La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘reintroduccion’

Un buitre negro español vuela hasta Noruega para comerse a Rudolph

Brínzola, fotografiada en Huerta de Arriba (Burgos) antes de iniciar su periplo.

El título de esta noticia tiene su guasa, pero es el que han elegido los responsables del proyecto Monachus de GREFA para explicar la última hazaña de Brínzola, su buitre negro más viajero. En realidad buitra, pues es una joven hembra de tan solo tres años de edad. Pájara que se había echado de novio a Batman, otro buitre, a quien de la noche a la mañana abandonó el pasado mes de abril en Burgos para irse a correr “la vida loca” por el norte de Europa. Y que ha acabado comiendo renos en Noruega.

Lorena Juste, la bióloga extremeña supervisora del proyecto en Burgos, no oculta su sorpresa con este comportamiento. “Llevamos más de 130 buitres negros marcados con GPS y es la primera vez que uno hace algo así de raro”, reconoce. Lee el resto de la entrada »

El águila perdicera vuelve a criar en Madrid gracias a dos aves andaluzas

Águila perdicera o de Bonelli. Foto: Sergio de la Fuente / GREFA

Dos pollos de águila perdicera o de Bonelli (Aquila fasciata) han nacido este mes de abril en la Sierra Oeste de Madrid, en un nido regentado por una pareja reproductora de la especie en la que tanto la hembra (Haza) como el macho (Bélmez) son aves reintroducidas procedentes de nidos de Andalucía. Estos nacimientos son uno de los principales hitos del  proyecto AQUILA a-LIFE, coordinado por GREFA.

Según ha informado la la ONG conservacionista, hacía treinta años que no nacían águilas perdiceras en la Sierra Oeste de Madrid, donde la especie se extinguió como reproductora a principios de los años noventa. Es también la primera vez que un proyecto de reintroducción logra que esta rapaz amenazada se reproduzca en territorio madrileño.

En el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres de la Comunidad de Madrid, el águila de Bonelli aparece en la categoría de “En peligro de extinción”, al mismo nivel que la emblemática águila imperial ibérica.

Instalación de un emisor GPS. Foto: Francisco Márquez / GREFA

A la tercera va la vencida

Los progenitores de los dos pollos que acaban de nacer en la Sierra Oeste de Madrid, Haza y Bélmez, fueron cedidas por la Junta de Andalucía, procedentes de nidos naturales de la provincia de Jaén. Tras su reintroducción en la Sierra Oeste de Madrid, ambas aves formaron pareja y se asentaron territorialmente en 2016 en la misma zona de liberación.

En 2017 esta pareja ocupó un nido artificial construido por GREFA para facilitar la reproducción de la especie, que llegaron a acondicionar, pero sin efectuar puesta. Al año siguiente sí que pusieron huevos, que no llegaron a eclosionar, por lo que a Haza y Bélmez se les introdujo en el nido un pollo de su especie criado en cautividad, que acogieron perfectamente. Por desgracia, este pollo adoptivo acabó siendo depredado por un búho real poco antes de iniciar sus primeros vuelos. Por fin, en 2019, esta pareja ha conseguido que nazcan dos pollos en su nido de la Sierra Oeste de Madrid.

“El nacimiento de estos pollos tiene una gran trascendencia, ya que el águila de Bonelli es tan escasa en la región que, aparte de las aves reintroducidas, ahora mismo solo queda una pareja totalmente salvaje, a la que podemos considerar histórica, asentada en territorio madrileño”, recuerda Ernesto Álvarez, presidente de GREFA, la ONG que coordina el proyecto AQUILA a-LIFE.

Polopos muere electrocutado

Gracias al emisor GPS que portan las águilas reintroducidas, se sabe que de los 56 ejemplares que se han soltado en la Comunidad de Madrid desde que se iniciaron en 2010 las liberaciones de esta especie, 19 han muerto en tendidos eléctricos de diseños peligrosos para las aves.

De estos casos de electrocución, cinco fueron especialmente graves por ser las víctimas águilas perdiceras que ya se habían asentado en un territorio reproductor. El más reciente de estos casos es el de Polopos, un ejemplar procedente de la población salvaje de la especie en la provincia de Granada que fue cedido cuando era un pollo a la Comunidad de Madrid por la Junta de Andalucía para su liberación en 2015.

