BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El drama de la naturaleza de quita y pon

Desde hace décadas tratamos a los gigantes de la naturaleza como un pobre recurso de quita y pon. Arrancamos árboles varias veces centenarios de sus lugares originales para llevarlos a otros lugares donde molesten menos o, algo aún más perverso, donde logremos con ellos una supuesta “puesta en valor”: nuestro enriquecimiento. Empezamos con los olivos milenarios, a los que hemos convertido en tristes esculturas de rotonda y campo de golf, pero el mal, o el modelo, se ha generalizado por todo el mundo.

Primero nos atrevimos con el patrimonio artístico y se generalizó el trasladar “piedra a piedra” ermitas románicas a Nueva York o templos egipcios a Madrid, todos con la excusa de su salvación. Ahora salvamos los árboles centenarios aduciendo la misma y obsoleta razón.

Llegamos así a situaciones tan sorprendentes como la del famoso roble “Old Glory“. Esta “vieja gloria” es un roble americano de los valles (Quercus lobata) que ha tenido el discutible privilegio de aparecer en el Libro Guinness de los Record como el árbol más grande jamás trasplantado en el planeta. Con una edad de entre 180 y 220 años, 5 metros de perímetro del tronco, 17,67 metros de altura, 31,6 metros de copa y un peso aproximado de 415,5 toneladas, “Old Glory” fue trasladado medio kilómetro el 20 de enero de 2004 a un nuevo parque de Los Ángeles, California. La complejísima intervención tuvo un coste superior al millón de dólares y puso fin a una larga batalla ecologista por protegerlo de un proyecto urbanístico que hacía pasar una carretera sobre él.

Cuando arrancaban al gigante del lugar donde había crecido los últimos dos siglos los niños le cantaban entristecidos: “Esta tierra, es tu tierra”. Ahora el árbol goza de aparente buena salud en su nuevo hogar, aunque es imposible saber cuánto le ha reducido su supervivencia tan traumática intervención. Y demuestra hasta qué punto hemos equivocado nuestra mayor sensibilidad ambiental.

¿Es el trasplante un mal menor o un error garrafal? Cada vez que paso frente al Templo de Debod, en las inmediaciones de la madrileña Plaza de España, más me ratifico en la sinrazón de estas costosas intervenciones. El patrimonio, natural o artístico, no es una mercancía de compra, venta, regalo y cambio. Su auténtico valor no está tan sólo en él mismo, sino en su entorno, su paisaje, su cultura. Arrancándolo de sus sitios naturales quizá salvaremos el símbolo, pero habremos matado su esencia.

En este vídeo podéis ver el tremendo dispositivo que se acometió en California para cambiar de sitio un viejo árbol que molestaba.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

9 comentarios

  1. Dice ser Rosa

    En mi ciudad (Madrid), y más concretamente en mi barrio (zona del Instituto de la Paloma), el Ayuntamiento se ha cargado 5 ó 6 árboles después de moverlos de sitio por que levantaron el barrio de arriba a abajo y lo más bonito era moverlos porque así no se morían.. já se han muerto todos porque lo hicieron en el mes de junio y no tuvieron ningún cuidado con las raices. En fin, lo de siempre, creo que no es más que una excusa para quitarse árboles que estorban de en medio.

    20 septiembre 2011 | 09:18

  2. Dice ser Bocazas

    Claro, coincido en que el templo de Debod estaría mucho mejor bajo las aguas del Nilo que donde está ahora. Sería mucho mas atrayente visitarlo. ¡Que atrevida es la ignorancia!

    20 septiembre 2011 | 09:33

  3. Dice ser doe

    pero ke ignorante eres….sera mucho mejor ke corten los arboles a ke los muevan no?

