BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘voluntariado’

Lánzate este sábado a limpiar de “basuraleza” el campo

Miles de voluntarios se lanzarán este sábado, 16 de junio, a retirar “basuraleza” en más de 400 espacios naturales. Esos plásticos que tanto criticamos y que están por todas partes serán el principal objetivo de una marea de personas buenas empeñadas en mejorar el entorno de todos. En liberar de basura a la naturaleza gracias a una inmensa recogida colaborativa. Porque la basura abandonada en el campo es una catástrofe ambiental. Lee el resto de la entrada »

Los vigilantes marinos luchan este fin de semana contra la basura

torre-del-mar4-nuria-castano

Tenemos los mares hechos un asco. Llenos de basura, ajenos a que esas aguas que emponzoñamos hasta la muerte son las que nos han dado la vida y las que nos garantizan el futuro. Pero nos da igual. Ojos que no ven, corazón que no siente. Pues ábrelos. Camina por las playas, por las costas, y verás en qué estercolero las hemos convertido. Y lo peor está en las profundidades. Ponte las gafas de bucear y prepárate para llevarte un buen susto. Tenemos los fondos llenos de mierda. Hasta carritos de la compra te encuentras. Basura y más basura de todos los tamaños que matan a todo bicho viviente, ya sean peces, ballenas, delfines, tortugas o aves marinas.

Por eso los submarinistas son los grandes ecologistas de los mares. Disfrutan de la contemplación calmada de la vida oceánica, pero día sí y día también se encuentran con toda clase de desechos que ensombrecen la inmersión. Muchos se han unido para ayudar a tener los mares un poco más limpios. Es como quitar pajas en un pajar, pero al menos lo intentan.

En su primera intervención conjunta el año pasado, los submarinistas voluntarios de la Red de Vigilantes Marinos retiraron en España más de 4 toneladas de basuras del mar.

La II Gran Limpieza Nacional de Fondos Marinos tendrá lugar este fin de semana, 22 y 23 de octubre, en una veintena de puntos del litoral español. Se trata de una actuación solidaria que cuenta con la colaboración de una figura muy particular, el “pequevoluntario”.torre-del-mar2-nuria-castano

Los casi 800 buceadores que integran la Red de Voluntarios Marinos y los voluntarios en tierra ya están preparados para extraer del mar aquello que jamás hubiera debido llegar. Tienen localizados coches, motos, electrodomésticos y kilos y kilos de plásticos en diversos puntos del litoral español.  Este año se han involucrado clubes de buceo de Asturias, Castilla-León, País Vasco, Murcia, Andalucía, Canarias, Ceuta y Melilla.

Proyecto educativo

Como explican sus promotores a través de una nota de prensa, con esta iniciativa no se pretende únicamente la retirada de residuos nocivos para la naturaleza. Se busca concienciar a los ciudadanos para que las basuras no lleguen al mar, sino a sus respectivos contenedores de recogida selectiva.

En este sentido, en algunos de los lugares en los que se organiza la actividad de limpieza, como es el caso de Torre del Mar (Málaga), Ecoembes facilitará un taller en el que se mostrará a los voluntarios la importancia de separar los residuos recogidos para su correcta gestión en tierra.

También se les ofrecerá una demostración del uso de la app Marnoba, una herramienta de “ciencia ciudadana” desarrollada por Vertidos Cero, con la que buceadores, bañistas, pescadores y ciudadanos en general pueden registrar datos sobre basuras encontradas en las costas, participando así en la creación de una base de datos homogénea con información sobre la ubicación y categorías de los residuos, con el fin de diseñar planes de actuación contra este problema ambiental. Dicha app se utilizará en todas las actuaciones de limpieza de este fin de semana.

Posteriormente a la actividad está previsto organizar charlas en centros escolares, con el apoyo gráfico de las fotos y vídeos que se realicen durante las limpiezas.

