La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘ciguena’

Enara y Goyo son las cigüeñas más vagas de Madrid

Cigüeñas blancas alimentándose en un vertedero. Foto SEO/BidLife

Si eres una cigüeña blanca, lo tuyo es criar en España y pasar el invierno en Mali, Mauritania, Senegal o Gambia. En eso consiste emigrar para ellas. En meterse entre pecho y plumones hasta 3.000 kilómetros de largo aleteo, más de un mes de peligrosísimo viaje cruzando el Estrecho de Gibraltar y hasta el desierto del Sahara para buscar ese alimento que en estas épocas escasea en Europa. Y en primavera repetirlo a la inversa. Pero si eres lista (o muy vaga) te buscas un restaurante cerca de casa y pasas de viajar.

Es lo que han hecho Enara y Goyo, una pareja de cigüeñas blancas de Manzanares El Real (Madrid). Técnicos de SEO/BirdLife las marcaron en el mismo nido en 2013 y desde entonces siguen cada año juntas cada temporada de cría, de enero a julio.

Sus pollos, cuando aprenden a volar, inician la migración que el instinto les señala hacia África. Pero la migración de estos experimentados padres no puede ser más corta. En lugar de hacerse 3.000 kilómetros apenas recorren 50 kilómetros.

Tienen un secreto. Han descubierto un restaurante cerca de casa, gratis total, sin peligros y con comida abundante. Su zona de invernada es el vertedero de Rivas-Vaciamadrid, a unos 50 kilómetros de su nido. Allí duermen en lagunas artificiales y se alimentan de las basuras que la capital arroja todos los días por toneladas. Una fuente de alimentación abundante, predecible e inacabable.

Cigüeña con un emisor GPS en la espalda. Foto SEO/BidLife

Un espía en la espalda

¿Qué como se sabe? Porque desde hace cinco años llevan adosados a la espalda sendos emisores GPS que no paran de enviar localizaciones exactas a los científicos de SEO/BirdLife. Mientras les duren las baterías seguirán haciéndolo.

Durante estos más de 5 años de seguimiento se han obtenido más de 238.000 localizaciones, con lo que los ornitólogos conocen con todo detalle la vida de estas cigüeñas.

Cada una por su cuenta

Las cigüeñas tienen fama de ser fieles a su pareja. Y estas lo son, pero ojo, solo durante el periodo de cría. Concluida la nidificación se van las dos al mismo restaurante para cigüeñas y otras aves, a los alrededores del vertedero madrileño aunque, contra todo pronóstico humano, allí ni se miran.

Migran cada una por su cuenta y llevan una vida independiente cuando están en la zona de invernada. Eso sí. Es el nido, el territorio, y no su careto, su pico o sus alas, el que les identifican como pareja. Hasta que no se ven allí, deben pensar, todas las cigüeñas les parecerán iguales.

El momento de reencuentro está ya próximo. Ahora en noviembre, o como muy tarde en diciembre, Enara y Goyo volverán a Manzanares el Real, a su nido de toda la vida. Y entonces sí. Entonces se reconocerán y machacarán alegremente el ajo (crotoreo, si nos ponemos técnicos) para dar comienzo a una nueva temporada. Nuevas vidas, más cigüeñas.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Más de 50 cigüeñas mueren electrocutadas en el mismo tendido eléctrico

Cigüeñas electrocutadas en Sant Quirze. © Jordi Pareja (GACO)

Medio centenar de cigüeñas en migración han muerto electrocutadas el pasado 5 de agosto, prácticamente al mismo tiempo, en torres eléctricas de Sant Quirze de Besora (Osona -Barcelona). Otra decena más resultaron heridas.

Las aves formaban parte de un bando de más de 700 ejemplares en migración. No eran españolas. Provenían del centro y norte de Europa (alemanas y suizas en su mayoría como ha confirmado la lectura de anillas) e iban camino de África una vez habían concluida su temporada de cría. Pararon en la zona para descansar sin percatarse de la peligrosidad de los tendidos eléctricos que allí había. A falta de confirmación oficial, todo apunta a que es ENDESA la propietaria de la línea involucrada en el suceso.

Lee el resto de la entrada »

El obispado de Lleida declara la guerra a la cigüeñas

Iglesias y cigüeñas han vivido durante siglos una feliz armonía que definitivamente se ha roto en Lleida. Allí el arzobispado les ha declarado la guerra. Es una guerra sucia, sin cuartel. Las patilargas se empeñan en levantar sus nidos sobre los principales templos de la ciudad y la curia trata de impedírselo con todos los medios a su alcance, instalando peligrosos tinglados y redes. De momento gana el obispado, pero a qué precio: un ejemplar muerto y al menos una decena de heridos. Lee el resto de la entrada »

Cuélate en la vida íntima de las cigüeñas más urbanas

Entre el cambio climático y el derroche de nuestros vertederos a donde tiramos la mitad de la comida, las cigüeñas hace muchos años que no llegan desde África el 3 de febrero. Con una población de cigüeña blanca no migratoria cada vez más numerosa, el famoso refrán de “Por san Blas, la cigüeña verás” ha perdido definitivamente vigencia.

Sin embargo, al permanecer durante todo el año entre nosotros, pero empezar en estos días a preparar sus nidos para una nueva temporada de cría, podríamos perfectamente adaptarlo a “Por san Blas, las cigüeñas protegerás“. Lee el resto de la entrada »

Celebramos (a tiros) el Día Mundial de la Educación Ambiental

Milano-real-Chinata-A-Javier-de-la-Puente-SEOBirdLife

Cada 26 de Enero celebramos el Día Mundial de la Educación Ambiental. En España esta conmemoración está tan de capa caída como la propia especialidad educativa: arrinconada, olvidada, desprestigiada. No es ni una maría, pues no existe como asignatura en la enseñanza reglada. Apenas unos talleres o campamentos para entretener a los niños y niñas. Porque hagan algo. Porque parezcamos modernillos.

Y sin embargo, qué importante debería ser. Sólo se ama lo que se conoce, y sólo con conciencia, conocimiento y sensibilidad es posible conservar y proteger nuestra casa común. Nada menos que el planeta donde vivimos, el único donde podemos vivir. Lee el resto de la entrada »

Matan de un disparo a la cigüeña más famosa del País Vasco

Cigüeña muerta

A primera hora del pasado miércoles 23 de Diciembre, unos desconocidos dispararon y mataron a Uzelai, la cigüeña blanca más famosa del País Vasco. Lo hicieron con toda la alevosía e ilegalidad posibles; desde el interior de un vehículo en marcha en Kortezubi (Ford Focus blanco), dentro del Refugio de Fauna de Urdaibai (Vizcaya).

Uzelai debía su nombre al colegio público de la localidad de Busturia, cuyos niños y niñas la habían apadrinado con gran ilusión, en el marco del programa de recuperación de la especie llevado a cabo hace algo más de una década. Era un macho y formaba parte de la pareja que anidó por primera vez en Urdaibai después de más de un siglo de ausencia de las cigüeñas en este espacio natural protegido. Lee el resto de la entrada »

Extremadura construirá un nuevo aeropuerto fantasma

Cessna.120.g-btbw.arp

Otro despropósito más. Después del escándalo del aeropuerto de Ciudad Real (1.100 millones de euros de inversión y cerrado), del aeropuerto de Murcia-Corvera (260 millones y sin terminar), del aeropuerto de Castellón (150 millones de euros y con algo de suerte a exclusivo beneficio de Ryanair), llega ahora la tontuna del aeródromo de Cáceres, recién licitado por la Junta de Extremadura. Más modesto, es verdad, sólo costará 4,3 millones de euros, pero muy probablemente será igual de inútil. Como el papel todo lo aguanta, aspira a recibir 250.000 pasajeros al año, más que el de Valladolid o el de San Sebastián, o que la suma de todos los pasajeros que reciben anualmente los aeropuertos fantasmas de Burgos, León, Salamanca, Logroño, Badajoz y La Gomera.

También como era de esperar, su impacto ambiental en una zona de altísimo valor ecológico será brutal, pero no se preocupen que está todo controlado. Habrá medidas preventivas como evitar volar a los aviones a menos a 200 metros por encima de las cuatro zonas de especial protección para las aves (ZEPA) a las que afecta directamente. Todavía no cuenta con los preceptivos permisos del Ministerio de Medio Ambiente, es verdad. Sin embargo, como se va a solicitar una evaluación ambiental simplificada, el procedimiento se supone sencillo y rápido. Puro trámite.

¿Y qué harán con la cercana colonia de 50 nidos de cigüeña blanca? Ésa misma utilizada en folletos y carteles como imagen publicitaria de la pureza natural de la región. Trasladarla, que para eso hay dinero y facilidades administrativas. Los nidos claro, porque lograr que las aves no vayan a comer saltamontes a sus pastizales de toda la vida será un pelín más complicado.

Aunque en el fondo, usted y yo sabemos que esas cigüeñas, hagan lo que hagan, no van a tener que esquivar demasiados aviones.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Las cigüeñas no celebrarán hoy a san Blas

1280px-Ciconia_ciconia_-_01

Por san Blas, la cigüeña verás.

Y si no la vieres, año de nieves.

Hoy 3 de febrero, fiesta de san Blas, miramos al cielo en busca de cigüeñas y nieve. Según las previsiones meteorológicas, todo parece indicar que, si no el año, al menos esta semana se presenta con frío y nieves en España por culpa de la entrada de una potente ola de frío que a partir de mañana nos va a dejar a todos tiritando. Pero respecto a cigüeñas, lo que se dice cigüeñas, el refrán ya no funciona. Porque aunque es verdad que muchas están llegando estos días de sus cuarteles de invierno más allá del Sáhara, otras vendrán más tarde y otras en realidad no se movieron de la Península Ibérica. Los datos científicos confirman que las cigüeñas hace ya tiempo que pasan de san Blas.

Gracias al seguimiento realizado por el programa Migra, que lleva a cabo SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola, se han observado movimientos migratorios muy diferentes en la cigüeña blanca (Ciconia ciconia), especie que está cambiando su migración en las últimas décadas.

Como explica la veterana asociación conservacionista a través de una nota de prensa, hace muchos años la cigüeña blanca invernaba principalmente en África y su llegada desde las remotas tierras africanas nos marcaba el inicio de la primavera. Ya en los años 50 del siglo pasado, se comenzó a barruntar la invernada de algunas cigüeñas en el sur de España. Sin embargo, en las últimas décadas cada vez más cigüeñas blancas están invernando en España, y se ha detectado un importante cambio en su conducta migratoria. De las 7.500 cigüeñas contadas en España en el invierno de 1995 se pasó a las más de 31.000 aves en el año 2004. Y es que en arrozales y basureros las cigüeñas han encontrado una nueva fuente de alimentación que les permite soportar el invierno en tierras peninsulares, sin necesidad de marcharse hasta la lejana África subsahariana.

De vuelta al nido

La mayoría de las cigüeñas blancas que se han quedado en España ha regresado ya a sus nidos, aunque hay algunas que están aún en sus zonas de invernada. Muchos de los jóvenes nacidos en 2014 se quedarán en el norte de Marruecos sin regresar a España hasta años posteriores. En los próximos días terminarán o comenzarán su viaje las aves que aún no han llegado a sus territorios, uno de los fenómenos más espectaculares de la naturaleza.

“Parece que la mayoría de las cigüeñas blancas adultas se quedan a invernar en España, mientras que los jóvenes se van a África”, afirma Javier de la Puente, técnico del Área de Seguimiento de Avifauna de SEO/Life.

Pero aún no se sabe cómo cambia este comportamiento y las razones concretas de porqué los adultos migran a larga o corta distancia.

“En el futuro, con la información que se está recogiendo en el programa Migra, intentaremos dar respuesta a estos interrogantes y también descubrir que ocurre cuando las aves dejen de tener comida en los vertederos de España”, explica De La Puente.

Cigüeñas blancas con GPS en directo

Entre 2012 y 2014 se han marcado más de 60 cigüeñas blancas dentro del programa Migra por toda España. La información sobre sus viajes y movimientos está disponible para muchas de ellas en la página web www.migraciondeaves.org: 5 en Álava, 9 en Cáceres, 8 en Ciudad Real, 1 en Huelva, 2 en Huesca, 1 en La Rioja, 3 en León, 1 en Lugo y 6 en Madrid. De las aves disponibles en la web 25 son cigüeñas adultas y 11 son ejemplares marcados como pollos.

Las cigüeñas marcadas nos han mostrado muy distintos comportamientos migratorios, desde no moverse de su nido, hasta desplazarse más de 3.400 kilómetros para invernar en el Sahel africano.

Para los más curiosos, adjunto os dejo el curriculum vitae de los pájaros más interesantes y viajeros (o no) de este proyecto:

Yerga: Se marcó el 1 de mayo de 2012 en Alfaro (La Rioja) y es una migradora de larga distancia. Inverna en Senegal y Gambia a unos 3.500 kilómetros de su nido. Durante tres inviernos seguidos ha realizado la misma migración y ha invernado en la misma zona de África. El 26 de enero aún estaba en Marruecos, cerca de Marrakech, a 1.300 kilómetros de su nido. Dentro de poco llegará a España cruzando por el estrecho de Gibraltar.

Blas: Se marcó el 17 de mayo de 2012 en Pinilla del Valle (Madrid). Inverna habitualmente en el sur de Madrid a unos 70 kilómetros de su nido: durante el invierno se alimenta en vertedero de Valdemingómez y duerme en las graveras de El Porcal (Rivas-Vaciamadrid). El 26 de enero aún estaba en el vertedero de Colmenar Viejo a unos 30 kilómetros de su nido.

