BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘parque nacional’

Andalucía contará con un nuevo parque nacional en 2018

Pinsapos en la Sierra de las Nieves. © Junta de Andalucía.

A mediados del próximo 2018, si no hay imprevistos en su tramitación, la malagueña Sierra de las Nieves se convertirá en el decimosexto parque nacional de España. Un nombramiento que llegará con todas las bendiciones administrativas, pero especialmente con el apoyo de la población local, justo al contrario de la isla de El Hierro, donde una iniciativa semejante ha provocado un fuerte rechazo.

En Andalucía, hasta los diferentes grupos políticos están de acuerdo. De hecho, un total de 13 pueblos del entorno de la Sierra de las Nieves constituyeron a comienzos del año pasado una plataforma que ha comenzado a difundir los beneficios que generará la declaración de este espacio protegido como nuevo Parque Nacional: aporta crecimiento económico a la zona, preserva sus valores naturales y otorga a todo lo que se produce y realiza localmente un extraordinario valor añadido.  Lee el resto de la entrada »

Date un baño de otoño en el bosque más viejo de Ordesa

Celebremos la llegada del otoño por todo lo alto. A más de 1.300 metros de altitud y caminando por uno de los bosques más viejos de los Pirineos, el abetal de Turieto, una venerable selva atrincherada bajo las inmensas moles calizas de Las Cutas, en el corazón del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

El próximo año se celebrará el primer centenario de la declaración de este espacio como primer espacio natural protegido de España, junto con el de Covadonga, y desde entonces no se ha cortado ni un solo árbol en este bosque. Un siglo dejando a la naturaleza que siga su curso, un siglo de temporales y avalanchas pero también de primaveras gloriosas y nacimiento de millones de prometedores retoños. A la espera de un próximo programa oficial de conmemoraciones, el mejor homenaje que podemos hacerle a este paraíso es recorrerlo pausadamente. Lee el resto de la entrada »

Perdemos felicidad y ganamos papel mojado

Parque-Nacional-Sierra-de-Guadarrama

Uno de cada cuatro pasos que damos por España lo hacemos dentro de un área protegida, aunque eso de que esté protegida es mucho decir. Hay carteles anunciadores, pero poco más en ese 27% de la superficie nacional considerado por la ley y los ciudadanos como nuestras joyas naturales más valiosas.

Según el último informe de Europarc-España, principal foro profesional de las áreas protegidas, la mitad de los parques naturales carecen de un plan de gestión décadas después de su creación y sólo un 15% de los pertenecientes a la Red Natura 2000 cuentan con planificación detallada de ordenación y uso.

Abandonados a su indefinida suerte, la crisis económica se está cebando con rapiña de ellos. Si la Sanidad y la Educación ha quedado en lo que ha quedado, si la Cultura languidece asfixiada, imagina cómo han dejado al medioambiente. Raquítico. Tan pelado como las cabezas (por dentro y por fuera) de algunos de sus responsables.

Un par de datos lo confirman. La inversión en parques nacionales fue en 2012 de 91 euros/ha frente a los 248 en 2010. Y en 10 años hay una cuarta parte menos de trabajadores velando por su conservación.

Hoy existen en España 15 parques nacionales, 149 parques naturales, 291 reservas naturales, 328 monumentos naturales, 53 paisajes protegidos y 1 área marina protegida, además de otras figuras utilizadas sólo en algunas comunidades autónomas, hasta sumar un total de 1.905 espacios naturales protegidos. La Red Natura 2000 está compuesta por 1.802 lugares y es la más importante de Europa. Contamos además con 45 Reservas de la Biosfera.

Y todo ello ¿para qué? Pues para vivir mejor, pues una naturaleza sana es un indicador de calidad de vida de nuestras sociedades.

Desgraciadamente el papel mojado no da la felicidad. Y consume inútilmente demasiados árboles.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Las barbacoas no son para el verano ¿O sí?

Barbacoa

Veraniega barbacoa “antichispas” instalada en Burgos.

