La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘jaen’

Otra fiesta vergonzante: el lanzamiento de pava de Cazalilla

Pava

La expresión “subírsele a uno la pava” significa en castellano “ponerse colorado”, sonrojarse. Como yo me sonrojo cada 3 de febrero, fiesta de san Blas, pensando en el pueblo de Cazalilla (Jaén) en lugar de en cigüeñas. Allí sus vecinos llevan casi un siglo celebrando al santo patrón de la manera más, como mínimo, curiosa. Tirando una pava desde lo alto del campanario de la iglesia parroquial. ¡A ver quién la coge! ¡El que la pille se la queda! Qué majos son. Bestias pero majos. Lee el resto de la entrada »

Huelva está en Ciudad Real (El lince, no la ciudad)

Ejemplar-Huelva-provincia-Ciudad-Real

Al fin una buena noticia de nuestros linces ibéricos, el felino más amenazado del Planeta. ‘Huelva’, una hembra nacida dentro del programa de cría en cautividad de la especie y liberada en el año 2012 en el área del río Guarrizas (Jaén), lleva más de un año asentada en Ciudad Real.

La permanencia de este animal en la zona oriental de Sierra Morena refuerza la incipiente colonización lincera en Castilla-La Mancha. También confirma que la región alberga hábitats adecuados para que las poblaciones de lince puedan establecerse allí, algo que no ha sorprendido a nadie pues hasta hace apenas 20 años eran frecuentes en la zona.

Esta hembra está radiomarcada (lleva un collar que emite una señal de localización), así que se conocen todos sus movimientos con detalle gracias a la colaboración entre el personal de la Junta de Andalucía, los agentes medioambientales y técnicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el proyecto LIFE+ Iberlince. Así es como este ejemplar está siendo controlado en la provincia de Ciudad Real, donde se ha detectado su presencia mediante fototrampeo en múltiples ocasiones.

La noticia de la presencia estable de ‘Huelva’ se une a la confirmación el pasado mes de marzo, también mediante fototrampeo, de la presencia de ‘Jarira‘ en la parte occidental de Sierra Morena, en la provincia de Ciudad Real, donde se mueve esta hembra nacida en 2012 en el área de Cardeña (Córdoba).

Según ha informado Iberlince, con Huelva y Jarira son ya seis los ejemplares avistados o fotografiados desde el año 2011 en Ciudad Real, provincia que ha sido históricamente una de las zonas con presencia habitual de lince ibérico y donde la especie se había extinguido. Durante demasiado tiempo, los últimos linces ibéricos tan sólo sobrevivían en Andalucía.

Sacar al lince de la UVI está costando mucho esfuerzo, mucho dinero [34 millones de euros entre 2011 y 2016] y mucho apoyo de todos, incluidos cazadores y gestores de cotos de caza. A estos últimos, a quienes con frecuencia critico y cuya visión de la naturaleza no comparto en absoluto, no se les puede negar su positiva implicación en un proyecto que es de todos. El regreso a los montes ibéricos de nuestro gato más querido.

AMPLIACIÓN. Un amigo que trabaja en uno de los Centros de Cría del Lince me amplía la información sobre ‘Huelva’, datos que hacen aún más extraordinaria su aventura:

Huelva, hembra de lince ibérico nacida en el Centro de Cría del Acebuche en Doñana, tras ser abandonada por su madre, fue adoptada por una hembra del Centro de Cría de La Olivilla en Santa Elena; y tras completar un año en cautividad y su entrenamiento para reintroducción, fue liberada en el Valle del Guarrizas en la provincia de Jaén. Tras aproximadamente dos años en libertad está consolidando su territorio en Ciudad Real. ¡El año que viene tendrá cachorros seguro!

Foto: Ejemplar de lince ‘Huelva’ fototrampeado en la provincia de Ciudad Real. © Iberlince

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Abuelos de mil años “para comérselos”

El actor Juan Echanove ha sido nombrado embajador de los olivos milenarios de la mancomunidad del Sénia, una región cercana al Maestrazgo que agrupa a 27 pueblos valencianos, catalanes y aragoneses. No se me ocurre iniciativa más imaginativa y rentable para dar a conocer las riquezas de un paisaje único, forjado a la sombra de los olivos de la variedad autóctona Farga y donde la cultura mediterránea de romanos y griegos se hermana con unos ejemplares de árboles monumentales que seguramente fueron plantados hace 2.000 años por nuestros antepasados culturales. Parafraseando la famosa serie televisiva, esos abuelos de mil años están “para comérselos”, al menos el maravilloso zumo de sus aceitunas.

