La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘furtivos’

¿Sabes cuál es la región que más odia a los lobos?

Lobos

Felix Rodríguez de la Fuente era castellano, de Burgos para más señas. Y sin duda se sentiría avergonzado con una región, la suya, empeñada desde hace años en erradicar al lobo ibérico a cambio de un raquítico puñado de votos. Yo también soy castellano, y de Burgos, y me siento igual de abochornado.

En su política de acoso y persecución al lobo, la Junta de Castilla y León acaba de establecer un cupo de muerte para los próximos tres años que hasta 2019 condena a la pena máxima a 429 cánidos salvajes de los territorios al norte del río Duero, 143 lobos al año. El cupo más alto de la historia y el más acientífico de todos ellos. En la provincia de León podrán abatirse 53 lobos al año. 40 en Zamora, 30 en Palencia, 15 en Burgos, cinco en Valladolid y no podrá cazarse ninguno en Soria. Lee el resto de la entrada »

Matan de un disparo a la cigüeña más famosa del País Vasco

Cigüeña muerta

A primera hora del pasado miércoles 23 de Diciembre, unos desconocidos dispararon y mataron a Uzelai, la cigüeña blanca más famosa del País Vasco. Lo hicieron con toda la alevosía e ilegalidad posibles; desde el interior de un vehículo en marcha en Kortezubi (Ford Focus blanco), dentro del Refugio de Fauna de Urdaibai (Vizcaya).

Uzelai debía su nombre al colegio público de la localidad de Busturia, cuyos niños y niñas la habían apadrinado con gran ilusión, en el marco del programa de recuperación de la especie llevado a cabo hace algo más de una década. Era un macho y formaba parte de la pareja que anidó por primera vez en Urdaibai después de más de un siglo de ausencia de las cigüeñas en este espacio natural protegido. Lee el resto de la entrada »

Todos contra el lobo

lobo (2)Más radicalizados que nunca, ganaderos, cazadores, conservacionistas y gestores se dan de palos por culpa del lobo, mientras la polémica especie es recibida no ya a palos, sino a tiro limpio, venenos y lazos ilegales.

La penúltima vergüenza ha sido la aparición hace unos días de un lobo muerto de un certero disparo en el cuello, una oreja amputada y colgado de una señal de tráfico a la entrada del pueblo asturiano de Tiós, en el concejo de Lena (Asturias). Ni en los peores tiempos anteriores a Félix Rodríguez de la Fuente se había llegado a tanto odio, a tanta estulticia.

¿Aviso a navegantes? Dudo que vaya dirigido a los lobos. Más parece un aviso a ecologistas. ¿Sueñan también con vernos colgados de los árboles?

Hay que hacer algo urgentemente. Reconducir la situación. Eliminar desavenencias, buscar soluciones. Tejer alianzas. Porque a tiros o a hachazos no se soluciona nada.

Hace falta un Plan Nacional de Gestión del Lobo que ayude a garantizar el mantenimiento de una población de lobos viable que pueda coexistir con las explotaciones ganaderas y la población del medio rural, minimizando su incidencia sobre la cabaña ganadera y optimizando la política de compensación de daños.

Hace falta implementar medidas de control, agilizar la indemnización real de los daños y la aplicación compensaciones efectivas, promover medidas de prevención (que van desde el empleo de mastines y cercados electrificados al agrupamiento de rebaños y la contratación de pastores) y, por supuesto, tolerancia cero con el furtivismo y el uso de veneno. Cárcel para esos ahorcadores de lobos.

También un apoyo decidido al ecoturismo, la gran herramienta de futuro como se ha demostrado en la Sierra de La Culebra (Zamora). Allí el lobo vivo vale mucho más que el lobo muerto: en el año 2012 se recaudaron unos 36.000 euros provenientes de los trofeos de caza del lobo, mientras que las pernoctaciones y las comidas en los establecimientos relacionados con el turismo del lobo produjeron 600.000 euros de ingresos.

