#MásEducaciónMenosDiscriminación, una campaña en favor de los denominados perros de razas potencialmente peligrosas

Con el inicio del curso quiero sumarme a una iniciativa que arrancó durante el verano. Emplea el lema hecho hashtag #MásEducaciónMenosDiscriminación y pretende “concienciar y hacer reflexionar sobre cómo se juzga a ciertos perros por su aspecto, sin más”.

Se refieren, por supuesto, a aquellos de razas denominadas potencialmente peligrosas. Perros que por su físico poderoso, aunque tengan un carácter y educación inmejorables, tienen mucho más difícil su día a día. La gente se cambia de acera, incluso aquellos que tienen también perro, ven su acceso vetado a lugares en los que otros perros son bienvenidos y, si son abandonados, tienen mucho más difícil encontrar un hogar.

Deberíamos ser capaces de mirar a estos animales y ver más allá de su raza. Tendríamos que tratarles según su personalidad y comportamiento, sin dejar que el temor nos domine. Son simplemente perros, ni más ni menos. El tamaño y potencia de su mandíbula no debería ser su condena en vida.

Apoyo esta campaña porque cualquier iniciativa que contribuya a eliminar prejuicios. Unos prejuicios que son parte del problema que experimentan estos animales, que llegan a perreras y protectoras de toda España en gran número y con muy pocas opciones de tener un final feliz.

(Fotos: Eduardo G. Cuasimodo)

Y me sumo acompañada de Sambo, un pitbull de diez años con un carácter excelente, doy fe de que es juguetón y cariñoso, y que espera un hogar en la protectora ACNR. pppacunr@gmail.com

La campaña ha sido impulsada por Micaela de la Maza (SrPerro) y Loli Alcarria del estudio de fotografía Baby-Face y propietaria de la American Staffordshire instagramera Thai, que lleva tiempo rompiendo prejuicios con el proyecto Estoy con Thai.

Como explica Micaela:

Apostamos por la (buena) educación de humanos y perros como medida clave para que los canes, todos los canes, puedan acceder a cada vez más lugares públicos con normalidad.

Los que convivimos con un perro debemos ser siempre cívicos y también respetuosos con aquellos que puedan no querer compartir su espacio con nuestros animales.

Sea de la raza que sea nuestro can, resulta muy útil contar con el apoyo de un educador canino profesional -que utilice métodos respetuosos- para ayudarnos a conseguir que nuestro perro sepa relacionarse tranquilamente y en infinidad de situaciones con todo tipo de personas y con sus congéneres.

Parte de la campaña consiste en compartir una serie de recomendaciones “para que todos ayudemos a que haya más locales/opciones dog friendly en general”. Son seis puntos llenos de sentido común, como cuidad a los establecimientos dogfriendly, respetar a aquellos a los que no les gustan los perros o tener a nuestros animales limpios, bien socializados y educados. Tras el enlace hay más información.

Ya hay negocios que se han sumado como Lush España, Tiendanimal o Campus perruno, en los que todos los perros, de cualquier raza, son bienvenidos.

¿Cómo afrontan nuestros perros y gatos la vuelta a la rutina?

Vuelta al cole, vuelta al trabajo, fin del periodo vacacional de desconexión. Todo eso ya está aquí y cada persona lo afronta de distinta manera. Somos tan diferentes y también lo son nuestras circunstancias que no hay una respuesta única si planteásemos esa cuestión centrada en los seres humanos.

Con nuestros animales de compañía es una realidad muy semejante. No solo ellos son individuos distintos, sino que también sus circunstancias varían mucho. No es lo mismo el perro que ha estado esperando en una residencia canina que aquel que lo ha hecho bajo los cuidados de un familiar o un canguro o el que nos ha acompañado durante nuestras vacaciones.

Para una mayoría, no obstante, el retorno a la rutina, a su entorno conocido, a las idas y venidas de siempre, es algo que agradecen porque les aporta seguridad. Eso no quita que no haya animales que puedan resentirse a su manera de su particular ‘vuelta al cole’.

En el caso de los perros puede pasar que, si han estado con nosotros durante el verano, casi continuamente acompañados, dando largos paseos y excursiones, y se encuentran de forma brusca mucho más tiempo solos y teniendo pocos paseos rápidos, puedan tener algo semejante a una depresión o estrés postvacacional. Hay que procurar hacerles la transición lo más gradual posible, al tiempo que cuidamos que no se genere una indeseable ansiedad por separación en aquellos animales más dependientes e inseguros. Evitar saludarles al llegar a casa y despedirse con excesivas muestras de afecto es una de las recomendaciones para mantenerla a raya.

Rush es un gos d’atura de cinco años que busca hogar. Es muy cariñoso y se lleva bien con otros perros pero también muy activo. Le gusta trabajar, aprende con facilidad. Adecuado para personas que estén acostumbradas al manejo de perros con carácter. adopciones@amigosdelperro.org.

Los gatos suelen quedarse solos en casa mientras nosotros exploramos otras tierras. Solos y con las visitas y cuidados esporádicos de amigos, familiares o cuidadores remunerados. También ellos pueden experimentar desajustes al volver a verse envueltos en nuestras rutinas tras mucho tiempo en soledad. Se manifiestan de muchas maneras. Puede cambiar la manera en la que se relacionan con nosotros, dejar de usar su caja de arena e incluso perder el apetito. Que vuelvan a la normalidad requiere paciencia y respeto. También que nos replanteemos cómo hemos gestionado nuestra ausencia para ver de qué manera podemos mejorar su experiencia la próxima vez, tal vez procurándoles más compañía, más estímulos, llevándoles a un hogar de algún amigo o familiar que les cuide…

Ver esta publicación en Instagram

Lane y Beatle buscan familia. Lane, es tímida pero muy cariñosa, y Beatle, es pizpireto y travieso pero muy tierno. Tienen 3 meses y unas ganas locas de encontrar su propia familia,¿ cómo no resistirse a esa ternura del video?. ¡Son fabulosamente tiernos!. ¡Ven a conocerlos y saldrás enamorado!. Escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el

Tener al menos dos gatos bien avenidos, que se acompañen mutuamente, suele regatear estos problemas. Por eso suelo recomendar que se adopten de dos en dos, idealmente hermanos de camada o adultos que ya sepamos que se llevan bien.

Mucho ánimo a todos con el retorno a la normalidad.

Tristón, un perro de peluche que también fue una exitosa campaña a favor de la adopción de animales sin hogar

Si tenéis cierta edad seguro que lo recordaréis. Era adulto, algo feúcho, no tenía ninguna raza definida, le habían echado de su casa y buscaba un hogar.

Puede que incluso podáis cantar la canción del anuncio que se emitió en los ochenta de principio a fin. ‪“Le han echado, no le hieren, pobrecito, ¿qué va a hacer? Busca alguien que lo cuide y lo sepa comprender. Tristón solo busca un amiguito, un hogar y mucho amor‬“.

Tristón fue un peluche que se convirtió en un juguete estrella en ventas. Y con ello, tal vez involuntariamente, también fue una estupenda campaña a favor de la adopción de animales y no primar su aspecto o edad.

Puede que haya sido (pagando el pequeño peaje del chantaje emocional a la infancia y del ánimo de lucro) uno de los puntales de muchas actuales conciencias a favor de los derechos de los animales.

Me gustaría mucho conocer al que concibió este juguete y esa campaña, intuyo que sí había buena voluntad detrás, amor por los animales.

Hoy me he reencontrado en Twitter con Tristón:

Hace seis años me pasó lo mismo, me lo encontré en casa de mis padres con su sonrisa mellada y unas orejas mucho más pequeñitas, desconozco si es que cada peluche venía con variantes, aunque sí recuerdo que los hubo más tarde blancos y más chiquititos, igual que me acuerdo que el mío fue ‘una primera edición’. El primer año que asomó el anuncio ya le quise dar un hogar.
triston

Encontré a mi Tristón en 2013 y os lo conté desde este mismo blog. Entonces os decía que prefería con mucho este juguete a ese otro estilo de peluches y muñecos que priman razas y caprichos, el tratar a los animales como bolsos de moda, sujetos a las nuevas tendencias y a ponerles accesorios más que discutibles (collares, perfumes, distintos tipos de ropa…).

No sé si conocéis a los chihuahuas Chi Chi Love, un éxito los últimos años. Lo ejemplifica bastante bien. Prefiero mil veces al nada glamuroso Tristón.

Ojalá alguna juguetera se animase a lanzar para la próxima campaña navideña un perro de peluche que fuera digno heredero de Tristón. Y si donase parte de los beneficios a una o varias protectoras, aún mejor.

50 denuncias, 140 perros, cinco años criando y vendiendo y una petición para detener esta situación

Que en España hay demasiada gente criando muy mal es algo que estoy cansada ya de repetir desde este blog y mis redes sociales. Necesitamos frenar esos lugares, demasiados, en los que el ánimo de lucro impera sobre la salud y el bienestar de los animales.

Podemos hacerlo no comprando, adoptando. Y si estamos empeñados en comprar, haciéndolo en un buen criador y acercándonos a sus instalaciones para concoer a la madre y en qué condiciones crían. Si no nos encaja, si lo que vemos nos chirría, que no nos pueda la pena por el cachorro o las ganas de ahorrarnos unos euros y molestas. No fomentemos esos negocios fundados sobre el sufrimiento.

Y las administraciones públicas también tienen mucho por hacer. En cada vez más comunidades autónomas y ayuntamientos se están aprobando leyes de sacrificio cero, pero sin apuntalar los cimientos, sin controlar la cría y la venta sin garantías, sin fomentar de verdad las adopciones y la esterilización. En definitiva, empezando la casa por el tejado.

No se puede permitir que negocios como este criadero sigan operando. No es razonable que de 50 denuncias interpuestas por la Guardia Civil, 47 hayan caducado. No es de recibo tanta laxitud. No son solo animales, son seres humanos dañando a otros seres vivos y estafando a sus congéneres.

Por eso desde Change se están recabando firmas para terminar con esta situación. Aquí podéis firmar la petición en Change dirigida a la Junta de Castilla y León, que ya va camino de los 80.000 apoyos.

En el 2013 D.O.U. valló un terreno en un pueblo de Burgos, Melgar de Fernamental, y metió allí perros para iniciar un negocio de cría. Sin agua potable, sin zona de cuarentena, sin un suelo que pueda ser higienizado, sin una caseta por animal, sin sombra en ninguna de las jaulas, con los animales sin identificar, sin la rabia, con parásitos visibles, sarna, pulgas, heridas, cojos… pero aún así le dieron la licencia de actividad y la de núcleo zoológico.

Cinco años lleva D.O.U. vendiendo animales, alguno por 400 euros, a través de mil anuncios y cinco años lleva el SEPRONA denunciándole por no cumplir con la normativa. De las 50 denuncias interpuestas por el SEPRONA ante el departamento de ganadería de la Junta de Burgos, han caducado 47 y en 3 se le ha permitido “subsanar” la infracción.

Lo que han final ha ocurrido es que el SEPRONA realizó el día 11 de julio de 2019 una inspección con una veterinaria y ha tenido que incautar 4 animales por riesgo inminente de muerte. Uno de ellos solo sobrevivió dos días. Tres perros están a salvo, pero quedan 140 (cuando solo está autorizado para tener 75), 90 adultos y 50 cachorros que malviven comiendo pan duro bajo el sol. DOU está pendiente de juicio el día 29 de octubre, y piden para él 1 año de prisión y 3 de inhabilitación por un delito continuado de maltrato animal. Pero, ¿y qué pasa con los más de 140 perros que siguen allí? ¿Qué pasa con los perros que está vendiendo enfermos?

Pedimos a la Junta de Castilla y León la clausura inmediata del criadero y la intervención administrativa urgente de todos los animales que allí se encuentran. Que tramiten la denuncia contra DOU y que está vez SI, POR FIN, actúen y protejan a los animales que ellos mismos han puesto en peligro, al no haber evitado que estuvieran en esas condiciones.

 

La pasta de malta, una aliada para nuestros gatos

No a todos les gusta, aunque por mí experiencia sí (en mayor o menor medida) a una mayoría. Pocos son los gatos que se niegan a tomarla, e incluso esos acceden si se les mezcla con una deliciosa latita de comida húmeda o se les unta en la pata (no soportan estar sucios y la lamerán para quitarla).

¿Por qué es tan necesario dar pasta de malta a nuestros gatos?
Pues porque es una buena manera de asegurarse que no tendrán bolas de pelo.

Los gatos se lamen para acicalarse (ya os comenté que no soportan no tener su pelaje impecable) y con su lengua rugosa ingieren pelo. Si expulsan esas bolas de pelo, pues perfecto, no pasa nada.

via GIPHY

Si no logran hacerlo, puede ser un gran problema. Pueden experimentar vómitos, estreñimiento, pérdida de apetito, de peso… En función de dónde haya quedado atascada los síntomas y el pronóstico pueden variar. Con frecuencia es preciso una intervención de urgencia para solventarlo.

Hay pienso y chuches especial para mantenerlas a control, pero nada como proporcionarles malta de manera regular. ¿Cada cuánto es de manera regular? En gatos de pelo corto un par de bolitas de pasta, del tamaño de una avellana, a la semana es lo recomendable. En las razas de pelo largo, es más fácil que se produzcan estos peligrosos atascos y conviene duplicar la dosis. También conviene incrementarla en época de muda y con gatos que sabemos propensos a tenerlas.

¿Y qué tiene eso que le damos a nuestros gatos?
Las composiciones varían dependiendo del fabricante, pero en esencia es extracto de malta con aceites vegetales, fibra, levadura y derivados lácteos.

Por cierto, una vez abierta, es buena idea guardar la malta en la nevera.

Dulce es una gata preciosa, lista y súper sociable que un día apareció en el jardín de una casa. Estaba preñada y faltaba muy poco para que tuviera sus cachorros.

¡Tuvo mucha suerte!. La familia que vivía en esa casa quiso ayudarla, aunque eran conscientes que no podían quedársela. La llevaron al vete para comprobar que estuviera bien.

Pronto conseguimos una casa de acogida. Dulce se adaptó muy bien… Y llegaron los gatetes. Ahora están, madre y gatitos,muy bien. Nos falta el final o finales felices para esta historia… Porque tanto Dulce como sus gatitos están en adopción. Buscamos para ellos familias responsables, que quieran darle un hogar para siempre. ¿Quieres llenar tu vida de purrrro amor gatuno?

Contacto: AGERAA, Asociación para la Gestión Ética y Responsable de Animales Abandonados. ageraaproyectohogar@gmail.com 670959688

Hasta los cuatro meses, un cachorro debe estar con su madre y sus hermanos

No hay experto que no lo asevere. Lo ideal para un cachorro es estar con su madre y sus hermanos de camada hasta esa edad. Los perros que tienen al menos esas semanas de aprendizaje junto a su progenitora y sus iguales tienen más papeletas para ser animales equilibrados y bien socializados.

Ese es el ideal. Un ideal contemplado en las leyes de protección animal. Siempre que esté en nuestra mano, hay que intentar respetar esas dieciséis semanas. Por monísima que sea una bolita de pelo de dos meses, por mucho que nos digan que no pasa nada si nos llevamos a ese cachorro tan pronto, hay que procurar esperar.

La paciencia es una virtud poco ponderada, que viene muy bien muchas veces a lo largo de la vida.

Pero como pasa con todos los ideales, por desgracia, no siempre los podemos cumplir. Hay cachorros que son abandonados antes, por lo que esa separación es forzosa. Algunos tan pronto que tienen que ser criados a biberón. Animales con los que hay que extremar el cariño y la socialización.

