La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘arlanza’

El quebrantahuesos volverá a volar por Burgos

Quebrantahuesos (izquierda) y buitre negro. © GREFA

A los 17 años vi mi primer quebrantahuesos en Burgos. Un espectacular adulto que pasó volando fugaz sobre nuestras cabezas, desgraciadamente metidas en el coche mientras circulábamos por los cañones del Ebro. Ni nosotros mismos nos lo creíamos. Por entonces quedaban unas pocas parejas atrincheradas en el Pirineo, el último ejemplar había desaparecido de Cazorla y en Burgos tan solo había viejos recuerdos de territorios inciertos en la Sierra de la Demanda, la Yecla y Obarenes recogidos por Eduardo de Juana en su famoso atlas ornitológico de La Rioja.

A consecuencia del éxito de los proyectos de reintroducción de este gran buitre en Picos de Europa y Andalucía cada vez es menos raro ver algún ejemplar por la provincia. Y empezará a ser habitual gracias al ilusionante proyecto Monachus puesto en marcha por el grupo GREFA. Porque la segunda buena noticia es que, además de quebrantahuesos, e incluso antes, también Burgos va a tener una colonia nidificante de buitre negro. Lee el resto de la entrada »

Caperucita Roja va armada y es muy peligrosa

GustaveDore_She_was_astonished_to_see_how_her_grandmother_looked

Caperucita Roja tiene rifle y no se anda con chiquitas. Lobo que ve, lobo al que descerraja una bala en la cabeza. Entre sollozos, eso sí, por culpa de esa abuelita llamada Europa que no entiende sus miedos, que sólo paga con magras subvenciones a modo de propinas semanales una gestión del monte, de la ganadería, de la caza donde no le dejan hacer lo que más le gustaría: exterminar a ese cánido villano origen de todos y cada uno de sus problemas, de sus fobias, de sus terrores y también de sus errores.

En Castilla y León entienden bien a Caperucita. Al fin y al cabo ella vota y los lobos no. Lee el resto de la entrada »

¿Vuelve Paco Rana?

¿Cuántos embalses se construyeron en España durante el franquismo? Cientos, prácticamente todos los que el territorio fuera capaz de soportar. Tantos que al dictador Francisco Franco se le puso el mote de “Paco Rana”, pues cual batracio, iba saltando, inauguración tras inauguración, de pantano en pantano. Esas obras faraónicas, orgullo del régimen represor, se presentaban entonces como el único método posible para luchar contra la, en esos años siempre, pertinaz sequía. Y de paso producir energía hidroeléctrica, otro de nuestros orgullos patrios.

¿Pensabas que ya no había sitio para más embalses? Yo también, pero estábamos equivocados.

Actualmente existen 30 presas en construcción en España, con una inversión de 1.535 millones de euros, que garantizarán el abastecimiento hídrico a aproximadamente 1,5 millones de personas. Pocas según opinan los expertos, pues la principal conclusión de las VIII Jornadas del Comité Nacional Español de Grandes Presas (CNEGP) celebradas en Córdoba reclama la necesidad de construir 50 presas más y recrecer las existentes para garantizar el abastecimiento de agua en España. Ahora, la pertinaz sequía se llama cambio climático, bandera enarbolada a mayor gloria de los campos de golf.

De todas ellas, la que más me duele es la que se levanta en Castrovido (Burgos), en el río Arlanza. Sustituyó al demencial proyecto que pretendía inundar el monasterio de San Pedro de Arlanza, pero digno hijo de su padre, es igual de irracional.

Se sitúa en pleno Parque Natural de la Sierra de la Demanda, afectando gravemente a dos Lugares de Interés Comunitario (LIC´s). Costará 71 millones de euros, estará concluido a finales de 2009 y tendrá una capacidad de 44,13 hectómetros cúbicos. Sin embargo, no existe ningún Plan de Regadío asociado, ninguna localidad de la cuenca ha solicitado abastecerse con ese agua, y las supuestas catastróficas inundaciones que el río provocaba han desaparecido tras limpiezas puntuales del cauce.

Una zona boscosa maravillosa, inaccesible, virgen, es ahora un infierno de camiones, excavadoras y canteras a cielo abierto. El impacto natural es terrible, denuncian los expertos. Nutrias, mirlos acuáticos, lobos y hasta un raro helecho han desaparecido bajo los escombros.

¿Y quieren hacer así 50 embalses más, consumiendo sin freno territorio para que podamos seguir derrochando agua como si fuera un recurso eterno?

Viendo esa destrucción autorizada de un espacio natural protegido me doy cuenta de la realidad. Seguimos haciendo las cosas como siempre, por las bravas, a lo bestia. Como en los tiempos de Paco Rana.

En las dos imágenes superiores, obras de construcción del embalse de Castrovido, destrozando uno de los mejor conservados ríos de España.