    20 septiembre 2011 | 09:58

  4. Dice ser vivian

    Para Bocazas,

    mira que estoy de acuerdo contigo, pero te informo, si no lo sabes que creo que no, que el Tempo de Debod no iba a ser sumergido en ningún momento. Fue un regalo del gobierno egipcio a España por haber colaborado en el traslado del templo de Abu Simbel, el cual sí que habría quedado sumergido. El Templo de Debod no se encontraba ni cerca de Abu Simbel sino que pertenecía a la región de Nubia. El gobierno egipcio regaló algo a cada país, pero uno de los mejores regalos fue el nuestro, puesto que España fue uno de los países que más medios puso para el traslado del templo de Ramsés. Los demás gobiernos ambicionaban el templete y hubo movidas.

    Pero como te he dicho, que estoy de acuerdo contigo. Lo estoy contigo y con el redactor de este blog. Es cierto que los templos, y sobre todo los árboles, están mucho mejor en su lugar de contrucción o nacimiento. Pero si el “progreso” se lo va a comer, mejor salvarlo como sea a hacerlos trizas con las excavadoras.

    Puedes sentir pena por el destino del templo de Debod o puedes pensar que en egipto estaba en ruinas y desatendido, porque no abarcan con el extensísimo patrimonio que tienen (vamos, como en España con las iglesias), y se le ha dado una segunda vida en un lugar preferente y personas como yo, hemos visto de cerca una maravilla de la arquitectura antigua sin salir de nuestro país.

    20 septiembre 2011 | 10:03

  5. Dice ser christophe

    y en vez de gastarse mas de 1 million de dolares para desplazarle 500 m, no hubiera sido mejor desplazar la carretera un poco para evitar que pase justo por ahi?No se, aunque sea una curvita!?

    Supongo y espero que lo habran estudiado bien, aunque tengo mis dudas!

    Eso si, dudo mucho que sobreviva mucho tiempo, ya que me parece que tiene poco tocon y los robles suelen tener un volumen radicular enorme (del orden del volumen de la copa) y un pivote (aunque desconozco si esta especie lo tiene). Lo mas triste es que la noticia es el movimiento, pero nadie cubrira la noticia de su probable muerte!

    En fin, para muestra un boton de la destruccion de nuestro desarrollismo voraz.

    20 septiembre 2011 | 11:27

  6. Dice ser GanaEuros

    ¿Cómo es posible que trasladar un árbol medio kilómetro cueste le friolera de 1 millón de dolares?.

    Si cambiar una planta de habitación puede tener consecuencias fatales, no me quiero imaginar la suerte que correrá este árbol, espero que hayan tenido mucho cuidado con las raíces.

    20 septiembre 2011 | 11:55

  7. Dice ser Abilio

    Yo lo que creo es que no pueden mezclarse churras con merinas. Porque no es lo mismo hablar de traslado de árboles que de patrimonio edificado. En todo caso, mi opinión, nacida de la ignorancia, es que a ese árbol no le debe quedar mucho de vida después del trasplante. Y en cuanto a sembrar de olivos todo el país, como realmente está ocurriendo, no sé si es buena idea; personalmente prefiero para mi tierra, Burgos, los robles, las encinas y los chopos.

    20 septiembre 2011 | 14:00

  8. Dice ser aluisfp

    En La Bañeza (León), cuando remodelaron la Plaza Mayor, hace un año o algo más, gastando más de 80 millones de pesetas, las dos encinas que allí había, símbolo de la ciudad, las trasplantaron de lugar, secándose ambas y formando un paisaje de muerte. Pero estos ingenieros que diseñan obras desde las oficinas no tienen miramiento alguna con la naturaleza, ni los políticos que ponen nada de su parte.
    El hombre sabéis que es el ser más salvaje que existe. Imagináis a cualquier otro ser prendiendo fuego al bosque como hace el hombre?? Encima no le ocurre ni le pasa nada con una justicia de m. que hay en esta España de asco.

    20 septiembre 2011 | 19:36

  9. Dice ser vivian

    Para aluisfp:

    Por lo que yo se, hay un pueblo en Salamanca (habrá más de uno) que cada 2 años reforma la plaza mayor sin necesidad porque sino pierden la subvención para ello. Hasta el alcalde decía que ya no sabía qué hacerle a la plaza. No tendrá esto algo que ver lo que cuentas de La Bañeza?

    21 septiembre 2011 | 09:52

Los comentarios están cerrados.