Desgraciadamente vamos a peor. En tiempo electoral los lobos son tema recurrente para la propaganda política. Sólo así se entiende la última aberración del Gobierno de Asturias. En lugar de tratar de apagar el fuego de la discordia echan gasolina aprobando una extensión del programa de “control de población” de lobos, que terminaba en marzo, alargándolo hasta finales de junio. Hace así coincidir la matanza de lobos con el período de reproducción de la especie (y con la campaña política de mayo), afectando de lleno al periodo de partos de estos animales. Como han criticado los grupos ambientalistas asturianos, “la prórroga para matar lobos durante la época de cría parece abiertamente ilegal y es sin duda ilegítima”. Paralelamente, el mismo día en el que apareció colgado el pobre animal colgado el Principado aprobó un plan que permite la caza de lobos en monterías”. Una normativa que mantiene a esta especie como no cinegética, pero que por primera vez permite su caza en reservas regionales durante monterías legalmente autorizadas de otras especies.

Flaco favor hacen todos estos descerebrados matalobos a la bella, pero inconsistente, campaña publicitaria del Principado de Asturias elogiando a sus “guardianes del Paraíso“. Las personas de bien, amantes de la naturaleza y del turismo responsable, no queremos ese tipo de guardianes armados.

Más de 8.000 personas se han unido a la petición iniciada en Change.org por el refugio UNE Dos Soledades, después de que este lobo apareciera colgado junto a una señal de tráfico en el concejo de Lena. Exigen a su alcalde que “se investigue el suceso y se castigue a los culpables”. Yo ya he firmado.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Buscan nombre para el primer guirre nacido en cautividad en Canarias

Guirre

El Centro de Recuperación de Fauna Salvaje del Cabildo de Gran Canaria acaba de obtener un fabuloso éxito. Lograr el primer guirre nacido en cautividad de la historia, el primer alimoche canario (Neophron percnopterus majorensis) que viene al mundo en esa isla desde hace al menos medio siglo.

Hijo de dos aves tullidas, el pequeño buitre nació en una incubadora el pasado 19 de junio. Al principio fue necesario alimentarlo a través de un muñeco emplumado que imitaba a los adultos, para de esta manera evitar su troquelado, manteniendo así su natural desconfianza hacia los humanos. Transcurrido un mes, su padre biológico lo ha adoptado como lo que es, su hijo, y no se despega de él, mientras que su madre, menos maternal, se mantiene ajena a la familia.

No tiene nombre, pero en realidad tiene cuatro. El técnico es Npm 01/2013. Los otros tres son más familiares: Alex Romualdo Tamarán. Alex en honor a Alex Llopis, coordinador en España del Programa Europeo de Conservación de Especies Amenazadas del Quebrantahuesos y cuyos expertos consejos han permitido el feliz natalicio. Romualdo por San Romualdo, el día de su santo. Y Tamarán por ser el nombre aborigen de la isla que le vio nacer y donde no nacía un guirre desde que estos se extinguieran allá por los años setenta del pasado siglo.

Le faltaría un quinto nombre, el más merecido de todos ellos: Pascual. En honor a Pascual Calabuig, querido amigo y director del Centro de Recuperación de Fauna Salvaje. Experto biólogo y veterinario, lleva décadas empeñado en salvar de una muerte segura a miles de animales accidentados. Sólo él y su equipo podían haber logrado algo que hasta sus propios jefes veían como un sueño irrealizable.

Con toda probabilidad, cuando en septiembre la ahora bola de grisáceo plumón se haya convertido en un emplumado alimoche ya tendrá un nombre definitivo. Y una pequeña mochila adosada a la espalda para poder controlar sus movimientos por GPS. Todo preparado para ser liberado en Fuerteventura, la única isla de Canarias donde esta amenazada subespecie tiene algo de futuro.

Pero no lo tendrá nada fácil. Tendidos eléctricos, venenos y disparos se lo pondrán muy complicado antes de que, dentro de cinco años, llegue a la madurez sexual y logre emparejarse, reforzando así una población donde uno es mucho, muchísimo.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

Muere Pancho, el pez más famoso de Canarias

Todos nos temíamos lo peor, pero nadie se atrevía a confirmarlo. Al final el tiempo nos ha traído la triste evidencia, como me reconoció ayer mi experimentado instructor de buceo: Pancho, el pez más famoso y querido de Canarias, ha muerto. O lo han matado, que es seguramente lo más probable.

Para quien no lo conociera, Pancho era un descomunal mero de 40 años, tan grandote como pacífico. Estrella indiscutible de la Reserva Marina del Mar de Las Calmas, en la isla de El Hierro, vivía en una zona apodada El Desierto, precisamente porque no había en ella prácticamente nada, salvo el buen Panchito.

No siempre estuvo solo. Hasta hace cinco años vivía con su novia de toda la vida, por nombre Natalia. Pero la pobre cayó en manos de los pescadores furtivos (en esa zona está prohibida la pesca), quienes ajenos no sólo a la gran riqueza natural que esta especie supone para el ecosistema, sino también a su interés económico como atractivo turístico, se hicieron con ella una triste merienda. Todo parece indicar que Pancho haya seguido el mismo y trágico camino.

Desde hace cuatro meses nadie ha vuelto a verlo en su cueva. Animal muy territorial, sólo la muerte lo ha podido apartar de su cita diaria con los submarinistas. Al conocerse la noticia, los restaurantes de La Restinga se han negado a servir mero en sus platos, dejando así constancia de su compromiso con el medio ambiente, pero alejando también toda sospecha de que estuvieran sirviendo los restos de quien siempre fue para ellos un símbolo muy querido.

Nos queda su imagen, una y mil veces repetida en un famoso vídeo con el que una televisión introduce en Canarias los espacios publicitarios, pero lejos de animarnos nos produce pena. ¿Cómo podemos estar tan ciegos? Pescando estos viejos peces no sólo matamos un portento de la naturaleza. También acabamos con un símbolo de la relación sostenible entre el hombre y el mar. O quizá sea precisamente eso. Que dicho vínculo no existe.

(Foto: Eduardo Acevedo / Canarias7)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Encuentran dos lobos atrapados en lazos ilegales

Todos contra el lobo. A tiro limpio, con veneno o con fuego. También con lazos, como los que el domingo han provocado graves heridas y amputaciones al menos a dos bellos lobos zamoranos.

Según ha publicado La Opinión de Zamora, el aullido de los pobres cánidos salvajes alertó a unos cazadores que descubrieron a los animales heridos y más de una veintena de trampas ilegales en la zona, en las inmediaciones de la localidad de Anta de Rioconejos. Uno de ellos había perdido ya una de sus extremidades delanteras, arrancada de cuajo por él mismo de tanto tirar para intentar zafarse de la terrible trampa. Probablemente un tercer ejemplar de la manada pudo escapar, aunque llevándose entre las carnes un alambre que sin duda le dejará sin pata y al final sin vida.

Los monteros que los encontraron dieron ejemplo cívico al colectivo de cazadores al avisar inmediatamente a la Guardia Civil y al Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. Otros en su lugar les habrían descerrajado dos tiros y se habrían ufanado después de su muerte.

La plaga de los furtivos es terrible. Sus lazos acaban con la vida de osos, lobos, ginetas y todo tipo de mamíferos. Incluso pueden atrapar a personas, por lo que el problema no es sólo un delito ambiental, sino también un crimen. ¡Ojalá todo el peso de la Ley caiga sobre estos salvajes!

—-

Foto: La Opinión de Zamora En ella se ve al pobre lobo atrapado en el lazo, tratando inútilmente de zafarse de la terrible trampa.

**Más noticias sobre el lobo en la Minuteca de 20Minutos.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Atropellan y tirotean en Doñana a una lince embarazada

Triste, tristísima noticia. El pasado viernes murió atropellada en el Parque Natural de Doñana “Teo”, una hembra de lince ibérico de siete años de edad. Fijaros si nos quedan pocos linces que todos ellos tienen nombre. Y ésta era una de las 17 hembras reproductoras que sobrevivían en la zona.

El atropello se produjo en la vía Algodonera-Laguna de San Lázaro (Villamanrique de la Condesa, Sevilla), uno de los múltiples caminos agrícolas y forestales que han sido asfaltados por la Junta de Andalucía en Doñana.

A la pena de su pérdida se le unen dos datos que nos han puesto los pelos de punta:

—Estaba embarazada de dos cachorros machos.

—Había sido tiroteada previamente por un cazador furtivo, recibiendo siete impactos de perdigones disparados con una escopeta de cartuchos.

Según los especialistas que realizaron la necropsia al cadáver, a pesar de que los perdigones no afectaron a los órganos vitales, “mermaron su capacidad física y de reacción ante peligros” como el riesgo de atropello.

