BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘especies invasoras’

Cazadores y pescadores impiden acabar con las especies invasoras

Cangrejo rojo de río, una de las especies invasoras que podrán seguir pescándose a pesar de poner en peligro a la biodiversidad autóctona (Foto CSIC).

Ya nos lo adelantó la semana pasada la ministra de Medio Ambiente a los periodistas ambientales de APIA. Isabel García Tejerina lo tenía muy claro: “Es necesario modificar la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad para que determinadas especies invasoras y en determinados lugares donde ya están asentadas se pueda seguir con su caza y pesca”. Y así lo ha hecho.

El PP ha conseguido el apoyo de PSOE, Ciudadanos, PNV, PDeCAT y Foro Asturias en el Congreso para tramitar una nueva ley que fija excepciones para poder cazar y pescar especies exóticas invasoras como el arruí, el cangrejo rojo, la carpa o la trucha arco iris. Unidos Podemos y Compromís han sido las formaciones que han votado en contra de tramitar esta proposición de ley, una posición que, para la Real Federación Española de Caza, las Federaciones Autonómicas de Caza, la Fundación Artemisan, Aproca y la Oficina Nacional de la Caza, demuestra “su total falta de sensibilidad ante los problemas del mundo rural, una vez más”.

Este texto ya fue presentado el pasado mes de junio, pero entonces los socialistas no apoyaron su propuesta, que dinamitaba la conocida como Ley Narbona, una de sus iniciativas estrellas cuando gobernaban. Ahora el PSOE hace tabla rasa y apoya una nueva normativa que pretende sortear una sentencia dictada por el Tribunal Supremo en 2016 que impedía tales excepciones y que prohíbe cualquier actividad cinegética, piscícola o comercial relacionadas ellas, obligando a su erradicación. Sin embargo, el texto presentado por los ‘populares’ sí permitirá cazar y pescar en áreas ocupadas antes de 2007, año en que se promulgó la primera regulación de esta materia.

El director general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, Javier Cachón, también presente en ese desayuno informativo, justificó la decisión “por el conflicto social y desórdenes en la gestión” que la normativa de Cristina Narbona había provocado. “Se trata de dar respuesta a un problema real”, aseguró.

Cachón puso el ejemplo de la trucha arco iris, cuya prohibición de pesca ha aumentado la presión de los pescadores en la trucha común, y que será rebajada al permitirse de nuevo la pesca de la especie americana, además de repoblaciones en los ríos con ejemplares que no puedan reproducirse.

Aunque ninguno de los dos políticos lo citó, ese conflicto social ha estado protagonizado principalmente por los pescadores y propietarios de piscifactorías, por un lado, y por los cazadores de zonas como Sierra Espuña (Murcia) que quieren seguir cazando sus especies invasoras favoritas.

600 científicos en contra

Mediante un manifiesto, 600 científicos, 17 sociedades científicas y 100 organizaciones de conservación de la naturaleza han expresado de forma tajante su oposición a la modificación que plantea el PP, por urgencia y sin participación pública en el proceso. También critican la maniobra legal para esquivar la contundente sentencia que en su día hizo rectificar la modificación del catálogo nacional de especies exóticas invasoras.

Las ONG Ríos con vida, Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF España consideran que el cambio normativo es totalmente innecesario. Para las ONG, la Ley 42/2007 ya ofrece flexibilidad suficiente y procedimientos para abordar la gestión de las especies exóticas invasoras de forma adecuada, tanto para descatalogar una especie en el caso de que se demuestre que no tiene un grave impacto para la biodiversidad, como para levantar las prohibiciones genéricas (posesión, transporte, tráfico y comercialización) en el marco de estrategias o planes de control, gestión o erradicación, permitiendo en el marco de estos instrumentos, compatibilizar la conservación del medio ambiente con los intereses sociales y económicos.

En lugar de escuchar a los lobbies de cazadores y pescadores, científicos y asociaciones exigen que la lucha contra la expansión de las especies exóticas invasoras se lleve a cabo atendiendo a criterios técnicos y científicos. También solicitan al Gobierno que no cambie la Ley de Patrimonio y Biodiversidad, y que por el contrario, la aplique, aprobando las estrategias y planes de control, gestión y erradicación de especies exóticas invasoras previstas en la misma.

A la vista de lo decidido en el Congreso, nuestros políticos siguen haciendo más caso a los votantes que a los científicos.

