La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘ciencia’

Los científicos cuelgan las batas y se llevan de copas sus investigaciones

La divulgación científica es un derecho de los ciudadanos (el de aprender) y un derecho de los investigadores (el de enseñar). También es un justo intercambio donde los científicos explican a sus vecinos qué hacen con las (magras) ayudas destinadas por el Estado a la Ciencia.

Y para divulgar entre el gran público hay que pisar la calle e, incluso, los bares. Esto último es lo que propone Pint of Science 2018, el festival de divulgación científica que propone un encuentro relajado entre los investigadores y el público. Su cuarta edición llega la próxima semana, los días 14, 15 y 16 de mayo, con el objetivo de dar a conocer el trabajo de los científicos entre las copas de, esta vez, los bares de 56 ciudades españolas.

En este cuarto año la original convocatoria sigue batiendo récords: 308 eventos en 105 bares, con la participación de 730 científicos como ponentes y casi 400 voluntarios en la organización.

El programa completo, con direcciones, temas y horarios, ya se puede consultar en la web https://pintofscience.es/.

Lee el resto de la entrada »

Cambiar de compañero es muy beneficioso (para los líquenes)

figura_1._lichina_cofinis

El cambio de compañero puede convertirse en una sabia decisión evolutiva, al menos para los líquenes, esas extraordinarias parejas surgidas de la simbiosis entre un hongo y un alga o cianobacteria, capaces de convertirse en los primeros colonizadores de vida en terrenos tan hostiles como las lavas recientes.

Las cianobacterias fueron los primeros organismos capaces de hacer la fotosíntesis, es decir, las responsables de la primera presencia de oxígeno en la atmósfera terrestre.

Te acodarás de las clases del instituto. En los líquenes el hongo aporta nutrientes para que el alga los sintetice a través de la fotosíntesis, de tal manera que ambos salen beneficiados de la unión. Pero tan sabia relación no es producto de la casualidad. Hay mucho flirteo evolutivo por medio.

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) han comprobado ahora que la relación existente entre hongos y organismos fotosintéticos que da lugar a dos líquenes del género Lichina no se produce por azar, sino que tiene un origen evolutivo. El estudio se ha centrado en dos especies que habitan las costas del Atlántico y se encuentran distribuidas en un amplio margen geográfico que va desde las costas de Canarias hasta Escocia.

image001

En este estudio se han analizado molecularmente las cianobacterias de las dos especies de líquenes de aguas frías, Lichina pygmaea y Lichina confinis. La primera vive en la franja intermareal, es decir, que el agua la cubre cuando la marea sube. La segunda vive en la franja supralitoral, por lo que sólo recibe las salpicaduras del agua durante la marea alta.

“Se trata de dos especies que conviven en espacios diferentes pero muy cercanos entre sí”, aclara a través de una nota de prensa la investigadora del MNCN, Asunción de los Ríos.

Rüdiger Ortiz, primer autor del trabajo, lo contextualiza:

“Aunque ambos líquenes se encuentran a sólo unos metros hay una especialización ecológica de los hongos hacia sus compañeros fotosintéticos”.

Hasta ahora se habían observado casos en que los hongos podían ser más especialistas o generalistas respecto a sus compañeros fotosintéticos, o incluso cómo esas relaciones variaban en el espacio, pero ésta es la primera vez que se demuestra de forma tan contundente la especialización ecológica en líquenes.

“Nosotros hemos comprobado por primera vez que existe, por un lado, un efecto evolutivo que marca la selección de una cianobacteria compatible y, por otro lado, hemos visto cómo las condiciones ambientales (humedad, temperatura del agua, efecto del viento, etc), que varían a una escala geográfica mayor, también influyen a la hora de seleccionar distintas cepas dentro de un determinado linaje compatible de cianobacerias”, explica Sergio Pérez-Ortega, investigador del MNCN.

Asimismo, la datación de las cianobacterias asociadas en estas simbiosis liquénicas demuestra que, en este caso, las cianobacterias colonizaron primero este hábitat marino y posteriormente llegaron los hongos.

El trabajo incrementa por lo tanto el conocimiento disponible sobre cianobacterias que establecen relaciones simbióticas con hongos dando lugar a líquenes, y permite sugerir a ambas especies como modelo para testar diferentes hipótesis de la coevolución de organismos simbiontes.

En la foto superior, de izquierda a derecha Lichina cofinis y Lichina pygmaea  (que se sumerge cuando sube la marea), las dos especies de líquenes estudiados.

Trabajo citado: Ortiz-Álvarez, R., de los Ríos, A., Fernández Mendoza, F., Torralba Burrial A. y Pérez Ortega, S., (2015). Ecological Specialization of Two Photobiont-Specific Maritime Cyanolichen Species of the Genus Lichina. PloS One DOI: 10.1371/journal.pone.0132718

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Ingenieros españoles inventan aerogeneradores sin palas

Vortex-Bladeless-el-aerogenerador-español-sin-aspas

Una empresa española, Vortex Bladeless, ha desarrollado un prototipo de aerogenerador eléctrico sin palas. En lugar de capturar la energía eólica a través del movimiento rotatorio de una turbina, Vortex aprovecha lo que se conoce como vorticidad, un efecto aerodinámico que se produce cuando el viento choca contra una estructura sólida.

La solución supone un gran avance pues evita los accidentes por colisión de aves y murciélagos, al tiempo que reduce el impacto paisajístico y sonoro de este tipo de instalaciones. Paralelamente permite reducir la distancia entre molinos, lo cual implica una reducción de la superficie del parque eólico y con ello de la pérdida de hábitat. Y más aún. La no utilización de aceites y lubricantes reduce tanto los riesgos de vertidos de sustancias contaminantes, que pueden afectar al suelo como a las aguas subterráneas o superficiales, como las tareas de mantenimiento que disminuyen la presencia y trasiego de personas disminuyendo las molestias a la fauna. Por si fuera poco, reduce hasta un 40% el coste de generación de energía eólica convencional. Lee el resto de la entrada »

Jóvenes científicos piden dinero para lanzar su primera empresa

CreandoRedes

El micromecenazgo (en inglés crowdfunding) ha llegado también al emprendimiento científico. Como Sandra, Ana, Adrián y Alberto, un grupo de científicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) que solicitan el apoyo de todos nosotros para difundir y fomentar su especialidad, la Restauración Ecológica, a través de la empresa que han creado con la intención de mejorar el mundo y encontrar una salida profesional práctica a sus conocimientos.

Creando Redes es la primera empresa de Restauración Ecológica de España. A través de Indiegogo, sus promotores pretenden recaudar los 12.400 euros necesarios para financiar una plataforma de formación on line y el primero de sus cursos de introducción a esta especialidad; también prometen la creación de foros de participación e intercambio de experiencias entre los diferentes agentes sociales.

Creando Redes quiere hacer llegar este conocimiento a la sociedad a través de una plataforma interactiva, de fácil acceso a los contenidos, que permita evaluar los conocimientos y contactar con expertos. Los cursos se estructurarán de forma dinámica e intercalarán contenidos teóricos con seminarios y casos prácticos.

Lee el resto de la entrada »

En la Comunidad Valenciana estudian aves a cañonazos

parany-seo

Este país nuestro se empeña a seguir aferrado a la pandereta como mejor sistema de gobierno. Sólo así se entiende la ridícula actuación de los políticos de la Comunidad Valenciana, empeñados en mantener la matanza de aves migratorias protegidas como una actividad tradicional.

El parany es un método de caza de aves con pegamento que ya ha sido prohibido por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional y el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Pero siguen sin aceptarlo. Por su culpa mueren millones de aves al año. El Gobierno valenciano intentó primero justificar el parany como un sistema para evitar daños a los cultivos y los tribunales lo rechazaron. Luego trató de autorizarlos invocando la tradición, y también fue desestimado. Ahora van más lejos en el disparate al acogerse al presunto interés científico del parany para el estudio de la migración, incluso en aves que nos son migratorias. Todo con tal de saltarse a la torera las directivas europeas y las leyes nacionales.

¿Investigar embadurnando pajarillos en pegamento? ¿Sin señalar siquiera el tipo de marcaje? Tan sólo se exige la liberación de las aves una vez se les haya quitado el pegamento. ¿Con plumas o sin ellas? Eso se llama querer estudiar aves a cañonazos. Docentes e investigadores de los centros universitarios de la Comunidad Valenciana con reconocido prestigio nacional e internacional en el estudio de las aves silvestres ya se han manifestado decididamente en contra de tamaña barbaridad.

Desde hace un siglo existen métodos inocuos para la obtención de estos datos internacionalmente reconocidos y científicamente validados. Los supuestos científicos coordinadores de este desaguisado, que avalan 33 de estas instalaciones de la muerte, son dos profesores del Departamento de Ingeniería Rural y Agroalimentaria de la Universidad Politécnica de Valencia. Ocultan que este departamento no tiene ninguna relación con el estudio de la biología y migración de las aves, y que esos profesores carecen de artículos científicos relacionados con estos temas. Parece ser que el único currículo es su apoyo ciego a las más crueles tradiciones.

Tradición significa: Si siempre lo hemos hecho ¿por qué ahora no vamos a poder matar pajaritos con liga, alancear toros, tirar las cabras desde la torre de la iglesia, arrancar el cuello a los gallos, apedrear perros, hacer fumar a los murciélagos, bailar a los osos, apalear a los caballos?

Quien así se lo pregunte debería mirar un momento el calendario: Año 2013. Siglo XXI. Europa occidental.

¿Te parece una exageración? Pues echa un vistazo a estos terribles vídeos, si es que puedes. Yo no los he podido terminar. Te descubren, con toda la crudeza de la realidad, cómo funciona este salvaje método de captura de pajaritos. Crueldad máxima para nutrir unos tristes guisos de arroz, eso sí, muy tradicionales.

Sin más razón que la testicular, 28 paranys, todos ellos en la provincia de Castellón, están este otoño matando aves protegidas. Han sido detectados y denunciados ante la Guardia Civil por voluntarios de diversas asociaciones valencianas (GECEN, GEPEC, GER-Ecologistas en Acció y Acció Ecologista-Agró), quienes los han localizado y georreferenciado en el sitio Paranymaps.

En Change.org puedes firmar en contra de esta atrocidad.

ACTUALIZACIÓN (11/11/2013): La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha suspendido hoy cautelarmente la resolución que emitió el pasado 1 de octubre autorizando la actividad de 33 paranys con el argumento de que iban a utilizarse para estudiar la migración de las aves. Finalmente se ha impuesto la cordura y el sentido común al paralizar una errónea resolución que no tenía argumentos que la sostuvieran.

En la foto superior, cadáver de un pobre petirrojo, especie extrictamente protegida en toda Europa, muerto en esas trampas mortales de pegamento conocidas como parany (© SEO/BirdLife).

Otras entradas relacionadas:

La increíble historia del vampiro come lenguas

cymothoa_exigua02

Si te pregunto por un bicho llamado Cymothoa exigua te sonará a chino. Te confieso que a mí también me pilló de nuevo cuando hace unos días un profesor universitario me habló de él, un extrañísimo pero inofensivo para nosotros parásito marino.

Mi amigo el investigador está completando las colecciones de crustáceos del departamento y me pedía que abriera bien los ojos en la pescadería por si me encontraba alguno. Así me enteré de la existencia de tan raro cangrejo de comportamiento extraordinario. Un bicho capaz de entrar por las agallas del pez y adherirse a su lengua para poder beberle plácidamente la sangre cual vampiro acuático. Allí va creciendo, a golpe de chupetón, hasta que el órgano se atrofia y desaparece. En ese momento el crustáceo ocupa el lugar de la perdida lengua, de tal forma que el pez lo utiliza como si fuera la suya, pues no sufre mayor daño.cymothoa_exigua01

Repulsivo ¿verdad? Yo diría mejor maravilloso, sorprendente. Sobre todo si indagas un poco más en su biología. Son hermafroditas. Si hay dos machos uno se transforma en hembra antes de aferrarse a esa lengua que le garantizará alimento seguro. Sus crías son habitualmente machos, que saldrán por la boca del pez en busca de otras víctimas en las que hospedarse.

Es un animal algo raro, a pesar de estar presente en casi todos los mares, incluidos los nuestros. Aparece en peces de altura (nunca de costa ni de piscifactoría), y no solemos verlos pues dado su gran tamaño suelen ser detectados y eliminados en la lonja para no asustar al consumidor. Pero a veces se les pasa alguno y ahí aparece sonriente, poniendo cara de lengua en el interior de la boca del pescado como si fuera lo más normal del mundo, cuando en realidad se parece más al hermano pequeño de Alien, el octavo pasajero.

En este vídeo (en inglés) cuentan de manera muy gráfica la extraordinaria vida del raro parásito marino.

Otras entradas relacionadas:

Descubierta en Alcoy una población mutante de zorros negros

El Parque Natural de la sierra de Mariola, ubicado en la comarca alicantina de l’Alcoià-El Comtat, alberga una población de ocho ejemplares de zorros negros, una variedad única en España.

En el campo es frecuente ver zorros con las patas negras, los conocidos popularmente como zorros carboneros. También puede nacer algún ejemplar totalmente negro (melánico) o totalmente blanco (albino), pero esta es la primera noticia que se tiene de una población negra.

Los estudios genéticos realizados por la Universidad de Alicante (UA) han demostrado que no se trata de una especie o raza diferente al zorro europeo (Vulpes vulpes), sino que ha surgido de una pequeña mutación espontánea en la secuencia del ADN que codifica el color del pelo.

El investigador de Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente de la UA que ha dirigido el estudio, Antonio Belda, y su compañero, el genético molecular y bioinformático de la UA Eduardo Larriba, ambos del instituto Ramón Margalef, descartan que ese cambio en el pelaje responda a una influencia artificial como podría ser la presencia de residuos tóxicos. De hecho, los zorros negros sólo se encuentran en el núcleo de la sierra de Mariola de mayor protección y mejor conservada, mientras que los de tono rojizo viven en el resto de la zona e incluso en ámbitos rurales urbanizados.

Los dos científicos confían en llevar a cabo en el futuro un proyecto que permita ampliar el estudio para detallar las diferencias en el genoma de individuos de ambas poblaciones. Tal como está la Ciencia en España, les deseo toda la suerte del mundo.

Foto: Uno de los extraños zorros negros descubiertos en la Sierra de Mariola (© Universidad de Alicante).

Puedes encontrar más información sobre esta noticia en la nota de prensa difundida por la Universidad de Alicante.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

 

La historia de la Humanidad contada en dos pasos

Entre estas dos fotografías nos separan tres millones y medio de años. Son dos huellas dejadas en el polvo. La primera fue hecha por un Australopithecus sobre cenizas volcánicas de Tanzania. La segunda la hizo en la Luna, el 21 de julio de 1969, el astronauta Neil Armstrong tras pronunciar su famosa frase:

“Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

Dos huellas resumen el inmenso salto dado por nuestra especie ¿Hacia dónde? Evidentemente hacia el progreso, aunque en este nuevo milenio recién inaugurado algunos dudamos si esta carrera evolutiva de nuestra especie no se nos estará yendo un poco de las manos, a la vista de los gravísimos desastres medioambientales provocados, esquilmación de recursos naturales, guerras, hambres, destrucciones,…

La imagen la publica el estupendo blog de Ciencia Amazings.es, donde un lector recuerda con tino una magnífica reflexión del dibujante Quino:

– Telediario: Desde el arco y la flecha hasta el cohete teledirigido es impresionante lo que ha avanzado la técnica.
-Mafalda: Y deprimente lo poco que han cambiado las intenciones.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share


La Ciencia en España no necesita tijeras

Nos prometieron poner a España a la cabeza en investigación y desarrollo (I+D). Nos dijeron que nuestros cerebros son nuestra principal baza contra la globalización y la deslocalización. Nos hicieron creer que por fin en España “investigar no es llorar“, que nuestros científicos, además de ser los mejores del mundo, pueden ser los mejores del mundo trabajando en su país.

Pero al primer traspiés económico, el tijeretazo ha dejado en paños menores a los precarios y sacrificados investigadores españoles.

Un indignado Javi Peláez, con su blog La aldea irreductible, ha puesto en pie de guerra a los blogueros españoles. Y por iniciativa suya, la blogosfera está protestando como una única voz contra estos recortes injustificados.

Entre todos queremos expresar 100 razones para que este año no se recorte la asignación a la Ciencia española en un previsto 15%. En estos momentos casi un millar de blogs han suscrito la iniciativa.

¿Quieres una razón más por la que hay que apoyar a la Ciencia en este país? Pues porque resulta fundamental para conservar el Medio Ambiente.

Sin Ciencia es imposible saber por qué desaparecen las especies, cómo se las puede ayudar, cuáles son los mecanismos que rigen los ecosistemas. Sin Ciencia no hay posibilidad de evitar extinciones, incluida la de nuestra especie. Sin Ciencia no somos nada.

La Ciencia en España no necesita tijeras. Necesita alas. Necesita dinero y reconocimiento social.

Yo estoy en contra del tijeretazo. ¿Y tú?

Matan 4.700 ballenas para comprobar que están delgadas

La comunidad científica internacional está estos días tan horrorizada como dividida. La culpa la tiene un estudio científico japonés publicado en la Polar Biology, la revista más prestigiosa del mundo en investigaciones sobre ecosistemas polares.

El reciente trabajo de cuatro japoneses y un noruego sugiere que, en aguas subantárticas, las ballenas Minke (Balaenoptera bonaerensis) han perdido un 9% de su grasa corporal en 18 años debido a la escasez del krill, probablemente por efecto del cambio climático. Como recoge el periódico Público, la historia no tendría mucho mayor interés si no fuera por que “para evitar errores estadísticos” se han cazado 2.890 ballenas macho adultas y 1.814 hembras preñadas. 4.700 ballenas cazadas de forma supuestamente legal (interés científico, aseguran) para comprobar que los pobres animales están cada vez más delgados por falta de comida.

La caza de ballenas está prohibida en el mundo desde hace 23 años “salvo para fines científicos”. Son precisamente este tipo de estudios los fines científicos que justifican la matanza ballenera japonesa, miles de ejemplares todos los años de cuya carne luego dan cuenta los más caros restaurantes nipones a precios de crimen contra la Humanidad.

Lo lógico hubiera sido que los referees o censores científicos encargados de supervisar el trabajo para Polar Biology lo hubieran rechazado de plano por inmoral. Pero para muchos especialistas, hacer Ciencia, con mayúsculas, está por encima de cualquier limitación ética.

Y no me creo, como aseguran sus autores, que esta investigación vaya a ser fundamental para garantizar la supervivencia de la especie. Las Minke no están ahora en peligro de extinción desde que se acordó la moratoria de su caza pero, si les dejamos a los balleneros, lo estará en poco tiempo, al margen de que con esta matanza hayamos obtenido “con escaso margen de error” evidencia científica de que el calentamiento global puede perjudicar a las ballenas.

¿Qué os parece que elegirían los pobres animales si les dejáramos? ¿Sacrificarse por la ciencia o adelgazar? En mi caso lo tengo claro, antes en los huesos que en sushi.

Sobre estas líneas, imagen distribuida por el gobierno australiano donde se ve cómo un ballenero japonés captura a una hembra Minke y su cría en el Océano Ártico, dentro de su supuesto programa de pesca científica.