La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘asturias’

Preparados para cazar avutardas y buitres

Avutarda

Estos días los machos de avutarda (como el de la foto) andan como locos buscando hembras. Aves polígamas, nuestras grandes pavas de la estepa son una joya ibérica, pues las 25.000 censadas en España suponen la mitad de toda la población mundial y el 80% de la europea.

Desde que en 1980 se prohibiera cazarlas su número apenas ha aumentado. La mecanización de la agricultura, el uso masivo de fertilizantes y pesticidas, junto con esos tendidos eléctricos contra los que chocan como moscas en un parabrisas no les dan respiro. Sin embargo, muchos cazadores reclaman ahora su caza como supuesto mejor sistema de protección. Para pasmo de los científicos, aseguran que eliminando a los machos viejos las hembras criarían más pollos.

Me río por no llorar. O por no gritarles bien alto: ¡Tarugos! Por desgracia, este tipo de tancretadas no son un caso aislado.

Otros amigos del rifle, esta vez en Asturias, proponen abrir la veda del oso en cuanto sus poblaciones sean mínimamente viables. Una comunidad donde han decidido matar todos los años cientos de cormoranes, criminalizados injustamente como los responsables del descenso de la pesca en unos ríos donde cada vez hay más pescadores y menos salmones.

Los lobos, ya se sabe, de protegidos nada. Tantos ingenieros y biólogos para que al final su gestión científica vuelva a apostar por el método del palurdo, a tiro limpio.

Sambenito del que ya no se libran ni los pobres buitres leonados, carroñeros, limpiadores de basura, pero últimamente señalados como feroces atacantes de indefensos corderitos. Una próxima normativa en Extremadura (la estrategia regional contra el veneno) autorizará a acabar con ellos si así lo decide la autoridad competente, a sabiendas de la imposibilidad de separar los ejemplares sanguinarios de los bonachones, de la falsedad de la mitad de las denuncias y de la inutilidad de tal eliminación.

¿Estamos locos, tontos o es año electoral?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Los cazadores sueñan con volver a cazar osos en Asturias

SONY DSC

A este país le hace falta mucha pedagogía. Especialmente a los cazadores, complejo colectivo que no acaba de asimilar su nueva función social, esa que les retira de la tradicional actividad deportiva y les arroga ahora complejas funciones como supuestos gestores de la biodiversidad. Ya no cazan por placer. Lo hacen para controlar científicamente las poblaciones de animales, evitando así indeseables aumentos poblacionales, plagas, pestes, epidemias, consanguinidades y otras terribles situaciones frente a las que, según parece, la naturaleza no es capaz de hacer frente. O eso dicen sus dirigentes:

“Si el oso pardo se recupera, consideramos que tendría que estar permitida su caza”.

Así de claro y contundente se expresó el presidente de la Federación Asturiana de Caza, Valentín Morán, según recogió el periódico La Nueva España. Lo hizo durante la celebración el pasado 18 de febrero de las I Jornadas “Realidad de la actividad cinegética en Asturias. Caza y sostenibilidad”, y aunque es verdad que luego matizó sus palabras, la aclaración fue casi peor:

“No quiere esto decir que mañana mismo nos queramos poner a cazar osos en Asturias, lo que considero es que debería de tenerse en cuenta. Ninguna especie tiene que ser descartada, ya que una población elevada de plantígrados también puede ser perjudicial para los vecinos del ámbito rural”.

Más tarde, y ante la monumental repercusión creada, Morán volvió a matizar su afirmación, dejándola como un “mero marco especulativo e hipotético”. Pero la idea quedó clara.

Ahí están de nuevo nuestros salvadores. Los valientes defensores de las economías rurales. El fiel amigo de pastores y agricultores. Ahí están los cazadores entrenando en batidas de osos en Eslovenia o Rumanía. Limpiando sus rifles a la espera de que, algún día, la protección del plantígrado en España dé sus frutos (a pesar de los siempre inevitables e incontrolables furtivos) y se les pueda manejar como mejor saben, a tiro limpio, al igual que tan buenos resultados da con los lobos. ¿Qué vendrá luego? Linces, águilas imperiales, quebrantahuesos,… las añoradas piezas tradicionales de la montería.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Menos lobos en Asturias, Caperucita

Caperucita_Roja_grabado_de_Gustave_Dor_

© Gustave Doré

Asturias ¿paraíso natural? No para el lobo en una región donde se le persigue con saña buscando su extinción. Sólo así se entiende que este año las autoridades supuestamente responsables de conservar la fauna salvaje astur hayan condenado a muerte a 50 ejemplares. Van mejorando su efectividad carnicera, pues el año pasado mataron 46 lobos. Los oficiales, porque los abatidos por los cazadores furtivos, envenenados o atropellados pueden perfectamente doblar esta cifra.

