La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘reciclaje’

Nos comemos una tarjeta de crédito a la semana

Los microplásticos están por todas partes. Pero curiosamente, o lógicamente, los hay en mucha mayor cantidad en la tierra que en nuestros sufridos océanos. Tantos, que nos los comemos sin saberlo. Según denuncia Amigos de la Tierra, estamos consumiendo sin quererlo ni saberlo alrededor de 2.000 pequeñas piezas de plástico cada semana, aproximadamente 21 gramos al mes, poco más de 250 gramos al año. Esto es el equivalente al peso de una tarjeta de crédito a la semana (5 gramos).

Tal y como denuncia el informe Plastívoros presentado por Amigos de la Tierra y Justicia Alimentaria, los datos actuales muestran que los microplásticos presentes en la tierra son mucho más numerosos que los acuáticos y que, de hecho, la inmensa mayoría del plástico que encontramos en los sistemas acuáticos tiene su origen en una contaminación terrestre anterior.

El informe señala que la contaminación microplástica en la tierra podría ser hasta 23 veces mayor que en el océano y apunta que, de hecho, aproximadamente el 80 % de la contaminación por microplásticos en el océano proviene de la tierra. Lee el resto de la entrada »

Caracoles enamorados para celebrar hoy el Día de la Educación Ambiental

Félix Rodríguez de la Fuente fue el adalid español de la educación ambiental. Aseguraba con pasión que “hay que decir y convencer a las gentes de este país de que están acabando con lo mejor que tenemos, que son los animales, que es el paisaje, que es la integridad del medio ambiente”.

Convencer es educar. Educar en valores como los que cada 26 de enero, desde hace más de 45 años, se promueven con la celebración del Día Mundial de la Educación Ambiental.

¿Y qué tiene esto que ver con los caracoles? Tiene que ver con un delicioso cuento escrito por Manuel Jabois y que hoy se difunde gratuitamente por iniciativa de Ecovidrio, la revista Ethic y el apoyo del Ministerio de Educación y Formación Profesional. Lee el resto de la entrada »

Apúntate a las 12 campanadas de la Navidad más sostenible

Foto: PixabayEstas Navidades tan rarunas, si algo nos ha quedado claro es nuestra fragilidad y dependencia de una naturaleza sana. Apostemos por la sostenibilidad. Y demos las campanadas del consumo responsable, ése que dentro de unos años se habrá generalizado en el Planeta como único camino para poder salir del atolladero en el que nos hemos metido.

  • CAMPANADA 1: El árbol de Navidad: ¿Natural o artificial?

Natural, sin duda. Los pinos y abetos naturales son 100 por 100 biodegradables. Y los de plástico no. Los artificiales vienen de muy lejos, su producción es muy contaminante y su transporte lo es aún más.

Con los árboles naturales es justo al revés. Durante su crecimiento capturan CO2, ayudándonos a luchar contra el cambio climático. Pero eso sí, nada de robarlos en el bosque. Siempre debemos adquirirlos en viveros locales con producción controlada. O elegir árboles y ramas cortados en entresacas forestales.  Recuerda que en muchas ciudades hay servicios de recogida del ayuntamiento para que se replanten los que sigan vivos y con el resto hacer compost.

  • CAMPANADA 2. El Belén

Lo confieso: me encantan los belenes. Es como reproducir el campito en casa, con sus gallos y gallinas, sus ovejas, sus pastores y hasta arroyos de agua clara. Y su caganet abonando el campo, claro que sí. El Belén se puede reutilizar una y otra vez, completándolo cada año con nuevas figuras. Pero ¡Mucho ojo con el musgo! Está protegido en los espacios naturales y sólo puede adquirirse en los viveros autorizados. Lo mejor es no usarlo. Piensa que es como un bosque en miniatura, lleno de vida casi miscroscópica que morirá en nuestra casa. Y además, si Jesús nació en Palestina, que es un país tan desértico, digo yo que lo que mejor le va es la arena ¿no te parece?

