BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Entradas etiquetadas como ‘aceptación’

En Canadá, el 13% de la población se identifica como homosexual, bisexual o trans

Por Andrea Puggelli (@aikkomad1), activista LGBTIQ

Una encuesta sobre la diversidad sexual señala que mientras el 13% de lxs canadienses se identifican como lesbiana, gay, bisexual o trans (LGBT), muchxs se sienten incómodxs revelando su identidad en el ambiente mas cercano.

Más de la mitad de los encuestados que se identificaron como LGBT han indicado que no habían “salido del armario” en el lugar de trabajo y que ni tampoco no lo han dicho a sus compañeros de clase.

Aunque el 81% de los encuestados LGBT creen que “la sociedad canadiense está dispuesta a comprometerse a integrar a las personas de estas comunidades”, el 73% cree que “aún queda mucho por hacer para detener el comportamiento LGTBfóbico y el acoso”. De hecho, el 54% de los encuestados de la comunidad LGBT sintió que “la vida será o habrá sido más difícil que la de una persona que no es una minoría”.

Poco más del 80% de los encuestados dijeron que sienten o sintieron la sensación de desorientación, de soledad y de aislamiento relacionadas con su orientación o identidad de género, y el 75% afirmó haber sido víctimas de intimidación, amenazas o comentarios feroces ( 60% en la escuela, 33% en el trabajo, y un “sorprendente” 20% en círculos LGBT). Por ejemplo, la mayoría de los encuestados (78%) consideró que “en algunos grupos LGTB hay endodiscriminación”.

La encuesta se realizó para la Fondation Jasmin Roy que lucha contra la discriminación, el acoso y la intimidación relacionadas con la diversidad sexual

 

El rechazo visceral a la diferencia

Texto cedido y publicado por Bread & Sex (@breadandsex) con el título de “El patito feo

Escena del cortometraje American Reflexxx

La semana pasada, una amiga que cría gallinas me contó que una había tenido pollitos, y que por lo visto era muy importante a la hora que rompían el cascarón, la temperatura ambiente que había, y el orden en que iban naciendo. De esta camada, el último en nacer fue un pollito negro. Me contó que al poco de romper el cascarón le desplazaron, y que esa noche fue picoteado y apartado del resto, al parecer por ser diferente.

Al escuchar la anécdota, recordé que en el mes de mayo estuve en Medialab Prado, en un laboratorio sobre “geografías queer”, y estuvimos viendo este vídeo. Lee el resto de la entrada »

El amor se viste de azul realismo: Julie Maroh

Por Nieves Gascón (@nigasniluznina)

Portada de la novela gráfica

Imagen cedida por Dibbuks

 
Azul tinta, azul azur azul marino, azul Klein, azul cian, azul ultramar…
Julie Maroh 
 

 

Parece de rigor completar entre los títulos de nuestra biblioteca de diversidad y género una obra de referencia e internacional, El azul es un color cálido, de Julie Maroh. Este libro fue editado por primera vez en 2009 en Francia y ha recibido premios como el Autor Novel del Salón del Cómic y de las Artes Gráficas de Roubaix en 2010, el Premio del Consejo Regional del Festival de Blois en 2010 y el Premio del Público del Festival Internacional del Cómic de Angoulême en 2011. Todos ellos galardones franceses.

Una novela gráfica traducida a catorce idiomas, de la que recomendamos su versión en castellano, sexta edición, va por la séptima). Lee el resto de la entrada »

Una muerte que ha de servir para reivindicar la dignidad de todas las personas con VIH

benidorn

Por María Jose Fuster Ruiz de Apodaca, mujer con VIH y Doctora en Psicología Social

Hoy ha fallecido una mujer que fue mi amiga. Una mujer transexual bellísima. Ha muerto de sida. Veinte años sabiéndolo y sin decirlo a nadie. Ni siquiera a mí que también tengo VIH y que compartí una etapa de mi vida, de mi rutina, de mis inquietudes y de mi trabajo con ella.

Dejó de medicarse. No soportó el peso del estigma y sobre todo no soportó el peso de la falta de auto-aceptación y del auto-estigma. Esto es todavía una realidad en nuestro mundo. Las lágrimas brotan de mis ojos con una mezcla de rabia, impotencia y agradecimiento por haber sido capaz de trascender ese estigma y sentirme rodeada de gente que apuesta por un mundo mejor. Lee el resto de la entrada »

La Cuba diversa: “No te juntes con esa gente…”

Por Nayra Marrero (@nayramar)

Foto de phvolmer

Foto de phvolmer

No recuerdo su nombre, pero sí su historia. Me contaba, lata de cerveza Cristal en mano, que su novia tenía un buen culo, que le gustaban las mujeres grandes, con muchas curvas, con mucho de lo que agarrar. Ella, sin embargo, era tirando a esmirriada.

Se presentó como lesbiana, también lo era la amiga que caminaba a su lado, la que reía de forma estridente y sentía también devoción por los hermosos traseros. Decía que era de otro lugar, pero se quedaba en Santa Clara, ciudad de 200.000 habitantes del interior de Cuba, cuando quería marcha. De allí era su novia, pero aquel día habían discutido y no pudo presentármela.

También me habló de su hijo, de 17 años, medio cubano medio italiano. Y de su marido. Llevaba casada desde el embarazo con el padre de su hijo, un tipo que sabía lo de ella -según sus palabras- y la quería así; un tipo que vivía la mitad del tiempo en Italia, la mitad del tiempo en Cuba; un buen tipo, decía. Lee el resto de la entrada »

Los jóvenes tienen que saber que las cosas realmente mejoran

El pasado 21 de mayo se presentó el proyecto It Gets Better España en Barcelona.  Con motivo de este lanzamiento, Justin Tindall, Coordinador del Programa Internacional para It Gets BetterProject, viajó a nuestro país. En esta entrada tenemos la oportunidad de que él mismo cuente su propia historia.

Justin Tindall, el primero por la derecha, hablando de su experiencia

Soy originario de Mesa, Arizona en EUA, una ciudad que fue un pequeño asentamiento depioneros mormones. Mis antepasados ​​fueron algunos de los primeros pioneros mormones a establecerse allí hacia 1870, un legado del que mi familia está muy orgullosa. En esta comunidad tan definida por su religión, enseguida me dí cuenta que no sólo era demasiado afeminado para la sociedad sino también para Dios.  Desde pequeño fui muy inseguro y pasé gran parte de mi adolescencia obsesionado con obtener la validación de quienes me rodeaban.

La escuela secundaria fue una pesadilla, me despertaba por las noches asustado y con miedo de ir a la escuela por el bullying que sufría. Mis compañeros, los niños mormones que en la iglesia hablaban de caridad y amor, se apartaban cuando otros me atacaban en los pasillos del colegio. Mi propia comunidad no me protegía.

Tras completar mis estudios en una universidad mormona de mi ciudad, viajé a Bolivia con una misión mormona y fue allí, a cinco mil kilómetros de casa, entre bolivianos, cuando experimenté por primera vez lo que es verdaderamente pertenecer a una comunidad.  Más tarde, volví varias veces para Latinoamérica con proyectos de cooperación y de lucha humanitaria.  De nuevo fui testigo de que las personas pueden tener distintas batallas que pelear cada día, pero la necesidad de aceptación, la comprensión y el amor es universal. Lee el resto de la entrada »