Para más información, echa un vistazo al documento Especies exóticas invasoras. 25 preguntas y respuestas.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Almejas chinas y cerdolís vietnamitas empobrecen la biodiversidad española

Corbicula_fluminea

Una almeja china está secando el campo español. No tiene nada que ver con las reinas gallegas. Nuestros deliciosos bivalvos, tan bien cuidados y mejor gestionados en las rías atlánticas, son exactamente lo contrario que este prolífico monstruo asiático responsable de atascar las tuberías de riego, provocando graves averías en las infraestructuras agrarias.

Recién llegada, en apenas 20 años esta nueva especie invasora, Corbicula fluminea, ha logrado reproducirse por millones en todos los grandes ríos ibéricos.

Desplaza, arrincona y hasta extingue a nuestras autóctonas almejas de agua dulce, algunas descomunales como una mano pero incapaces de hacerlas frente. Lee el resto de la entrada »

La telebasura no respeta ya ni a los animales

vaya-fauna-telecinco--644x362

La telebasura es eso, cada vez más basura y menos televisión. No contentos con degradar al ser humano organizando programas donde cuanto más analfabeto/analfabeta y/o soez más famoso te hacen los teleidiotas, ahora le ha llegado el turno a los pobres animales. Ellos son las víctimas de entrenadores empeñados en obligarles por todos los medios a hacer el payaso para mayor gloria y lucro personal de sus dueños.

Me refiero en concreto al espantoso programa “Vaya Fauna” de Telecincodonde se exponen al ridículo mediático animales entrenados para llevar a cabo vergonzantes comportamientos circenses: cerditos que abren y cierran cajones, perros que encestan canastas, osos que saben bailar el ‘hula-hop’, pajaritos funambulistas,…

Abomino el fondo, disfrutar viendo a los animales haciendo el payaso. Pero abomino aún más la forma en que tales habilidades se logran. A base de chantajes alimenticios, estrés y muchos accidentes, suponiendo, lo que ya es mucho suponer e imposible de comprobar, que algunos no sufran el clásico método didáctico del palo y la zanahoria.

Según ha declarado Christian Gálvez, presentador del programa, “todo lo que tenga que ver con educación y entretenimiento hace falta en la televisión”. Visto lo que considera entretenimiento, casi que prefiero no saber qué entiende Gálvez por educación.

Según Santi Sánchez, miembro del jurado del programa, se ha garantizado que los animales han “trabajado felizmente, con ganas de poder trabajar”. Visto el resultado, me gustaría conocer cuáles y como establecen esas garantías.

Como ha criticado la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA), también se verán animales exóticos como coatís y cerdos vietnamitas, cuya tenencia se ha puesto de moda aumentando su abandono. Una terrible decisión que, como ya os he contado muchas veces, está provocando en España un grave problema ecológico e incluso sanitario. Por no hablar de la aparición anunciada en el programa de serpientes, águilas y zorros, animales salvajes cuya naturaleza les hace inapropiados para actuar en un plató de televisión junto con  vacas, ocas, gallinas o cabras.

La única solución es protestar ante los responsables del programa para que lo retiren definitivamente. Deberíamos convencerles de que nuestra sociedad ha cambiado y no acepta la tortura de animales ni siquiera su manipulación humorística obviando sus derechos como seres vivos.

Desgraciadamente la realidad es todavía tozuda. Para mi vergüenza como integrante de la misma especie humana e idéntica adscripción nacional, el programa cuenta con el aplauso de 3.040.000 espectadores. ¿Lograremos convencerles a todos ellos para que cambien de canal?

Firma en Change.org para lograr la cancelación de la emisión del programa ¡Vaya Fauna! de Telecinco por fomentar la explotación y el ridículo animal. Más de 100.000 personas ya hemos firmado.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Plantas invasoras ponen en peligro a las aves

Priolo

Muchos nos llaman exagerados. Cada vez que criticamos con dureza el escaso interés de los Gobiernos por impedir la llegada de especies invasoras nos tachan de alarmistas. ¿Qué hay de malo con tener cotorras en Barcelona, eucaliptos en Asturias, visones americanos en Galicia, mapaches en Madrid, cangrejos americanos en el Duero, galápagos de Florida en el Guadiana? ¿Qué hay de malo en que el plumero de la Pampa “se escape” de los jardines y se extienda por los prados cantábricos, que la uña de gato tapice las dunas de Doñana, que el catus de Arizona conquiste nuestros desiertos ibéricos?

Para cada una de estas preguntas se podrían escribir varios libros, detallando los mil y un desastres que estas liberaciones, intencionadas o accidentales, están provocando en la naturaleza. Porque su aparición no es, como piensan algunos, evolución natural. Es involución.

