La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘quebrantahuesos’

El quebrantahuesos volverá a volar por Burgos

Quebrantahuesos (izquierda) y buitre negro. © GREFA

A los 17 años vi mi primer quebrantahuesos en Burgos. Un espectacular adulto que pasó volando fugaz sobre nuestras cabezas, desgraciadamente metidas en el coche mientras circulábamos por los cañones del Ebro. Ni nosotros mismos nos lo creíamos. Por entonces quedaban unas pocas parejas atrincheradas en el Pirineo, el último ejemplar había desaparecido de Cazorla y en Burgos tan solo había viejos recuerdos de territorios inciertos en la Sierra de la Demanda, la Yecla y Obarenes recogidos por Eduardo de Juana en su famoso atlas ornitológico de La Rioja.

A consecuencia del éxito de los proyectos de reintroducción de este gran buitre en Picos de Europa y Andalucía cada vez es menos raro ver algún ejemplar por la provincia. Y empezará a ser habitual gracias al ilusionante proyecto Monachus puesto en marcha por el grupo GREFA. Porque la segunda buena noticia es que, además de quebrantahuesos, e incluso antes, también Burgos va a tener una colonia nidificante de buitre negro. Lee el resto de la entrada »

Los cazadores sueñan con volver a cazar osos en Asturias

SONY DSC

A este país le hace falta mucha pedagogía. Especialmente a los cazadores, complejo colectivo que no acaba de asimilar su nueva función social, esa que les retira de la tradicional actividad deportiva y les arroga ahora complejas funciones como supuestos gestores de la biodiversidad. Ya no cazan por placer. Lo hacen para controlar científicamente las poblaciones de animales, evitando así indeseables aumentos poblacionales, plagas, pestes, epidemias, consanguinidades y otras terribles situaciones frente a las que, según parece, la naturaleza no es capaz de hacer frente. O eso dicen sus dirigentes:

“Si el oso pardo se recupera, consideramos que tendría que estar permitida su caza”.

Así de claro y contundente se expresó el presidente de la Federación Asturiana de Caza, Valentín Morán, según recogió el periódico La Nueva España. Lo hizo durante la celebración el pasado 18 de febrero de las I Jornadas “Realidad de la actividad cinegética en Asturias. Caza y sostenibilidad”, y aunque es verdad que luego matizó sus palabras, la aclaración fue casi peor:

“No quiere esto decir que mañana mismo nos queramos poner a cazar osos en Asturias, lo que considero es que debería de tenerse en cuenta. Ninguna especie tiene que ser descartada, ya que una población elevada de plantígrados también puede ser perjudicial para los vecinos del ámbito rural”.

Más tarde, y ante la monumental repercusión creada, Morán volvió a matizar su afirmación, dejándola como un “mero marco especulativo e hipotético”. Pero la idea quedó clara.

Ahí están de nuevo nuestros salvadores. Los valientes defensores de las economías rurales. El fiel amigo de pastores y agricultores. Ahí están los cazadores entrenando en batidas de osos en Eslovenia o Rumanía. Limpiando sus rifles a la espera de que, algún día, la protección del plantígrado en España dé sus frutos (a pesar de los siempre inevitables e incontrolables furtivos) y se les pueda manejar como mejor saben, a tiro limpio, al igual que tan buenos resultados da con los lobos. ¿Qué vendrá luego? Linces, águilas imperiales, quebrantahuesos,… las añoradas piezas tradicionales de la montería.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Un medicamento amenaza de muerte a miles de buitres ibéricos

Buitres_leonados_(Gyps_fulvus)_0

Se llama muerte y viene en forma de medicamento. Muerte segura para miles de buitres y otras aves carroñeras si al final se autoriza en España el uso de un aparentemente inofensivo antiinflamatorio veterinario, el diclofenaco, más conocido entre nuestra botica humana como Voltarén. A nosotros nos reduce los dolores artíticos, pero a las aves les provoca graves y hasta mortales insuficiencias de riñón.

