La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘arqueología’

Sarita, la joven homínida de Atapuerca, murió de hambre hace 430.000 años

Juan Luis Arsuaga muestra en Atapuerca los restos de Sarita.

Ha sido la gran atracción del fin de la campaña de excavaciones de 2018, la guinda informativa con la que celebrar los 40 años del seguramente más importante yacimiento arqueológico del mundo. Se llamaba Sarita, era una adolescente de unos 13 años y murió hace unos 430.000 años en la Sierra de Atapuerca. “Muy probablemente de hambre“, sospecha Juan Luis Arsuaga, codirector de las excavaciones. El cráneo de esta joven homínida (Homo heidelbergensis) hace el número 16 de esa formidable tumba comunal con 28 individuos de ambos sexos y diferentes edades de muerte denominada Sima de los Huesos, de los que tan solo dos parece que sufrieron una muerte violenta. El resto, aunque solo es una hipótesis, tiene muchos boletos para haber muerto por inanición. La vida en el Pleistoceno medio era muy dura. Lee el resto de la entrada »

Dólmenes de Antequera, 7.000 años de magia y fascinación

Dolmen de Menga, con Peña los Enamorados al fondo. © Javier Pérez González / Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera.

En pocos sitios como Antequera (Málaga) se puede hoy sentir la misma fascinación por la naturaleza que sintieron nuestros antepasados hace 7.000 años. Puedes llamarlo magia, religión, espiritualidad o sensibilidad paisajística, pero cuando desde el oscuro interior del dolmen de Menga ves a lo lejos recortada esa mole rocosa con forma de rostro femenino que es la Peña de los Enamorados se te pone la carne de gallina. Exactamente igual que a los primeros agricultores y ganaderos de esta llanura, por entonces encharcada y preñada de vida, empeñados en dominar el hábitat con revolucionarias técnicas neolíticas llegadas de Oriente, provechosos cultivos y ganados, herramientas en piedras pulidas, cerámicas, fuego, armas para atacar y defenderse, matar o morir.

Con todo los méritos, los dólmenes de Antequera son Patrimonio de la Humanidad desde 2016. Tienen un valor universal excepcional que, como reconoce UNESCO, “trasciende las fronteras nacionales y es de interés para las generaciones presentes y venideras de toda la humanidad”. Si todavía no los conoces ya estás tardando. Lee el resto de la entrada »

El ecoturismo revoluciona Fitur y las formas de viajar

Fuerteventura

Abre tu mente. Sueña. Escapa. Aprovecha el viento para impulsar tus velas. Explora. Reconoce. Viaja, pero no te vayas demasiado lejos. La aventura te espera muy cerca, en pueblos maravillosos donde hablan tu mismo idioma, tienen tus mismos gustos, se ríen con las mismas tonterías y sufren con los mismos atontados. No quieras ser simple turista, aquel que nunca sabe dónde ha estado ni le importa. Hazte viajero, aquel que nunca sabe a dónde va pues persigue experiencias y no selfis de bodoque. Lee el resto de la entrada »

Entramos en la cueva del Fantasma, el secreto mejor guardado de Atapuerca

Fantasma

Es lo que tiene ser periodista y contar con buenos amigos. Disfrutar de privilegios únicos como poder acompañar a los científicos en sus exploraciones por las cuevas más desconocidas de Atapuerca (Burgos).

Mi relación con este formidable yacimiento arqueológico, cuna y patrimonio de la humanidad, me viene de la infancia, cuando antes de ser famoso lugar en el que con justicia se ha convertido hoy, yo ya acudía en busca de laberintos y fósiles.

Más tarde logré mis primeras exclusivas gracias al apoyo de Juan Luis Arsuaga, Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro, quienes apiadados de mi bisoñez como plumilla de Diario 16 me contaban lo que no decían a nadie.

Esta semana he vuelto, 20 años después, pero el entusiasmo de ellos (y el mío) sigue siendo el mismo. También el especial trato de favor recibido de Mila y Gloria, dos grandísimas profesionales, siempre pacientes con preguntones como yo, y que me han permitido visitar la cueva del Fantasma, llamada a convertirse en el nuevo yacimiento estrella de la Atapuerca del futuro si se confirma que en sus estratos se acumulan fósiles de hace al menos 300.000 años. Lee el resto de la entrada »

A la playa no se va a hacer el indio

Playa

Mira la foto. Es lo que parece. Un gran tipi indio en patchwork instalado junto al mar en improvisado campamento ilegal veraniego. Me lo acabo de encontrar esta mañana en un sitio muy especial. Un lugar paradisíaco de la isla de Fuerteventura propuesto para ser declarado el primer Parque Nacional de Zonas Áridas de España. Las rocas de estos acantilados son impresionantes libros de geología donde leer la volcánica historia de Canarias. El pequeño barranco tiene agua dulce, un tesoro en la isla desértica. Da cobijo a una flora y una fauna única. También a una de las playas más hermosas del mundo. Es un lugar salvaje, atlántico, impresionante. Donde como es lógico está prohibido acampar.

Empiezo a estar harto de esa gente a la que se le cruza el cable de lo natural y, con una supuesta vocación de volver a los orígenes, se salta a la torera las normativas legales más elementales. Yo a esto lo llamo hacer el indio, que como explica el Diccionario de la Real Academia Española, significa “Hacer algo desacertado y perjudicial para quien lo hace“. Algunos, con sus étnicas casetas en terreno protegido, me lo confirman.

Otros hacen templos y hasta supuestas bases de aterrizaje de ovnis en lo alto de las montañas, ajenos a que esas piedras pueden pertenecer a un yacimiento arqueológico. O se meten en cuevas para escuchar música new age a todo volumen.

Por supuesto que cada uno es libre de creer en lo que quiera y de divertirse con lo que más le guste, pero por favor, con un poquito de cabeza. No es necesario hacer el indio para disfrutar de la naturaleza. Paseamos, acampamos en zonas autorizadas y, cuando volvemos a casa, nos llevamos toda la basura. Ya conocéis el viejo consejo montañero:

Dejar sólo las huellas. Llevarnos sólo el recuerdo.

No soy el único que piensa así. Seguro que tú también te has encontrado en el campo artefactos y gentes de lo más extraño. ¿Nos lo cuentas?

Y aunque sólo sea para que te hagas una idea de a qué me refiero cuando digo que el tipi estaba en una playa maravillosa, aquí te dejo una foto de hoy mismo. Me perdonarás que no dé su nombre.

Playa2

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Un tejón ayuda a descubrir un tesoro medieval

Tejón

Un tejón (Meles meles), un mustélido de tamaño medio de sigilosas costumbres nocturnas, ha permitido a los arqueólogos descubrir cerca de Berlín dos tumbas medievales que escondían una gran cantidad de espadas y antiguas joyas. La información ha sido difundida estos días por Spiegel On Line International y resulta de lo más curiosa.

Dos arqueólogos aficionados alemanes, Lars Wilhelm y Hendrikje Ring, paseaban el pasado otoño por el campo de su granja en el pueblo de Stolpe, en Brandemburgo, a unos 75 kilómetros de Berlín, cuando vieron el hueso de una pelvis asomando a la entrada de una madriguera de tejón.

Con muy buen criterio, enseguida sospecharon que los restos pertenecían a un ser humano. Y en contra de lo que habría hecho la mayoría, sacar una pala y ponerse a excavar, hombres curiosos decidieron hacer fotos del interior de la tejonera con una cámara especial. Así descubrieron que los animales habían encontrado un tesoro oculto.

Ante tan importante hallazgo los aficionados no se lo pensaron dos veces y avisaron a los arqueólogos profesionales del Departamento de Protección de los Monumentos de Brandemburgo, quienes iniciaron la investigación científica del lugar.

Los expertos han determinado que los esqueletos y los valiosos objetos enterrados junto a ellos se corresponden con dos poco frecuentes enterramientos de principios del siglo XII pertenecientes a guerreros de la nobleza eslava.

El mes pasado, Lars Wilhelm, descubridor del hueso en su granja, recibió un premio como agradecimiento por los servicios prestados a la arqueología en Brandenburgo. Pero ¿qué pasó con el tejón? Cabe suponer que tales trabajos arqueológicos provocaron su desahucio. Sin embargo, y como premio de consolación, el Departamento de Protección de los Monumentos de Brandemburgo le ha nombrado socio de honor.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Nuevos descubrimientos en Atapuerca no evitan la amenaza de los recortes

Atapuerca sigue dando sorpresas y las seguirá dando durante muchas décadas. Por algo es el yacimiento prehistórico más importante del mundo. Hoy he acudido a esa sierra mágica de Burgos, donde los codirectores de la excavación han resumido ante los medios de comunicación los resultados obtenidos este verano. Un excelente trabajo conseguido gracias al entusiasmo y el sacrificio de un nutrido equipo de 140 mujeres y hombres enamorados de la Ciencia.

En la rueda de prensa todo era alegría. Hasta que la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Alicia García, leyó un discurso donde, en la letra pequeña de los habituales parabienes y automedallas, provocó el miedo y la indignación de muchos de los miembros del equipo. Habló de adaptar las futuras inversiones económicas en Atapuerca “a un escenario económico actual y realista“. También dijo que era necesario “rentabilizar aún mejor los recursos disponibles“. Pero lo que peor sentó fue cuando pidió a todos los investigadores “optimizar gastos“.

