Entradas etiquetadas como ‘Boti García Rodrigo’

A veces en octubre, es lo que pasa

Por Boti García Rodrigo (@btcpd ), activista LGTBI

“A veces en octubre, es lo que pasa” (Ángel González)

Una noticia aparecida en el BOE del pasado martes  rompió los aburridos párrafos escritos con manguitos y por ese roto se me coló un olor como de amanecer y me invadió una asombrada felicidad al leer, en un lenguaje alambicado, que yo había merecido el Premio Estatal de Voluntariado Social de 2019.

Más allá de la emoción, más allá de la enorme alegría que me recorrió de la cabeza a los pies, me sentí -me siento- muy orgullosa de que se me cuente entre los voluntarios que han merecido este importante reconocimiento.

Porque hacer voluntariado es soñar con otro mundo y vivir para vivirlo, es cambiarnos por dentro y rescatarnos, es hacernos útiles y dotar de sentido el cada día. Hacer voluntariado es también contaminarnos y anegar para siempre nuestra vida.

Y porque lo creo así, comprobar en el BOE que se me reconoce a mí, activista de esta cosa mía, de esta cosa nuestra, como parte de esas gentes entregadas a tal causa, me supuso -me supone- una emoción y un orgullo difíciles de describir.

Pero, lo que realmente importa es que este premio recae en una mujer lesbiana precisamente por su activismo y que por primera vez –seguro que por primera vez- al premiarme a mí se está premiando    a las mujeres del colectivo de la diversidad sexual, de género y familiar; lo que importa es que este sea un premio a las lesbianas, tan preteridas, tan invisibilizadas y que sea un premio a la lucha activista… y eso es un colocón de orgullo. Y eso me encanta.

Quiero dar las gracias a la FELGTB, Federación Estatal LGTB, por haberme pensado como candidata y haberse esforzado, me consta que mucho, en mi candidatura; quiero agradecer a las personas y organizaciones que la avalaron, que, me lo han dicho, mostraron tanta ilusión al hacerlo. Y también las gracias a quienes, jurados de la cosa, valoraron que mi activismo, que mi manera obcecada de luchar, no se traducía mal del todo como voluntariado….

A muchas personas agradezco este BOE que tan feliz me ha hecho, y os digo que nunca olvidemos la importancia del voluntariado y que nunca se olvide que estamos en deuda con el activismo y con quienes cada día, cada cual en su ámbito, se dan a luchar, a cambiar y a mejorar la vida de las gentes. Gracias a estas  personas, cada cual en su lucha y que sigan en ella que tenemos mucho que cambiar y mucho por lo que seguir luchando.

A veces en octubre hay que dar gracias, muchas gracias por tanto cariño.

Boti G.Rodrigo.

Ninguna lucha que merezca más la pena que la lucha por ser y por amar

Discurso de Boti García Rodrigo(@btcpd) ante el Gobierno de España el pasado miércoles 3 de julio y cuyo texto fue elaborado junto con Jesús Generelo (@JesusGenerelo)

Fotos de Marina Liotta para FELGTB y COGAM

Hemos sido quemados en las hogueras, encerradas en hospitales, torturados en cárceles y campos de concentración, exiliadas de nuestros hogares, apedreados en nuestros pueblos, ridiculizados por la opinión pública, ignoradas por nuestra cultura.

Hemos sido la bollera a la que insultar, el marica del que reírse o el travelo al que apalear.

Y quienes formamos parte de nuestra historia activista  e  integramos nuestro colectivo–personas diversas, también migrantes, gitanas, racializadas-  estamos hoy aquí para celebrar nuestra supervivencia y nuestro Orgullo de ser como somos y de haber logrado lo que hemos logrado.

Porque nada de esto ha sobrevenido -parafraseando a Bertolt Brecht- como la amanecida, después de una noche bien dormida. No, ha sucedido porque hemos querido que sucediera y hemos luchado cada día de nuestras vidas para que esto sucediera. Lee el resto de la entrada »

28 de abril: ¡a la calle y a votar!

Por Boti García Rodrigo (@btcpd ), activista LGTBI

 

 

Nací yo en un tiempo y en un lugar en el que votar era un ejercicio  no ejercitado, un algo totalmente desconocido para muchas personas, un algo  que, contaban muy de pasada, había ocurrido en España en otros y muy diferentes momentos y circunstancias; un algo que, nos explicaban con retintín de desprecio, era cosa de países extranjeros de costumbres disolutas.  En el franquismo no existían los partidos políticos ni la posibilidad de elecciones democráticas y durante la larga y muy oscura dictadura las leyes caían de arriba, como piedras, emanadas de la implacable voluntad del dictador y sin intervención alguna de la ciudadanía que, por cierto, ni lo era ni se tenía por tal.  

Cumplidos más de cuarenta años de aquel quince de junio de 1977  en que este país pudo volver a votar desde 1936, llevo acudiendo a cada convocatoria electoral sin faltar una y cada cita con las urnas me sigue suponiendo la misma alegría y me sigue pareciendo una fiesta, la fiesta de la democracia.   Lee el resto de la entrada »

Soy lesbiana y no soy la única

Por Violeta Assiego (@vissibles)

vio-pola-2-620x413

Soy lesbiana y, al igual que Laura Ramírez, colaboradora de este blog, Me alegra decirles que nunca he tenido ningún problema en aceptarlo, que soy reincidente desde que lo sé y que no pienso quitarme“.

Tal es mi grado de aceptación que siempre me ha costado entender que otras personas pudieran tener algún problema en que me gustarán las mujeres, que me pudieran rechazar por ser, en realidad, de lo más normal. Yo al igual que usted, me enamoro. Como usted, he deseado compartir la vida con alguien y formar una familia. Sucede, como imagino que le pasa a usted, que también sufro el desamor y compruebo que pocas veces las relaciones son para toda la vida. Y concluyo, puede que diferencia de usted, que una buena vida es en la que predomina el respeto y la libertad y no la seguridad, aunque todos la buscamos. Lee el resto de la entrada »

Lesbianas visibles que han hecho Historia

Hoy sería el 97 cumpleaños de Chavela Vargas, una ‘grande’ por muchos motivos. Al recordarla, Charo Alises (@viborillapicara) ha traído a la memoria otros nombres, otras mujeres, otras ‘grandes’. 

Todas

La falta de visibilidad es un mal endémico que afecta al colectivo lésbico. Esto es algo que da lugar a la perpetuación de prejuicios y estereotipos fuertemente arraigados en el imaginario social. Las razones de esta invisibilidad son variadas, entre ellas está el miedo a sufrir una doble discriminación: por ser mujer y por ser lesbiana. Esta discriminación puede ser múltiple si a ella se añaden factores como la etnia, raza, nacionalidad, edad, religión, condición social o diversidad funcional.

Los referentes positivos de lesbianas visibles que tienen, o han tenido, una dimensión pública, sin duda contribuyen al empoderamiento de aquellas mujeres que no se atreven a  expresar abiertamente  su orientación sexual. Desafortunadamente, esos referentes son aún escasos. Lee el resto de la entrada »

Aunque ya se haya escrito todo sobre Pedro Zerolo, todavía queda mucho por hacer

Por Violeta Assiego (@vissibles)

Fotografía de Enrique Anarte del acto celebrado el martes en Chueca

Fotografía de Enrique Anarte del acto celebrado el martes en Chueca

Hay personas a las que admiras hasta que las conoces. La vida es así. Hay personas que es mejor no conocer para poder seguir “idolatrando” su obra, su imagen, sus libros, su discurso,.. Pero hay otra gente a la que se admira y que cuando se la conoce, resulta que se la empieza a apreciar de verdad. Y es entonces, cuando una hasta se olvida de quien era aquel ser soñado al que se miraba desde abajo. Eso es lo que me ha pasado a mi con Boti García Rodrigo, a quien aprecio más que admiro, aunque no dejo de admirar ahora que sé exactamente por qué hacerlo.

El otro día, cuando Nayra (otro ser de esos que la vida regala) empezó hablando de Pedro Zerolo mencionando a Boti García Rodrigo, confirmé lo obvio, ambos dos son de la misma escuela. La escuela de la lucha poética que no excluye a nadie. La escuela que cambia y transforma las cosas porque no se olvida de nadie y cuenta con todos .

Yo no conocí a Pedro Zerolo en un plano personal. Le vi de cerca, muy de cerca. Le observé entre bambalinas, en los pasillos, en los momentos informales donde se descubre quienes son los divos, los que están de paso y los que quieren figurar. Para nada ese era el caso. Pedro Zerolo era magnético como dice alguien que yo me sé (aunque no lo dice de él). Su magnetismo se gestaba en su sonrisa y en su aspecto inofensivo y amigable. Cuando tu mirada se cruzaba con la suya, daban ganas de saludarle más que nada porque te sonreía como diciéndote ven. Lee el resto de la entrada »