Está comprobado. Su uso en el subcontinente indio (India, Pakistán, Bangladesh, Nepal) como tratamiento para las dolencias de las vacas ocasionó la muerte de millones de buitres. Según SEO/BirdLife, que ha disparado todas las alarmas, en menos de una década varias especies de buitres pasaron de contar con millones de efectivos a rozar la extinción. Su desaparición masiva no sólo significó una gigantesca catástrofe medioambiental, sino que también ha tenido un desastroso impacto social: proliferación de ratas y perros, repunte de los casos de rabia en humanos, gastos millonarios en la gestión de los residuos, etc.

En España, también recuerda SEO/BirdLife, se encuentran las mayores poblaciones europeas de todas las especies de buitres: el 94% de la población de buitre leonado, el 98% de la de buitre negro, el 82% de la de alimoches y el 66% de la de quebrantahuesos.

Hay medicamentos alternativos al diclofenaco, como por ejemplo el meloxicam, pero son más caros. Y en estos tiempos que corren, para algunos es más importante vender hamburguesas baratas que preservar nuestra biodiversidad.

Foto: Buitres leonados alimentándose de una carroña. Mario Modesto Mata / Wikimedia Commons.

Otras entradas relacionadas:

Escuelas de pastores, una profesión con futuro

Pastor

Hubo un tiempo, lejano, en el que los nobles querían ser pastores. Recitaban románticas églogas y se vestían como tales en un bucólico intento por acercarse a lo más amoroso de la naturaleza, el idilio. Luego llegaron hembras poderosas, como La Serrana de la Vera, y se torció el asunto. Al final los pastores quedaron sumidos en el último eslabón laboral, a pesar de que su trabajo era fundamental para garantizar la subsistencia de todo un pueblo. Quien no valía para otra cosa, o no tenía tierras, terminaba de pastor.

Todo ha cambiado. A peor. La ganadería agoniza y, a pesar de que seguimos necesitando pastores para apacentar nuestros rebaños, prácticamente nadie quiere hacer este trabajo. O no sabe hacerlo. Una necesidad tan acuciante que ha obligado a desarrollar escuelas de pastores.

Ofertando un futuro mejor para los jóvenes en el medio rural, las hay ya en Picos de Europa, Andalucía, Cataluña o Arantzazu (Guipúzcoa). Y no son cursos fáciles, pues para un hombre o mujer de ciudad, acceder a los mínimos conocimientos y saberes ganaderos para mejorar la rentabilidad de una explotación obliga a un elevado esfuerzo.

En realidad nuestros ganaderos en extensivo del siglo XXI son pastores de biodiversidad. Ya lo eran antes, pero no lo sabíamos. Su sabio manejo de pastos y montes favorece el desarrollo de muchas especies animales y vegetales amenazadas. Los dientes del ganado actúan como inmejorables cortafuegos, manteniendo un paisaje agroforestal que gracias a ellos ha permanecido casi invariable a lo largo de miles de años. El estiércol fertiliza el suelo y da vida a insectos y aves. Involuntariamente, sus reses garantizan la supervivencia de lobos, osos, buitres y quebrantahuesos. Y todo ello produciendo una carne, leche y quesos de calidad excepcional.

Son tiempos difíciles, es verdad. Pero a estos jóvenes que ahora se enfrentan a la aventura de ser pastores es difícil que les falte trabajo. Y su visión moderna de la profesión seguro que les permite dignificar una profesión que nunca deberíamos haber arrinconado. Nos va en ello la supervivencia.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Buscan nombre para el primer guirre nacido en cautividad en Canarias

Guirre

El Centro de Recuperación de Fauna Salvaje del Cabildo de Gran Canaria acaba de obtener un fabuloso éxito. Lograr el primer guirre nacido en cautividad de la historia, el primer alimoche canario (Neophron percnopterus majorensis) que viene al mundo en esa isla desde hace al menos medio siglo.