La participación de los más jóvenes es uno de los objetivos de la Red, desde la que se fomenta la figura del “Pequevoluntario”, niños y niñas que participan en la limpieza de las playas mientras los submarinistas retiran basuras de los fondos.

La Red de Voluntarios Marinos es una iniciativa de la ONG Oceánidas, compuesta mayoritariamente por submarinistas que, de forma voluntaria, se involucran en la conservación de las especies ligadas al mar a través de labores de protección, investigación y divulgación del medio marino. En sus actuaciones la organización cuenta con la participación de la Asociación Española de Basuras Marinas (AEBAM).

Toma nota de las localidades, día y hora de cada actividad

  • Tenerife: Día 22 en Real Club Náutico de Tenerife a las 10 de la mañana.
  • Getxo (Bizkaia): Día 23 en Puerto Viejo de Gexto,. 10,30 de la mañana.
  • Ziérbena (Bizkaia): Día 22. Lugar/es por determinar.
  • Ceuta: Día 22 en Playa del Tarajal 16,15 h.
  • Melilla: Día 23 en Aguadú.
  • Cudillero (Asturias): Día 23 en Puerto de Cudillero. 10 de la mañana.
  • Llanes (Asturias): Día 23 del puerto de Llanes. a las 12 de la mañana. Esta limpieza será realizada por submarinistas del club leonés León Sub.
  • Mazarrón (Murcia): Día 22 desde las 10 de la mañana en diversas playas: escollera del puerto pesquero, de Emilio, escollera del puerto deportivo de la Isla de Paco, Cala del Faro, Cala de la Isla, Cala de Bahía, la Isla, Playa Bahía y Rincón de Bol Nuevo.
  • Rota (Cádiz): Día 22, Puerto deportivo de Rota, rampa del muelle de pescadores, 10 h.
  • Torre del Mar (Málaga): Día 23 en playa de la Caleta de Vélez, 11 h.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

La genial idea de una niña de 15 años que asombra al mundo

LogoMiniReservas

Al Congreso Mundial de las Tierras Silvestres WILD10, celebrado hace unas semanas en Salamanca, asistieron más de un millar de delegados procedentes de los cinco continentes. Científicos, altos funcionarios, conservacionistas, fotógrafos, periodistas, artistas e incluso representantes de pueblos aborígenes. Tuve la suerte de participar activamente en este encuentro que por vez primera en su larga trayectoria elegía como sede a un país mediterráneo. Allí se habló de muchas cosas, de muchos problemas y de muchas ilusiones. Pero varios delegados coincidieron en señalarme como una de las iniciativas más interesantes el proyecto de MiniReservas. “Seguramente lo conocerás”, me espetó uno de ellos. “Está promovido por una niña española”. Efectivamente, no tenía ni idea. Así que aproveché para enterarme.MiniReservas

La zaragozana Esperanza Sancho es la promotora de MiniReservas, una iniciativa para convertir espacios urbanos degradados en pequeñas reservas naturales. Tiene 15 años, un montón de buenas ideas y un gran talento. Tan grande como para lograr el Premio one-minuteWILD, que además de reconocer la genialidad del proyecto aplaude su excelente manera de explicarlo en un vídeo de menos de un minuto.

Esos solares o rincones abandonados cercanos a nuestras casas tienen futuro si entre todos decidimos cuidarlos para favorecer la presencia de una fauna y flora que, sin duda, nos hará más felices. Es un proyecto participativo, voluntario, destinado a recuperar la vida silvestre y a favorecer su conocimiento. Propone retirar la basura, plantar árboles y arbustos, instalar refugios de fauna y catalogar su biodiversidad. Es verdad. Quizá después de tanto trabajo luego llegue un promotor y levante apartamentos donde tantas ilusiones depositamos, pero ¿qué sería del mundo sin sueños?