El odio al lobo es intenso en Asturias. Los ganaderos acusan al cánido de todos sus males y los políticos, ávidos de votos fáciles, les hacen la ola masacrando a tan aborrecido animal. Los últimos, cuatro cachorros hermanos de tres meses de edad vergonzosamente ajusticiados este verano por agentes de Medio Ambiente. Sin piedad.

Paco y Tolo tuvieron más suerte. Eran dos cachorritos de apenas 15 días cuando fueron arrebatados a su madre en una batida celebrada en mayo pasado. Incapaces de ajusticiarlos con sus propias manos, los políticos decretaron cadena perpetua para ellos. Primero los recluyeron en el Centro de Recuperación de Fauna de Infiesto y hace unos días los han trasladado al Cercado del Lobo en Belmonte de Miranda; un centro de interpretación construido hace tres años, que costó 1,3 millones de euros pero nunca se inauguró y ahora sufre un deplorable estado de abandono. Había pasta para levantar vallas y edificios pero no la hay para contratar al personal.

Cuando se diseñó este despropósito se suponía que ver lobos en semilibertad en un cercado de 9.000 metros atraería turismo a la zona y ayudaría a cambiar mentalidades violentas. Gastado inútilmente ese pastizal de dinero han cambiado de idea. Para el Principado de Asturias la mejor pedagogía con el lobo es descerrajarle un tiro en la cabeza.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Descubierta una trama para aprovecharse de las indemnizaciones por daños del lobo

Lobo

El lobo es malo. Mata el ganado. Arruina a los ganaderos. Hay que exterminarlo. Acabar con él. Sólo trae problemas. No lo quiero en mi pueblo, en mis montes.

A él no, claro, pero a las indemnizaciones por daños al ganado bien que las quieres. Tanto que al menos un 15% de las denuncias por ataques son falsas. Una estafa que pagamos entre todos los contribuyentes.

Como cobrar dos indemnizaciones a la vez por la muerte del mismo animal. Esto último lo han hecho más de 300 ganaderos asturianos. 1.200 casos de 10.000 expedientes analizados por el SEPRONA en lo que ya se ha dado en llamar “la trama del lobo”.

Dicen que no sabían que fuera ilegal, pero las cantidades defraudadas oscilan entre 800 y 65.000 euros por ganadero. Se ve que el millón de euros que cada año les paga el Principado por los daños de lobos y perros asilvestrados les parecen poco.Por eso también algunos cuentan con la ayuda de guardas corruptos que hacen informes falsos a cambio de una suculenta comisión, de un sobresueldo.

Pero a las administraciones regionales les preocupan más los votos que la legalidad. Y el lobo no vota. Así que mientras miran para otro lado respecto a la picaresca de los ganaderos, siguen autorizando matanzas lobunas a mayor gloria del elector, eufemísticamente camufladas como “programas de control”.

46 lobos muertos por la guardería asturiana el año pasado, más los abatidos en cacerías legales e ilegales, para una población total de 37 manadas. Este año serán 50 los lobos eliminados, pero no porque sobre ese medio centenar. El método científico para su cálculo ha sido el habitual: a ojo de buen cubero.

¿Asturias Paraíso Natural? Según para quien.

Para los lobos es un Infierno Natural. La naturalidad de un odio que ni subvenciones, indemnizaciones y estafas logran apaciguar.

Foto: FondosWiki.com

Otras entradas relacionadas:

Así se mata a los lobos en España. El vídeo que nunca querrías ver

Lobo

Desde hace unos días, un terrible vídeo nos ha sumido a los amantes de los animales en la tristeza más amarga. Es el momento en que un disparo acaba con la vida de un lobo ibérico. Quien lo ha subido a YouTube asegura que sucedió en el Principado de Asturias, supuesto Paraíso Natural donde el noble cánido salvaje es perseguido con saña, igual por ganaderos que por funcionarios de medio ambiente.

En realidad no sabemos con certeza ni el lugar ni la fecha exacta, pero da lo mismo. Puede ser Asturias o Castilla y León. Puede ser ahora o hace 10 años, ya que en realidad nada ha cambiado desde entonces. Podría ser también un acto de caza legal, pues al norte del río Duero sigue permitido su “control” cinegético.

