La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘pirineos’

Logran hacer cerveza “salvaje” con microorganismos de Ordesa

El maestro cervecero Antonio Fumanal frente al cañón de Ordesa.

En el mundo extraño de las cervezas extrañas, la cerveza Monte Perdido es sin duda la más extraña de todas ellas. Y la más interesante. Para conmemorar el centenario del Parque Nacional de Ordesa, la compañía cervecera aragonesa Ámbar asumió un arriesgado reto: hacer cerveza con levaduras salvajes que viven de forma natural en las plantas de esas montañas pirenaicas protegidas. Literalmente, beberse el Parque.

Lee el resto de la entrada »

Pinos del Pirineo esconden información sobre los volcanes de Lanzarote

Volcanes del Parque Nacional de Timanfaya, en Lanzarote.

En septiembre de 1730 se inició una larga erupción en el volcán canario de Timanfaya que modificó completamente la morfología de la isla de Lanzarote. Cientos de toneladas de cenizas fueron lanzadas a la atmósfera y empujadas por los vientos a lugares remotos. Lo mismo ocurrió en 1815 con el Tambora, en Indonesia, que oscureció Europa y eliminó ese año el verano.

Los cambios atmosféricos que provocaron hace siglos estas espectaculares erupciones volcánicas también dejaron huella en los bosques centenarios de la alta montaña de la Península Ibérica. Así lo constata un artículo publicado en la revista Science of the Total Environment en el que participa la profesora Emilia Gutiérrez, de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona. Lee el resto de la entrada »

Asturias es el territorio más osero de España

Osas con crías en la Cordillera Cantábrica.

Las poblaciones de oso ibérico van viento en popa. Completado el censo de osas con crías de 2016 en la Cordillera Cantábrica, las cifras aportadas por la Fundación Oso Pardo son excelentes: 40 osas con 67 crías en las dos subpoblaciones. Con ello se iguala el record de 2015 (aunque con tres crías más) y consolida el proceso de recuperación de la especie. Asturias se mantiene como el territorio más osero de España.

  • 34 osas con 57 crías en la subpoblación occidental (centro-occidente asturiano, Alto Sil leonés y Ancares).
    • 29 osas con 50 oseznos en Asturias y 5 osas con 7 crías en el oeste de León.
  • 6 osas con 10 crías en la población oriental (Montaña Palentina, Montaña oriental leonesa y bosques colindantes de Cantabria).
    • 4 osas con sus crías han estado en diferentes momentos del año entre Palencia y Cantabria, una se ha movido entre León y Cantabria y la última se ha localizado siempre en Palencia.

Los datos refuerzan la tendencia positiva de la especie, igualando en 2016 el número de osas de 2015, que fue el más alto obtenido desde que se iniciaron los recuentos anuales de osas con crías en 1989.

En la pequeña subpoblación oriental, la más amenazada y frágil, se mantiene el mismo número de osas (6) y una cría más (10) que en 2015, datos que apuntan a una incipiente recuperación, con hembras reproductoras en toda la Montaña Palentina y las áreas oseras de Cantabria hasta los bosques inmediatos a la autovía Cantabria-Meseta (A-7). Sin embargo, advierte la Fundación Oso Pardo, su expansión se detiene en torno a la carretera N-621 (Riaño-San Glorio) y las osas no terminan de extenderse hacia el occidente, donde les esperan los magníficos bosques de Mampodre y Sajambre (León), o los de Ponga y Redes (Asturias).

El preocupante aislamiento genético de los osos orientales durante casi un siglo también empieza a mitigarse. Los estudios genéticos muestran una creciente comunicación entre ambas subpoblaciones realizada sobre todo por machos occidentales que han logrado atravesar carreteras y hasta autopistas para llegar al núcleo oriental.

Todavía en peligro

A pesar de estos datos, se está muy lejos para considerar fuera de amenaza a las poblaciones cantábricas de oso pardo. De acuerdo con los criterios de la UICN, el oso cantábrico sigue estando en Peligro de Extinción, y legalmente la especie continúa en dicha categoría en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Aunque no hay evidencias del aumento de daños al ganado, el aumento de sus poblaciones está planteando un nuevo escenario, como qué hacer con los ejemplares que empiezan a perder el miedo al ser humano y se muestran especialmente confiados hasta el punto de acercarse a algunos pueblos.

En ese sentido, los expertos urgen a que las comunidades autónomas cantábricas aprueben protocolos para el manejo de osos habituados y conflictivos, pues dotará a las Administraciones de una herramienta muy útil a la hora de afrontar los conflictos causados y reducir los temores de los vecinos.

¿Y en los Pirineos?