“Tras cuatro años de vida en libertad, Polopos había formado pareja con una hembra de su especie, pero las esperanzas de que se reprodujese en breve se han visto truncadas tras el hallazgo de su cadáver electrocutado el pasado 4 de abril en la Sierra Oeste de Madrid”, se lamenta Álvarez.

Tras la muerte de Polopos quedan cuatro parejas de águila perdicera en la Comunidad de Madrid, tres de ellas con presencia de ejemplares reintroducidos.

Corrección de tendidos eléctricos. Foto: Sergio de la Fuente / GREFA

Correcciones de tendidos eléctricos

AQUILA a-LIFE, que esta primavera tiene previsto liberar ocho nuevos pollos de águila perdicera o de Bonelli en la Comunidad de Madrid, tiene en la corrección de tendidos peligrosos para la especie una de sus principales líneas de actuación. En poco más de un año de vigencia, este proyecto ha contribuido a financiar los arreglos de más de un centenar de apoyos (postes o torretas) de casi una veintena de tendidos eléctricos.

Estas actuaciones se han llevado a cabo en la Comunidad de Madrid y provincias limítrofes como Ávila y Toledo, en zonas por donde se sabe que se mueven las águilas de Bonelli reintroducidas, gracias al seguimiento por GPS.

Además de estas correcciones, la información aportada desde AQUILA a-LIFE a las compañías eléctricas sobre la ubicación de tendidos peligrosos para la especie está permitiendo aislar una gran cantidad de apoyos en las zonas españolas e italianas donde el proyecto está liberando ejemplares.

“La primera consecuencia de todas estas intervenciones en tendidos eléctricos es crear territorios seguros donde las águilas de Bonelli reintroducidas puedan asentarse como reproductores con garantías de que no van a morir electrocutadas, como lamentablemente le ocurrió a Polopos y otras aves del proyecto”, explica Álvarez.

Proyecto basado en la colaboración

El proyecto AQUILA a-LIFE pretende contribuir a aumentar la extensión de la presencia del águila de Bonelli en el Mediterráneo occidental e invertir la tendencia poblacional regresiva de la especie. Para ello se están liberando ejemplares en España e Italia (Cerdeña) y se están abordando las principales amenazas actuales para el águila de Bonelli, con especial dedicación a prevenir y reducir las electrocuciones.

Uno de los indicativos de la buena marcha de AQUILA a LIFE, que da continuidad a los progresos obtenidos con el águila de Bonelli con el ya concluido proyecto LIFE Bonelli, es el número de parejas formadas gracias a la reintroducción de ejemplares que ya tienen sus propios territorios: nueve en Mallorca, ocho en la Comunidad de Madrid y zona centro peninsular, dos en Navarra y uno en Álava, además de las buenas expectativas que han generado las primeras liberaciones en Cerdeña.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

El quebrantahuesos volverá a volar por Burgos

Quebrantahuesos (izquierda) y buitre negro. © GREFA

A los 17 años vi mi primer quebrantahuesos en Burgos. Un espectacular adulto que pasó volando fugaz sobre nuestras cabezas, desgraciadamente metidas en el coche mientras circulábamos por los cañones del Ebro. Ni nosotros mismos nos lo creíamos. Por entonces quedaban unas pocas parejas atrincheradas en el Pirineo, el último ejemplar había desaparecido de Cazorla y en Burgos tan solo había viejos recuerdos de territorios inciertos en la Sierra de la Demanda, la Yecla y Obarenes recogidos por Eduardo de Juana en su famoso atlas ornitológico de La Rioja.