Hijo de dos aves tullidas, el pequeño buitre nació en una incubadora el pasado 19 de junio. Al principio fue necesario alimentarlo a través de un muñeco emplumado que imitaba a los adultos, para de esta manera evitar su troquelado, manteniendo así su natural desconfianza hacia los humanos. Transcurrido un mes, su padre biológico lo ha adoptado como lo que es, su hijo, y no se despega de él, mientras que su madre, menos maternal, se mantiene ajena a la familia.

No tiene nombre, pero en realidad tiene cuatro. El técnico es Npm 01/2013. Los otros tres son más familiares: Alex Romualdo Tamarán. Alex en honor a Alex Llopis, coordinador en España del Programa Europeo de Conservación de Especies Amenazadas del Quebrantahuesos y cuyos expertos consejos han permitido el feliz natalicio. Romualdo por San Romualdo, el día de su santo. Y Tamarán por ser el nombre aborigen de la isla que le vio nacer y donde no nacía un guirre desde que estos se extinguieran allá por los años setenta del pasado siglo.

Le faltaría un quinto nombre, el más merecido de todos ellos: Pascual. En honor a Pascual Calabuig, querido amigo y director del Centro de Recuperación de Fauna Salvaje. Experto biólogo y veterinario, lleva décadas empeñado en salvar de una muerte segura a miles de animales accidentados. Sólo él y su equipo podían haber logrado algo que hasta sus propios jefes veían como un sueño irrealizable.

Con toda probabilidad, cuando en septiembre la ahora bola de grisáceo plumón se haya convertido en un emplumado alimoche ya tendrá un nombre definitivo. Y una pequeña mochila adosada a la espalda para poder controlar sus movimientos por GPS. Todo preparado para ser liberado en Fuerteventura, la única isla de Canarias donde esta amenazada subespecie tiene algo de futuro.

Pero no lo tendrá nada fácil. Tendidos eléctricos, venenos y disparos se lo pondrán muy complicado antes de que, dentro de cinco años, llegue a la madurez sexual y logre emparejarse, reforzando así una población donde uno es mucho, muchísimo.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Más restaurantes para los buitres

Gyps_fulvus_feeding

Os lo he contado varias veces en este blog. Los buitres se mueren de hambre. La rígida aplicación de normativas generales europeas surgidas a raíz de la enfermedad de las vacas locas trajo consigo, además de una carga económica considerable para muchos ganaderos, graves problemas para las poblaciones españolas de buitres. La ley obliga enterrar todo animal muerto, ajena a que en países como el nuestro gran parte de esas carroñas son sabiamente aprovechadas por las aves necrófagas, especialmente buitres, alimoches y quebrantahuesos.

Gracias a la presión de naturalistas y ornitólogos, Europa aceptó finalmente incluir una serie de enmiendas que abrían la posibilidad de volver a dejar en el campo restos animales disponibles para la alimentación de los buitres. Y ha sido ahora Castilla y León la región que ha dado un importante salto al aprobar un decreto que recupera la práctica de los muladares, esos lugares alejados de los pueblos donde se pueden dejar restos de ganado. Como se hizo toda la vida. Restaurantes para los buitres. Ellos nos limpian el campo de animales muertos y nosotros les damos comida abundante para que nos sigan regalando con la impagable imagen de sus ingrávidos vuelos.

Uno de los objetivos de la nueva normativa es reducir los ataques de buitres a ganado vivo, provocado por el hambre que pasaban los pobres bichos mientras los animales muertos debían de ser destruidos por empresas autorizadas, con el consiguiente coste para el ganadero.