La segunda población osera española está en los Pirineos, donde las cifras de los últimos censos son también halagüeñas. Se ha detectado un mínimo de 39 osos, entre ellos 5 osas con 10 oseznos. Son datos esperanzadores que demuestran que el plan de reforzamiento iniciado a mediados de los 90 con ejemplares traídos de Eslovenia está funcionando.

La escasez de daños y la reducción de los conflictos en la vertiente española son el fruto de un trabajo muy serio por parte de técnicos y autoridades. Pero en el lado francés la radicalización del conflicto se les está yendo de las manos, hasta el punto de haber surgido un presunto grupo de cazadores-terroristas que promulga la aniquilación de la especie. En Francia no se han aplicado medidas de prevención de ataques a los rebaños de ovino y colmenares, provocando con ello un creciente rechazo de la población local hacia el oso.

Y en el lado español, recuerda la Fundación Oso Pardo, “tenemos también una asignatura pendiente”. En los Pirineos occidentales, entre Navarra y Aragón, van envejeciendo los dos únicos machos que habitan esas montañas. No les deberíamos dejar morir sin darles la oportunidad de transmitir sus genes. Esto es especialmente importante ya que la madre de uno de ellos, Canelito, fue la última hembra autóctona pirenaica, y este ejemplar es el único oso vivo en los Pirineos que conserva los genes de la población original. Habría que volver a impulsar la iniciativa de reforzamiento con hembras entre Navarra y Aragón, tantas veces planteada en los últimos tiempos pero que las autoridades regionales siguen aplazando.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Piden que el lobo sea declarado especie protegida en Cataluña

Desde la Fundación Fauna se ha lanzado una petición de recogida de firmas on line para lograr que el lobo sea declarado especie protegida en Cataluña. En la actualidad el polémico cánido salvaje sólo tiene este estatus en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid y Murcia, además de en Portugal. En Galicia, Asturias Cantabria, Castilla y León, País Vasco y La Rioja es a todos los efectos una especie cinegética cuyas poblaciones son habitualmente controladas a tiro limpio. En Cataluña hasta el momento no había lobos, así que no estaba prevista su declaración como especie estrictamente protegida. En realidad acaban de llegar. Los primeros aparecieron en el año 2000.

La reducida población catalana de lobos es muy curiosa. Gracias al estudio genético realizado a partir de heces y pelos, se ha podido confirmar su procedencia italiana. Son por tanto ejemplares pertenecientes a la subespecie Canis lupus italicus y no a la Canis lupus signatus, la típicamente española. Lee el resto de la entrada »

El camino más corto entre dos puntos no siempre es la línea recta

Cigueña

Lo siento por Aristóteles, pero el camino más corto entre dos puntos no es siempre la línea recta. En la montaña, como me enseñaron en los Pirineos, el camino más corto siempre es la pista forestal. Y para las cigüeñas el camino más corto entre España y sus cuarteles de invierno en el África subsahariana tampoco es la línea recta.

El seguimiento por GPS de 40 cigüeñas blancas está evidenciando la importante y creciente dependencia que estas populares aves tienen de los vertederos como fuente de alimentación predecible, hasta el punto de condicionar claramente sus rutas migratorias, según ha informado SEO/BirdLife.

Una de ellas, marcada en Barrundia (Álava) está ahora mismo en Marruecos, al sur de Marrakech. Lo curioso es que, en lugar de volar en línea recta hacia el sur, en su viaje se desvió antes hacia Rivas-Vaciamadrid. El motivo es que allí se encuentra el gran basurero de Madrid. Un lugar lleno de peligros y venenos, pero también repleto de comida fácil; perfecto para reponer fuerzas al comienzo de la larga migración.

Igual lo hizo otra cigüeña marcada en Álava, llamada Felicia, que voló directamente desde el País Vasco hasta el macrobasurero madrileño. Allí, en algunas épocas pueden pasar hasta 10.000 ejemplares de cigüeña blanca.

Como explica Juan Carlos del Moral, responsable del área de Seguimiento de Especies de SEO/BirdLife, el principal motor que mueve a las cigüeñas a cambiar de territorio no es la llegada del frío. Es la disponibilidad de alimento, más abundante al sur en la época invernal. “Pero con la aparición de los vertederos las aves han encontrado un recurso seguro y han modificado sus hábitos”.

mikaela-1

Más información:

Sigue en directo la migración de las cigüeñas que ya vuelan al sur

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

10.000 euros de multa por matar un oso

El cazador que mató a Cannelle, la última osa autóctona que quedaba viva en el Pirineo, deberá indemnizar a diversas asociaciones de protección de la naturaleza francesas con 10.000 euros. La osa, de unos 15 años de edad, fue abatida a tiros durante una cacería de jabalíes muy cerca de la salida del túnel de Somport, y habitualmente deambulaba entre los valles de Aspe y de Ossau.

