La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘palencia’

Cuatro especies aspiran a convertirse en la mariposa del año

La capuchina canaria es la única mariposa protegida de Canarias.

La mariposa canaria capuchina (Pieris cheiranthi), el pequeño pavón (Saturnia pavonia), la hormiguera oscura (Phengaris nausithous) y la morena española (Aricia morronensis) aspiran a convertirse en Mariposa del Año 2019, una iniciativa impulsada por la asociación Zerynthia para promover el estudio, divulgación y conservación de estos insectos.

A lo largo de todo el mes de enero y por cuarto año consecutivo, esta agrupación de entomólogos y aficionados a las mariposas mantendrá en su página web un proceso participativo abierto a toda la sociedad con el objetivo de elegir a la especie en la que concentrar sus esfuerzos durante todo el año. Tan solo hay que entrar en su web y elegir en este enlace tu mariposa favorita. Lee el resto de la entrada »

Conoce Las Loras, el primer geoparque de Castilla y León

El geoparque de Las Loras, el primero de Castilla y León reconocido por la UNESCO, aspira a convertirse en un destino ecoturístico de primer nivel. Méritos no le faltan.

Ocupa parte del norte de las provincias de Burgos y Palencia, unas comarcas tan bellas como desconocidas donde la espectacular geología acoge un patrimonio natural y cultural sin paragón. Grandes páramos calizos formados a lo largo de 250 millones de años, a casi 1.000 metros de altitud, separados por espectaculares cañones fluviales dominan un paisaje de contrastes. Bosques, ríos, planicies hacen el resto. Lee el resto de la entrada »

Asturias es el territorio más osero de España

Osas con crías en la Cordillera Cantábrica.

Las poblaciones de oso ibérico van viento en popa. Completado el censo de osas con crías de 2016 en la Cordillera Cantábrica, las cifras aportadas por la Fundación Oso Pardo son excelentes: 40 osas con 67 crías en las dos subpoblaciones. Con ello se iguala el record de 2015 (aunque con tres crías más) y consolida el proceso de recuperación de la especie. Asturias se mantiene como el territorio más osero de España.

  • 34 osas con 57 crías en la subpoblación occidental (centro-occidente asturiano, Alto Sil leonés y Ancares).
    • 29 osas con 50 oseznos en Asturias y 5 osas con 7 crías en el oeste de León.
  • 6 osas con 10 crías en la población oriental (Montaña Palentina, Montaña oriental leonesa y bosques colindantes de Cantabria).
    • 4 osas con sus crías han estado en diferentes momentos del año entre Palencia y Cantabria, una se ha movido entre León y Cantabria y la última se ha localizado siempre en Palencia.

Los datos refuerzan la tendencia positiva de la especie, igualando en 2016 el número de osas de 2015, que fue el más alto obtenido desde que se iniciaron los recuentos anuales de osas con crías en 1989.

En la pequeña subpoblación oriental, la más amenazada y frágil, se mantiene el mismo número de osas (6) y una cría más (10) que en 2015, datos que apuntan a una incipiente recuperación, con hembras reproductoras en toda la Montaña Palentina y las áreas oseras de Cantabria hasta los bosques inmediatos a la autovía Cantabria-Meseta (A-7). Sin embargo, advierte la Fundación Oso Pardo, su expansión se detiene en torno a la carretera N-621 (Riaño-San Glorio) y las osas no terminan de extenderse hacia el occidente, donde les esperan los magníficos bosques de Mampodre y Sajambre (León), o los de Ponga y Redes (Asturias).

El preocupante aislamiento genético de los osos orientales durante casi un siglo también empieza a mitigarse. Los estudios genéticos muestran una creciente comunicación entre ambas subpoblaciones realizada sobre todo por machos occidentales que han logrado atravesar carreteras y hasta autopistas para llegar al núcleo oriental.