No es el primer lince atropellado en esta zona ni será desgraciadamente el último. Hace seis meses cayó otro ejemplar en la carretera que une Almonte con Matalascañas (Huelva). Como ha denunciado la organización ecologista WWF/Adena, la red de asfalto está extinguiendo al lince en Doñana.

¿Soluciones?

En primer lugar, ni un metro más de asfalto en los caminos agrícolas de ese supuesto espacio protegido de Doñana.

En segundo lugar, desmantelamiento de los tramos más peligrosos que nunca debieron asfaltarse.

Y por supuesto, que todo el peso de la ley caiga sobre los furtivos, esos supuestos cazadores amigos de la Naturaleza que se aprovechan de una licencia de armas para disparar a todo bicho viviente, incluidas estas joyas de la naturaleza que son los linces.

Matan a una loba que era amiga de los hombres

Era la amiga de los hombres, la futura estrella del nuevo Centro Temático del Lobo Ibérico que la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Puebla de Sanabria (Zamora) abrirán dentro de dos años en el cercano pueblo de Robledo, presupuestado en 4,5 millones de euros. La esperanza económica en una comarca que vio en el cánido salvaje a su paraguas mediático para estos tiempos de crisis, aún más dura en el campo. El atractivo de un turismo rural respetuoso con su privilegiado entorno natural. Pero la han matado.

De nada le valió estar en un espacio protegido, confinada en un recinto custodiado por la guardería de la Reserva Regional de Caza de la Sierra de la Culebra. Su compañero, un macho desconfiado, huyó al oírlos llegar. Pero ella no. Ella se acercó y los cobardes de dos patas la tirotearon a placer. Su cuerpo ensangrentado quedó abandonado en el suelo: sólo querían matarla. La odiaban por ser lobo.

Y sin embargo, era ella quien debía odiarnos a nosotros. Arrancada de su madre siendo apenas un cachorro, pasó una penosa vida de cautiverio en el zoológico Valwo de Matapozuelos (Valladolid), donde recibió de todo menos cariño. Estuvo a punto de morir, aunque gracias a su espíritu indomable sacó fuerzas de flaqueza y logró recuperarse. Le hubiera gustado tener muchos cachorros, formar una hermosa manada semicautiva para mostrarnos a todos nosotros que el lobo no es tan fiero como lo pintan, pero no la han dejado.

Al saberlo me acordé del “Romance de la loba parda”, símbolo oral de la trashumancia que tan bien conocen los pastores sanabreses:

“No queremos la borrega, de tu boca alobadada, que queremos tu pelleja pa’ el pastor una zamarra”.

Pero entonces lo decían los perros y ahora lo dicen los urbanos cazadores. Después de tantos siglos de odio no hemos aprendido nada, seguimos siendo tan tontos como ingratos.

—-

Foto: I.G./La Opinión de Zamora, el periódico que ha difundido la noticia. En ella se puede ver a la loba abatida en el cercado de El Casal (Tábara) y que Medio Ambiente custodiaba para traspasar al futuro Centro de Robledo de Sanabria.

Pagan 100 euros por comerse un pollo de pardela

Me avergüenzo de mis vecinos de Fuerteventura. De algunos pocos de ellos, los salvajes que están pagando hasta 100 euros a otros salvajes sin escrúpulos a cambio de tener el extraño privilegio de poder comerse un pollo de pardela en una noche de excesos gastronómicos. Dicen quienes la han probado que su carne sabe a pescado. Que o te encanta o te espanta.

Lo acaba de denunciar la Asociación de Amigos de la Pardela Cenicienta, cuyos responsables critican la impunidad de los furtivos ante la falta de vigilancia, este año acuciada por los efectos de la crisis, que ofrece a las personas con menos escrúpulos un recurso económico alternativo.

¿No sabes qué es una pardela? Pues nada menos que nuestro albatros español.

Las pardelas cenicientas de Canarias (Calonectris diomedea subespecie borealis) se alimentan ahora libremente en el litoral sahariano y en el sur de Marruecos, pero crían en pequeñas grietas de los acantilados canarios, donde les esperan sus siempre hambrientos pollos, uno por pareja, una bola de plumón blanco repleta de aceite de pescado.