Así ha sido por ejemplo en el caso de Lima, una cachorra que acabó con apenas dos meses y medio en el CECA (centro de control animal), la perrera municipal de Córdoba, en plena ola de calor.

Ella como tantos que hay, sobreviven en cheniles a la espera de la compasión de la gente. En este caso, la pequeña se encontraba con otros que no eran de la misma camada, entre diarreas.

La sacamos de allí el otro día, ojalá pudiéramos haber sacado otros tantos, pero nuestros medios son limitados y nos es imposible. Lima al tratarse de una raza castigada, sabíamos que sus oportunidades de salir eran muy escasas. Es un cruce de podenquita y su futuro en la perrera no era muy esperanzador.

Lima ha ido directamente de un chenil a otro, está ahora mismo en residencia. No tenemos una casa que ofrecerle, por muy diminuta que sea esta cachorra.

Por eso pedimos para ella desesperadamente un hogar, ya sea acogida o adopción. No es justo que crezca en una jaula.

Lima se entrega en acogida y/ó adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, analíticas, desparasitaciones, esterilización (con compromiso) y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero puede viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante, nuestra Asociación asume tantos los gastos veterinarios como el traslado del animal.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

En la protectora Apamag necesitan casas de acogida con urgencia para perros y gatos

Apamag es una asociación protectora que opera en la zona de Madrid y Guadalajara. Me piden ayuda porque en estos momentos necesitan con urgencias casas de acogida, como ellos plantean “sin casas de acogidas no podemos seguir ayudando a todos los peludos que lo necesitan. En vacaciones las necesitamos más que nunca”.

Una casa de acogida tiene todos los gastos cubiertos
, únicamente tiene que dar cariño y atender a los animales necesitados, perros y gatos.

A comienzos de mes precisamente os contaba lo importantes que son las casas de acogida para las protectoras y os animaba a vivir esta experiencia.

El contacto para ser casa de acogida es acogidas@apamag.org

Y la necesidad de contar con casas de acogida no quita que también sea preciso encontrar adoptantes, personas que asuman de por vida la responsabilidad de sumar unos de estos animales a su familias.

El contacto en este caso es adopciones@apamag.org o 644490072 (preferiblemente Whatssap)

Termino dejándoos aquí algunos de los animales de Apamag que necesitan hogares temporales o definitivos y solicitando, igual que ellos lo hicieron conmigo, vuestra ayuda para difundir esta petición de auxilio:

BOWIE: lleva mucho tiempo en residencia, no dejemos que pase otro verano más allí. Es un mimosón de mucho cuidado y ha mejorado mucho en las presentaciones con otros machos.

NILO: se encuenta en residencia solidaria en el proyecto @sweetandrescue. Fanny trabaja para que Nilo progrese cada día. Y así lo ha hecho, ha demostrado ser un perro muy noble y gracioso.


GABRIELA y SUS CACHORROS:
lo ideal es que vayan los cuatro juntos pero también pueden ir de dos en dos. No podrás evitar enamorarte de todos ellos.


DENVER y RIO:
se prefiere que vayan a una acogida los dos juntitos, se complementan muy bien y les encanta pasar tiempo juntos. Son un amor y muy cariñosos, y también un poco locuelos, como cachorros que son.

DIANA y WATSON: también se prefiere que vayan los dos juntos en acogida. Al principio son un poco tímidos pero una vez que entran en confianza los ronroneos se seguirán uno detrás de otro.


BEAUTY: necesitamos desde ya una acogida. Después de ser adoptada ha vuelto a nosotros. Es cariñosa, juguetona y activa.


NANAO y HARU
: Son buenos, cariñosos y juguetones. Su acogida se acaba ya y no tenemos donde llevarles.

GUERNIKA: es un jovenzuelo activo, juguetón y super sociable. Con él no te aburrirás.

POLI: necesita acogida desde el 10 al 19 de Agosto sin otros gatos. Muy sociable y cariñoso.

NIVA: acogida a partir del dos de Agosto. Es una gatita que necesita que le ayudes a confiar en las personas, es sorda y ve poco, tienes que tener paciencia para que poco a poco se de cuenta que no vamos a hacerla daño.