¿Piensa la consejera que en las excavaciones de Atapuerca se malgasta el dinero?

¿Sabe ella que esas 140 personas implicadas en los trabajos son en su mayoría voluntarios? ¿Que ni directores ni ayudantes ni estudiantes cobran un duro por el durísimo trabajo de excavar en la sierra durante un largo mes, así desde hace 30 años?

¿Sabe la consejera que en lugar de pagarles un hotel como los que ella usa en sus salidas protocolarias, todos duermen en una residencia de estudiantes?

¿Los recortes obligarán a cambiar el jamón del bocadillo por mortadela mientras los políticos acuden a restaurantes de lujo, dietas aparte?

Indignados y dolidos se quedaron muchos. Y asustados, pues tal como están las cosas en España, el fantasma de los recortes también apunta a la joya de la corona de la Ciencia española.

¿Piensas que exagero la importancia de Atapuerca? Te voy a dar sólo unos datos de lo descubierto este verano:

Ha aparecido la tercera falange del dedo meñique del pie de un niño de Homo heidelbergensis que vivió en la sierra de Atapuerca hace entre 300.000 y 500.000 años. Un minúsculo hueso de la Sima de los Huesos que, según  Juan Luis Arsuaga, confirma este lugar como “el primer santuario de la humanidad“. La prueba más antigua de un comportamiento humano simbólico de tipo funerario. Ello explicaría que los 28 individuos localizados allí fueron depositados por el resto de sus congéneres, y no por animales o un accidente. La acumulación de huesos de homínidos en la Sima de los Huesos era hasta este momento, según Arsuaga, “el mayor misterio actual de la Arqueología“. Y ese huesecito ayudará a resolverlo.

En esta misma Sima se han localizado también restos de un cráneo, parte de una mandíbula y un húmero de Homo heidelbergensis que, en un alarde de efectismo, se presentaron en el interior de un maletín metálico a modo de preciadas reliquias.

Otro sorprendente hallazgo ha sido el cráneo de un oso de una especie única de Atapuerca, un Ursus dolinensis. Y nuevos bifaces (hachas de piedra) achelenses tallados por el Homo heidelbergensis hace 250.000 años.

Por otra parte, Eudald Carbonell ha destacado la importancia de un enterramiento localizado en la Cueva del Mirador, donde este año se han encontrado restos de ocho individuos de hace 4.000-4.400 años. Los huesos serán objeto de un estudio de ADN para intentar saber si eran originarios de la zona o procedían de fuera de la península Ibérica. Porque fueron ellos quienes trajeron la agricultura y la fundición del bronce a estas tierras.

Por si fuera poco, los yacimientos de Atapuerca, Parque Arqueológico y Museo de la Evolución Humana han generado una riqueza a Burgos en tan sólo año y medio que la propia Junta de Castilla y León evalúa en 53 millones de euros.

Ante todas estas evidencias, científicas y económicas, ¿piensa aún la consejera que Atapuerca no es rentable y que es necesario recortar el presupuesto a los investigadores?

En la imagen, Eudald Carbonel, codirector de la excavaciones de Atapuerca, muestra uno de los bifaces aparecidos este verano en el yacimiento burgalés (Foto: © César-Javier Palacios).

Impresionante mandíbula de Ursus doliensis, antepasado del oso de las cavernas de hace un millón de años, localizado este año en las excavaciones de Atapuerca (Foto: © César-Javier Palacios).

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

 

Descubren en la isla de Lobos el primer yacimiento romano de Canarias

Hace unos días, unos turistas que tomaban el sol en una de las playas de la paradisíaca Isla de Lobos (3 kilómetros al noreste de Fuerteventura) localizaron entre la arena los trozos de una vasija de cerámica y numerosos restos de moluscos. Este hallazgo casual ha permitido identificar indicios de una posible factoría romana dedicada a la producción de púrpura y extracto de pescado (garum); el primer asentamiento imperial conocido en las Islas Canarias. Su existencia da un vuelco al estudio de la historia del Archipiélago.

Como responsable de la investigación, Carmen del Arco Aguilar, catedrática de Prehistoria de la Universidad de La Laguna (ULL), ha explicado que “por ahora son todo meras valoraciones, pero si se confirman con análisis mas detallados, estaríamos ante un hito importante para el mejor conocimiento de los poblamientos en Canarias, dado que hasta el momento no existen referencias de yacimientos con este tipo de actividad relacionada con la obtención de la púrpura al sur de Lixus” (Larache, noroeste de Marruecos).

Según informa el Cabildo de Fuerteventura, entre el material hallado en los sondeos previos se encuentran distintos tipos de cerámica -no sólo la utilizada para el transporte de materiales, sino también vajilla (terra sigilatta) de uso cotidiano-, fragmentos metálicos, restos de fogones, restos de cabras, un conchero de gran tamaño, restos de lapas, etc.