A consecuencia del éxito de los proyectos de reintroducción de este gran buitre en Picos de Europa y Andalucía cada vez es menos raro ver algún ejemplar por la provincia. Y empezará a ser habitual gracias al ilusionante proyecto Monachus puesto en marcha por el grupo GREFA. Porque la segunda buena noticia es que, además de quebrantahuesos, e incluso antes, también Burgos va a tener una colonia nidificante de buitre negro. Lee el resto de la entrada »

Ser feo o poco famoso te puede llevar a la extinción

Lagartija serrana, una especie amenazada y poco famosa a la que se hace poco caso. Foto: Wikimedia Commons

El efecto de la popularidad de las especies a la hora de desarrollar programas de reintroducción está generando errores estratégicos graves en los programas de conservación, advierte el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Hay especies poco amenazadas con proyectos de reintroducción y otras, cuya situación es muy alarmante, a las que no se dedican apenas esfuerzos debido, en parte, a su falta de popularidad. Esa es la principal conclusión de un estudio en el que participan el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) y la Estación Biológica de Doñana, ambos de CSIC, entre otras instituciones.

El estudio descubre que el 66% de las especies más amenazadas en España no cuenta con ningún proyecto de reintroducción que ayude a sacarlas del farolillo rojo.  Lee el resto de la entrada »

Una de las águilas más amenazadas (y hermosas) de España levanta el vuelo

El águila perdicera, o de Bonelli, o águila-azor, o como queramos llamarla, es una de las aves de presa más hermosas de Europa. También una de las más amenazadas. No muy grande, pero espectacular cazadora, ágil y de una fiereza sin parangón. Es el águila mediterránea por antonomasia. Por eso sus poblaciones más importantes se encuentran acantonadas en Extremadura, en las sierras del Levante y en la región oriental andaluza. Cuanto más al norte más rara se hace y peor está, pues allí en pocas décadas ha desaparecido el 80 por ciento de todas ellas. En España apenas nos quedan unas 800 parejas.

Por esta preocupante razón, un proyecto avalado por la UE ha convertido en prioritaria su conservación. El proyecto LIFE Bonelli ha reintroducido casi un centenar de ejemplares para recuperar poblaciones precarias o extintas de la especie, y eso es una buena noticia. Porque el seguimiento por GPS de las águilas liberadas confirma la grave amenaza para estas aves que suponen algunos tendidos eléctricos y que las están diezmando. Lee el resto de la entrada »

El buitre negro regresa a las sierras de Burgos

Varios de los buitres negros reintroducidos en la Sierra de la Demanda reposan en un cercado. Foto: GREFA.

Varios de los buitres negros reintroducidos en la Sierra de la Demanda reposan en un cercado. Foto: GREFA.

Mi sueño juvenil de ornitólogo inquieto está a punto de cumplirse. El maravilloso y amenazado buitre negro (Aegypius monachus) regresa a las sierras burgalesas después de más de medio siglo de haber desaparecido de ellas. En realidad no hay datos exactos de que criara en ellas, pero es muy probable que antaño nidificara en ese mar de pinos e importante región ganadera que son las sierras de La Demanda y Neila.

Con el traslado de cinco buitres negros a los montes de Huerta de Arriba (Burgos), la asociación conservacionista GREFA, en colaboración con varios organismos públicos y entidades, ha puesto en marcha un nuevo proyecto de reintroducción del buitre negro. Lee el resto de la entrada »

El lince ibérico regresa a Extremadura tras 30 años de ausencia

Lince ibérico

Un ejemplar de lince ibérico. © Europa Press / Junta de Andalucía

Vuelve a donde no debía de haberse ido nunca. El lince ibérico regresará a Extremadura a mediados de este mes de la mano de quienes acabamos con él hace más de 30 años. Gracias al proyecto Life+ Iberlince, está prevista la liberación en los montes de Hornachos-Valle del Matachel (sur de Badajoz) de entre 8 y 10 ejemplares, todos ellos equipados con un collar de seguimiento GPS para facilitar su localización y seguimiento.

El objetivo principal de este proyecto es recuperar la distribución histórica del lince ibérico tanto en España como en Portugal, al ser el felino más amenazado del mundo y actualmente estar en peligro crítico de extinción.

La decisión de reintroducir el lince ibérico en Extremadura se ha tomado tras la reunión del Grupo de Trabajo del lince ibérico del Comité Nacional de Flora y Fauna, celebrada el 28 de mayo en Sevilla, en la que se analizaron las acciones realizadas hasta la fecha.