La novela solidaria con los animales ‘Mastín y la chica del galgo’ ya está a la venta online

Buenas noticias para aquellos que quisisteis un ejemplar de Mastín y la chica del galgo y no pudisteis conseguirlo siendo mecenas de este proyecto solidario en Verkami.

Esta novela, solidaria al 100% con los animales abandonados, ya está a la venta en la web de la Fundación Amigos del Perro, la entidad de protección animal asturiana beneficiaria.

Hay mil ejemplares disponibles, una vez se acaben, ya no habrá ninguna oportunidad de contar con este libro en su edición impresa.

Argumento: Martín tiene diecisiete años y un pitbull, un perro viejo y bueno pero que hace que muchos se cambien de acera cuando los ven paseando juntos. Anda un poco perdido sobre qué hacer con su vida. Y conocer a una nueva vecina, una chica de veintiséis años con un galgo, le conducirá a ser voluntario en una protectora y le ayudará a encontrar su norte. Los perros protagonistas son un pitbull y un galgo. No es casualidad. Embajadores de los conocidos como perros potencialmente peligrosos cuya adopción es más difícil y sobre los que pesan muchos prejuicios injustos y de los perros de caza que llenan perreras y protectoras con un futuro incierto.


Mastín y la chica del galgo es una novela juvenil (para chavales a partir de unos catorce años) de 400 páginas, interesante también para adultos.

Es un libro que puede contribuir cambiar un poquito el mundo a mejor de diferentes maneras, despertando una mayor sensibilidad y respeto por los animales, que se traduce también en bondad y empatía hacia otros seres humanos. De hecho, en el libro también se recogen más valores relacionados con la tolerancia y la convivencia vinculadas a situaciones de acoso escolar o igualdad LGTBi.

Absolutamente todos los beneficios que genere serán donados a Fundación Amigos del Perro.

Termino compartiendo el vídeo de la presentación que tuvo lugar en el Centro Asturiano de Madrid, al que agradezco mucho que nos acogiera.

Allí charlé largo rato en compañía de Alfonso Estébanez, nuestro anfitrión; María José Rodríguez, científica, defensora de los animales, impulsora del evento solidario Jugando por ellos y autora de cuentos con vertiente animalista como Galgui o Elefante y Miguel; y Núria Máximo, responsable de la Cátedra Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos.

Es largo, pero creo sinceramente que también es interesante el universo de la protección animal.

¿Sabes lo que es el peligroso síndrome de “voy a ir al gimnasio” aplicado a los animales?

Nos prometemos que vamos a ir al gimnasio cada dos días, que correremos al menos tres por semana o que el lunes comenzará la dieta. Y nos lo creemos. Estamos convencidos de que así será. Incluso comenzamos con un entusiasmo exagerado que nos deja baldados los primeros días o con la nevera tan llena de productos bajos en calorías que seremos incapaces de comerlos todos antes de que caduquen.

Poco tiempo después empezamos a flaquear, el propósito que nos planteamos ya no parece hacernos tanta ilusión. Vamos espaciando las visitas al gimnasio, las salidas en zapatillas y nos decimos que no pasa nada por cenar pizza con todos esa noche.

Pasa mucho, es muy humano.
Y es aplicable a muchas otras realidades, más allá de las típicas de hacer ejercicio, iniciar un régimen o dejar de fumar.

El problema es cuando esa falta de voluntad, ese exceso de entusiasmo inicial, ese engañarnos a nosotros mismos, redunda en el sufrimiento de otros.

En el caso que nos ocupa, esos otros pueden ser los animales que decidimos integrar en nuestra familia.

Nos entusiasma la idea de la adopción o la compra, nos volvemos locos los primeros días que tenemos al perro (o al gato, el conejo o el loro) en casa. Gastamos más de lo necesario en chuches y juguetes para él, nos quedamos embobados mirándoles, bajamos con ganas al paseo aunque haya que madrugar o abandonar la fiesta los primeros.