Todavía en peligro

A pesar de estos datos, se está muy lejos para considerar fuera de amenaza a las poblaciones cantábricas de oso pardo. De acuerdo con los criterios de la UICN, el oso cantábrico sigue estando en Peligro de Extinción, y legalmente la especie continúa en dicha categoría en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

Aunque no hay evidencias del aumento de daños al ganado, el aumento de sus poblaciones está planteando un nuevo escenario, como qué hacer con los ejemplares que empiezan a perder el miedo al ser humano y se muestran especialmente confiados hasta el punto de acercarse a algunos pueblos.

En ese sentido, los expertos urgen a que las comunidades autónomas cantábricas aprueben protocolos para el manejo de osos habituados y conflictivos, pues dotará a las Administraciones de una herramienta muy útil a la hora de afrontar los conflictos causados y reducir los temores de los vecinos.

¿Y en los Pirineos?

La segunda población osera española está en los Pirineos, donde las cifras de los últimos censos son también halagüeñas. Se ha detectado un mínimo de 39 osos, entre ellos 5 osas con 10 oseznos. Son datos esperanzadores que demuestran que el plan de reforzamiento iniciado a mediados de los 90 con ejemplares traídos de Eslovenia está funcionando.

La escasez de daños y la reducción de los conflictos en la vertiente española son el fruto de un trabajo muy serio por parte de técnicos y autoridades. Pero en el lado francés la radicalización del conflicto se les está yendo de las manos, hasta el punto de haber surgido un presunto grupo de cazadores-terroristas que promulga la aniquilación de la especie. En Francia no se han aplicado medidas de prevención de ataques a los rebaños de ovino y colmenares, provocando con ello un creciente rechazo de la población local hacia el oso.

Y en el lado español, recuerda la Fundación Oso Pardo, “tenemos también una asignatura pendiente”. En los Pirineos occidentales, entre Navarra y Aragón, van envejeciendo los dos únicos machos que habitan esas montañas. No les deberíamos dejar morir sin darles la oportunidad de transmitir sus genes. Esto es especialmente importante ya que la madre de uno de ellos, Canelito, fue la última hembra autóctona pirenaica, y este ejemplar es el único oso vivo en los Pirineos que conserva los genes de la población original. Habría que volver a impulsar la iniciativa de reforzamiento con hembras entre Navarra y Aragón, tantas veces planteada en los últimos tiempos pero que las autoridades regionales siguen aplazando.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Planta y gestiona desde el móvil tu propio bosque

Nunca ayudar al planeta fue tan sencillo gracias a Reforestum, un original proyecto de reforestación con vocación internacional y ADN español.

A través desde una App ya es posible crear un bosque desde tu dispositivo favorito, un bosque de verdad. Con ella podrás medir la huella de carbono de tus actividades diarias y compararla con el carbono que estás capturando a través de los árboles cuya plantación has promovido. No sólo es eso. También podrás consultar el estado de tu bosque en todo momento, recibiendo imágenes por satélite, fotografías y hasta notificaciones con las últimas novedades de su evolución vital. Perfectamente geolocalizado, igualmente lo podrás visitar siempre que quieras e incluso regalárselo a un ser querido. Y todo a partir de tres euros. Lee el resto de la entrada »

Entre gansos y avutardas por la resucitada laguna de La Nava

avutarda2-001

Primer día de la ruta de las aves Bird Flyway. 1.700 kilómetros de norte a sur siguiendo a los ánsares escandinavos en su viaje hacia el sur de España.

Primera estación: la laguna de La Nava (Palencia). El antiguamente conocido como Mar de Campos fue una gran laguna esteparia de unas 2.500 hectáreas que en años lluviosos llegaba a doblar su superficie. Desecada en 1968 para acoger a los habitantes de los pueblos que iban a desaparecer bajo el embalse de Riaño (León), a partir de 1991 ha logrado recuperar parte de su esplendor perdido gracias al empeño de varias organizaciones conservacionistas. Es apenas un 15% de lo que fue, pero suficientes como para haberse convertido en uno de los humedales más importantes del norte español. Lee el resto de la entrada »

Regresan a España los caballos salvajes de Altamira

Mañana, 24 de octubre, correrán libres por San Cebrián de Mudá (Palencia) tres caballos de la raza Prezwalski, los más parecidos a los que pintaron nuestros antepasados en las cuevas de Altamira y Tito Bustillo. Son la última raza de caballos salvajes de Europa, herederos de los grandes rebaños de herbívoros que cazaban los hombres de Cromagnon, extinguidos en la Península Ibérica hace más de 1.000 años.