Durante los tres años que se lleva trabajando en este proyecto LIFE+ se han ejecutado numerosas acciones previas como estudios de mejora de hábitats, reuniones de coordinación, estudios sanitarios de carnívoros, acciones para evitar atropellos y de conectividad y permeabilización de vías de comunicación, selección de áreas de reintroducción, muestreos de conejos y de hábitat y control de las amenazas para la especie.

Especialmente importantes han sido y serán las acciones de divulgación, sensibilización social e información sobre la reintroducción del lince ibérico, fundamentales para concienciar a la población de las zonas de reintroducción y de toda Extremadura en general. Para ello, se han mantenido numerosas reuniones informativas con autoridades, asociaciones locales, propietarios, cazadores, ganaderos y población en general de las áreas de reintroducción preseleccionadas.

Además de difundir esta noticia, el Gobierno extremeño destaca a través de una nota de prensa el resultado de las encuestas de ‘Valoración de la actitud social de la población en áreas de reintroducción’. Así, tras una entrevista anónima a más de 50 personas elegidas al azar, el 95 % de los encuestados creen que es importante que haya linces en el campo y el 92% cree que su comarca sería más conocida si hubiera linces en ella.

Es más, el 85 % cree que la economía local de su comarca mejorará por el interés turístico que pudiera despertar la presencia del lince ibérico. Además, el 90 % estaría dispuesta a participar en la conservación del lince, respetando su entorno o incluso colaborando activamente con la Administración, dato muy relevante ya que el 30 % de los encuestados son cazadores y gestores de caza.

Ante toda esta información, yo vuelvo a lo que os propuse hace unos meses: ¿A qué esperamos para elegir al lince ibérico mascota oficial de la Selección Española de Fútbol?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

¿Sabes cuál es el vertebrado más amenazado de España?

Alcaudon

El alcaudón chico (Lanius minor) es la especie animal más amenazada de España. Queda una única pareja nidificante. Y no vive en un desconocido espacio natural. Su último reducto son los campos de cultivo cercanos a la ciudad de Lleida, en Cataluña.

Gracias al siempre bien documentado blog de Ricard Guitérrez Birds in Spain me entero de su terrible situación. De las dos parejas localizadas este año, sólo una ha logrado sacar pollos adelante, cinco pollitos en total, los únicos nacidos en libertad en España. Es poco, pues hace 30 años criaban 40 parejas en la zona, pero mucho si se piensa que hacía dos años que la especie ya no criaba en nuestro país.

Un programa de reintroducción trata de evitar lo que parece inevitable, su extinción en toda la Península Ibérica. Actualmente hay 20 parejas en cautividad de las que han nacido este año 40 pollos. De ellos, 28 se han liberado en la finca de Torre-Ribera (Lleida), muy cerca de donde viven las aves salvajes, y el resto seguirán en jaulas para garantizar la pervivencia de la especie. De hecho, la hoy única pareja nidificante está formada por un macho salvaje y una hembra procedente del programa de recuperación que ya ha ido y vuelto dos veces al África subsahariana.

En este proyecto participa una asociación de nombre ‘Trenca’ (alcaudón chico en catalán), que gracias al trabajo entusiasta de un grupo de voluntarios controla diariamente las aves liberadas para conocer sus movimientos.

La peculiaridad de los alcaudones chicos ibéricos es que realizan una de las migraciones más largas de todas las aves europeas, pues en otoño se desplazan primero hacia el este y cruzan el Mediterráneo por Oriente Próximo, en lugar del más cercano estrecho de Gibraltar. Un largo camino lleno de obstáculos… y de peligros. Si a ello le añadimos la pérdida de hábitat y los efectos de pesticidas en el campo, se entiende su desaparición.

Por suerte ésta no es una especie globalmente amenazada, pues cría en otros muchos países de Europa y su población mundial se estima entre 2.510.000 – 9.000.000 de individuos. Pero su desaparición como nidificante en España sería una terrible mala noticia. La señal del mal camino por el que vamos.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

¿Sabes cuál es la rapaz más aficionada a la cultura urbana?

falcons

Le encantan las ciudades Patrimonio de la Humanidad como Granada, Salamanca o Córdoba. Monumentos únicos como el templo de la Sagrada Familia en Barcelona. Museos como el de América en Madrid. También modernas torres acristaladas de oficinas. O catedrales. En todos estos lugares, e incluso en viviendas de protección oficial, el pájaro más salvaje e indómito de nuestra fauna peninsular se ha hecho urbano. Y muy cultureta. Es el halcón peregrino (Falco peregrinus).

Menos perseguido por palomeros, cetreros y traficantes de huevos, sus poblaciones van en aumento en las ciudades. En el campo les va peor, pues los pesticidas, pero sobre todo el cada vez mayor número de búhos reales, que no dudan en cazarlos mientras duermen confiados, les mantiene en situación de peligro.

Como en el famoso cuento del ratón de ciudad y el de campo, el halcón urbanita se ha sabido adaptar de maravilla a la urbe. En ella encuentra comida abundante entre tórtolas, palomas y cotorras. Y nuestras edificaciones son para él inmejorables cantiles. Tiene además un sorprendente aliado: nosotros mismos. Numerosas ciudades españolas están desarrollando con éxito programas de reintroducción de la rapaz.

De esta forma, cada vez resulta más fácil ver pasar sobre las calles o el parque un gran bólido alado. ¿Es un cohete? ¿Es un avión? No. Es el halcón peregrino.

Especialmente original es el proyecto granadino. Os recomiendo dar un paseo por su blog Palabra de halcón. Y echarle una visual al divertido vídeo que os dejo a continuación: ¿Quién está llegando a Granada?

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Medio siglo sin poder ver algo así en la Península

La imagen es grandiosa. Uno de los más impresionantes espectáculos de la naturaleza. El momento en el que un macho de águila pescadora (Pandion haliaetus) se acerca al nido con un pez recién pescado, ante la atenta mirada de su compañera.

La especie no cría desde los años ochenta del pasado siglo en la España continental, aunque sí lo hace en Baleares y Canarias (29-36 parejas). Y tampoco está globalmente amenazada, pues se distribuye por todos los continentes salvo la Antártida. Desde 2009, y ésta es la noticia, la especie también se reproduce en Andalucía.

El Programa de Reintroducción del Águila Pescadora en Andalucía, puesto en marcha por la Junta en el año 2003, se desarrolla con éxito. En la actualidad ya hay nueve parejas reproductoras. Seis de ellas se han instalado este año en distintos territorios de las provincias de Cádiz y Huelva y han sacado adelante un total de 10 pollos.

¿Cómo se ha logrado? Se ha utilizado la conocida técnica del “hacking“. Consiste en adaptar pollos nacidos en otras zonas a un nuevo medio haciéndoles creer que ése es su lugar original de nacimiento. De esta forma, cuando son adultos, gracias a su filopatría (tendencia que presentan muchas especies animales a criar cerca del mismo territorio donde nacieron) regresan a la zona de suelta.

¿Cuántas águilas se han liberado y de dónde vienen? Desde 2003 y hasta 2011 inclusive se han soltado 164 pollos procedentes de Finlandia, Escocia y Alemania. Se les trajo en avión y se liberaron en Cádiz, en el embalse del Barbate, y Huelva, en el Paraje Natural de las Marismas del Odiel.

¿Cuántas águilas han regresado? Hasta el momento tan sólo han vuelto a Andalucía 19 ejemplares (el 11,6%), exiguos supervivientes de su largo periodo de juventud en los cuarteles de invernada africanos.

¿Quién y por qué se traen águilas? Este proyecto, diseñado, dirigido y ejecutado por la Fundación Migres, surgió de las medidas compensatorias por la construcción de la autovía 381 entre Jerez de la Frontera y Los Barrios. Dicha infraestructura dañó irremediablemente el Parque Natural de los Alcornocales, estropicio que en mi opinión sigue sin haberse pagado con esta carísima reintroducción.

¿Tiene razón de ser este proyecto? A mí me encantan las águilas pescadoras, pero pienso que este proyecto no debería haberse puesto en marcha. Se está gastando muchísimo dinero y recursos de todo tipo para aumentar la distribución de una especie que no está globalmente amenazada. Mientras tanto, otras especies exclusivas de nuestra flora y fauna, biológicamente más interesantes pero sin tanto glamour mediático, se extinguen ante nuestros ojos. Para ellas no hay rescate. Tan sólo indiferencia.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)