Cuando vivía en Inglaterra, el único momento en el que tus compañeros de trabajo te invitaban a su casa era para comer carnes a la brasa en la barbacoa del jardín. Como la temporada BBQ no empieza hasta junio y termina en agosto, pero yo había empezado a currar en septiembre, tardé 9 meses en poder traspasar el umbral de las viviendas de mis colegas, algo poco habitual en España.

Aquí, lo de las barbacoas veraniegas es algo relativamente nuevo. Cuando ibas al campo lo normal era llevar bocadillos, tortillas y ensaladilla rusa. Algunos hacían fuego para paellas o chuletillas, pero eso te tener fogones en las áreas de recreo para disfrute gratuito del personal no llegó hasta los años 80 del siglo pasado, y como supuesta mejora ambiental. Incluso se hicieron en los Parques Nacionales. Muchos años, y muchas (demasiadas) tragedias después, se ha comprobado el gravísimo peligro de esta “mejora” en espacios naturales. Desde junio o julio, hasta octubre, el uso de barbacoas, hornillos y asaderos está terminantemente prohibido en todo el Estado español. O lo estaba. Justo al revés que en el norte de Europa.

Pero hay un problema. Las barbacoas están cada vez más de moda. Y la culpa, en mi opinión, la tiene la influencia cultural de nuestros admirados norteamericanos. Películas, series, novelas, redes sociales,… Por todas partes nos bombardean con esas barbacoas humeantes símbolo inequívoco del American LifeStyle. Nada malo, por supuesto. Para nosotros. Pero nefasto para el bosque.

Solo el 7% de los incendios forestales registrados en Galicia son provocados por pirómanos. Más de un 25% ( 1 de cada 4) fueron ocasionados por barbacoas, colillas mal apagadas o pirotecnias. En la reseca España interior y mediterránea los porcentajes son seguramente mucho más altos. Así que promocionar el uso de barbacoas públicas en el campo es una temeridad. Pero se sigue haciendo.

En 2005 hubo consenso nacional para prohibir su uso en verano. 11 fallecidos entre los equipos de extinción eran una razón más que suficiente. 7 años después lo hemos olvidado. Nos hemos modernizado y ahora, en Castilla y León, desde donde escribo, me he encontrado con que el Gobierno regional autoriza el modelo de barbacoas con “matachipas”. A saber:

  • Ser una estructura fija de obra en buen estado de conservación.
  • Tener campana, chimenea con rejilla en la salida de humos o similar que actúe como sistema matachispas.
  • Tener tres paredes cerradas de obra que impidan la salida del fuego, pavesas o partículas incandescentes.
  • Tener un perímetro libre de combustible de al menos 3 metros.
  • Las barbacoas podrán ubicarse bajo las copas del arbolado cuando la distancia desde el matachispas a la copa sea como mínimo de 5 metros. En caso contrario, deberán ubicarse fuera de la proyección de las copas.
  • Pero se prohíbe en días de viento, cuando éste mueva las hojas de los árboles de forma apreciable (rachas superiores a 10 Km/h), y/o en días muy calurosos, en los que la temperatura supere los 30º C.

El Ayuntamiento de Burgos ha sido de los primeros en instalar las primeras unidades en sus parques de Fuentecillas y Fuentes Blancas. Genial ¿Verdad? Pues yo no estoy de acuerdo.

Primero: No existe seguridad absoluta de que tales barbacoas no puedan provocar algún incendio.

Segundo: Imposible saber cuándo el viento es superior a 10 kilómetros por hora o hace demasiado calor.

Tercero: ¿Quién y cómo se homologan las buenas barbacoas y se precintan las malas?

Cuarto: ¿Quién supervisa a los usuarios de esas barbacoas?

Quinto: ¿Quién se responsabiliza de sus posibles efectos destructores?