Otras entradas relacionadas:

Una de cal y otra de arena en el Día Mundial de la Biodiversidad

Biodiversidad

Desde el año 2000, cada 22 de mayo celebramos el Día Internacional de la Diversidad Biológica. ¿Sirve para algo? Pues por lo menos para recordar los avances y retrocesos en la protección medioambiental. La cal y la arena de nuestra apuesta por la sostenibilidad. Para que cada uno saque sus propias conclusiones, traigo hoy aquí dos ejemplos claramente antagónicos.

Una de cal:

Me acaba de llegar, vía Twitter (@lacronicaverde), el vídeo de una bella iniciativa. La construcción de una pasarela de madera a través del maravilloso hayedo de Faedo en Ciñera de Gordón, en la montaña central leonesa y dentro de la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga.

La subvención del Ministerio de Medio Ambiente sólo llegaba para comprar los materiales, así que todos los vecinos se unieron este verano para trabajar gratis. Para proteger un delicadísimo bosque maduro al que el exceso de visitas estaba pasando factura. Entre ellos, medio centenar de mineros en huelga.

Algunos piensan que mejor está el monte sin pasarelas y tienen razón. Pero cuando un espacio natural se hace archifamoso puede acabar muriendo de éxito. Comprueba tú mismo el resultado y dame tu opinión.

Y otra de arena:

La laguna del Cañizar, en la provincia de Teruel. Desecada en el siglo XVIII, en 2009 y por iniciativa municipal se ha recuperado de nuevo, convirtiéndose en el segundo humedal de agua dulce más extenso del interior de la Península Ibérica. Para ello, los ayuntamientos de Cella y Villarquemado han aportado 450 hectáreas de terrenos y han financiado parte de las actuaciones.

Llevan gastados más de 500.000 euros en canales, motas, observatorios de aves, embarcaderos, etc. con el fin de convertir la gran laguna en un centro turístico de primer orden, al estilo de Gallocanta. Pero no lo habían hablado antes con los vecinos. Y a los agricultores, ganaderos y cazadores no les gusta. Así que el pasado verano se han abierto los drenajes hasta dejarla de nuevo seca.

En este caso son los vecinos quienes se oponen a una mejora que les ayudaría a diversificar su siempre intervenida economía. Muy escasos en educación ambiental, prefieren seguir pendientes del regadío y de las subvenciones europeas. En este enlace recogen firmas contra tan incomprensible decisión. Yo ya he firmado.

cañizar

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

¿Es el hundimiento del Prestige un símbolo de la que se nos avecina?

Hoy 5 de junio celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente, pero tengo el día depresivo y para pocas fiestas, como la mayoría de los españoles desde hace cuatro años. Ni las mejores noticias me levantan el ánimo. Tampoco la remitida desde el proyecto Save the Beach. Gracias al patrocinio de la cerveza Coronita, la directora Isabel Coixet acaba de estrenar el documental ‘Marea Blanca’, un homenaje a los cerca de 300.000 voluntarios que hace diez años limpiaron las costas gallegas tras la catástrofe del Prestige. Así explica la realizadora catalana su último trabajo:

“La historia de los voluntarios del Prestige y de cómo combatieron una tragedia y limpiaron toda una parte de la costa de Galicia demuestra que si la gente se une con un motivo y causa concreta, y dejan de lado sus trabajos, estudios, por pura filantropía y por ayudar, es posible cambiar las cosas”.

Recuerdo esta tragedia y sólo me vienen a la mente simbólicos paralelismos con nuestra actual tragedia. Mariano Rajoy, en ese momento coordinador del Gobierno para hacer frente a la crisis ecológica de “pequeños hilitos de plastilina“, es ahora el responsable de hacer frente a otra crisis aún más grave, la económica. Y yo me pregunto:

  1. ¿Son también hilitos de euros los que se están escapando de los bancos españoles hacia mares menos revueltos?
  2. ¿Le valdrán como voluntarios para impedirlo los casi seis millones de parados de nuestro país?
  3. ¿Dejamos hundir el barco o tratamos de reflotarlo?