Controlar. Gestionar. Quitar. Minimizar. Racionalizar.

Yo lo llamo matar. Y me parece una salvajada impropia de una sociedad mínimamente civilizada.

No sigo escribiendo porque me enfado aún más. Mira el vídeo y dame tu opinión. No hace falta insultar. Tan sólo me gustaría saber si tú, como yo, todavía estás llorando por la muerte de tan bello animal.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Pescadores asturianos exigen acabar con nutrias, garzas y cormoranes

Garza real

El Principado de Asturias, antiguo modelo de ecoturismo, donde la naturaleza era su principal bandera económica, está empezando a sufrir un grave proceso de ceguera ambiental. Sin estudios serios ni valoraciones sosegadas, sus responsables políticos parecen empeñados en solucionar los problemas de gestión a la vieja usanza, a tiro limpio.

¿Daños del lobo? Se les mata, igual da que estén en un Parque Nacional como el de Picos de Europa o campen por montañas desprotegidas. El número de ajusticiados se calcula a ojo, desde los despachos y valorando tan sólo el interés político de quienes protestan. Este año unos 90 ejemplares incluyendo cuatro camadas. Entre ellos dos valiosos ejemplares que formaban parte de costosísimos programas de estudio científico.

¿Daños de los cormoranes? También se les mata. Igual da dónde y cómo. El número de ajusticiados se calcula por el mismo método que con el lobo. A ojo y porque sí. ¿Por qué no? Este año más de 200 aves. Una cifra absolutamente aleatoria, decidida para calmar las protestas de esos pescadores (por suerte no todos, pero sí los más gritones) que no aceptan que un pájaro salvaje se coma delante de sus narices la trucha o el salmón que ellos podrían haber pescado.

Pero no es suficiente. Todos quieren más. Como la asociación de pescadores El Esmerillón, que ahora piden matar nutrias y garzas reales en los ríos para salvaguardar la población asturiana de truchas. No se les ocurre pedir que haya menos pescadores. No, qué va. La competencia se la quieren quitar de los que no protestan, de los animales, para garantizarse así la exclusividad de algo tan indefendible como es una actividad puramente lúdica. Los grupos ecologistas culpabilizan de estas salidas de tono directamente a los responsables políticos, más propensos por escuchar a los ruidosos que a los sensatos.

Porque por favor, no me vengan con el cuento de que son especies invasoras, alóctonas. Quien así habla demuestra una terrible ignorancia. El que especies como el cormorán grande (Phalacrocorax carbo) hayan logrado remontar siglos de persecución y tengan poblaciones en aumento por toda Europa no las hace extranjeras ni antinaturales. Precisamente este año se está haciendo un censo en toda Europa para conocer con más detalle su número y evolución, que es como se deben hacer las cosas. Con datos y no con tiros. Pero quizá no convenga saber que los escasos análisis de los estómagos realizados sobre los cormoranes que todos los años se matan en ríos de Asturias demuestran que la tasa de depredación sobre los salmones es mínima y ni siquiera llega al 5% del total de presas consumidas.

Ayer hablaba de ello con un viejo cazador y pescador. Sus argumentos eran los de siempre. Pura incultura. “Esos animales son dañinos“, me decía. “Hay que acabar con ellos, erradicarlos“.

¿Y con el exceso número de cañas y escopetas, con esos no hay que acabar?, le pregunté yo con malicia. Su respuesta fue de sorpresa: “Hombre, contra esos no podemos”.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Zambia prohíbe cazar leones mientras España mantiene la caza de lobos

leones

El Ejecutivo de Zambia ha prohibido la caza deportiva de leones y otras especies de felinos en peligro de extinción, como los leopardos, pues considera que se obtienen más beneficios con los turistas que acuden a ver vivos a estos animales, según ha informado la agencia Europa Press. Frente a ello, la Junta de Castilla y León ha autorizado la caza de 138 lobos en la temporada cinegética 2012/13, mientras que el Principado de Asturias plantea ejecutar 90 lobos.

“Los turistas vienen a Zambia para ver a los leones y si perdemos esta especie perderemos nuestra industria turística”, ha declarado la ministra de Turismo, Sylvia Masebo.