Según datos de la Junta, Castilla y León cuenta con el mayor censo en España de aves necrófagas de Europa, con unas 6.000 parejas de buitre leonado, el 24 por ciento del total nacional; 380 de alimoche, el 26 por ciento; y el 15 por ciento de buitre negro y de águila real, pues esta última tampoco hace ascos a un animal muerto. No parecía lógico seguir matando de hambre tan extraordinaria riqueza natural.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Te invito a ver uno de los mejores documentales sobre las aves españolas

Cada vez me asombra más la altísima calidad lograda en los documentales de naturaleza. Cuanto mejores son, más me acuerdo de Félix Rodríguez de la Fuente, ese genio de la comunicación que suplía con imaginación y dominio del lenguaje aquello que tecnológicamente era imposible conseguir en los años 70 del pasado siglo. La llegada del vídeo en HD ha permitido dar un asombroso salto cualitativo. Tanto que las imágenes ya no necesitan locutores. Ellas mismas y sus paisajes en alta definición son los protagonistas indiscutibles. Y únicos.

Hoy quiero compartir con todos vosotros un pequeño documental que me ha dejado con la boca abierta. Me ha pasado el enlace Paola (muchas gracias) y se titula The birds of Spain, las aves de la España peninsular. Producido por Wildglimpses y realizado por Raúl Tomás Granizo, en apenas cuatro minutos nos invita a realizar un increíble recorrido por algunos de nuestros mejores espacios naturales:

– Riglos y Valle de Tena (Pirineos, Huesca)
– Bardenas Reales (Navarra)
– Montes de Toledo y Andújar (Jaén)
– Albufera de Valencia y Dénia
– Tablas de Daimiel (Ciudad Real) y Doñana (Huelva)
– Costas de Murcia y Almeria.

La música de Armand Amar es igualmente una delicia. Y el desfile de aves emblemáticas resulta abrumador: búho real, quebrantahuesos, treparriscos, alondra ricotí, avutarda (un macho en cortejo que quita el hipo), cernícalo primilla, ortega, camachuelo trompetero, alzacola, águila imperial (preciosa pareja filmada por Arcadio Calvo), curruca mirlona, buitre negro, etc, etc.

No os cuento más. Vedlo vosotros mismos y opinad. Para mí es hasta el momento el mejor vídeo rodado sobre las aves españolas ¿Estás de acuerdo? ¿Conoces algún otro que lo supere?

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Envenenan a un gigante con los pies de barro

El naturalista David Gómez llamó al quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) “pájaro de barro” por la afición de este extraordinario buitre a maquillarse el cuerpo con finos limos de color naranja. En realidad es un gigante con los pies de barro, pues a pesar de los esfuerzos conservacionistas desarrollados en los últimos años para tratar de salvarlo de la extinción, su población sigue estando seriamente amenazada.

En Andalucía, donde llevan gastadas ingentes cantidades de dinero en tratar de recuperar unas poblaciones exterminadas por el veneno hace medio siglo, ese mismo veneno acaba de dar un duro golpe a su ambicioso proyecto de reintroducción. Pontones y Cata, dos de los 19 ejemplares liberados desde 2006, han aparecido envenenados. Lo mismo ocurrió con Cazorla en 2008. Ante tan oscuro panorama, el programa andaluz de sueltas ha quedado suspendido sine die, al igual que el programa de voluntariado. Dicen sus responsables que erradicar el problema del veneno es ahora la prioridad. ¿Y no lo era antes de invertir tantísimos recursos en liberar a unos pobres pájaros a los que se mandó a una muerte segura? Lo mismo pasa en Picos de Europa con un programa semejante. Primero pillamos el dinero público, hacemos muchos publirreportajes que rentabilicen políticamente la inversión y lo de menos son los resultados.

