BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El quebrantahuesos volverá a volar por Burgos

Quebrantahuesos (izquierda) y buitre negro. © GREFA

A los 17 años vi mi primer quebrantahuesos en Burgos. Un espectacular adulto que pasó volando fugaz sobre nuestras cabezas, desgraciadamente metidas en el coche mientras circulábamos por los cañones del Ebro. Ni nosotros mismos nos lo creíamos. Por entonces quedaban unas pocas parejas atrincheradas en el Pirineo, el último ejemplar había desaparecido de Cazorla y en Burgos tan solo había viejos recuerdos de territorios inciertos en la Sierra de la Demanda, la Yecla y Obarenes recogidos por Eduardo de Juana en su famoso atlas ornitológico de La Rioja.

A consecuencia del éxito de los proyectos de reintroducción de este gran buitre en Picos de Europa y Andalucía cada vez es menos raro ver algún ejemplar por la provincia. Y empezará a ser habitual gracias al ilusionante proyecto Monachus puesto en marcha por el grupo GREFA. Porque la segunda buena noticia es que, además de quebrantahuesos, e incluso antes, también Burgos va a tener una colonia nidificante de buitre negro.

Buitre negro en vuelo, con plumas decoloradas para facilitar su identificación. © GREFA

Buitres negros en La Demanda

A principios de octubre 2017 se liberaron quince ejemplares de buitre negro (Aegypius monachus) tras haber permanecido en un recinto de aclimatación en el término municipal de Huerta de Arriba (Burgos) durante un periodo de varios meses, que los expertos consideran como óptimo para que las aves se hayan adaptado a la zona de reintroducción. Una segunda remesa de buitres negros ocupa actualmente el mismo recinto, a la espera de ser objeto de una segunda liberación durante 2018.

“Que dos de los buitres negros ya liberados en la Sierra de la Demanda se hayan emparejado y que hayamos visto en la zona tres parejas de la especie procedentes de otras colonias españolas son muy buenos indicadores”, adelanta Ernesto Álvarez, presidente de GREFA.

Quebrantahuesos en el Arlanza

El Proyecto Monachus lleva parejo en el Sistema Ibérico burgalés la recuperación, además del buitre negro, de otra rapaz necrófaga amenazada: el quebrantahuesos. GREFA ha comenzado a realizar los primeros estudios para evaluar la posibilidad de llevar a cabo la reintroducción de la especie en la provincia de Burgos. El trabajo se desarrolla en la ZEPA “Sabinares del Arlanza“, donde se tiene constancia de que la especie estuvo presente hasta la década de los setenta del pasado siglo.

“En el futuro esperamos poder realizar en estos montes burgaleses algunas liberaciones de ejemplares que nos permitan facilitar la comunicación de las poblaciones de quebrantahuesos entre los Pirineos y los Picos de Europa, por una parte, y con el sur ibérico (Cazorla), por otra”, explica Álvarez.

Una de las fortalezas del Proyecto Monachus son las alianzas que establece en cada uno de los territorios donde actúa con organismos, entidades, ONG y empresas a los que se invita a liderar o apoyar las acciones desarrolladas, como es el caso de la Generalitat de Cataluña en Pirineos y la Junta de Castilla y León en la Sierra de la Demanda. El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente desde 2016, que ha sido decisivo para alcanzar los objetivos previstos.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

2 comentarios

  1. Dice ser Sabu

    El quebrantahuesos queridos amigos es el ave carroñera por antonomasia de nuestra maravillosa península Ibérica, observemos su elegante vuelo sobre las hoces y cañones en busca del alimento que tendrá que proporcionar a sus crías que aguardan en el nido…

    Félix

    01 abril 2018 | 13:20

  2. Dice ser Sociólogo Astral

    Suena peligroso que te rompa los huesos.

    01 abril 2018 | 19:01

Los comentarios están cerrados.