La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘galgos’

Las dos Españas también se conocen por sus fiestas con animales

Herrerillo y carbonero en un comedero artesanal

Herrerillo y carbonero en un comedero artesanal. Foto © Chris Gomersall / RSPB

Mi compañera y bloguera Melisa Tuya nos dejaba ayer boquiabiertos a todos con su último post:

El ayuntamiento de Casarrubios del Monte, un pueblo de Toledo con algo más de 5.000 habitantes, organiza como espectáculo estrella de las fiestas llenar de matojos y conejos la plaza de toros y soltar luego perros “conejeros” para que los cacen. No se me ocurre una estupidez mayor. Se supone el coso repleto de vecinos, aplaudiendo cómo los canes persiguen como locos a los lagomorfos. Muy parecido a las carreras de galgos que también organizan, sólo que aquí en lugar de liebre mecánica hay aterrorizados conejos buscando inútilmente refugio bajo aulagas de quita y pon.

Tampoco es para tanto, explicará al juez el alcalde, el socialista Jesús Mayoral. Sí, al juez, porque tanto al edil como a los dos concejales de festejos les ha caído una contundente denuncia por maltrato animal. No sólo por ser el acto contrario a la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, sino porque también vulnera la normativa regional de Protección de Animales y de Espectáculos Públicos.

¡Serán brutos! No tan bestias como los salvajes de Tordesillas y otros amigos de torturar morlacos, para quienes si no hay sangre en las fiestas no hay diversión, pero burros y/o paletos a fin de cuentas.

Es normal que se hagan estas cosas en pueblos pequeños, justificará más de uno. Con algo se tienen que entretener cuando no hay presupuesto para otras cosas, replicará el de al lado. Pues no. Lo siento pero no.

Frente a esa España torturadora y cateta hay una España moderna y sensible. Por ejemplo la del pueblo madrileño de Venturada, apenas 2.000 habitantes pero mira qué diferencia:

Este sábado 24 de septiembre celebran la #FeriaSierraNorte y lo hacen por todo lo alto en inteligencia. Con presentación, degustación y venta de alimentos de proximidad y artesanos, productos ecológicos de huerta, lácteos procedentes de ganadería local, miel y vinos de la zona. Además coincidirá con la presencia allí del mercado itinerante “La Despensa de Madrid”. Habrá típico desayuno serrano de migas con chorizo y para comer, igualmente gratis, patatas con costillas. También alimentarán el espíritu. El plato fuerte vendrá de la mano de Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico de Madrid, quien presentará el Parque Arqueológico El Valle de los Neandertales. Tampoco faltará la música, la danza y el teatro. E incluso pateos por el campo y hasta una quedada ciclista.

Pero no se vayan de este maravilloso pueblo porque aún hay más: exhibiciones de oficios antiguos y talleres de apicultura, de comederos para aves, de jabones a partir de los derivados de la fabricación de biodiesel e incluso un taller de huellas de animales. ¿No es todo increíblemente atractivo?

Decía el genial Antonio Machado:

Españolito que vienes

al mundo te guarde Dios.

Una de las dos Españas

ha de helarte el corazón.

No sé a ti, pero a mí me hiela el corazón la España de Casarrubios del Monte y me lo inflama de alegría la España de Venturada.

Gracias a Melisa por darme la idea de este post y a Carmen Jiménez por promover con tanta ilusión la Feria de la Sierra Norte.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

El ahorcamiento de perros de caza llega al Congreso de los Diputados

GALGOSDe usar y tirar. De probar y, si no queda satisfecho con el resultado, lo puede usted colgar de un árbol.

Así de salvajes piensan algunos cazadores, por suerte cada vez menos. Terminada la temporada de caza, los animales poco eficientes no son merecedores de los cuidados de algunos de sus indignos dueños durante los siguientes seis meses de escopetas caídas. Y son eliminados. Muchas veces les pegan un tiro en el campo “para que no sufran”. O los abandonan a su suerte. Otras, para ahorrarse el cartucho, los ahorcan.

La tragedia de esta barbarie injustificada ha llegado por fin al Congreso de los Diputados. El diputado de IU Joan Josep Nuet i Pujals ha denunciado el maltrato y muerte de galgos que aumenta después de la temporada de caza. En este contexto ha formulado una pregunta escrita al Gobierno respecto a si tomará alguna medida concreta para impedirlo.

Nuet i Pujals, miembro de la Asociación Parlamentaria de Defensa de los Animales, ha explicado que cada vez es más frecuente que, al terminar la temporada, aparezcan “gran cantidad de galgos en estado de abandono o muertos por sus dueños“. Como cualquier persona sensible, lamenta que una vez acabada la “vida útil” de estos canes, “no sólo es la muerte y tortura de éstos, sino la manera y las condiciones de cría la que hace miserable su vida y existencia”.

Por todo ello, pregunta al Ejecutivo si piensa desarrollar alguna medida legislativa para impedir estas situaciones de maltrato animal, en concreto la sufrida por los galgos, y si exigirá medidas a los cazadores.

Mano dura. Esa es la mejor pedagogía que algunos conocen. Multas fuertes y prohibición de volver a cazar el resto de su vida.

La terrible foto que ilustra este post ha sido difundida por la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA).

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Mucho cuidado con ir al campo si hay cazadores cerca

Ocurrió el pasado fin de semana. Sábado por la tarde de un bello día otoñal en El Bierzo (León). Hace ya demasiado frío para salir a por setas, pero no tanto como para no darse un saludable baño de bosque. Paulino García, jubilado de 66 años, decide pasear junto a su mujer por el soto de un amigo, un lugar mágico tapizado de hojas secas y cuajado de frutos. Estaban apañando castañas para hacer el típico magosto, una castañada, cuando sonó salvaje un disparo de escopeta. Paulino cayó muerto de una perdigonada en el estómago. Un cazador le confundió con un jabalí.

Dice el refrán que las armas las carga el diablo, pero no es verdad. Las cargan por ejemplo los cazadores, y algunos las disparan a todo lo que se mueve. Según estadísticas oficiales, cada año muere en España una media de 20 personas por accidentes de caza y casi un millar resultan heridas. Pueden parecer pocas para los 800.000 aficionados españoles a esta actividad, pero muchos para los 46 millones restantes que preferimos el paseo calmado al disparo y muerte de entre 30 y 50 millones de animales salvajes cada año, además de muchos millones de especies protegidas consideradas por este colectivo como indeseables alimañas; que recogemos nuestras basuras y no entendemos que se siembre el campo con más de 6.000 toneladas del venenoso plomo de sus perdigones; que amamos nuestras mascotas y no entendemos el ahorcamiento de perros o su abandono.

Tampoco entenderé nunca que eso de disparar sea tan fácil. Que la Guardia Civil no obligue a los cazadores a advertir de su presencia, a acotar la zona donde disparan (el 80 % del territorio español es cinegético) para evitar estos accidentes. Para que si hay disparos fortuitos sean entre ellos y no a pobres jubilados que recogen castañas.

Actualización: Al hilo de las numerosas críticas a este post y más de medio centenar de comentarios con todo tipo de insultos, os incluyo el enlace de la última barbaridad: Encuentran tiroteada un águila imperial en La Janda, Cádiz, entre fincas cinegéticas. Estaba anillada y era objeto de segumiento científico. No haré comentarios.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)