  • CAMPANADA 3. Los adornos navideños

No hace falta ir todos los años al chino a comprar adornos de usar y tirar. Los viejos adornos, como las bolas, se pueden pintar y forrar, dándoles una nueva vida. También puedes fabricar tu decorado navideño con materiales reciclados. Esas tardes de trabajos manuales con los niños es de lo más bonito de la Navidad. A mí siempre me encantó salir al campo a por piñas que luego pintábamos con purpurina.

  • CAMPANADA 4. La iluminación

Cada vez está más de moda llenar los balcones de luces intermitentes, pero que no se te vaya la pinza. Usa bombillas de bajo consumo. Limita las horas de encendido a los momentos especiales. Algunos se piensan que son la iluminación de El Corte Inglés y las dejan día y noche. No es el gasto para tu bolsillo, que también. Es el gasto para el Planeta.

  • CAMPANADA 5. Los regalos

Aquí sí que se nos va la pinza a todos. Pero la calidad siempre estuvo reñida con la calidad. Hace más ilusión un regalo bien currado que un cargamento de Amazon. Asegúrate que sean reciclables, que no sean sexistas ni violentos y que estimulen la creatividad. Escoge artesanía o gastronomía local. No te olvides de regalar cultura, como libros o entradas para el cine y el teatro. Y por favor, no te pases con el embalaje.

  • CAMPANADA 6. La mesa de Navidad

Utiliza la vajilla y la cubertería de toda la vida. No compres vasos, platos o cubiertos de un sólo uso. Recuerda que el Parlamento Europeo ha prohibido los de plástico a partir del próximo año. Vasos y copas siempre de vidrio. Manteles y servilletas siempre de tela, pues son lavables, reutilizables y para algo los tenemos en casa.

  • CAMPANADA 7. Menús navideños

Compra solo lo necesario para que no contribuir al desperdicio alimentario. Reutiliza los alimentos sobrantes ¡No te olvides de las croquetas! Compra productos en la medida de lo posible ecológicos y de proximidad. Pon menos carne, pero que sea buena, de ganaderías en extensivo. Elige pescados y mariscos igualmente cercanos, procedentes de pesca artesana. Por cierto, recuerda que sin abejas no tendríamos turrón: ellas fabrican la miel y polinizan los almendros, los dos ingredientes fundamentales para hacer el rey de los dulces navideños.

  • CAMPANADA 8. ¿Horno o microondas?

Pues está mal que lo diga yo, que soy tan sibarita, pero utilizar el microondas en lugar del horno ahorra entre el 60 y el 70% de energía. Para los grandes asados no hay discusión, usa el horno. Pero con cabeza. No lo abras mientras esté en funcionamiento o perderás más del 20% de la energía acumulada en su interior. Intenta cocinar varios alimentos a la vez y recuerda apagarlo un poco antes de finalizar la cocción para aprovechar el calor residual.

  • CAMPANADA 9. ¿Butano o vitrocerámica?

Lo más natural parece el butano, pero hay que recordar que es un combustible fósil, primo del petróleo. Viene del desierto africano y su combustión acelera el calentamiento global. Así que mejor usa vitrocerámica eléctrica. Y aún mejor las placas de inducción, pues son más rápidas y eficientes que el resto de vitrocerámicas convencionales, consumiendo un 20% menos de electricidad. No te olvides de cocinar utilizando las tapas de los recipientes, pues ahorrarás hasta un 25% de energía.

  • CAMPANADA 10. ¿Lavavajillas o fregadera?

Aunque parezca mentira, lavavajillas. El lavaplatos gasta de media unos 10 litros de agua por lavado, mientras que hacerlo a mano, dejando correr el grifo, puede suponer gastar casi 10 veces más. Pero eso sí, siempre debe estar lleno, con la carga completa. Y hay que seleccionar programas cortos o ecológicos. Otro detalle importante: no es necesario aclarar la vajilla antes de introducirla en el lavavajillas, pero si lo haces, utiliza siempre agua fría.