Un aceite que tradicionalmente se recogía en las islas por sus supuestos poderes terapeúticos contra el reúma. La explicación dada por nuestros abuelos era tan simple como ingenua: si las pardelas viven en el agua y no tienen reúma, su aceite, visto como un condensado del animal, curará el reúma.

A partir del próximo mes, tras la independencia de las crías, las pardelas inician un impresionante periplo por el Atlántico que les lleva igual a Brasil que a las costas de Namibia o Sudáfrica. El mar es su reino.

Heraldos canarios de la primavera, llegan aquí en febrero y no se van hasta diciembre. Su canto nocturno, semejante al lloro de un niño, me produce siempre escalofríos, pero también una extraña sensación de libertad.

En todo el archipiélago crían 30.000 parejas, aunque su número está en retroceso por culpa de la imparable urbanización de la costa, la sobrepesca, los ataques de gatos y ratas a sus colonias, y también desgraciadamente por las matanzas de los furtivos.

Este montón informe de plumas son pollos de pardelas capturados ilegalmente en Fuerteventura. Lo hacen introduciendo largos ganchos en las colonias y enganchando a las pobres aves con ellos, e incluso metiendo hurones en los agujeros. ¡Vergonzoso!

Un oso gravemente herido vaga por El Bierzo

La Junta de Castilla y León y el Principado de Asturias mantienen desde hace 15 días un complejo operativo para tratar de capturar vivo a un joven oso pardo, gravemente herido por el lazo de acero colocado en el campo por cazadores furtivos.

Es uno de los últimos 125 ejemplares que sobreviven en la coordillera cantábrica, una población en gravísimo peligro de extinción.

El pobre animal fue descubierto por un vecino de Páramo del Sil (El Bierzo, León) el pasado 17 de agosto. Quedó atrapado por un cable que le trabó toda la cintura. Logró romperlo a tirones, pero el alambre se le ha incrustado en la carne, constriñéndole el abdomen a la altura de los riñones y provocándole heridas muy graves.

Extremadamente delgado, lo está pasando muy mal, pero al menos se le ha visto comer arándanos, su fruta favorita. Ahora mismo se mueve por una amplia zona a caballo entre León (Páramo del Sil) y Asturias (Degaña), incapaz de liberarse por sí mismo de esa trampa de muerte.

Tres equipos integrados por guardas, veterinarios y biólogos de las dos comunidades autónomas trabajan en la zona para intentar capturar al animal con dardos anestésicos, y proceder a curar sus heridas antes de que éstas se infecten y lo maten. Una operación complicada donde las posibilidades de éxito son inciertas.

El primer intento de lanzarle un dardo hace unos días fracasó. Los tiradores son los mejores, pero resulta muy difícil acercarse al animal herido en una ambiente boscoso y abrupto como por el que se mueve.

La única noticia positiva es que el complejo operativo montado se mantiene, que no se le da al pobre animal por perdido.

Todos cruzamos los dedos por el éxito de la misión mientras nos hacemos insistentemente las mismas preguntas: ¿Quién fue el criminal que puso el lazo de acero en el campo? ¿Lo ha detenido ya la Guardia Civil?

—-

En la fotografía podéis ver al pobre oso con la cintura fuertemente aprisionada por un cable de acero. La imagen, cedida por la Fundación Oso Pardo y la Junta de Castilla y León, fue tomada con telescopio a larga distancia para evitar molestias innecesarias al animal.

La captura ilegal de un oso pardo se considera delito penal y puede ser castigada con cárcel y multas desde 200.000 euros a más de dos millones de euros.

Más noticias sobre el oso pardo en la Minuteca de 20Minutos.

—–

Actualización 10 de septiembre 2008.

Os incluyo sobre estas líneas una nueva fotografía que ha sido obtenida recientemente por los equipos que tratan de capturar a este pobre oso berciano. Al día siguiente de verlo se preparó todo un operativo para sedarlo, pero el animal no volvió a aparecer por la zona.

Como se ve en la imagen, las heridas provocadas por el lazo de los furtivos son muy graves.

En lo que va de año, la Fundación Oso Pardo lleva retirados 153 lazos de acero en los territorios del Alto Narcea y Alto Sil, semejantes al que ha herido a este infortunado animal.