BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘trucha’

Cazadores y pescadores impiden acabar con las especies invasoras

Cangrejo rojo de río, una de las especies invasoras que podrán seguir pescándose a pesar de poner en peligro a la biodiversidad autóctona (Foto CSIC).

Ya nos lo adelantó la semana pasada la ministra de Medio Ambiente a los periodistas ambientales de APIA. Isabel García Tejerina lo tenía muy claro: “Es necesario modificar la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad para que determinadas especies invasoras y en determinados lugares donde ya están asentadas se pueda seguir con su caza y pesca”. Y así lo ha hecho.

El PP ha conseguido el apoyo de PSOE, Ciudadanos, PNV, PDeCAT y Foro Asturias en el Congreso para tramitar una nueva ley que fija excepciones para poder cazar y pescar especies exóticas invasoras como el arruí, el cangrejo rojo, la carpa o la trucha arco iris. Unidos Podemos y Compromís han sido las formaciones que han votado en contra de tramitar esta proposición de ley, una posición que, para la Real Federación Española de Caza, las Federaciones Autonómicas de Caza, la Fundación Artemisan, Aproca y la Oficina Nacional de la Caza, demuestra “su total falta de sensibilidad ante los problemas del mundo rural, una vez más”.

Este texto ya fue presentado el pasado mes de junio, pero entonces los socialistas no apoyaron su propuesta, que dinamitaba la conocida como Ley Narbona, una de sus iniciativas estrellas cuando gobernaban. Ahora el PSOE hace tabla rasa y apoya una nueva normativa que pretende sortear una sentencia dictada por el Tribunal Supremo en 2016 que impedía tales excepciones y que prohíbe cualquier actividad cinegética, piscícola o comercial relacionadas ellas, obligando a su erradicación. Sin embargo, el texto presentado por los ‘populares’ sí permitirá cazar y pescar en áreas ocupadas antes de 2007, año en que se promulgó la primera regulación de esta materia.

El director general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Javier Cachón, también presente en ese desayuno informativo, justificó la decisión “por el conflicto social y desórdenes en la gestión” que la normativa de Cristina Narbona había provocado. “Se trata de dar respuesta a un problema real”, aseguró.

Cachón puso el ejemplo de la trucha arco iris, cuya prohibición de pesca ha aumentado la presión de los pescadores en la trucha común, y que será rebajada al permitirse de nuevo la pesca de la especie americana, además de repoblaciones en los ríos con ejemplares que no puedan reproducirse.

Aunque ninguno de los dos políticos lo citó, ese conflicto social ha estado protagonizado principalmente por los pescadores y propietarios de piscifactorías, por un lado, y por los cazadores de zonas como Sierra Espuña (Murcia) que quieren seguir cazando sus especies invasoras favoritas.

600 científicos en contra

Mediante un manifiesto, 600 científicos, 17 sociedades científicas y 100 organizaciones de conservación de la naturaleza han expresado de forma tajante su oposición a la modificación que plantea el PP, por urgencia y sin participación pública en el proceso. También critican la maniobra legal para esquivar la contundente sentencia que en su día hizo rectificar la modificación del catálogo nacional de especies exóticas invasoras.

Las ONG Ríos con vida, Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF España consideran que el cambio normativo es totalmente innecesario. Para las ONG, la Ley 42/2007 ya ofrece flexibilidad suficiente y procedimientos para abordar la gestión de las especies exóticas invasoras de forma adecuada, tanto para descatalogar una especie en el caso de que se demuestre que no tiene un grave impacto para la biodiversidad, como para levantar las prohibiciones genéricas (posesión, transporte, tráfico y comercialización) en el marco de estrategias o planes de control, gestión o erradicación, permitiendo en el marco de estos instrumentos, compatibilizar la conservación del medio ambiente con los intereses sociales y económicos.

En lugar de escuchar a los lobbies de cazadores y pescadores, científicos y asociaciones exigen que la lucha contra la expansión de las especies exóticas invasoras se lleve a cabo atendiendo a criterios técnicos y científicos. También solicitan al Gobierno que no cambie la Ley de Patrimonio y Biodiversidad, y que por el contrario, la aplique, aprobando las estrategias y planes de control, gestión y erradicación de especies exóticas invasoras previstas en la misma.

A la vista de lo decidido en el Congreso, nuestros políticos siguen haciendo más caso a los votantes que a los científicos.

Para más información, echa un vistazo al documento Especies exóticas invasoras. 25 preguntas y respuestas.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

La matanza de cormoranes en Asturias no logra frenar el declive de truchas y salmones

© Coordinadora Ecologista de Asturias

Desde hace más de 11 años, el Principado de Asturias ha matado más de 2.300 cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) para nada. En teoría, con tan brutal acción de control de la población invernante de este pájaro que se alimenta de peces mejorarían las poblaciones de truchas y salmones.  Es una exigencia de los pescadores. No quieren competencia en el campo. Quieren ser los únicos pescadores de los ríos.