Pero el Prestige también nos dio una importante lección. Que los españoles estamos muy por encima de políticos y banqueros. Y que la marea blanca de la indignación acabará limpiando este país de tanta inmundicia.

Puedes descargarte gratuitamente el documental ‘Marea Blanca’ en http://www.coronasavethebeach.org/marea-blanca/site.php#/documentary.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

Biberón para un murciélago

Todo amante de la naturaleza debería de ser un forofo de los murciélagos, los únicos mamíferos capaces de volar (qué envidia), y encima hacerlo de noche gracias a su prodigioso sistema de geolocalización por ultrasonidos, el mismo que les hemos copiado en los radares. Mayoritariamente insectívoros, nos ayudan a controlar las plagas de insectos. Son además silenciosos y discretos. Pero los odiamos. Una injusta leyenda negra trufada de fantasías los persigue allí donde se refugien: que si son seres diabólicos, que si se enredan en el pelo, que si atacan,…

En realidad son criaturas tiernas, delicadas, limpias y mucho menos peligrosas que algunos de los animales que conviven con nosotros, tanto salvajes como incluso domésticos.

También están gravemente amenazados, pues entre nuestra manía hacia ellos y la destrucción de sus hábitats naturales, junto con la masiva utilización en el campo de insecticidas y pesticidas, estamos acabando con sus poblaciones: el 75% de las 29 especies diferentes que viven en España están amenazadas de extinción.

Por suerte hay gente que ama los murciélagos. Que los cuida y protege. Como los administradores de la página Barbastella, la mejor para saber todo sobre estos fascinantes animales.

O los miembros del GOB Menorca, cuyos voluntarios del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre han logrado salvar la vida a una preciosa cría huérfana de murciélago común (Pipistrellus pipistrellus). Como nos recuerdan desde su página, a pesar de la mala fama que los murciélagos tienen en el imaginario popular por culpa de las películas de vampiros, son animales pacíficos que no atacan a las personas. Hace falta, sin embargo, dejarlos libres y no querer cogerlos, ya que al sentirse atrapados se defienden mordiendo.

Mira el vídeo y disfruta. El diminuto huérfano es tan pequeño que todavía no le ha salido pelo y se puede ver a través de su piel traslúcida la leche que acaba de beber a través de un palillo. ¿No os parece una preciosidad?

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share


Trabajan gratis para ayudar a la Naturaleza

Acabo de regresar de pasar 15 días inolvidables en uno de los últimos bosques primarios de Europa, las selvas de monteverde de La Gomera, en el Parque Nacional de Garajonay. Mi labor no ha podido ser más gratificante, ser monitor de una docena de animosos voluntarios medioambientales llegados de toda España con una única ilusión: trabajar gratis en estas selvas de la laurisilva canaria, con la satisfacción de ayudar a su mejor conservación como único premio.

El de La Gomera es uno de los muchos campos de trabajo de voluntariado que durante este verano y otoño SEO/BirdLife ha organizado en doce Parques Nacionales y cuatro centros asociados al Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

¿En qué consistía el trabajo? Nada menos que en censar las poblaciones de palomas endémicas canarias, las bellísimas palomas tuquesas (Columba bolli) y rabiches (Columba junoniae).

También se hacían recorridos en busca de desplumaderos de gavilán (Accipiter nisus granti) y excrementos de gato, los dos grandes depredadores junto con la rata negra de estos bosques. Una actividad que muy pronto quedó bautizada en el argot del grupo como cagarruting.

¿Sirvió para algo tanto trabajo? Desde el punto de vista práctico, estos 15 días nos han permitido confirmar el excelente estado de conservación de las poblaciones gomeras de ambas palomas, cada vez más abundantes y por lo tanto menos amenazadas.

