BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Perdemos felicidad y ganamos papel mojado

Parque-Nacional-Sierra-de-Guadarrama

Uno de cada cuatro pasos que damos por España lo hacemos dentro de un área protegida, aunque eso de que esté protegida es mucho decir. Hay carteles anunciadores, pero poco más en ese 27% de la superficie nacional considerado por la ley y los ciudadanos como nuestras joyas naturales más valiosas.

Según el último informe de Europarc-España, principal foro profesional de las áreas protegidas, la mitad de los parques naturales carecen de un plan de gestión décadas después de su creación y sólo un 15% de los pertenecientes a la Red Natura 2000 cuentan con planificación detallada de ordenación y uso.

Abandonados a su indefinida suerte, la crisis económica se está cebando con rapiña de ellos. Si la Sanidad y la Educación ha quedado en lo que ha quedado, si la Cultura languidece asfixiada, imagina cómo han dejado al medioambiente. Raquítico. Tan pelado como las cabezas (por dentro y por fuera) de algunos de sus responsables.

Un par de datos lo confirman. La inversión en parques nacionales fue en 2012 de 91 euros/ha frente a los 248 en 2010. Y en 10 años hay una cuarta parte menos de trabajadores velando por su conservación.

Hoy existen en España 15 parques nacionales, 149 parques naturales, 291 reservas naturales, 328 monumentos naturales, 53 paisajes protegidos y 1 área marina protegida, además de otras figuras utilizadas sólo en algunas comunidades autónomas, hasta sumar un total de 1.905 espacios naturales protegidos. La Red Natura 2000 está compuesta por 1.802 lugares y es la más importante de Europa. Contamos además con 45 Reservas de la Biosfera.

Y todo ello ¿para qué? Pues para vivir mejor, pues una naturaleza sana es un indicador de calidad de vida de nuestras sociedades.

Desgraciadamente el papel mojado no da la felicidad. Y consume inútilmente demasiados árboles.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

3 comentarios

  1. Dice ser Antonio José Castilla Lara

    ¿MÁS INVERSIÓN?… HAGAMOS RENTABLES LOS ESPACIOS NATURALES
    .
    …Querido César, pese a que nuestro país camina por la senda de la recuperación (sigue bajando el paro, crece la economía, el PIB, el nº de empresas…) todavía no estamos para tirar cohetes. Por eso comprenderá usted que si todos los sectores están sufriendo recortes (Cultura, Sanidad, Educación…) los parque naturales no sean una excepción. Lo contrario sería, en este momento, gestionar mal el dinero público. Máxime cuando se ha demostrado de sobra que las partidas destinadas a la conservación del patrimonio natural no han sido rentables.
    .
    …Ahí tiene usted, por ejemplo, el caso de Cataluña, donde el 50% de su espacio protegido (de un total de 148 áreas) sigue deteriorándose en su paisaje, fauna y flora. Y no tanto por la reducción del presupuesto, como por la gestión de ese dinero. Por tanto, el mantenimiento de esa barbaridad de espacios naturales protegidos en España (1095) no puede ser una finalidad en sí misma. Debemos asociarla a actividades culturales de interés público. Esa sería la clave para conseguir una mayor inversión estatal.
    .
    …Se trataría simplemente de hacer compatible la conservación del patrimonio natural y su biodiversidad con el fomento de ciertos usos agropecuarios, forestales, recreativos, pedagógicos y científicos en esas áreas. En este sentido, el Gobierno ha vuelto a dar en el clavo al aprobar la LEY DE PARQUES NACIONALES, que prorroga hasta el 2020 la práctica cinegética, la pesca o la extracción maderera en los parques (por cierto, la ha tenido que aprobar sin el apoyo del PSOE, otrora defensor de esta ley). Sin embargo, dicha ley se queda corta. Cortísima.
    .
    …Si diversificáramos aún más las actividades humanas en estas áreas naturales protegidas (parques nacionales, parques naturales, reservas naturales, paisajes protegidos, reservas marinas, etc.) ampliaríamos la inversión pública, al hacerlos muchísimo más rentables y de interés general. Por eso no nos podemos quedar sólo con la caza deportiva en Cabañeros, Sierra Nevada o Guadarrama; ni con las importantes y necesarias cacerías organizadas en Picos de Europa y al sur del Duero para mantener el control poblacional del lobo. Red Natura 2000 puede darnos mucho más.
    .
    …Por ejemplo, el Parque Natural del Turia, en Valencia, posee suficiente variedad faunística como para introducir en su ecosistema la figura del cazador. Sierra de Irta, en Castellón, con 2.448 hectáreas marinas, estaría capacitada para albergar competiciones náuticas o de pesca deportiva. Lagunas de Mata y Torrevieja, en Alicante, tiene un interesantísimo surtido de aves (flamencos, zampullines cuellinegros, zorzales, codornices…) para el fomento de la caza menor con escopeta o a lazo. En el Parque Natural de la Albufera, en Valencia, abundan los arrozales como para promover allí las rutas gastronómicas, los guisanderos. Será por arroz… etc. etc.

    10 enero 2015 | 02:23

  2. Dice ser Jose

    Querido César:
    Predica usted en el desierto, en un lugar ignorante donde por cada naturalista que quiere preservar y estudiar hay 1.000 cazadores que quieren matar, intentar que el Gobierno vea en los espacios naturales algo a preservar, a conservar donde las personas de manera respetuosa aprendan a conocer el mayor espectaculo del mundo que es la propia naturaleza es tarea inutil.
    Creo que lamentablemente la naturaleza tal como la conocemos hoy esta condenada, en realidad es la incultura el maximo peligro y no el recorte de fondos.
    No hay más que salir al campo y ver la infinidad de letreros de cotos de caza, ¿alguien ha visto alguna vez alguno que ponga “Reserva privada de fauna” como ocurre en otros paises?

    12 enero 2015 | 23:35

Los comentarios están cerrados.