Juan: Se marcó el 14 de marzo de 2013 en Malpartida de Cáceres (pueblo europeo de la cigüeña). Inverna en Doñana, a unos 265 kilómetros de su nido. Regresó a su nido el 17 de diciembre de 2014.

Mari Cruz: Se marcó el 6 de mayo de 2013 en Ciudad Real y es migradora de corta distancia. Inverna en los arrozales de Doñana a unos 250 kilómetros de su nido. El 25 de enero estaba a 50 kilómetros del nido, en el vertedero de Almagro (Ciudad Real).

Alba: Se marcó el 30 de mayo de 2013 cerca de León y es migradora de media distancia. Este año ha invernado en el vertedero de Rabat (Marruecos), a unos 1.000 kilómetros de su nido. El invierno pasado, sin embargo se quedó a invernar en el sur de la península Ibérica: en los vertederos de Medina Sidonia y Benalup-Casas Viejas en Cádiz. El 26 de enero estaba en Cádiz a unos 700 kilómetros de su nido.

Felicia: Se marcó el 4 de junio de 2013 en la isla de Orenin, cerca de Vitoria (Álava), y es migradora de corta distancia. Inverna habitualmente en el sur de Madrid, a unos 300 kilómetros de su nido: se alimenta en el vertedero de Valdemingómez y duerme en las graveras de El Porcal (Rivas-Vaciamadrid). El pasado 10 de enero regresó a su nido.

Violeta: Se marcó el 19 de junio de 2013 en Binaced (Huesca) y es migradora de muy corta distancia. Inverna habitualmente en Lérida, en el vertedero de Montoliu a tan solo 50 kilómetros de su nido. Durante el invierno vuelve a su nido en Huesca cada cierto tiempo.

Javier: Se marcó el 11 de mayo de 2014 en el Parque Nacional de Doñana (Huelva) y es migradora de larga distancia. Inverna en Malí y Senegal a 2.700 kilómetros de su nido. El 25 de enero estaba al norte de Marruecos a 200 kilómetros de su nido.

Foto: Wikimedia Commons

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Matar cigüeñas sale muy barato

©Tatavasco Images

© Tatavasco Images; SEO/BirdLife

¿Te acuerdas del cura de Alcolea de Cinca (Huesca)? ¿Ése que desahució a las cigüeñas de su parroquia? Ocurrió la pasada primavera. Como os conté en su momento, el tal párroco desalojó por las bravas a las 39 parejas de cigüeña blanca en el momento más crítico de su nidificación, cuando ya estaban con huevos y pollos. No contento con tirar estos 39 nidos, electrificó la torre y tejados para garantizar que no regresaran las patilargas. Lo hizo tan a lo salvaje que una de ellas murió de un calambrazo.

“A ver si se hace justicia y crujen a esos sádicos”, comentó un lector.

Pues sí, al final ha habido sentencia gracias a la denuncia que interpuso SEO/BirdLife, pero no se ha hecho justicia.

Como ha informado la veterana entidad conservacionista, la resolución no reconoce la gravedad de los hechos, al sancionar al párroco (José María Huerva Mateo), responsable confeso del estropicio, con una raquítica multa de 500 euros cuando el daño estaba valorado en 13.480 eurosEn realidad mucho más, pues ¿puede valorarse una vida en euros?

La sección de Régimen Jurídico del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Huesca solicitó a los técnicos una valoración económica de la infracción, quienes establecieron que del total de la colonia, unos 13 pollos habían muerto a causa de las molestias causadas por las obras. ¡13 pollos muertos de inanición!

No menos grave resulta el hecho de que, además de realizar las obras en el tejado de la iglesia durante un periodo no autorizado, el propio párroco decidió instalar un dispositivo de descargas eléctricas para ahuyentar a las cigüeñas desalojadas y evitar que volvieran. De resultas del invento, una de las cigüeñas sufrió una fuerte descarga y quedó ensartada en la cruz-veleta de hierro de la iglesia.

En el informe veterinario oficial del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca, al que fue llevado el animal agonizante tras pasar varios días ensartado en el tejado y ser rescatado por los bomberos de la comarca del Cinca Medio, se establece que:

Muy probablemente el accidente se ha visto favorecido por la presencia de un pastor eléctrico recientemente instalado en el tejado de la iglesia” y continúa afirmando que dicho dispositivo “representa un serio peligro para estas aves. El cable del pastor eléctrico está levantado sobre pivotes metálicos, constituyendo una trampa mortal”.