Según esta ministra, Zambia gana cerca de tres millones de dólares (2,3 millones de euros) anuales por los safaris de caza de animales salvajes, una cifra demasiado pequeña para continuar reduciendo la vida salvaje del país. “¿Por qué tenemos que perder nuestros animales por tres millones de dólares anuales? Los beneficios que obtenemos de las visitas turísticas son mucho mayores”, ha subrayado Masebo.

La medida de Zambia se ha producido después de que Botsuana decidiese prohibir todo tipo de prácticas de ‘caza deportiva’ a partir de 2014 y así poder promocionarse como un destino turístico. En Kenia, esta práctica ya se prohibió hace varias décadas.

Volviendo a nuestro país, analicemos otra noticia. El número creciente de visitantes de la sierra zamorana de La Culebra, verdadero epicentro del turismo lobero en España, deja en la zona casi medio millón de euros al año, según recoge en su último número la revista Quercus.

Según estimaciones oficiales, la población de leones en Zambia se sitúa entre 2.500 y 4.650 ejemplares. La de lobos en España es de 2.500 y 3.000.

No haré más paralelismos. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

 

Matan en Picos de Europa al lobo que estudiaban por GPS

Uno de los dos lobos abatidos el pasado día 21 de agosto en la zona de Cabrales- Tresviso (Cantabria y Asturias) por el Consorcio Interautonómico del Parque Nacional de los Picos de Europa estaba siendo objeto de estudio para el seguimiento de cánidos sálvajes en el Parque Nacional. La dirección del Parque acaba así, de un tiro, con una inversión superior al medio millón de euros y que se destinó a estudiar los movimientos lobunos en el espacio natural protegido. Todo indica que “el animal ya no servía“.

Según han señalado a Europa Press grupos conservacionistas y de defensa de la naturaleza, el ejemplar, apodado ‘Marley’, portaba en el momento de su muerte un collar identificativo que incluía un emisor GPS-GSM. Éste aparato le fue colocado el día 29 de octubre de 2011, siendo cachorro, por técnicos contratados por el Parque Nacional.

De acuerdo con los ecologistas, la dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa informó al Patronato que, a fecha 24 de julio de 2012, el dispositivo había recepcionado 5.054 datos y añadió que continuaba emitiendo. Resultó por tanto muy sencillo dar con él y abatirlo. Tan sólo había que seguir la señal del satélite.

Fueron necesarias 52 jornadas nocturnas para poder proceder al radiomarcaje del ejemplar matado por el propio Parque Nacional, y algunos ejemplares de otras especies perecieron en la trampa de captura”, señalan las mismas fuentes.

Según informes oficiales, la administración del Parque Nacional abonó en 2011 la cantidad de 149.914,84 euros a la empresa Tragsa para que realizara el estudio “Seguimiento de manejo de fauna en el Parque Nacional de los Picos de Europa 2010-2012”.

A su vez, se abonó a la mercantil “A.RE.NA, S.L.” la cantidad de 125.000,00 euros (que se suman a los 114.464,72 euros abonados en 2010) por la realización de la asistencia técnica denominada ‘Seguimiento de las Poblaciones de cánidos en el Parque Nacional de los Picos de Europa’. A estas cantidades hay que sumar las de 55.189,90 euros por el estudio específico denominado ‘Asistencia Técnica para la captura en condiciones de seguridad controlada, el radiomarcaje y el seguimiento satelital de lobos’ abonada en 2010, y la de 59.062,50 euros abonada en el mismo concepto en 2011.

Y por eso sostienen que el resultado de la resolución administrativa de 2 de agosto de 2012 que ordena matar a seis ejemplares de lobo en el Parque Nacional impugnada por varias asociaciones, no sólo ha acabado con la vida de dos ejemplares de lobo hasta el momento, sino con el esfuerzo económico que ha supuesto el estudio científico y con el rigor científico de los resultados que pudieran haberse obtenido del mismo.

Lo ocurrido demuestra que los controles de población de lobos se realizan disparando al primer ejemplar que se presenta, por personal no especializado, sin proceder a la averiguación del sexo, edad y otras características que deben tenerse en cuenta en cuanto a la estructuración de las manadas y posteriores consecuencias en el incremento de los daños al ganado.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Medio Ambiente anuncia nuevas batidas de lobos en Picos de Europa

El Ministerio de Medio Ambiente ha anunciado su decisión de iniciar, con carácter inmediato, nuevas batidas de lobos en el Parque Nacional de Picos de Europa para controlar el número de este fabuloso cánido salvaje.