Las primeras hipótesis indican la posibilidad de que esta factoría de la Isla de Lobos sirviera para recolectar la cañadilla (Murex sp.), un molusco gasterópodo marino del que se obtiene la púrpura, tinte muy apreciado entonces para teñir las togas y prendas de lujo de senadores y personajes de alta alcurnia. Un producto muy abundante en Canarias y que justificaría el nombre que los clásicos daban a sus islas, las Purpurarias.

Los tejidos teñidos de púrpura gozaron de gran popularidad en todo el mundo antiguo, desde los griegos y los fenicios hasta los romanos. Eran considerados objetos de lujo y signo de distinción social, hasta el punto de que el propio Estado controlaba su monopolio y se organizaban expediciones comerciales y militares en busca de los productos necesarios para su elaboración.

Existen evidencias indiscutibles que confirman en Canarias la presencia de poblaciones púnicas y romanas relacionadas con la explotación de estos y otros recursos naturales, que propició el desarrollo de rentables industrias de tinte de púrpura en la Antigüedad. Sin embargo, éste es el primer yacimiento descubierto y promete la obtención de una interesantísima información sobre él y las relaciones que mantuvieron estas gentes con las poblaciones aborígenes.

La isla de Lobos es un tesoro natural digno de conocer. Llegó a tener una importante colonia de foca monje (Monachus monachus) que los conquistadores europeos rápidamente extinguieron. También desapareció el alimoche y el águila pescadora, pero aún atesora toda clase de animales y plantas únicos. Ahora nos descubre una nueva riqueza inesperada: sus recursos arqueológicos.

Si quieres saber más sobre este islote te recomiendo el artículo que escribí con el botánico Stephan Scholz en la revista Rincones del Atlántico. Ya verás qué interesante lugar.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

El enigma de la escritura misteriosa de Canarias

¿Se imaginan miles de inscripciones misteriosas grabadas en piedra hace más de 2.000 años, escritas en un alfabeto secreto por un prehistórico pueblo desconocedor de la rueda y los metales? De las que no sabemos quiénes las hicieron, porqué ni para qué. Más increíble aún, esas raras letras de piedra no están ni en Egipto ni en México o Perú, están en las islas Canarias.

Cuando se lo cuento a mis amigos no se lo creen. Imposible. Una riqueza arqueológica así sería famosa, se le habrían dedicado muchos documentales, hablarían de ella todos los libros y guías. Además del sol y las playas canarias, esos fabulosos petroglifos serían atracciones turísticas seguras, diseño de cien camisetas, emblemas identitarios. Imposible que existan y no lo sepamos.

Y sin embargo existen. Son textos escritos en un alfabeto denominado líbico-canario, directamente emparentado con el de fenicios y cartagineses. Fueron ellos quienes descubrieron las Afortunadas, explotaron su púrpura y aprovecharon su pesca, como más tarde hicieron los romanos. Fueron muy probablemente ellos quienes llevaron a esas remotas islas a sus primeros pobladores, aquellos que luego nosotros hemos generalizado bajo el nombre de guanches. ¿Serían también ellos quienes les enseñaron a escribir o eran sólo ellos quienes lo hacían? ¿Y para qué hacerlo en una pequeña roca desolada en lo alto de una montaña? ¿Eran mensajes para los hombres o para los dioses?

600 años después de la extinción/aculturación de los primitivos habitantes de Canarias seguimos sin saber prácticamente nada de ellos. Conocemos algo de sus orígenes, tribus bereberes del norte de África, pero apenas poco más. ¿Cómo llegaron al Archipiélago estos pueblos pastoriles si desconocían la navegación? ¿Quién los trajo y para qué? ¿En cuántas oleadas arribaron y cuándo? ¿Tenían una cultura común o cada isla era culturalmente diferente? ¿La influencia egipcia les enseñó a momificar sus cadáveres como hacían los faraones?

Hasta hace poco se les tuvo por gentes terriblemente primitivas, sin escritura ni apenas manifestaciones artísticas. Estábamos equivocados. En realidad quienes no les conocemos somos nosotros.

En Fuerteventura y Lanzarote hay lugares repletos de estas inscripciones tan desconocidas como apasionantes. También otros grabados denominados podomorfos, huellas pétreas de pies con largos dedos localizados en montañas mágicas. Pero no pregunten por ellos. Prácticamente nadie sabe de su existencia. Ni interesa.

Esta carencia no quita el sueño a nuestros políticos a pesar del supuesto compromiso nacionalista de la mayoría, empeñados en mantener a la arqueología canaria en unas condiciones presupuestarias tercermundistas. Pero claro, son preferibles autopistas y puertos deportivos. Así nos va.


**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share