Estos caballos compartirán el espacio palentino con un sorprendente grupo de bisontes europeos (Bison bonasus), donde ya pastan en régimen de semilibertad 15 ejemplares y ha nacido la primera cría. España contribuye así a los esfuerzos internacionales por salvar estas dos especies y, a la vez, recupera con ellas los símbolos del paleolítico pintados en las cuevas hace 30.000 años.

Fernando Morán, presidente del Centro de Conservación del Bisonte Europeo en España, es el promotor de tan aventurero proyecto que considera una apuesta de futuro y desarrollo sostenible. Le apoyan, entre otros, el alcalde de San Cebrián de Mudá y el periodista ambiental Benigno Varillas.

Soñar con el regreso de los grandes rebaños paleolíticos es ya imposible. Pero lo que sí pueden lograr estos animales es ayudar al desarrollo rural de zonas que se están quedando sin habitantes y sin ganadería como es la montaña palentina, al mismo tiempo que se protege a animales en peligro de extinción y se lucha contra los incendios forestales. Aunque sólo sea por ello, el proyecto merece la pena.

La reserva nacional del bisonte europeo está en San Cebrián de Mudá, Palencia (www.mundominer.es). La visita es guiada, cuesta 4 euros y dura unas dos horas. Como los animales se mueven libres por la reserva no hay seguridad de verlos, por eso se recomienda ir a primera hora de la mañana.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Muerte digna para la abuela de los osos cantábricos

La abuela osa se sentía vieja, muy vieja, y un día de este verano decidió que ya no merecía la pena seguir viviendo. 25 años eran demasiados para sus debilitados huesos. Desdentada, famélica, cegata, sola y deprimida, se tumbó bajo un viejo roble de la Montaña Palentina a la espera de esa muerte tranquila reservada tan sólo para unos pocos afortunados.

Pero llegaron los hombres, esos de los que toda la vida había estado huyendo, y en vez de aprovecharse de su invalidez para rematarla decidieron ayudarla.

“La Güela” no sintió el pinchazo del anestésico y cuando despertó el bosque se había transformado en refugio artificial. Tan artificial como esas papillas energéticas que en dos meses le han devuelto las ganas de vivir, aumentando sus apenas 53 kilos en los actuales 104 kilos.

Con muy buen criterio, los responsables de la Junta de Castilla y León han decidido que el viejo animal, ya recuperado, debe volver a sus bosques palentinos. Allí ha sido liberada la pasada semana, en la seguridad de que morirá pronto pues está concluyendo su ciclo vital.

Aguantará un otoño que viene cargado de hayucos, castañas, bellotas, avellanas, moras y setas, pero quizá muera cuando llegue el invierno y se recoja en una cueva para hibernar. Nacida libre, morirá libre y feliz en esas montañas donde sobreviven apenas 30 ejemplares de la muy amenazada subpoblación oriental de oso pardo cantábrico, muchos de ellos familia suya.

La vieja osa lleva un collar con GPS que permite seguirla 24 horas al día. Sus primeros movimientos fueron cansinos. Tras ser liberada se sentó varias horas bajo una mata de roble, pues la anciana necesitaba tiempo para recuperarse del viaje y de la anestesia. Pero después demostró su buena forma física caminando dos kilómetros hasta el robledal donde pasó su primera noche en libertad.

A partir de ahora el futuro es sólo suyo. Los técnicos seguirán sus pasos pero han decidido no volver a intervenir aunque esté muriéndose. ¿Te parece justo? A mí sí que me lo parece. Morir es ley de vida y la vieja osa afrontará el trance con valentía. Porque como decía Gandhi, “la muerte no es más que un sueño y un olvido”.

En esta nota de prensa de la Junta de Castilla y León encontrarás más información sobre la vieja osa y su historia.