Pero matar cormoranes no funciona. Era algo que ya se sabía. Como ha ocurrido en otros países y confirman numerosos estudios científicos, las matanzas de cormoranes no sirven para recuperar las poblaciones de los salmónidos ni consiguen reducir la densidad de estas aves. Tan solo siembran muerte.

Este año las cifras ponen los pelos de punta. Se matarán 130 cormoranes en el Nalón, 40 en el Narcea, 30 en el Sella, 20 en el Deva/Cares y el Bedón, 5 en el Esva y 5 en el Navia.

A pesar de la inutilidad de tales matanzas, varios colectivos de pescadores deportivos piden más sangre. Exigen a la administración el exterminio de la mitad de la población invernante de cormoranes grandes e incluso han pedido que se incluya en la lista de especies “a controlar” a garzas, nutrias y martines pescadores. Como se enteren de que los cangrejos de río también comen peces irán a por ellos. Exigen exclusividad fluvial.

Frente a ellos, varios colectivos ambientales asturianos han puesto en marcha una recogida de firmas pidiendo exactamente lo contrario. Solicitan cordura, el cese de las matanzas de cormoranes y la adopción de una postura firme contraria al control letal de otros depredadores, muchos de ellos protegidos por la legislación actual.

Asimismo, se solicita al Principado de Asturias que acometa las actuaciones necesarias para asegurar la conservación de las especies autóctonas de salmónidos, que deberían incluir necesariamente la recuperación de los cauces fluviales, la eliminación de obstáculos, la persecución efectiva del furtivismo, la lucha contra la contaminación y la reducción de los cupos de captura. Porque como confirman los expertos, son estos problemas, y no los cormoranes, los auténticos responsables de la pobreza de los ríos asturianos.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Pescadores asturianos exigen acabar con nutrias, garzas y cormoranes

Garza real

El Principado de Asturias, antiguo modelo de ecoturismo, donde la naturaleza era su principal bandera económica, está empezando a sufrir un grave proceso de ceguera ambiental. Sin estudios serios ni valoraciones sosegadas, sus responsables políticos parecen empeñados en solucionar los problemas de gestión a la vieja usanza, a tiro limpio.

¿Daños del lobo? Se les mata, igual da que estén en un Parque Nacional como el de Picos de Europa o campen por montañas desprotegidas. El número de ajusticiados se calcula a ojo, desde los despachos y valorando tan sólo el interés político de quienes protestan. Este año unos 90 ejemplares incluyendo cuatro camadas. Entre ellos dos valiosos ejemplares que formaban parte de costosísimos programas de estudio científico.

¿Daños de los cormoranes? También se les mata. Igual da dónde y cómo. El número de ajusticiados se calcula por el mismo método que con el lobo. A ojo y porque sí. ¿Por qué no? Este año más de 200 aves. Una cifra absolutamente aleatoria, decidida para calmar las protestas de esos pescadores (por suerte no todos, pero sí los más gritones) que no aceptan que un pájaro salvaje se coma delante de sus narices la trucha o el salmón que ellos podrían haber pescado.

Pero no es suficiente. Todos quieren más. Como la asociación de pescadores El Esmerillón, que ahora piden matar nutrias y garzas reales en los ríos para salvaguardar la población asturiana de truchas. No se les ocurre pedir que haya menos pescadores. No, qué va. La competencia se la quieren quitar de los que no protestan, de los animales, para garantizarse así la exclusividad de algo tan indefendible como es una actividad puramente lúdica. Los grupos ecologistas culpabilizan de estas salidas de tono directamente a los responsables políticos, más propensos por escuchar a los ruidosos que a los sensatos.

Porque por favor, no me vengan con el cuento de que son especies invasoras, alóctonas. Quien así habla demuestra una terrible ignorancia. El que especies como el cormorán grande (Phalacrocorax carbo) hayan logrado remontar siglos de persecución y tengan poblaciones en aumento por toda Europa no las hace extranjeras ni antinaturales. Precisamente este año se está haciendo un censo en toda Europa para conocer con más detalle su número y evolución, que es como se deben hacer las cosas. Con datos y no con tiros. Pero quizá no convenga saber que los escasos análisis de los estómagos realizados sobre los cormoranes que todos los años se matan en ríos de Asturias demuestran que la tasa de depredación sobre los salmones es mínima y ni siquiera llega al 5% del total de presas consumidas.

Ayer hablaba de ello con un viejo cazador y pescador. Sus argumentos eran los de siempre. Pura incultura. “Esos animales son dañinos“, me decía. “Hay que acabar con ellos, erradicarlos“.

¿Y con el exceso número de cañas y escopetas, con esos no hay que acabar?, le pregunté yo con malicia. Su respuesta fue de sorpresa: “Hombre, contra esos no podemos”.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)