Los ganaderos, algunos ganaderos, protestan por lo que consideran demasiados daños de esta especie a sus rebaños, y los políticos han optado por lo más fácil y barato. En lugar de desarrollar una política de conservación basada en un control científico riguroso e independiente de las manadas, apuestan por el viejo sistema de disparar a matar. Barato y relajante, pues nada tranquiliza más a algunas personas que la exhibición del cadáver de su enemigo, pero totalmente ineficaz.

Picos de Europa es el único Parque Nacional español con lobo. Sin embargo, en vez de gestionarse su presencia de una manera ejemplar, que pasaría por su protección estricta, se opta por las batidas. El sistema menos efectivo de todos los posibles. En su lugar, y como ha propuesto WWF, debería crearse “con urgencia” un grupo de trabajo con representantes de administraciones, ONG, sindicatos agrarios y expertos para unificar y mejorar los sistemas de compensaciones, desarrollar nuevos mecanismos de prevención para minimizar daños a la ganadería y tratar los problemas de la ganadería extensiva. ¿Por qué no se hace?

Un espacio natural como Picos de Europa necesita a la ganadería de montaña para sostener su rica biodiversidad, su paisaje y su paisanaje. Pero también es necesario tener en cuenta el valor que genera la presencia del lobo en el parque nacional en términos de calidad ambiental y atractivo turístico.

Otro paso fundamental es mejorar el conocimiento que se tiene sobre el estado actual de conservación de la especie. Es una vergüenza que el último censo nacional del lobo ibérico se hiciera hace veinticuatro años, en 1988. Que cada comunidad autónoma trabaje de forma descoordinada y con datos igualmente parciales. Y que para apaciguar las protestas de los ganaderos, en lugar de buscar la coexistencia pacífica, pagando bien y rápido las indemnizaciones, se opte por la misma drástica solución: matar lobos.

Algunos pastores asturianos visten estos días camisetas con el lema: “Con lobos no hay paraíso”. Están equivocados. La realidad es justo lo contrario: “Sin lobos no hay paraíso“.

Más de 26.000 personas han firmado ya una petición en Change.org pidiendo a la consejera de Medio Ambiente del Principado de Asturias, Belén González, la paralización de las batidas de lobos en el Parque Nacional de los Picos de Europa. Puedes unir tu firma pinchando en este enlace.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Decapitan a un lobo para protestar por su presencia en los montes

En Infiesto (Asturias) unos desconocidos han dejado a las puertas de la oficina de la Consejería de Agroganadería el cadáver decapitado de un lobo ibérico. Se trata de un simbólico acto de protesta de los ganaderos, descontentos con la gestión autonómica de la especie. 47 cánidos y dos camadas eliminadas al año de una población compuesta por una treintena de manadas parece poco.

También en Asturias, un vídeo subido a la red donde se veía cómo funcionarios del Parque Nacional de Picos de Europa matan lobos para controlar su población ha sido retirado, después de que cientos de internautas protestaran por sus escabrosas escenas. Como hace un siglo, el animal abatido era arrastrado de una cuerda por los caminos.

Y la última negra noticia de la semana. En Tábara (Zamora) unos desconocidos han liquidado de un disparo a otro lobo. Vivía en un recinto cercado de la Junta de Castilla y León y estaba a la espera de ser trasladado en unos meses al futuro Centro Temático del Lobo en la Sierra de la Culebra. Su madre, rescatada como él de un zoológico y que iba a llevarse al mismo lugar como atracción turística y educativa, murió hace dos años, también por disparos furtivos.

Odio. Tan sólo odio. “Si fueses ganadero cambiarías de opinión”, me dicen algunos. Es posible, pero no dispararía nunca a las tormentas cuyos rayos matan ovejas, ni a las olas de calor que siempre acaban con algún animal. ¿Por qué sí a los lobos? Porque podemos.

Fue Plauto primero, y 2.000 años después Hobbes, quienes afirmaron que “el hombre es un lobo para el hombre” (Homo homini lupus). Si los lobos estudiasen filosofía, seguramente tendrían una frase parecida: “El hombre es un lobo para los lobos”. O quizá no, pues como recuerda el refrán “lobo no muerde a lobo” y nosotros eliminamos a los nuestros y a todo aquello que nos molesta.

Foto: Imagen del lobo decapitado abandonado a las puertas de la oficina de Agroganadería de Infiesto. Reproducción de A. Espina en el diario La Nueva España.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)