Por el contrario, ha evidenciado el temido derrumbe hacia la extinción segura de las poblaciones de cuervo gomero, aniquiladas por el veneno. En 15 días sólo vimos cuatro ejemplares, cuando hace 10 años en apenas cuatro días se veían más de un centenar.

Pero lo más importante ha sido la experiencia de una estrecha convivencia con personas maravillosas, de las que todos hemos aprendido muchísimo. Esas mujeres y hombres (siempre hay más féminas en los programas de voluntariado) que te demuestran que aún queda mucha gente buena por el mundo, entregada desinteresadamente a trabajos solidarios durante sus escasas vacaciones. Entusiastas capaces de abandonar el descanso nocturno por ver estrellas, escuchar pardelas e incluso acudir de romería a Chipude.

Gracias a las incansables María José, Pilar y Paula, a Eva y Rafa, a Montse, Loli, Aiala, Jesús, Elena, Enric y Ana. También a nuestro amigo César, propietario del restaurante Las Chácaras, en Hermígua, sin duda uno de los mejores de la isla. Y por supuesto a mi compañero Pablo. Pero gracias también a todos esos cientos de voluntarios que durante este verano han sacrificado parte de sus vacaciones en algo tan hermoso como ayudar a la Naturaleza. Con gente como vosotros este mundo será cada vez mejor. Seguro.

—-

Os dejo a continuación unas fotos hechas estos días, la primera de una parte de los voluntarios censando palomas y rapaces desde el mirador de Igualero.

En la siguiente imagen, Pablo enseña a Aiala los detalles del extraordinario pico de una chocha perdiz que encontramos atropellada.

Y para terminar, parte del grupo visitando el Museo Arqueológico de San Sebastián de La Gomera, pues siempre hay sitio para la cultura.

El rap del lince, éxito musical del voluntariado ambiental

No es un superventas musical, de momento, pero el rap del lince tiene méritos y calidades para serlo.

Letra y música han sido compuestas por los 15 voluntarios del Proyecto Life-lince en Doñana, quienes con un envidiable sentido del humor se han bautizado como los Linxy kings.

Ante la imposibilidad de colgarlo en este blog para que lo podáis escuchar, os recomiendo oírlo en la página web del propio proyecto lincero. Está en la carpeta “Sonidos”, justo al lado de la grabación del singular maullido de Esperanza, una fértil lince hembra del centro de cría en cautividad de El Acebuche (Huelva), quien parece hacer los coros a estos entusiastas chavales.

Se lo dedican a todos los que luchan por el lince, y en la canción se confiesan “muy felices”, a pesar de estar siempre “de ruta a contar cagarrutas”, de que “el cansancio agota y va en aumento”, y de la incomprensión de “tanta gente que nos ve como bichos raros en peligro de extinción”.

El estribillo es sencillo pero pegadizo:

Somos quince rastreadores de huellas,

somos quince gentes de lugares diferentes,

quince amantes del lince

Los jóvenes que participaron en este programa de voluntariado en Doñana realizaron tareas relacionadas con la conservación y reintroducción de las poblaciones de lince, así como de su presa principal, el conejo de monte.

Junto con estas actuaciones, coordinadas por los técnicos del proyecto Life, se llevaron a cabo otras de apoyo relacionadas con la divulgación, vigilancia, seguimiento, estudio de comportamiento, radioseguimiento y con la cría en cautividad, tanto del lince ibérico como del conejo. Mucho trabajo a cambio tan sólo de la satisfacción de hacerlo.

Sirva esta referencia a los 15 valientes linceros de Doñana como homenaje a tantos miles de jóvenes que todos los años participan desinteresadamente en España en programas de conservación medioambiental. Gente sana, sensibilizada y siempre dispuesta a trabajar por los demás, por nosotros, por nuestra flora y fauna más amenazada. Son nuestro futuro y el de linces, osos, águilas y buitres.

Muchas gracias locos por vuestro buen rollo. Os compraremos todos los discos.