  • CAMPANADA 11. ¿Viajes o paseos?

Lo de viajar esta Navidad se ha puesto complicado. Y además tiene un gran impacto ambiental. Mejor optemos por el paseo. Ya sabes que yo soy un enamorado de los pateos por el campo. Sal a la calle y vete a caminar a un parque o jardín. Covid Free garantizado. Aprovecha para ir charlando con familia y amigos. La felicidad muy probablemente sea dar un paseo en charleta tranquila con una persona querida. Y rematarlo luego con un buen vinito para entrar en calor.

  • CAMPANADA 12. El reciclaje de la basura

Aunque estas Navidades apostemos por reducir las compras y reutilizar productos, siempre nos quedará pendiente la tercera Erre de la sostenibilidad, la de reciclar, y hacerlo bien. Las cosas que todavía tengan una segunda vida (adornos, papel de envolver,…) se pueden guardar para futuras ocasiones. Pero para lo que haya que tirar hay que fijarse en qué contenedor se deposita. Los cartones y el papel van al azul; los embalajes de plástico, al amarillo; las botellas de vidrio, al verde; las pilas gastadas, al de las pilas… ¿Y las copas rotas? No es vidrio, es cristal. Van a la basura normal, igual que las tazas. Tampoco van al contenedor amarillo los juguetes rotos, aunque sean de plástico. Esos hay que llevarlos al punto limpio.

  • CAMPANADA Final. Paseos libres de virus

Estos días de fiesta, aprovecha para respirar aire puro. Huye de los espacios atestados de gente y apuesta por los parques o el campito. Disfruta con el vuelo de un pájaro o el movimiento de las nubes. Date baños de bosque: ¡COVID FREE!

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

¿Y si volvemos a reutilizar las botellas de vidrio?

Foto: Pixabay

Hace mucho, mucho tiempo, o quizá no tanto, las botellas de vidrio (vino, cerveza, leche, refrescos, gaseosas) no se tiraban al contenedor verde una vez usadas. Se llevaban vacías a la tienda donde las habíamos comprado y allí te daban una pequeña cantidad de dinero por lo que entonces llamábamos “devolver los cascos”. Lee el resto de la entrada »

Mascarillas: la nueva amenaza para el medio ambiente

Mascarillas encontradas entre las arenas de una playa asiática. Foto: Oceans Asia

Mascarillas y guantes médicos se han revelado en los últimos meses como elementos fundamentales de nuestras vidas. Pero también son un gravísimo problema ambiental, porque de momento no se pueden reciclar. Deben ir, sí o sí, al cubo de la basura. Nunca al contenedor amarillo de los plásticos.

Pero se están tirando en cualquier sitio menos en el contenedor gris.

Se han convertido en nuestra más indeseable y abundante basura, desgraciadamente ya omnipresente tanto en calles urbanas como en algunas de las zonas naturales más importantes del país. Lee el resto de la entrada »

El coronavirus ha aumentado nuestro interés por reciclar la ropa vieja

Mercadillo de ropa de segunda mano. Foto: Pixabay

Uno de los (escasos) aspectos positivos de la actual pandemia de la covid-19 es el cambio de actitud que hemos tenido hacia los textiles viejos y la forma de reciclar la ropa.

El confinamiento nos ayudó a organizar nuestros armarios con cuidado y de forma respetuosa con el medio ambiente, eliminando mucho de todo lo innecesario que almacenábamos en ellos, pero haciéndolo de manera cívica.

En lugar de tirar a la basura toda esa ropa estamos recurriendo a los centros de reciclaje para deshacernos de ella. De hecho, la empresa británica End of Tenancy Cleaning Services informó recientemente de un aumento del 500% en las búsquedas de Google como “cuándo abrirán los centros de reciclaje” después de que muchos se cerraran debido al coronavirus.

Pero, ¿qué país de la UE se ha visto más inspirado por esta repentina necesidad de organizar los armarios y reciclar la ropa vieja?