En la imagen superior, momento de la liberación de la osa en Cervera de Pisuerga, dentro del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Funcionarios matan a una loba preñada

Para algunos será una magnífica noticia, pero para mí es una tragedia. Personal de la Junta de Castilla y León mató el pasado mes de mayo a una loba gestante con nueve fetos en un área cercana a Villalpando (Zamora). Como critica con dureza la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL), esta acción se ha saldado con la eliminación de diez ejemplares de una vez.

No ha sido una acción aislada. La Junta de Castilla y León continua con su campaña de exterminio del lobo ibérico en la región. En los últimos días acaba de autorizar la eliminación de siete ejemplares de lobo ibérico en las comarcas de Riaño y Mampodre (León), en el interior de sendos Parques Naturales y en una fecha especialmente comprometida para la especie teniendo en cuenta que las fechas coinciden con su periodo de reproducción.

Y explican desde ASCEL como estos siete lobos, sumados a los 15 abatidos durante el pasado invierno, estarían por encima del cupo de 20 ejemplares establecidos para la comarca de Riaño, según Resolución emitida por la Dirección General del Medio Natural para la temporada 2009/2010. Y ello presumiendo que no se viera afectado ningún ejemplar reproductor y sin contar los habituales casos de furtivismo que normalmente suelen suponer al menos un 40% de bajas a añadir a los controles y caza.
Además de las escopetas, deportivas y/o funcionarias, el veneno también está acorralando a la especie. En marzo se han localizado en Tierra de Campos, en las localidades de Villavicencio de los Caballeros, Ceinos de Campos y Cuenca de Campos, al menos 23 ejemplares de seis especies distintas, entre las que también se encuentra un ejemplar de lobo ibérico envenenado. Además del lobo, se han localizado al menos 5 milanos reales, 2 buitres leonados, 6 ratoneros, 6 cuervos y 3 cornejas.

Es la guerra. La guerra sucia contra la biodiversidad. Como en los peores tiempos de la Junta de Extinción de Alimañas.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Vuelve la plaga de los topillos

En realidad los topillos nunca se fueron. Ni los agricultores se quedaron tranquilos. Nuevamente, el mundo rural castellanoleonés ha encendido las luces de alarma para denunciar que la plaga de los topillos ha vuelto.

A principios del otoño comenzaron a notarse los primeros daños en cultivos de girasol y remolacha de la comarca palentina de la Tierra de Campos, que ahora se han extendido a los de cereal. Según el sindicato ASAJA Palencia, en muchas zonas la superpoblación de topillos alcanza ya los mismos niveles que los registrados entre 2006 y 2008. Se calcula que entonces 500 millones de topillos arrasaron más de 400.000 hectáreas de cereal en unos 200 pueblos de Castilla y León.

El presidente de la organización agraria ha advertido que “si no se pone fin a la plaga, asistiremos a una nueva catástrofe como la de entonces, con las consecuencias económicas y sanitarias que todos recordamos”.

Alarmas aparte, ahora sabemos más sobre estos animales y su control que hace una década.

El veneno no sirve

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han demostrado recientemente que la plaga de topillos desapareció de forma natural y no por los tratamientos con rodenticida llevados a cabo.

Frente a esta evidencia científica, los expertos señalan cómo los venenos afectaron muy negativamente a otras especies animales, especialmente rapaces, y tuvieron un fuerte impacto sobre la biodiversidad. Fueron los efectos colaterales.

La producción agraria aumentó

Los mismos investigadores del CSIC señalan que no hay evidencia de que la plaga afectara dramáticamente a la producción agrícola. De hecho en 2007, el año de la plaga, la producción de cereal, patatas y viñas fue la más alta registrada en los últimos diez años.

Y hay más. El coste de la campaña de control, 24 millones de euros, fue más alto que los pagos compensatorios por daño a cultivos, que ascendieron a 5,5 millones de euros.