Pero pasado un tiempo, que puede ser más corto o más largo, llega el desinterés, el desamor, la pérdida de ilusión.

Ya no nos compensa dejar la juerga los primeros porque el perro nos esté esperando en casa. Cuando llegamos, de madrugada, ha hecho sus cosas, hay que bajarlo. ¡Qué pereza! Y además las vacaciones se complican con él. Hay que pagar para que esté atendido o hacer otros planes.

El problema es que con el gimnasio basta con dejar de pagar la cuota y si fuera un novio se iría por su pie, pero aquí hay un ser vivo que depende completamente de nosotros. ¿Qué hacemos con él? Un marrón.

Según el último estudio de Fundación Affinity sobre el abandono, el mejor que tenemos en este país para hacernos una imagen de esta problemática, el 10% de los abandonos se deben a una pérdida de interés por el animal.

Es inasumible. Por eso hay que seguir insistiendo en la necesidad de pensarlo a fondo antes de abrir las puertas de nuestro hogar a un animal. Si tenemos dudas, si no lo tenemos claro, por mucha ilusión que haga hay que frenar esos deseos.

Tenemos que ser responsables.

Para contar la historia de Ness, hay que remontarnos un poco antes de su nacimiento. Apareció un día una perra, estaba delgada y no tenía chip. La familia que la acogió intentó buscar al propietario, pero nunca nadie la reclamó.

Después de unas semanas de su acogida, se dieron cuenta que estaba preñada. Tuvo nueve cachorros. Les buscaron familias entre familiares, amigos, conocidos y amigos de amigos…
Todo parecía que había acabado bien. Finales felices para todos, incluida la madre. Pero no fue así Devolvieron a Ness.

A veces los humanos somos muy ligeros para tomar algunas decisiones.
No nos cansaremos de decir que la decisión de adoptar un animal debe ser algo pensado, meditado, y no un “quiero y luego ya no quiero”

Ahora Ness necesita una nueva familia. Buscamos una adopción responsable para este cachorrete guapetón.

Contacto: AGERAA, Asociación para la Gestión Ética y Responsable de Animales Abandonados. ageraaproyectohogar@gmail.com 670959688

¿Quieres adoptar un gato? ¿Y por qué no dos?

El nidito de amor de los dos hermanos. Más allá de que es otra muestra más de lo irresistibles que son las cajas para los gatos, sirve para mostrar lo que llevo recomendando desde hace años en el blog. Mejor adoptar una pareja de gatos bien avenida que uno solo.

Siempre que viene alguien diciéndome que quiere adoptar un gato le comento, ¿y por qué no dos?. Dos hermanos de camada o simplemente colegas, cachorros o adultos. Gatos con buena relación, que si estás ausente se harán compañía y podrás disfrutar observando…

Mis anteriores compañeros felinos, Flash y Maya que en la imagen ya están viejecitos y a los que no olvidaré jamás, no eran hermanos. Llegaron a casa con varios meses de diferencia. Eso no impidió que tuvieran una estupenda relación.

Pero es cierto que, como con nosotros, no todos los gatos se entienden igual de bien, los hay que incluso son incompatibles. Buscar desde el principio en una buena protectora una pareja (insisto, pueden ser adultos) que se lleve bien o que sean hermanos es garantía de éxito.

Es fascinante, hipnótico, observar a dos gatos bien avenidos, dos gatos que se buscan, juegan y dan cariño.

Los gatos pueden estar bien solos, mejor que los perros, pero no son animales solitarios. Gustan del contacto con seres humanos y otros animales (no solo otros gatos), establecen relaciones complejas y enriquecedoras para ellos.

Hay muchas falsas creencias en torno a esos animales, que ni son egoístas, ni traicioneros, ni interesados. Deberíamos mirarnos a nosotros mismos como especie antes de pronunciar esas palabras referidas a un gato.

Y que quede claro que esto en lo que os insisto de tener gatos a pares no tiene nada que ver con querer “colocar” dos gatos. Jamás pretenderé algo así, sino lograr adopciones responsables, conscientes, felices y duraderas.