Una vez más, san Google tiene la respuesta. Lee el resto de la entrada »

Los cuervos nos demuestran lo inútil de poner papeleras en el campo

Tan inútil como poner puertas al campo es tratar de poner papeleras en el campo, la montaña o las playas. Nos parece lo más lógico, nos hemos acostumbrado a ellas. Pero supone un auténtico disparate, como nos demuestra una pareja de cuervos canarios que me encontré la semana pasada en una playa de La Oliva, en el norte de la isla de Fuerteventura.

En este vídeo que he subido a mi canal en YouTube los puedes ver en plena faena. Ellos se aprovechan de la mucha comida que tiramos inconscientemente a los contenedores, rechazando lo no comestible. Plásticos, papeles y latas acaban esturreados por la playa, un espacio natural protegido de gran valor ambiental y turístico. Y terminarán en el mar, contaminando nuestros maltrechos océanos.

La solución a este problema es fácil: acabemos con las papeleras. En Japón no existen y nadie las echa de menos.

Todos los desechos deberían volver siempre a nuestra casa y desde allí, convenientemente clasificados, acabar en los contenedores de reciclaje.

Lee el resto de la entrada »

Sí, los escombros también se reciclan

Vertido ilegal de escombros en Lugo. Foto: Arcodega

¿Los escombros van a la escombrera? ¿A canteras abandonadas que se rellenan con estos materiales de desecho? Nada de eso. Los escombros se pueden y deben reciclar. Así lo exige la Unión Europea. Pero es que, además, su reutilización es una importante pata de la economía circular y de lucha contra la emergencia climática.

Otra cosa es que apenas se haga. Pero eso sí, cuando se les da una segunda vida a estos desechos se muestran generosos. Lee el resto de la entrada »

Madrid es una de las ciudades de Europa que más basura genera y menos recicla

Foto: Pixabay

Somos la sociedad de la basura, de los desechos, del usar y tirar. Un consumo insostenible que no para de crecer, en contra de lo que los científicos y el sentido común nos recomiendan. Y en contra de unas normativas europeas que nos obligan con escaso éxito a acabar con este despilfarro y a promover una economía circular donde todo se aproveche y vuelve a usar.

El problema es especialmente grave en las grandes ciudades, donde mayor es el consumo.

La ciudad de Madrid genera más de 2,65 millones de toneladas de residuos al año, de las que tan solo recicla un 25%, según una aplicación desarrollada sobre la plataforma de análisis de datos Qlik para la cumbre de ciudades C40. De este grupo, es la tercera capital europea que más residuos produce, tan solo por detrás de Moscú (5,5 millones de toneladas) y Londres (3,56 millones de toneladas), que reciclan el 5% y el 42% de los desperdicios.

En el caso de otras ciudades, como Barcelona o Pamplona, y según esta misma fuente, se generan 762.000 y 141.000 toneladas respectivamente cada año, de las que se reciclan el 36% y 32%. Lee el resto de la entrada »

¿A qué contenedor van los bolígrafos gastados?

Mira dentro de cualquier cajón de casa o del trabajo. Seguro que hay algún bolígrafo dentro. Intenta usarlo. Seguro que ya no pinta. Haz limpieza. Te vas a encontrar con varias decenas de bolis, rotuladores y correctores inútiles. Así que decides tirarlos. Y surge la pregunta del millón: ¿a qué contenedor de reciclaje se tiran?

Pensarás que al amarillo, donde van “las cosas de plástico”, pero estás equivocado. Necesitas llevarlos a contenedores específicos. En España, el reciclado de bolígrafos lo gestiona TerraCycle, una empresa que se encarga de la gestión de residuos difíciles de reciclar.

¿Contenedores para bolígrafos? Pues sí que los hay, aunque son más raros de ver que un unicornio verde.

Por eso, en su inmensa mayoría, los contaminantes bolígrafos acaban en el cubo de la basura. Y son decenas de toneladas al año. Lee el resto de la entrada »