Echanove, que el pasado 19 de enero se comprometió en la feria FITUR (Madrid) a ejercer de embajador de este bien patrimonial, ha reiterado este compromiso “allá donde vaya”, y ha reconocido que no será una tarea difícil “ya que con sólo enseñar una fotografía de estos tesoros naturales la gente puede hacerse una idea de lo que significan”.

Paradójicamente, en Jaén, la capital mundial del aceite de oliva, se rinde homenaje estos días a los olivos milenarios y monumentales con una exposición de fotografías de ejemplares castellonenses realizadas por Arturo Esteve. ¿No hay olivos milenarios en Jaén? Los había, pero los arrancaron prácticamente todos hace muy poco tiempo para adornar rotondas y campos de golf de medio mundo. Un expolio del que ahora se lamentan los jienenses y que da aún más valor a los del Maestrazgo, salvados gracias al cariño de sus dueños y a una ley valenciana ejemplar.

Os incluyo a continuación un precioso texto que Echanove a dedicado a estos árboles monumentales:

Estos olivos milenarios, que brotan sobre la tierra, que irrumpen con fuerza y señorío desde lo mas profundo de la tierra… Estos olivos cuyas raíces en forma de voluptuosa melena seducen nuestros ojos e inquietan nuestras almas… Estos olivos, que desde tiempos inmemoriales llegaron a nuestra tierra de forma casual o intencionada… ¡que mas da¡ Estos olivos, ancianos de la tribu, sabios entre sabios, pacientes y dolientes… Estos olivos, testigos de nuestra formación, de nuestros triunfos y derrotas… Estos olivos que de forma elegante destruyen las fronteras geográficas de nuestro País para agruparse en torno a una comarca propia… Estos olivos que, antes de ser tales, fueron simples acebuches… y que a fuerza de darnos la paz en sus ramas, alcanzaron estatura de gigantes… Estos olivos son los que, llorando, nos ofrecen el más preciado tesoro de su sangre… sangre que celebra la dicha y ahoga la desgracia. Sangre que brota y brotará para nosotros y los que nos sucedan. Sangre del alma… del alma de la tierra… del alma de la historia.

Foto de Juan Echanove junto a un olivo milenario obtenida de la bitácora del propio actor: Un blog para comérselo

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Tarda tres días en ir de Huesca a Jaén

Tono es un joven quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), uno de los buitres más amenazados del planeta. Él no lo sabe, pero se llama así en recuerdo de José Antonio (Tono) Valverde (1926-2003), el padre de Doñana y Cazorla. Tampoco sabe nada de su origen artificioso, que nació hace tres años en un centro de investigación de Austria pero fue liberado en la Sierra de Cazorla (Jaén), pues es la esperanza de un ambicioso proyecto que trata de recuperar su especie en Andalucía, extinguida por los venenos cuando en 1986 se mató al último ejemplar. Igualmente desconoce que esa mochilita a su espalda terminada en una larga antena espía todos sus movimientos 24 horas al día.

Precisamente gracias a ese sofisticado localizador GPS sabemos que Tono está ahora de nuevo en las montañas de Jaén, después de pasar más de siete meses en los Pirineos, tanto en los oscenses como los leridanos e incluso en la vertiente francesa. Y algo aún más sorprendente, que se ha hecho los 560 kilómetros del viaje entre Jaca (Huesca) y el valle de la Sierra de Segura (Jaén) donde fue liberado en mayo de 2006 en apenas tres días. Prácticamente de un tirón, parando sólo para dormir y probablemente sin probar bocado en todo el trayecto ¿No es increíble?

Tono es un viajero. Impetuoso adolescente, no sentará cabeza hasta que con 5, 6 o 7 años encuentre una hembra en Jaén, procedente como él del mismo proyecto de reintroducción promovido por la Consejería de Medio Ambiente y la Fundación Gypaetus. Y saquen adelante descendencia. La primera en medio siglo.

Mientras tanto Tono seguirá vagabundeando por media España, abandonando Andalucía en primavera y regresando allí en otoño, donde ya ha podido reencontrarse con Faust, liberado en 2006 y con Pontones, liberado en 2007, y que a su vez acaba de llegar de un largo paseo por los Picos de Europa, a 700 kilómetros de su casa familiar.

También verá a las cinco jóvenes hembras liberadas este año. Y a Libertad, de su misma quinta y a quien le gusta pasar largas temporadas en La Rioja. Una extraordinaria pájara que en su ruta de retorno llegó a sobrevolar en una ocasión la ciudad de Madrid, pasando justo por encima de la Glorieta de Bilbao. ¿Era simple curiosidad o había quedado con alguien?