La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘patchwork’

El patchwork se llama almazuela en La Rioja

Peroblasco

Un año más he vuelto a las Fiestas del Humo en Peroblasco, un diminuto pueblo riojano en el valle del río Cidacos famoso por haber logrado resucitar de la despoblación gracias al entusiasmo de sus nuevos vecinos, apenas 20 pero parecen 2.000.

Siempre encuentro allí alguna agradable sorpresa cultural de altísima calidad entre sus calles, ya sean certámenes de poesía, presentación de libros o conciertos de música.

Este año fueron las almazuelas, una maravillosa artesanía textil de origen árabe típica de la comarca de Cameros. A modo de colgaduras festivas, colchas multicolores realizadas con todo tipo de telas pendían de los viejos balcones en inusual adorno. Los urbanos lo llamaríamos quilt o patchwork, pero como me explicó Rufus, el alma conseguidora de Peroblasco, mucho más bonito es llamarlo retacerías, el arte, o la necesidad, de aprovechar los retazos de la ropa más vieja e inservible para darle una nueva (quizá la enésima) oportunidad. Lo que allí vi eran auténticas obras de arte salidas de la mano de Regina Martínez, una maravilla.

Pero esta artesanía nacida, no ya de la escasez, sino sobre todo de la sabiduría de aprovechar al máximo cualquier cosa aprovechable, ha sido una actividad cotidiana en nuestras casas desde probablemente el paleolítico y hasta hace nada.

Me lo recuerda mi suegra, natural de otro pequeño pueblo pero éste, ¡ay!, ya abandonado, el burgalés de Huidobro: “Hombre claro, entonces se aprovechaba todo, las mantas y hasta la ropa”. Y me pone un sorprendente ejemplo: “Sin ir más lejos, de la pata de un pantalón roto la abuela Ramona hizo un vestido precioso para una niña”.

Recuerdo las almazuelas e imagino el pichi-pantalón mientras paseo ahora por las tiendas en rebajas. Moda rápida, barata, de usar y tirar. ¡Cuánto ha cambiado el cuento!

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

A la playa no se va a hacer el indio

Playa

Mira la foto. Es lo que parece. Un gran tipi indio en patchwork instalado junto al mar en improvisado campamento ilegal veraniego. Me lo acabo de encontrar esta mañana en un sitio muy especial. Un lugar paradisíaco de la isla de Fuerteventura propuesto para ser declarado el primer Parque Nacional de Zonas Áridas de España. Las rocas de estos acantilados son impresionantes libros de geología donde leer la volcánica historia de Canarias. El pequeño barranco tiene agua dulce, un tesoro en la isla desértica. Da cobijo a una flora y una fauna única. También a una de las playas más hermosas del mundo. Es un lugar salvaje, atlántico, impresionante. Donde como es lógico está prohibido acampar.

Empiezo a estar harto de esa gente a la que se le cruza el cable de lo natural y, con una supuesta vocación de volver a los orígenes, se salta a la torera las normativas legales más elementales. Yo a esto lo llamo hacer el indio, que como explica el Diccionario de la Real Academia Española, significa “Hacer algo desacertado y perjudicial para quien lo hace“. Algunos, con sus étnicas casetas en terreno protegido, me lo confirman.

Otros hacen templos y hasta supuestas bases de aterrizaje de ovnis en lo alto de las montañas, ajenos a que esas piedras pueden pertenecer a un yacimiento arqueológico. O se meten en cuevas para escuchar música new age a todo volumen.

Por supuesto que cada uno es libre de creer en lo que quiera y de divertirse con lo que más le guste, pero por favor, con un poquito de cabeza. No es necesario hacer el indio para disfrutar de la naturaleza. Paseamos, acampamos en zonas autorizadas y, cuando volvemos a casa, nos llevamos toda la basura. Ya conocéis el viejo consejo montañero:

Dejar sólo las huellas. Llevarnos sólo el recuerdo.

No soy el único que piensa así. Seguro que tú también te has encontrado en el campo artefactos y gentes de lo más extraño. ¿Nos lo cuentas?

Y aunque sólo sea para que te hagas una idea de a qué me refiero cuando digo que el tipi estaba en una playa maravillosa, aquí te dejo una foto de hoy mismo. Me perdonarás que no dé su nombre.

Playa2

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)