René Marquèze, que tenía 61 años en el momento de los hechos, ha sido definitivamente condenado por la Corte de Casación francesa, después de que fuera inexplicablemente absuelto en 2008 por el Tribunal Correccional de Pau del cargo de destrucción de una especie protegida, al haberle aplicado el eximente de legítima defensa.

Sin embargo, las asociaciones ecologistas, parte civil del proceso, apelaron y reclamaron daños e intereses, pues los cazadores sabían que podían encontrarse a la osa Cannelle y su osezno en el lugar del sector donde se desarrollaba la batida, pero decidieron mantenerla en lugar de evitar la confrontación con el plantígrado.

El 10 de septiembre de 2009, la Corte de Apelación de Pau reconoció la responsabilidad del cazador en la muerte de Cannelle. En ese momento, condenó a Marquèze a pagar 11.000 euros por daños e intereses a siete organizaciones de protección del medio ambiente, quien recurrió la decisión.

Mientras que la defensa del cazador sostenía que el acusado había actuado por necesidad, la corte de apelación rehusó tal argumento, recordando que el cazador había sido advertido en el momento de salir a cazar de que podía encontrarse con el oso. Finalmente, la Corte de casación ha confirmado esta decisión.

En aquel momento, la muerte del animal provocó una ola de indignación en Francia, e incitó al gobierno a desarrollar un plan de refuerzo de la población de osos pardos en los Pirineos con la introducción de osos eslovenos. Un plan que sigue siendo vivamente contestado por los ganaderos franceses de los departamentos de Ariège y de Altos Pirineos, y últimamente también por los españoles.

Fuente: Radio Huesca.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Tarda tres días en ir de Huesca a Jaén

Tono es un joven quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), uno de los buitres más amenazados del planeta. Él no lo sabe, pero se llama así en recuerdo de José Antonio (Tono) Valverde (1926-2003), el padre de Doñana y Cazorla. Tampoco sabe nada de su origen artificioso, que nació hace tres años en un centro de investigación de Austria pero fue liberado en la Sierra de Cazorla (Jaén), pues es la esperanza de un ambicioso proyecto que trata de recuperar su especie en Andalucía, extinguida por los venenos cuando en 1986 se mató al último ejemplar. Igualmente desconoce que esa mochilita a su espalda terminada en una larga antena espía todos sus movimientos 24 horas al día.

Precisamente gracias a ese sofisticado localizador GPS sabemos que Tono está ahora de nuevo en las montañas de Jaén, después de pasar más de siete meses en los Pirineos, tanto en los oscenses como los leridanos e incluso en la vertiente francesa. Y algo aún más sorprendente, que se ha hecho los 560 kilómetros del viaje entre Jaca (Huesca) y el valle de la Sierra de Segura (Jaén) donde fue liberado en mayo de 2006 en apenas tres días. Prácticamente de un tirón, parando sólo para dormir y probablemente sin probar bocado en todo el trayecto ¿No es increíble?

Tono es un viajero. Impetuoso adolescente, no sentará cabeza hasta que con 5, 6 o 7 años encuentre una hembra en Jaén, procedente como él del mismo proyecto de reintroducción promovido por la Consejería de Medio Ambiente y la Fundación Gypaetus. Y saquen adelante descendencia. La primera en medio siglo.

Mientras tanto Tono seguirá vagabundeando por media España, abandonando Andalucía en primavera y regresando allí en otoño, donde ya ha podido reencontrarse con Faust, liberado en 2006 y con Pontones, liberado en 2007, y que a su vez acaba de llegar de un largo paseo por los Picos de Europa, a 700 kilómetros de su casa familiar.

También verá a las cinco jóvenes hembras liberadas este año. Y a Libertad, de su misma quinta y a quien le gusta pasar largas temporadas en La Rioja. Una extraordinaria pájara que en su ruta de retorno llegó a sobrevolar en una ocasión la ciudad de Madrid, pasando justo por encima de la Glorieta de Bilbao. ¿Era simple curiosidad o había quedado con alguien?

El quebrantahuesos llega a Picos de Europa

El próximo día 25 de febrero comienza a operar en Aragón el Centro de Cría de Quebrantahuesos en Cautividad, un superproyecto político-biológico entre comunidades autónomas que pretende extraer huevos y crías de este amenazadísimo buitre barbado de los Pirineos, para tratar de lograr su reintroducción en los Picos de Europa.