Las normas internacionales lo habían dejado muy claro. No se puede tratar de recuperar una especie extinguida si las razones que provocaron su desaparición no se han subsanado. Y en Andalucía, como en el resto de España, la colocación de cebos envenenados para matar supuestas alimañas sigue emponzoñando los campos y acabando todos los años con miles de animales protegidos. Mientras esta lacra no se erradique, el quebrantahuesos seguirá siendo un bello gigante con los pies de barro.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

El quebrantahuesos vuelve a las montañas de Picos de Europa

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), el gran buitre barbado, el más bello y formidable de todos ellos, vuelve a Picos de Europa. No lo hace por su propio pie-ala. Extinguido por los venenos hace más de 70 años, llega gracias a un ambicioso proyecto de reintroducción de la especie en la Cordillera Cantábrica promovido por el Ministerio de Medio Ambiente junto con el Parque Nacional, y en el que participan las comunidades autónomas de Asturias, Cantabria, Aragón y Castilla y León, así como la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ).

Dos hembras aragonesas, que responden al nombre de Leoncia y Deva, fueron soltadas el viernes pasado en la majada de Belbín, en el concejo asturiano de Onís. Su llegada ha estado precedida de una fuerte polémica entre técnicos y conservacionistas, pues proceden de nidos que supuestamente fracasan todos los años, cuyos huevos fueron retirados, incubados artificialmente y criados en cautividad sin estar en contacto con humanos gracias al uso de muñecos que se  asemejan a los adultos. Los que más saben de esto proponían seguir el ejemplo andaluz, utilizando pollos nacidos de parejas cautivas, para de esta forma no restar pájaros salvajes al Pirineo.

Tampoco los grupos ecologistas asturianos ven con buenos ojos la reintroducción de la especie en una región donde el veneno y los tendidos eléctricos siguen matando decenas de buitres todos los años. Lo prudente habría sido eliminar antes estos peligros. Pero no se ha hecho. Y las pobres Leoncia y Deva serán sin duda conejillos de Indias, impulsoras involuntarias de futuros programas de erradicación del veneno y de la señalización y aislamiento de tendidos. Se ha optado por el temido: “No hay mal que por bien no venga”.

Crucemos pues los dedos y confiemos en la suerte de estos dos quebrantahuesos. Su éxito futuro también lo será para la excepcional biodiversidad de la montaña cantábrica y, no lo olvidemos, para una ganadería medioambientalmente sostenible, y cultural y paisajísticamente única.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Nace el primer buitre negro del Pirineo en un siglo

Qué buena noticia. La Reserva Nacional de Caza de Boumort, en Lérida, ha visto nacer a la primera cría de buitre negro venida al mundo en libertad en los Pirineos en el último siglo, cuando los buitres negros desaparecieron de la mayor parte de su área europea de distribución por culpa del veneno.

El nacimiento no ha sido casual. Es fruto de la unión entre dos ejemplares de buitre negro liberados en la zona en 2007 (Perla de 7 años y Portell de 4), en el marco del Proyecto de reintroducción del buitre negro en Cataluña que desde entonces ha liberado 16 ejemplares de la especie, seis de ellos actualmente emparejados.

El pollito, que vino al mundo el pasado 25 de abril, ha nacido antes de lo previsto, según un comunicado del Departamento de Medio Ambiente, que confirma también que con el nacimiento de este buitre negro el Pirineo catalán se convierte en la única región europea donde anidan las cuatro especies de buitres del continente: el quebrantahuesos, el buitre negro, el buitre común y el alimoche.

El nacimiento del primer ejemplar de buitre negro catalán en libertad coincide con el Año Internacional de la Biodiversidad, decretado por Naciones Unidas, y con su elección como “ave del año” según la organización de defensa de las aves SEO/BirdLife.

El proyecto está promovido por la Generalitat de Catalunya y la Obra Social de Caixa Catalunya, y cuenta con la participación de GREFA (Grupo para la Recuperación de la Fauna autóctona y sus Hábitats), la Junta de Extremadura (C.R. de Los Hornos), de donde proceden las aves liberadas. También se beneficia del patrocinio de REE (Red Eléctrica de España) y la ayuda de la Asociación de Amigos del Centre de Fauna de Vallcalent (TRENCA).

¡Enhorabuena!

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share