Pero ante todo: ¿Es necesario fomentar entre nuestra sociedad la necesidad de hacer fuego en el campo para disfrutar de la naturaleza?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

A la playa no se va a hacer el indio

Playa

Mira la foto. Es lo que parece. Un gran tipi indio en patchwork instalado junto al mar en improvisado campamento ilegal veraniego. Me lo acabo de encontrar esta mañana en un sitio muy especial. Un lugar paradisíaco de la isla de Fuerteventura propuesto para ser declarado el primer Parque Nacional de Zonas Áridas de España. Las rocas de estos acantilados son impresionantes libros de geología donde leer la volcánica historia de Canarias. El pequeño barranco tiene agua dulce, un tesoro en la isla desértica. Da cobijo a una flora y una fauna única. También a una de las playas más hermosas del mundo. Es un lugar salvaje, atlántico, impresionante. Donde como es lógico está prohibido acampar.

Empiezo a estar harto de esa gente a la que se le cruza el cable de lo natural y, con una supuesta vocación de volver a los orígenes, se salta a la torera las normativas legales más elementales. Yo a esto lo llamo hacer el indio, que como explica el Diccionario de la Real Academia Española, significa “Hacer algo desacertado y perjudicial para quien lo hace“. Algunos, con sus étnicas casetas en terreno protegido, me lo confirman.

Otros hacen templos y hasta supuestas bases de aterrizaje de ovnis en lo alto de las montañas, ajenos a que esas piedras pueden pertenecer a un yacimiento arqueológico. O se meten en cuevas para escuchar música new age a todo volumen.

Por supuesto que cada uno es libre de creer en lo que quiera y de divertirse con lo que más le guste, pero por favor, con un poquito de cabeza. No es necesario hacer el indio para disfrutar de la naturaleza. Paseamos, acampamos en zonas autorizadas y, cuando volvemos a casa, nos llevamos toda la basura. Ya conocéis el viejo consejo montañero:

Dejar sólo las huellas. Llevarnos sólo el recuerdo.

No soy el único que piensa así. Seguro que tú también te has encontrado en el campo artefactos y gentes de lo más extraño. ¿Nos lo cuentas?

Y aunque sólo sea para que te hagas una idea de a qué me refiero cuando digo que el tipi estaba en una playa maravillosa, aquí te dejo una foto de hoy mismo. Me perdonarás que no dé su nombre.

Playa2

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Matan en Picos de Europa a un segundo lobo marcado con GPS

Lobo muerto

El ministro Arias Cañete pidió que nunca más se volviera a repetir. Pero no le han hecho caso. Apenas 6 meses después de que personal del Parque Nacional de Picos de Europa matara de un disparo a Marley, un lobo que formaba parte de un estudio de seguimiento de las poblaciones de este cánido salvaje, hace unos días se ha matado a un segundo animal en parecidas circustancias. Prueba del descontrol existente entre administraciones, una loba que estaba siendo objeto de estudio científico ha sido  abatida a tiros por personal de la Junta de Castilla y León, sin el conocimiento del personal del Parque Nacional.

Un numeroso número de grupos ecologistas denuncian que, en el momento de su muerte, el animal portaba un collar de seguimiento GPS-GSM que le fue colocado el día 10 de octubre de 2012 por los investigadores contratados por el Parque Nacional de los Picos de Europa. Para este trabajo de radiomarcaje, la Junta de Castilla y León y la Dirección de la Reserva Regional de Caza de Riaño exigieron la presencia de celadores de la Reserva. La Dirección del Parque Nacional informó en diciembre al Patronato del Parque Nacional sobre el proceso de captura y marcaje. Se afirmaba que el collar de la loba ahora abatida estaba operativo y transmitiendo información adecuadamente. El aviso no sirvió de nada.

Como han señalado los denunciantes a través de una nota de prensa que puedes leer en Facebook, la ejecución de lobos dentro del Parque Nacional es un ejemplo de su penosa gestión, además de un desprecio al coste del proyecto de investigación y un enorme obstáculo para obtener resultados del mismo. Se demuestra de nuevo que las ejecuciones de lobos se realizan sin coordinación entre administraciones implicadas en la supuesta co-gestión del Parque Nacional.

Según informes oficiales, la administración del Parque Nacional abonó entre 2010 y 2011  más de 500.000 euros para la realización de este tipo de estudios con ejemplares radiomarcados. Su muerte a tiros confirma el grado de desprotección del que realmente goza la especie, a pesar de estar hablando de un parque nacional, y cancela de manera prematura el aprovechamiento de los datos que esos animales podrían haber aportado

Por todo ello los grupos ecologistas solicitan una investigación a fondo para esclarecer y depurar las responsabilidades derivadas tanto del Parque Nacional como de la Reserva Regional de Caza de Riaño.

