonces la solución es simple. Lo abandonan.

Todo esto sin contar lo que se esconde también muchas veces detrás de la venta de cachorros, de perros de raza. Un mundo de explotación y crueldad.

Hoy quiero hablarte de Nica, una preciosa pastor belga malinois, que está esperando su segunda oportunidad, una familia que la quiera verdadera e incondicionalmente. Tiene aproximadamente dos años. Es muy buena, cariñosa y dócil.

Cuando la conocimos tenía mucho miedo, en especial a los humanos. Estaba muy delgada y siempre con semblante triste.

Ahora que ya lleva tiempo con nosotras, ha cambiado muchísimo. Ha aprendido a confiar en el humano y nos muestra lo cariñosa que es. Siempre que nos ve llegar, viene corriendo a saludarnos, se pone muy contenta y reclama mimos. ¡Nica es puro amor!. Por eso buscamos una familia que sepa también darle todo el amor que Nica merece.

Contacto: perrigatossinfronteras@gmail.com 670959688

‘Kitbull’, el maravilloso corto de Pixar que defiende a los pitbulls y que los gatos no pueden vivir en la calle

Creo que es la primera vez que os traigo a este blog un corto de animación, pero es que tiene todo el sentido.

Se trata de Kitbull, que ha sido animado este año y cuya autora (directora y escritora) es Rosana Sullivan. No dudo que además es una amante de los animales una buena conocedora de ellos.

Es una delicia absoluta. Deberían verlo niños y adultos porque además de bellamente elaborado y conmovedor, tiene un gran potencial para concienciar de la necesidad de atender bien a los animales, de que no son meras herramientas al servicio de los humanos, de que los gatos no pueden vivir en la calle, de que los pitbulls son perros como cualquier otro y no deberían pesar tanto en ellos el estigma de de haber nacido con un físico poderoso y gustar con frecuencia a personas que sí son verdaderos monstruos.

Habla de amistad, de maltrato animal, de empatía, de segundas oportunidades, de no juzgar por las apariencias… Es además un reflejo de algo que pasa con demasiada frecuencia. Lo que cuenta es algo cotidiano.

Nueve minutos maravillosos producidos por Kathryn Hendrickson y Pixar Estudios de Animación, y distribuidos por Walt Disney Studios Motion Pictures. De hecho, es la tercera película en el programa SparkShorts de Pixar.

Disfrutadlo: