Entradas etiquetadas como ‘Beatriz Gimeno’

Historia de una revolución lésbica

 

Por Nayra Marrero (@nayramar)

 

La Historia en mayúsculas tiene distintos ciclos. Hay cosas que se miden en siglos y otras para las que nos bastan unos cuantos años para notar el cambio, trascendental, transformador.

Corría 2007 cuando la Federación Estatal LGTB decidía que había que hacer acciones proactivas para que se generaran referentes de mujeres no heterosexuales porque no los había: ni en los medios de comunicación, ni en los ámbitos políticos, económicos, deportivos…

De ahí surgió la propuesta de dedicar el 2008 a la Visibilidad Lésbica, y tratamos entonces de poner en todas las historias que pudiéramos las voces de mujeres visibles que rompieran una lanza por las demás. Yo lo hacía como responsable de prensa. Los armarios estaban llenos de miedos y reticencias pero algunas doblaron su esfuerzo activista por esa visibilidad. Carmen Hernández como coordinadora del Área de Políticas Lésbicas de FELGTB se dejó la piel, pero también otras como Sylvia Jaén, que entonces era Secretaria General, o algunas presidentas de asociaciones LGTB como Luisa Notario en Lambda Valencia o Pepa Tascón en Lesgávila. Lee el resto de la entrada »

Hagamos que el activismo no duela

Por Marta Márquez (@marta_lakme) escritora y presidenta de Galehi, asociación de familias LGTBI

Foto: Larissa Puro

Ser activista es, para mí, mucho más que “una dedicación intensa en alguna línea de acción en la vida pública, en este caso en el campo social” (Wikipedia). No. Es una forma de vida. Es levantarte por las mañana y querer y creer que puedes hacer alguna cosa, por pequeña que sea, para mejorar algo concreto. Es ser consciente de tus propios privilegios y los del resto y luchar por los derechos de otras personas. Es quitarme tiempo de pasarlo con mi familia, con mi entorno cercano y, por qué no decirlo, conmigo misma. Ser activista, para mí, es ser más yo, ser una mejor yo.

Pero, digamos, que el activismo no es fácil. Pareciera sencillo que si todas y todos buscamos el mismo fin pues que estemos siempre de acuerdo y no es así. Algunas personas dentro del mismo colectivo estamos en distintas puntas de algo que para mí debería ser redondo. Pensamos tan distinto como distintas personas somos. Y, a priori, eso debería ser bueno, ¿no? Yo, al menos, así lo creo. Si algo tiene de bonito el activismo es que lo que se ansía es el bien común, pero “el bien” es tan subjetivo. Tanto como que lo bueno para una madre no lo es para una hija, lo que a un vecino le gusta a otro no, lo que está bien para un partido político no lo está para otro. Y así podría poner cientos de ejemplos. ¿Dónde está el límite entonces que nos hace seguir remando hacia la misma dirección? Para mí está muy claro: el respeto. Lee el resto de la entrada »

Feminismos versus transexualidad

Por Lucía Rodríguez Sampayo (@rs_lucia)

Foto: Molly Adams

Este mes de marzo, que comenzamos con los preparativos del Día Internacional de la Mujer (Trabajadora) y que cerramos conmemorando el Día Internacional de la Visibilidad Trans, ha dado cabida también a un interesante debate público sobre las luchas feministas, las luchas trans y sus relaciones.

El debate comenzó con la publicación de un post de la Plataforma Antipatriarcado que generó una gran polémica y severas acusaciones de transfobia. A este post le siguió un Comunicado en el que se trataba de aclarar la publicación anterior y explicar el posicionamiento de la Plataforma sobre feminismo y personas trans.

Yo no leí el post de la discordia ya no estaba en la red cuando empecé a informarme sobre el tema. Pero sí leí la respuesta, que en mi opinión sigue teniendo como base algunos prejuicios y desconocimiento sobre el colectivo trans, y leí este artículo donde Beatriz Gimeno expone, en mi opinión, muchas cuestiones fundamentales, algunas de las cuales quiero resaltar y retomar. Lee el resto de la entrada »

10 libros lésbicos que no te debes perder

¿Qué es un verano sin un buen libro? Charo Alises (@viborillapicara) nos recomienda diez, a cada cual mejor.

10 libros lesbicos2

¿Es la literatura lésbica un género?  ¿Todos los textos de escritoras lesbianas se pueden enmarcan dentro de la literatura lésbica?  ¿Un libro que narre el amor y el deseo entre mujeres, puede considerarse lésbico aunque no esté escrito por una mujer lesbiana?

Exista o no consenso sobre estas cuestiones, lo cierto es que los libros que hablan de las relaciones afectivas y sexuales entre mujeres, a las lesbianas nos proporcionan referentes con los que identificar las diversas formas en las que amamos y deseamos en un mundo regido por la heteronormatividad en todos los aspectos de la vida, también en la literatura. A continuación, mencionaremos brevemente algunos libros de temática lésbica surgidos de la pluma de excelentes escritoras españolas y latinoamericanas:

Lee el resto de la entrada »

Soy lesbiana y no soy la única

Por Violeta Assiego (@vissibles)

vio-pola-2-620x413

Soy lesbiana y, al igual que Laura Ramírez, colaboradora de este blog, Me alegra decirles que nunca he tenido ningún problema en aceptarlo, que soy reincidente desde que lo sé y que no pienso quitarme“.

Tal es mi grado de aceptación que siempre me ha costado entender que otras personas pudieran tener algún problema en que me gustarán las mujeres, que me pudieran rechazar por ser, en realidad, de lo más normal. Yo al igual que usted, me enamoro. Como usted, he deseado compartir la vida con alguien y formar una familia. Sucede, como imagino que le pasa a usted, que también sufro el desamor y compruebo que pocas veces las relaciones son para toda la vida. Y concluyo, puede que diferencia de usted, que una buena vida es en la que predomina el respeto y la libertad y no la seguridad, aunque todos la buscamos. Lee el resto de la entrada »

Lesbianas visibles que han hecho Historia

Hoy sería el 97 cumpleaños de Chavela Vargas, una ‘grande’ por muchos motivos. Al recordarla, Charo Alises (@viborillapicara) ha traído a la memoria otros nombres, otras mujeres, otras ‘grandes’. 

Todas

La falta de visibilidad es un mal endémico que afecta al colectivo lésbico. Esto es algo que da lugar a la perpetuación de prejuicios y estereotipos fuertemente arraigados en el imaginario social. Las razones de esta invisibilidad son variadas, entre ellas está el miedo a sufrir una doble discriminación: por ser mujer y por ser lesbiana. Esta discriminación puede ser múltiple si a ella se añaden factores como la etnia, raza, nacionalidad, edad, religión, condición social o diversidad funcional.

Los referentes positivos de lesbianas visibles que tienen, o han tenido, una dimensión pública, sin duda contribuyen al empoderamiento de aquellas mujeres que no se atreven a  expresar abiertamente  su orientación sexual. Desafortunadamente, esos referentes son aún escasos. Lee el resto de la entrada »

Algunos argumentos en contra de los vientres de alquiler

Por Beatriz Gimeno (@BeatrizGimeno1)

Foto: David Martín Suki_

Foto: David Martín Suki_

Y digo bien, “vientres de alquiler”, porque gestación subrogada es otra cosa y hay que dejar bien claro cuando hablamos de ésta y cuando hablamos de lo otro. Una de las cuestiones en las que los defensores de los vientres utilizan de manera más evidente la manipulación es esta: mezclar ambos conceptos. Es una confusión interesada, claro.

En primer lugar, ni los vientres ni la gestación son una “técnica reproductiva”. Llamar técnica reproductiva a un embarazo de nueve meses con su parto correspondiente, con sus correspondientes implicaciones corporales y psicológicas, las que ocurren durante el embarazo y el parto, y las que van más allá de estos, (los cambios que son para siempre, las posibles depresiones, los estados emocionales cambiantes, las posibles complicaciones etc.) es banalizar el trabajo reproductivo de las mujeres hasta límites insoportables. Un embarazo y un parto, así como el nacimiento de los bebés, no son técnicas, a no ser que nosotras seamos vasijas; son siempre relaciones sociales, de un tipo o de otro, pero son relaciones sociales. La técnica puede ser la manera en que se produce dicho embarazo pero nunca éste, ni el parto, ni el nacimiento de un bebé ni la manera en que este pasa a formar parte de la sociedad en la que nace. Lee el resto de la entrada »