Suscriben el comunicado los siguientes grupos:

Asociación para la Defensa Jurídica del Medio Ambiente- ULEX

Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo – ASCEL

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

Plataforma por la Defensa de la Cordillera Cantabrica

Ecologistas en Acción

Asociación Medioambiental la Cirigueña

SOS Cuideiru

Grupo Ecologista Cangues “Azor”

Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad- ANADEL

Observatorio Justicia y Defensa Animal

Asociación Ultravioleta

Instituto para la Calidad y la Educación Ambiental-INSCEAM

Asociación Ereba, Ecología y patrimonio

Colectivo Ecologista de Avilés

Plataforma Ciudadana Lobo Marley

La foto pertenece al ejemplar de lobo abatido en Picos de Europa, y ha sido distribuida por los gruposecologistas.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Los Parques Nacionales de Canarias pueden desaparecer por falta de dinero

Las tijeras de los brutales recortes económicos siguen recortando nuestro futuro. Si en Sanidad y Educación son salvajes, imaginaros lo que está ocurriendo con otros sectores menos prioritarios como son los relacionados con el medioambiente. En el caso de Canarias la podadora no está respetando nada, ni siquiera los Parques Nacionales, nuestra joya de la Corona natural. Para el próximo año el presupuesto se quiere reducir un 75%. No habrá dinero ni para luchar contra los incendios forestales. Garajonay, Teide, Caldera de Taburiente y Timanfaya están en peligro de extinción.

Los cuatro Parques Nacionales de Canarias, espacios únicos en el Mundo, son visitados por más de 6.000.000 de turistas al año. A su indudable papel como motor económico, los cuatro añaden un incalculable valor sentimental y emocional, pero sobre todo ecológico.

Pero en poco tiempo han pasado de ser una referencia internacional a tener sobre ellos la amenaza de la desaparición. Desaparecer es una palabra muy dura, pero real: las figuras de protección como Parque Nacional, Patrimonio Mundial o Reserva de la Biosfera pueden dejar de serlo si no son gestionados adecuadamente. Y esto es algo que puede ocurrir si finalmente se aprueban los brutales recortes previstos, que se suman a los ya sufridos desde su reciente transferencia.

Según el sindicato CC.OO., el recorte supondrá la desaparición de unos 300 puestos de trabajo, “con todo lo que ello implica no sólo desde un punto de vista laboral, sino también social, medioambiental, de conservación, conocimiento, investigación y disfrute de estos espacios únicos en el mundo”.

Si se aprueba la drástica reducción presupuestaria los Parques dejarán de prevenir y luchar contra los incendios forestales, dejarán de crear empleo directo e indirecto, dejarán de mejorar la calidad de vida en sus Áreas de Influencia Socioeconómica, dejarán de mantener los equipamientos (senderos, miradores, áreas recreativas y de acampada) y de mantener abiertos centros de visitantes y aulas de la naturaleza, dejarán de promover programas de Educación Ambiental, dejarán de conservar las especies de flora y fauna en peligro de extinción, dejarán de restaurar áreas degradadas, dejarán de ser nuestro orgullo y pasarán a ser nuestra vergüenza.

Los Parques Nacionales de Canarias pueden acabar convirtiéndose en territorios sin gestión, sin control e indefensos a los vaivenes de los grupos de presión. Para impedirlo, trabajadores de los cuatro espacios se han rebelado y piden nuestro apoyo. Tan fácil como unir tu firma en esta cibercampaña de Change.org y seguirlos en la página que tienen en Facebook.

Garajonay, Teide, Caldera de Taburiente, Timanfaya. Cualquiera que conozca estos lugares no puede permitir su desaparición.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Matan en Picos de Europa al lobo que estudiaban por GPS

Uno de los dos lobos abatidos el pasado día 21 de agosto en la zona de Cabrales- Tresviso (Cantabria y Asturias) por el Consorcio Interautonómico del Parque Nacional de los Picos de Europa estaba siendo objeto de estudio para el seguimiento de cánidos sálvajes en el Parque Nacional. La dirección del Parque acaba así, de un tiro, con una inversión superior al medio millón de euros y que se destinó a estudiar los movimientos lobunos en el espacio natural protegido. Todo indica que “el animal ya no servía“.

Según han señalado a Europa Press grupos conservacionistas y de defensa de la naturaleza, el ejemplar, apodado ‘Marley’, portaba en el momento de su muerte un collar identificativo que incluía un emisor GPS-GSM. Éste aparato le fue colocado el día 29 de octubre de 2011, siendo cachorro, por técnicos contratados por el Parque Nacional.

De acuerdo con los ecologistas, la dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa informó al Patronato que, a fecha 24 de julio de 2012, el dispositivo había recepcionado 5.054 datos y añadió que continuaba emitiendo. Resultó por tanto muy sencillo dar con él y abatirlo. Tan sólo había que seguir la señal del satélite.

Fueron necesarias 52 jornadas nocturnas para poder proceder al radiomarcaje del ejemplar matado por el propio Parque Nacional, y algunos ejemplares de otras especies perecieron en la trampa de captura”, señalan las mismas fuentes.

Según informes oficiales, la administración del Parque Nacional abonó en 2011 la cantidad de 149.914,84 euros a la empresa Tragsa para que realizara el estudio “Seguimiento de manejo de fauna en el Parque Nacional de los Picos de Europa 2010-2012”.

A su vez, se abonó a la mercantil “A.RE.NA, S.L.” la cantidad de 125.000,00 euros (que se suman a los 114.464,72 euros abonados en 2010) por la realización de la asistencia técnica denominada ‘Seguimiento de las Poblaciones de cánidos en el Parque Nacional de los Picos de Europa’. A estas cantidades hay que sumar las de 55.189,90 euros por el estudio específico denominado ‘Asistencia Técnica para la captura en condiciones de seguridad controlada, el radiomarcaje y el seguimiento satelital de lobos’ abonada en 2010, y la de 59.062,50 euros abonada en el mismo concepto en 2011.

Y por eso sostienen que el resultado de la resolución administrativa de 2 de agosto de 2012 que ordena matar a seis ejemplares de lobo en el Parque Nacional impugnada por varias asociaciones, no sólo ha acabado con la vida de dos ejemplares de lobo hasta el momento, sino con el esfuerzo económico que ha supuesto el estudio científico y con el rigor científico de los resultados que pudieran haberse obtenido del mismo.

Lo ocurrido demuestra que los controles de población de lobos se realizan disparando al primer ejemplar que se presenta, por personal no especializado, sin proceder a la averiguación del sexo, edad y otras características que deben tenerse en cuenta en cuanto a la estructuración de las manadas y posteriores consecuencias en el incremento de los daños al ganado.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Un parque eólico amenaza a las aves de Monfragüe

Extremadura ha sido hasta ahora una región libre de parques eólicos. Pero el primero podría ser una realidad en 2013. El lugar elegido, la Sierra de Santa Bárbara, no podría ser peor. Se sitúa dentro de los límites de la Área Importante para las Aves (IBA) de Monfragüe, a sólo 5 km del espacio protegido como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Monfragüe y a 12 km del límite norte del Parque Nacional de Monfragüe, joya de la corona del turismo ornitológico extremeño. Además, el recinto monumental de Plasencia, a 3 km de distancia de los aerogeneradores, está en trámites de ser también declarado ZEPA por su población de cernícalo primilla. Para complicar la situación, estos cernícalos primillas utilizan durante varios meses un dormidero dentro de la ZEPA de Monfragüe, siguiendo en sus desplazamientos diarios una ruta que atraviesa la línea de “molinos” proyectada.

Los aerogeneradores autorizados quedarían a sólo 5 km de nidos de alimoche y cigüeña negra, a 8 km de nidos de águila real y a 12 km de grandes colonias con cientos de buitres negros y leonados y de nidos de águila imperial y águila perdicera.

Monfragüe no necesita presentación, al estar considerado uno de los santuarios mundiales para las aves rapaces, con poblaciones muy destacadas, en algunos casos de importancia mundial, de buitre negro (340 parejas y la mayor densidad del mundo), buitre leonado (800 parejas), alimoche (35 parejas), águila imperial (12 parejas), águila real (6 parejas) y águila perdicera (6 parejas). El área cobija también la hermosa cigüeña negra (30 parejas) y un largo listado de otras aves. También tendría impacto sobre la numerosa población de murciélagos de la zona, orquídeas (por ejemplo Barlia robertiana) y otras especies vegetales de gran interés.

En cualquier caso, se trata de un proyecto casi surrealista, donde tampoco se han tenido en cuenta los impactos sobre la población humana (en la misma línea de aerogeneradores, entre dos de ellos y a sólo 300 metros de su base, existe una comunidad terapéutica del Proyecto Hombre), hay viviendas habitadas a 500 metros y amenaza al turismo que recibe la ciudad de Plasencia, la cuarta localidad extremeña por población. Más información se puede consultar aquí.

Tras la autorización administrativa de este parque eólico es necesario mostrar el rechazo social al proyecto. Resulta inconcebible que el primer parque eólico de Extremadura se pueda instalar a las puertas de la cuarta ciudad extremeña y de uno de los principales destinos turísticos de la región. Si deseas firmar en contra del parque eólico de la Sierra de Bárbara, pincha aquí.

La petición ha sido creada por ARBA-Extremadura, con el apoyo de las siguientes asociaciones: SEO/BidLife, ADENEX, Ecologistas en Extremadura, AMUS, Sociedad Zoológica en Extremadura, SECEMU, ANSER, PANACEX, SALVAREX, Plataforma Ciudadana de Plasencia, Plataforma contra tendidos eléctricos Malpartida, Save the Eagles.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Las islas de biodiversidad no salvan a los náufragos

El primer Parque Nacional del mundo se declaró en 1872. Fue Yellowstone, la casa del popular Oso Yogui. Al mismo tiempo Monet iniciaba el impresionismo, ese arte empeñado en captar el instante del paisaje. Desde entonces protección y paisaje han ido unidos en la meritoria misión de preservar la naturaleza. Paradójicamente llevamos 139 años equivocados, salvando un puñado de espacios supuestamente bellos pero condenando al resto a la destrucción.

La política de crear islas de biodiversidad rodeadas de territorios cada día más degradados es una mala política. Sin interconexión entre ellas no tienen futuro, pues la vida necesita mantener un activo flujo genético para seguir su incesante camino evolutivo. Pero en lugar de ampliarlas las reducimos o convertimos en diminutas microrreservas, apenas unos guetos de flora y fauna rodeados de agresivas urbanizaciones a modo de mar muerto.

La otra opción, la del todo protegido menos donde se ubiquen suelos urbanos o industriales, resulta quimérica. La famosa ardilla (de la que en realidad nunca habló Estrabón pues fue una invención de Rodríguez de la Fuente) seguiría hoy sin poder cruzar España a través de la red de espacios protegidos. Demasiadas autopistas y casas, venenos y tendidos eléctricos se lo impiden.

Pero es que encima de ser pocas, estas tristes islas de biodiversidad han sido muy mal elegidas. Una reciente investigación concluye que el 95% de las zonas de alta concentración de vertebrados de la Península Ibérica está fuera de áreas protegidas. Y ello es así porque a la hora de seleccionarlas sólo se ha tenido en cuenta determinados grupos de mamíferos y aves, olvidándose de anfibios, reptiles o peces. En conclusión, con tan sólo protegido un 5% de esos sitios fundamentales, nuestra actual red de espacios protegidos resulta tan ineficiente como ineficaz. Pobre ardilla.

Referencia bibliográfica:

Pascual López-López, Luigi Maiorano, Alessandra Falcucci, Emilio Barba, Luigi Boitani (2011): “Hotspots of species richness, threat and endemism for terrestrial vertebrates in SW Europe”. Acta Oecologica, 37(5): 399-412.

Puedes leer el artículo completo en este enlace.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share