Que se lo digan al priolo (Pyrrhula murina). Muchos no habrán oído en la vida tan extraño nombre ni lo sabrán relacionar con un bellísimo pajarito.  Pero existe, aunque está en las últimas en el único lugar del mundo donde puede observarse: las Azores (las del famoso anticiclón). En concreto en sólo una de estas islas: San Miguel.

En ese remoto lugar en medio del Atlántico, más cercano a América que a Europa, hay un camachuelo único adaptado a vivir tan sólo en sus escasos bosques de laurisilva. Durante siglos esta vegetación igualmente única desapareció bajo el hacha, el fuego y el diente del ganado. Pero lo poco que ha quedado se enfrenta hoy a un problema aún mayor. Varias de las más de 500 especies vegetales introducidas están modificando gravemente el monte. Y los priolos, incapaces de adaptarse a esos nuevos bosques bastardos, son cada vez menos.

En el siguiente vídeo, la Sociedad Portuguesa para el Estudio de las Aves (SPEA) explica el problema y nos pide ayuda a través de una “campaña de Naturfunding“. Con ella recauda dinero para seguir en la desigual lucha de acabar con las invasoras y recuperar el bosque nativo, fundamental para la supervivencia de estas singulares aves y decenas de otras especies únicas.

Y hablando de plantas invasoras, aprovecho para felicitar desde aquí a mi querido amigo y maestro Wolfredo Wildpret de la Torre, a quien el Ayuntamiento de Cádiz ha concedido el Premio Iberoamericano de Botánica José Celestino Mutis. Botánico y doctor en Farmacia, se premia a este canario universal por su estudio “Plantas exóticas invasoras en Canarias procedentes del continente americano”. Considerado por el jurado como mejor trabajo original e inédito sobre la ciencia botánica, lo firma junto a su inseparable mujer y gran científica (además de gran amiga) Victoria Eugenia Martín Osorio.

Patear el campo junto a tan entrañables sabios es uno de esos raros lujos que la vida nos concede.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

El mosquito tigre amenaza al turismo español

La noticia ha tenido escasa repercusión mediática. Los científicos han localizado una población estable de mosquito tigre (Aedes albopictus) en el municipio de Bunyola (Mallorca).

Vaya novedad, dirán algunos. Mosquitos hay en todas partes. Es verdad, pero no como éstos. Detectados por primera vez en España en agosto de 2004 (Sant Cugat y Cerdanyola del Vallès), en apenas cinco años los mosquitos tigre han colonizado el litoral mediterráneo extendiéndose por Cataluña, Castellón, Alicante, Murcia y, ahora, también Baleares.

Su llegada afecta muy negativamente a las zonas turísticas, impotentes para evitar ataques a una clientela que huye espantada. Sólo quien han sufrido la dolorosa picadura de este insecto originario del sudeste  asiático sabe bien lo que supone la aparición de tan molesto invasor. Son muchos quienes rechazan conocidos lugares donde pasar las vacaciones si saben que en ellos medran tan molestos vecinos.

Como la mayoría de los mosquitos, las únicas que pican son las hembras, pero éstas lo hacen con especial daño, igual de día que de noche. Y crían en cualquier mínimo lugar con un poco de agua como jarrones, cubos, macetas, latas y hasta juguetes abandonados, haciendo prácticamente imposible su erradicación. Por algo está considerada una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

El mosquito tigre es un insecto que se reconoce por su mayor tamaño y por las rayas negras y amarillas de aspecto atigrado que presenta en el cuerpo y patas. No es venenoso ni contagia enfermedades raras, pero pica que se mata.

Convertido en un turista más, es sin duda el menos deseado, el más incómodo y contraproducente. Un bicho al que las abundantes lluvias de este templado otoño le darán más alas para invadir nuevas ciudades, nuevas zonas hoteleras, nuevos centros turísticos y residenciales.

Podíamos, deberíamos, haber evitado su llegada a España con controles serios en las fronteras, pero la batalla está perdida. Como se ha perdido para evitar el avance del picudo rojo que devora las palmeras, del mejillón cebra que atasca cualquier tubería, de la avispa asesina que nos deja sin abejas, del caracol manzana que arrasa los campos de arroz. El mundo es ahora tan global que hasta compartimos las plagas. Sin programas serios de detección y erradicación temprana, estos nuevos invasores tienen todas las de ganar. Y nos confirman lo que ya sabíamos. Que cada cosa, animal o planta tiene su sitio en el planeta y debemos dejarlos en ese sitio. O si no, atengámonos a los picotazos.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)