SEO/BirdLife (y cualquiera con dos dedos de frente) considera que la sanción ha sido insuficiente dada la gravedad de los hechos y la valoración oficial realizada. Igualmente tilda de “alarmante y del todo injustificable” que la Dirección Provincial contara con informes emitidos por técnicos de la propia Administración y resolviera el expediente sin tener en cuenta su contenido.

Beneficiosas para los agricultores 

Las cigüeñas han resultado ser unas auténticas devoradoras de cangrejos americanos (según la necropsia del veterinario, el ejemplar que murió tenia el buche lleno de estos invertebrados), topillos y ratones entre otras presas, por lo que son un buen aliado de los agricultores y muy beneficiosas para que las explotaciones sean más rentables.

Prohibido tirar sus nidos

La legislación ambiental prohíbe la retirada de nidos, la destrucción de los mismos o cualquier molestia o afección que repercuta negativamente en la fase reproductora de las aves, por lo que algunas prácticas habituales como la rotura o retirada de nidos de cigüeñas, golondrinas o aviones comunes, o el tapado de mechinales donde se reproducen vencejos, es una infracción administrativa.

Para estos casos se cuenta con medidas alternativas, y en cualquier caso, si se demostrara tras un preceptivo informe técnico que se están produciendo daños al patrimonio monumental o existe riesgo real para las personas, el órgano ambiental competente de la comunidad autónoma correspondiente podría emitir una autorización para realizar los trabajos necesarios, siempre en la época más adecuada (cuando no afecte a la reproducción de las especies protegidas). También podría aautorizar la posible retirada de nidos si no existiese otra solución satisfactoria, pero siempre con permiso.

El vallado eléctrico sigue matando

No hay multa, pero tampoco obligación de retirar ese sanguinario sistema anti cigüeñas. De hecho ahí sigue.

SEO/BirdLife ha solicitado al párroco la retirada del dispositivo eléctrico y su estructura metálica antes de que se produzcan más muertes, y que tras finalizar las obras de rehabilitación estructural de la cubierta, se vuelvan a instalar nidales para las cigüeñas, compensando o minimizando, en la medida de lo posible, los daños causados a una especie protegida.

¿Les hará caso? Lo dudo. Tanto lío por 500 euros. Ningún problema. Se mete mano en el cepillo y asunto resuelto. Y a las cigüeñas, que les den… calambrazos.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Las cigüeñas ya no saben si migrar o quedarse en España

Cigueña_con_emisor_©J.De-la-Puente-SEOBirdLife

Eran el emblema de las aves migratorias, pero ahora mismo ni ellas mismas ni los científicos tienen muy claro qué son. Las cigüeñas blancas, probablemente el pájaro más popular y reconocible de toda la fauna española, pasa ya definitivamente de San Blas. El viejo refrán de que por esa fecha (3 de febrero) regresaban las blanquinegras de sus cuarteles de invernada en África ha quedado más obsoleto que el fax. ¿Han dejado entonces de hacer sus increíbles migraciones? Pues tampoco. Las últimas tecnologías nos acaban de demostrar que, definitivamente, las cigüeñas están hechas un inmenso lío.

Dentro del programa Migra de SEO/BirdLife, entre 2012 y 2013 se han marcado con emisores GPS 30 cigüeñas blancas: cinco en Álava, siete en Cáceres, ocho en Ciudad Real, una en Huesca, una en La Rioja, dos en León y seis en Madrid. De las aves marcadas 24 eran cigüeñas adultas reproductoras y seis eran pollos. Y sólo 3 de los 24 adultos marcados se han ido a África. Sin embargo, casi todas las aves marcadas como pollos sí que se han ido en invierno al Sahel africano.

Ello parece indicar que el instinto empuja a los jóvenes a dar el gran salto, pero luego la experiencia les acaba convenciendo de que, con tanto vertedero y arrozal como hay en la península Ibérica,donde abunda la comida fácil, el viaje ya no merece la pena. Por ello, las distancias a las zonas de invernada han variado desde cero [dos de las aves de Ciudad Real no se han movido y han pasado todo el invierno junto a sus nidos] hasta 3.400 kilómetros. Ahí es nada.

En el fondo lo prefiero. Su imagen blanquinegra siempre me causa alegría, y aún más si durante todo el año puedo verla “dormitar volando”, que diría el genial Antonio Machado:

La blanca cigüeña,
como un garabato,
tranquila y disforme, ¡tan disparatada!,
sobre el campanario.

Foto: Cigueña marcada con un emisor. © J. De la Puente-SEO/BirdLife

Otras entradas relacionadas: