BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘Salamanca’

Arrancan encinas centenarias para abrir una mina de uranio en Salamanca

La gigantesca mina de uranio que la multinacional australiana Berkeley Energía pretende explotar en Retortillo (Salamanca), diseñada como la más grande de Europa, muere matando antes incluso de haber nacido.

A pesar de carecer de todos los permisos necesarios para continuar un proyecto con tan poco futuro como es el de la energía nuclear, ha comenzado a destruir la zona en la que tiene previsto ubicar la mina a cielo abierto. Un encinar adehesado de extraordinario valor ambiental donde se están arrancando de cuajo decenas de encinas centenarias localizadas en un espacio protegido declarado por Europa Red Natura 2000, las “Riberas de los Ríos Huebras, Yeltes, Uces y afluentes”.

La plataforma Stop Uranio, ONG como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y partidos como IU o Equo han calificado este arranque de atentado medioambiental. Son las primeras encinas que caen. WWF calcula que serán taladas más de 30.000 árboles, cifra que la empresa rebaja a 8.996, prometiendo la futura plantación de 30.000 encinas jóvenes como parte de su plan de restauración ambiental.

La Fiscalía de Salamanca ha admitido a trámite la denuncia presentada por la plataforma Stop Uranio ante el comienzo de las obras de la mina sin tener todos los permisos necesarios. Lee el resto de la entrada »

¿Qué prefieres, árboles o mina de uranio?

Río Yeltes

Río Yeltes a su paso por el balneario de Retortillo (Foto: Plataforma contra la mina de uranio de Salamanca)

Es lo que tiene ser un país empobrecido. Que los mercados nos tratan como a colonias tercermundistas.

Imagínate un espacio natural único, idílico, cubierto de bosques y habitado por toda clase de especies en peligro de extinción, protegido por la Red Natura 2000. La joya de Europa. Pero eso no da dinero. Lo que importa es lo que hay debajo, su petróleo, diamantes, oro o uranio.

Esto último es lo que busca Berkeley Minera España S.A., filial de la compañía australiana Berkeley Resources Ltd., en la provincia de Salamanca. Combustible para las centrales nucleares, una energía del siglo pasado sin más futuro que ventajosos réditos para las compañías eléctricas. A cambio, destrozarán una vasta extensión de más de 4.500 hectáreas de dehesa protegida para su extracción y procesado en los términos municipales de Retortillo, Villavieja de Yeltes y Alameda de Gardón, en las que serían las únicas minas de uranio permitidas en Europa a través de los proyectos “Retortillo-Santidad” y “Alameda”.

Como en las selvas africanas o sudamericanas. Una vez vendida todo nuestro litoral marino al ladrillo, ahora vendemos los recursos naturales.

Este proyecto minero es uno de los muchos que han proliferado en la España de la crisis económica y sería la única mina de uranio de Europa. Para llevarlo a cabo habría que arrancar 25.000 árboles de especies autóctonas como robles, alcornoques y encinas.

La minería de uranio conlleva grandes impactos ambientales y de salud pública. Además, también hay un riesgo adicional: el enterramiento en la propia dehesa de los residuos, que están catalogados como radioactivos de primera categoría.

A cambio, Berkeley Minera España S.A. promete 200 empleos y se anuncia como la gran solución a los problemas económicos de la comarca. Nada dice de cuántos miles de puestos de trabajo pueden ponerse en peligro en otros sectores productivos.

No podemos permitirlo, y por eso la Plataforma Ciudadana contra la Mina de Uranio en Salamanca ha iniciado una recogida de firmas en Change.org que en ocho meses ha recogido ya más de 100.000 firmas. Porque bien como dicen sus promotores,

“tenemos que parar este proyecto minero y enviar un mensaje claro a nuestros gobernantes: no queremos un modelo económico basado en industrias altamente contaminantes y perjudiciales para nuestro entorno”.

Yo ya he firmado. ¿Firmas también tú contra esta barbaridad?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

 

La genial idea de una niña de 15 años que asombra al mundo

LogoMiniReservas

Al Congreso Mundial de las Tierras Silvestres WILD10, celebrado hace unas semanas en Salamanca, asistieron más de un millar de delegados procedentes de los cinco continentes. Científicos, altos funcionarios, conservacionistas, fotógrafos, periodistas, artistas e incluso representantes de pueblos aborígenes. Tuve la suerte de participar activamente en este encuentro que por vez primera en su larga trayectoria elegía como sede a un país mediterráneo. Allí se habló de muchas cosas, de muchos problemas y de muchas ilusiones. Pero varios delegados coincidieron en señalarme como una de las iniciativas más interesantes el proyecto de MiniReservas. “Seguramente lo conocerás”, me espetó uno de ellos. “Está promovido por una niña española”. Efectivamente, no tenía ni idea. Así que aproveché para enterarme.MiniReservas

La zaragozana Esperanza Sancho es la promotora de MiniReservas, una iniciativa para convertir espacios urbanos degradados en pequeñas reservas naturales. Tiene 15 años, un montón de buenas ideas y un gran talento. Tan grande como para lograr el Premio one-minuteWILD, que además de reconocer la genialidad del proyecto aplaude su excelente manera de explicarlo en un vídeo de menos de un minuto.

Esos solares o rincones abandonados cercanos a nuestras casas tienen futuro si entre todos decidimos cuidarlos para favorecer la presencia de una fauna y flora que, sin duda, nos hará más felices. Es un proyecto participativo, voluntario, destinado a recuperar la vida silvestre y a favorecer su conocimiento. Propone retirar la basura, plantar árboles y arbustos, instalar refugios de fauna y catalogar su biodiversidad. Es verdad. Quizá después de tanto trabajo luego llegue un promotor y levante apartamentos donde tantas ilusiones depositamos, pero ¿qué sería del mundo sin sueños?

Otras entradas relacionadas:

La ciudad de Salamanca se convierte en capital del mundo salvaje

Águila real

Os escribo desde la ciudad de Salamanca, donde tengo el honor de participar en WILD10, el Congreso Mundial de Tierras Silvestres; el evento de conservación con más antigüedad del mundo que por primera vez llega a un país de la cuenca mediterránea y que reunirá a más de 1.200 delegados de 50 países.

“Hacia lo salvaje”. ¿Significa eso ir hacia atrás, volver a las cavernas? Todo lo contrario. Esta iniciativa promueve la conservación de la naturaleza como base esencial para el bienestar humano. Y de eso aquí sabemos mucho. Con sus luces y sus sombras, en las últimas décadas la naturaleza europea, especialmente la española, ha experimentado una extraordinaria recuperación gracias a la combinación de acertadas políticas de protección con el reconocimiento social a su valor ecológico y económico. Así estamos construyendo una nueva Europa más salvaje y natural.

En Salamanca hablaré de EnArbolar, de árboles singulares y bosques maduros como maravillosas herramientas de desarrollo sostenible. Aquí también vamos a inaugurar una gran exposición itinerante. Todo de la mano de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente y de un proyecto LIFE+ cofinanciado por la Unión Europea y la Diputación de Valencia que aspira a convertirse en un faro que ilumine a otros países.

España es un referente mundial en turismo, pero también lo debe ser en ecoturismo. Una forma diferente de conocer desde el respeto más exquisito al entorno y a las gentes que lo conservan, a ese mundo rural tan denostado pero tan necesario.

Hoy nos plantearán una pregunta a todos los delegados: ¿Cómo podemos proteger, mantener y restaurar la naturaleza al tiempo que mejoramos las condiciones sociales y económicas de nuestra sociedad? La respuesta nos la dio el genial Félix Rodríguez de la Fuente: recuperando la armonía entre el Hombre y la Tierra.

Otras entradas relacionadas:

¿Sabes cuál es la rapaz más aficionada a la cultura urbana?

falcons

Le encantan las ciudades Patrimonio de la Humanidad como Granada, Salamanca o Córdoba. Monumentos únicos como el templo de la Sagrada Familia en Barcelona. Museos como el de América en Madrid. También modernas torres acristaladas de oficinas. O catedrales. En todos estos lugares, e incluso en viviendas de protección oficial, el pájaro más salvaje e indómito de nuestra fauna peninsular se ha hecho urbano. Y muy cultureta. Es el halcón peregrino (Falco peregrinus).

Menos perseguido por palomeros, cetreros y traficantes de huevos, sus poblaciones van en aumento en las ciudades. En el campo les va peor, pues los pesticidas, pero sobre todo el cada vez mayor número de búhos reales, que no dudan en cazarlos mientras duermen confiados, les mantiene en situación de peligro.

Como en el famoso cuento del ratón de ciudad y el de campo, el halcón urbanita se ha sabido adaptar de maravilla a la urbe. En ella encuentra comida abundante entre tórtolas, palomas y cotorras. Y nuestras edificaciones son para él inmejorables cantiles. Tiene además un sorprendente aliado: nosotros mismos. Numerosas ciudades españolas están desarrollando con éxito programas de reintroducción de la rapaz.

De esta forma, cada vez resulta más fácil ver pasar sobre las calles o el parque un gran bólido alado. ¿Es un cohete? ¿Es un avión? No. Es el halcón peregrino.

Especialmente original es el proyecto granadino. Os recomiendo dar un paseo por su blog Palabra de halcón. Y echarle una visual al divertido vídeo que os dejo a continuación: ¿Quién está llegando a Granada?

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)