En estos momentos ya tienen una puesta, que de prosperar podría permitir su liberación en Asturias este mismo año, según ha anunciado a EFE el director del proyecto, Gerardo Báguena.

Este año también se va a intentar rescatar con vida a pollos que estaban destinados a morir, los segundos hermanos que nunca logran sobrevivir.

Por su parte Rodrigo Suárez, director del Parque Nacional de Picos de Europa, explicó que el objetivo de este espacio protegido es que el quebrantahuesos vuelva a sus viejos dominios, aunque advirtió que será necesario cumplir antes los plazos y la legalidad, por lo que “no sé si habrá tiempo hasta junio”, momento en que se soltarían las primeras crías.

La noticia puede parecer estupenda, aunque os confieso mis reticencias. A mí me encantaría también ver a este fantástico pájaro volando sobre Bulnes, pero no me parece apropiado soltar quebrantahuesos en Picos de Europa cuando las poblaciones pirenaicas tienen todavía infinidad de problemas, donde a pesar de aumentar su número la productividad se mantiene estancada (de un centenar de parejas sólo logran volar al año unos 40 pollos), y donde la mortalidad es aún muy alta.

Frente a ello, y como han denunciado nueve asociaciones ecologistas y naturalistas de Asturias, Castilla y León, Cantabria y Aragón, el proyecto liderado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) tiene graves defectos técnicos, tanto en cuanto a la forma en que se ha elaborado el análisis de viabilidad poblacional, como en cuanto al método de cría adoptado. Pero ante todo resulta una temeridad liberar estos valiosos ejemplares en una zona de montaña donde no se ha logrado aún erradicar el uso de venenos. Directamente los envían a una muerte segura.

Según la asociación ecologista ARCA, durante 2007 murieron envenenados en la Cordillera Cantábrica catorce buitres, dos alimoches y un oso pardo, y entre 1995 y 2005 han muerto 240 animales envenenados. Un grave peligro real para una especie ya de por sí en peligro como es el quebrantahuesos.

Lo lógico sería dejar a la Naturaleza seguir su curso, favorecer la salida de los ejemplares jóvenes y no reproductores de quebrantahuesos fuera de Pirineos atraiéndolos con una red de pequeños comederos específicos, mientras en Picos las autoridades se toman el problema del veneno en serio y de una vez por todas emplean mano dura contra esos criminales envenenadores hasta convertirlos en historia.

Eso sería lo lógico, pero llevaría mucho tiempo y sería poco efectista. Los políticos prefieren los grandes gestos, las cosas rápidas, aunque al final éstas acaben en fracaso. Total, el dinero no es de ellos y quizá mañana cambien la Consejería de Medio Ambiente por la de Industria.

El esquí amenaza a las montañas

Pocas actividades pueden parecer más atrayentes para un amante de la alta montaña que practicar el esquí. Y sin embargo, pocas actividades tienen un impacto más terrible en esos mismos lugares a los que nos acercamos masivamente en estas fechas dispuestos a disfrutar de nuestro deporte favorito. Ahora no lo vemos, pero cuando la nieve se retire dentro de unos meses quedarán patentes todas esas grandes infraestructuras levantadas a mayor gloria nuestra, localizadas en lugares hasta hace poco prácticamente inaccesibles.

Y como este “oro blanco” es cada día más escaso frente a un interés creciente por disfrutar de él, todas las estaciones cuentan ahora con costosísimas instalaciones de producción de nieve artificial, despilfarradoras de una energía eléctrica cuya producción es en parte culpable de que ya no nieve, conducida a través de grandes tendidos que destrozan un paisaje único.

Por otro lado, las grandes aglomeraciones humanas concentradas en un espacio especialmente sensible como es el alpino provoca serios quebrantos al ecosistema. Y lo que es aún peor, estas estaciones vienen siempre acompañadas de impactantes proyectos urbanísticos surgidos a su alrededor.

En Pirineos, pero sobre todo en la Cordillera Cantábrica, los proyectos de construcción de nuevas pistas de muy dudosa rentabilidad amenazan los últimos lugares vírgenes de España. Paralelamente se están promoviendo locuras como la gran pista de “esquí seco” de Tordesillas (Valladolid), unas obras declaradas ilegales y donde ya se han enterrado más de 12 millones de euros.

¿Es que ni esquiar vamos a poder hacer sin recibir las críticas ecologistas? En absoluto, pero tampoco podemos querer convertir hasta la última de nuestras montañas más o menos nevadas en un remedo de Chamonix. Además existen otras modalidades mucho menos agresivas y más próximas a la idea del disfrute pleno de la naturaleza, como el esquí de travesía o el esquí nórdico. Claro que de esa manera es mucho más difícil lucir modelito.