Entradas etiquetadas como ‘trabajo sexual’

Lorena y el cuerpo como campo de batalla

Por Nayra Marrero (@nayramar)


Lorena era una rubia exuberante, una mujer a punto de cumplir 30 años con una sonrisa pícara y unos pechos que solían ver el sol. Lorena era guapa pero sobre todo era una mujer construida a sí misma en contra de lo que lo que la sociedad quiso imponerle.

Lorena era venezolana, era transexual y mil otras cosas que fue pero ya no es, porque el 23 de octubre de 2016, huyendo de un cliente que la amenazaba y le había apuñalado en la mano, cayó por la ventana del piso donde se prostituía.

En su historia quedó escrita la homofobia, porque a los 14 años contó que le gustaban los chicos y sufrió el castigo que en una pequeña población del norte de Venezuela supone amar a alguien de tu mismo sexo. A los 16 años fue la transfobia, porque Lorena se reconoció mujer (y por tanto heterosexual), la que le dejó marcas. Sus pocas fuentes de ingresos se fueron reduciendo y ya con 17 años y aspecto incipiente de muchacha, comenzó a dedicarse a la prostitución. Y la inseguridad y el estigma asociados al trabajo sexual también le dejaron huella. Lee el resto de la entrada »

Tenemos chico nuevo en el trabajo más antiguo del mundo

Por Nayra Marrero, (@nayramar)

Vivimos en un sistema económico injusto marcado por la desigualdad. En esas franjas que se crean y que abren las entrañas de la vida de mucha gente, se cuelan crueldades y fraternidades, se forjan ayudas y abusos, desventuras y superaciones.

Vivimos cada día más lejos del Estado de bienestar que nos prometía un paraguas con el que capear las tormentas, aunque fuera el tramo que nos faltaba hasta llegar al portal. Para quienes tenían a dónde volver, quizá la lluvia no ha empapado demasiado pero en muchos los charcos se han instalado en sus mismos huesos.

El otro día conocí a un chaval polaco recién aterrizado en Madrid. No dominaba el idioma ni eligió la ciudad por su amor a la cultura española: vino porque aquí residía un amigo de la infancia que le guarecería al menos de forma temporal. Estudió música pero en el Londres del que partió las clases que daba sólo le daban para cubrir algún gasto puntual, vivía mantenido por un señor que un día se cansó de tenerlo a su lado.

Vino a Madrid a vivir como su amigo, mantenido no por uno sino por varios señores, mayores o jóvenes, que paguen por tenerlo cerca, como hacía su pareja anterior. Vino a Madrid a sobrevivir, a ser chapero, a ser uno más de la lista de los que no le interesan a nadie.

Dos hombres tienen sexo en un coche. Foto de 20minutos.es

Dos hombres tienen sexo en un coche. Foto de 20minutos.es

Lee el resto de la entrada »