El veneno extendió las enfermedades

Un nuevo estudio científico ha demostrado exactamente lo contrario de lo que los políticos decían. El uso abusivo de venenos favoreció la expansión de la tularemia entre los humanos. La mayor presencia de cadáveres en el campo provocó la extensión de la enfermedad entre los animales, por canibalismo o inhalación. Y al pasar las cosechadoras, la bacteria entró en contacto con los agricultores. Más de 500 personas padecieron la enfermedad en la región a lo largo de 2007.

¿Podemos acabar con los topillos?

Ni con los topillos, ni con las ratas, ni con las cucarachas. Debemos aceptar a la Naturaleza tal y como es, acostumbrarnos a vivir con ellos, nos gusten o no. Y aprovechar a sus enemigos naturales, rapaces y carnívoros, para controlar sus explosiones demográficas.

Que la plaga iba a regresar estaba cantado. Debido a su patrón casi cíclico, los investigadores ya anunciaron que el próximo repunte se produciría en torno a 2010 ó 2011. Y así será.

¿Qué podemos hacer?

Sería deseable que para la próxima primavera, cuando arrecien las protestas de los agricultores y las televisiones vuelvan a airear el tema, exista una mejor planificación técnica, buena coordinación y una información más seria. Para ello es necesaria la colaboración de todos, políticos, gestores, agricultores y científicos.

El estudio recuerda que el manejo de plagas debe basarse siempre en la evidencia científica, apoyándose en una gestión sostenible y ecológica que evalúe el balance coste/beneficio. ¿Habremos aprendido la lección o, como los topillos, nuestros errores también son cíclicos?

La Guardia Civil denuncia a un ex consejero de Medio Ambiente por cazar rapaces

La noticia la ha publicada con todo detalle el Diario Palentino. De vergonzosa y vergonzante no hace falta comentarla. Tan sólo indignarse, pues quien durante una década fuera importante responsable del Partido Popular y de la protección y gestión del Medio Ambiente de la región más extensa de Europa, fue también promotor de la Ley de Caza que él mismo ha quebrantado ahora de manera tan indigna y, para más Inri, sigue formando parte del Consejo Regional de Caza:

Francisco Jambrina, denunciado por uso de un cepo de caza ilegal

La Guardia Civil de Palencia ha denunciado al ex consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y ex alcalde de Palencia, Francisco Jambrina, autor de la vigente Ley de Caza, porque supuestamente utilizó un cepo de caza, calificado de ilegal, en una finca situada en Pedraza de Campos.

Fuentes policiales y conservacionistas han informado ayer de que la denuncia fue interpuesta por agentes de la Benemérita el pasado miércoles cuando, al parecer, Jambrina fue sorprendido en el momento que liberaba del cepo a un ave rapaz, posiblemente catalogada como especie protegida, y que él mismo reconoció que era de su propiedad.

Según la información aportada, la Guardia Civil ha tipificado el hecho como una infracción grave a la vigente Ley de Caza por uso y utilización de útiles prohibidos para cazar.

Francisco Jambrina fue consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ocho años y durante su mandato se gestó la actual Ley de Caza de Castilla y León, que fue aprobada el 12 de julio de 1996.

No es la única polémica en la que se ha visto envuelto Jambrina en los últimos meses. En agosto de 2008, cuando ocupaba el puesto de jefe del Servicio Territorial de Industria de Palencia salió a la luz el hecho de que Jambrina era titular de empresas solares y adjudicatarias de plantas en las provincias de Zamora y Valladolid, por lo que podría estar involucrado en una trama de intereses empresariales en negocios de energía social.

Compatibilizaba su cargo de jefe del Servicio Territorial de Industria de Palencia con su condición de administrador único de la sociedad limitada Pago El Roto SL, domiciliada en Palencia y titular de una licencia de planta solar de 100 Kw de potencia en su municipio natal de Arcenillas (Zamora), en unos terrenos heredados de su padre.

Jambrina no dimitió, a pesar de que desde la propia Junta se le pidió que tomara esta decisión. Finalmente dejó el cargo de forma voluntaria ya con 67 años a principios de 2009.

Foto y fuente: El Diario Palentino.