La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘flores’

Aumenta la ceguera humana para ver las plantas

Foto: Pixabay

Si se pregunta a una persona, tras un paseo por el parque, sobre el último animal que vio, podrá contestar sin pensar demasiado. Aunque no sepa exactamente la especie, recordará su color, forma y tamaño y podrá diferenciarlo fácilmente de otros animales que conozca.

Sin embargo, si se le pregunta acerca de la última planta que vio, seguramente tardará algo más en dar una respuesta y no será tan precisa como la anterior.

Muy probablemente, se limitará a señalar la presencia de árboles (pero no todos los árboles de un parque son iguales) y si es primavera o verano, recordará que había flores, pero quizá no pase de ahí: flores y árboles, en plural indefinido.

A finales de la década de los 90, los biólogos acuñaron el término “plant blindless” (ceguera de las plantas). Lo definieron como “la incapacidad para ver o percibir las plantas en el propio entorno”. Lee el resto de la entrada »

Desafío: Ponemos a los arquélogos a catar el paisaje de Atapuerca

©Susana Santamaría / Fundación Atapuerca

Admiro tanto a los arquéologos y antropólogos que trabajan en la Sierra de Atapuerca como al paisaje de ese yacimiento formidable, cuna de la Humanidad. Por algo tan humilde montaña está declarada Espacio de Interés NaturalBien de Interés Cultural y Patrimonio de la Humanidad.

Así que este verano, aprovechando eso tan conocido de que “donde hay confianza da asco”, me planté en las excavaciones y reté a sus tres famosos codirectores, Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, a que me ayudaran a hacer una cata de ese paisaje tan asombroso en el que llevan 40 años trabajando ininterrumpidamente.

Una oportunidad de oro que aproveché para llevar a mi sección veraniega en el programa de Radio Nacional de España No es un día cualquiera, presentado y dirigido por Inmaculada Palomares.

Te dejo enlace al podcast. Lee el resto de la entrada »

Registran una extraordinaria lluvia de mariposas en Fuerteventura y Lanzarote

Dos ejemplares de vanesa de los cardos libando en flores la semana pasada en Fuerteventura.

Cientos de miles de mariposas, seguramente millones, han caído estos días como una hermosa lluvia otoñal sobre las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Se trata de la vanesa de los cardos (Vanessa cardui), uno de los insectos más viajeros y sorprendentes del mundo.

Este pequeño insecto es capaz de hacer migraciones de hasta 14.000 kilómetros atravesando dos veces el desierto del Sáhara y llegando a las frías tierras escandinavas. Pero el suyo no es mérito personal. Es un extraordinario viaje de familia que implica a varias generaciones, pues lo concluyen las biznietas de quienes lo comenzaron.

Después de las generosas lluvias que el pasado jueves 24 de octubre cayeron en Canarias (30 litros en mi casa de Fuerteventura, un tercio de las precipitaciones de todo el año), campos, ciudades, hoteles y jardines se llenaron, como por arte de magia, de estas mariposas de color naranja. La densidad es especialmente increíble en las islas canarias orientales, pero también se han visto en gran número en Gran Canaria y Tenerife. Lee el resto de la entrada »

Flores en la tumba del misterioso gigante de Fuerteventura

Una nueva excursión científica del trío inquieto [el doctor en Botánica Stephan Scholz, el doctor en Ciencias Biológicas Juan Miguel Torres y yo mismo como doctor en Historia] nos ha llevado esta vez a las alturas del Monumento Natural de Montaña Cardón, en la isla de Fuerteventura.

Allí arriba, a 690 metros, en lo alto de un afilado espigón volcánico donde se refugian flores de algunas de las plantas más amenazadas del planeta, descansa un misterioso personaje, un héroe desconocido, un viejo mito legendario: el Gigante Mahán. Tan famoso que hasta lo glosó y quiso descubrir personalmente el genial Unamuno.

Los historiadores consideran a Mahán un ser real e incluso establecen con exactitud la fecha de su defunción: 13 de octubre de 1402. Moriría luchando contra los recién llegados conquistadores normandos, entre cuyas filas participaron como mercenarios aborígenes hermanos de la isla vecina de Lanzarote.

La orden dada por Jean de Béthencourt era apresarlo vivo pero, dada su ferocidad y gran tamaño, los soldados prefirieron matarlo. Muerto el héroe, el altahay canario, conquistadas estas descarnadas alturas que se habían convertido en el último refugio de la resistencia local, Fuerteventura pasó a pertenecer al reino de Castilla. Lee el resto de la entrada »

Recorre Lanzarote guiado por la voz de Saramago

Hoy te propongo algo diferente. Un viaje hacia el interior, tu interior, desde el exterior de un paisaje increíble, mágico, tan solitario como muchos de nosotros anhelamos. Pasear en soledad por los paisajes volcánicos de Lanzarote de la mano amiga de José Saramago, el llorado Premio Nobel que vino a vivir y a morir a esta isla telúrica.

El viaje no te costará nada. O quizá mucho, quién sabe. El único requisito indispensable es tener tiempo; dejarte llevar por la ensoñación y el movimiento algodonoso de las nubes.

Yo he elegido un volcán cercano a la entrada de acceso con coches al Parque Nacional de Timanfaya. Lo siento por César Manrique, pero su intervención en el Islote de Hilario, sus aulagas incandescentes, sus géiseres de agua hirviendo, su ruta en guagua escuchando el relato minucioso de las primeras explosiones volcánicas recogidas en 1730 por el cura de Yaiza don Andrés Lorenzo Curbelo, sus pollos asados al volcán y sus cientos de turistas haciendo cola en los retretes para aliviarse no va conmigo. En mi volcán no hay nadie. Estoy yo solo. La idea del paseo es sencilla: rodear esta montaña si se puede. Pero a lo mejor ni lo hago; me paro antes y disfruto.

Primer consejo de Saramago:

[Disfrutar] el placer profundo, inefable, que es andar por estos campos desiertos y barridos por el viento.

(Cuadernos de Lanzarote)

Lee el resto de la entrada »

Los dragos de Fuerteventura ‘aberruntan’ un invierno lluvioso

Dragos Fuerteventura

Si te pasas este verano por la isla de Fuerteventura, donde yo vivo, descubrirás algo más insólito que sus famosas playas de arena dorada con aguas de color turquesa. La mayoría de los dragos (Dracaena draco), ese típico y sorprendente árbol canario, están florecidos.

No es habitual. Lo normal es que sólo florezcan cada 15 años a partir de un esfuerzo biológico tal que, a modo de parto natural, acaban ramificando a través de las cicatrices producidas. Por eso, contando cada una de esas heridas hechas cada tres lustros es posible calcular su edad. Lee el resto de la entrada »

Este verano disfruta más del campo con el nuevo turismo olfativo

Cata aromas

En mi último viaje a Mallorca he tenido el privilegio de disfrutar de una experiencia fascinante: catas dinámicas de paisaje. Suena raro pero os la recomiendo como original actividad para este verano recién estrenado.

Consiste en ir a un lugar muy especial y poner las pituitarias al viento. Muy relajados, pues como sabiamente aconseja el escritor Patrick Süskind,

“el perfume debe olerse en estado distendido y aireado, nunca concentrado”.

En mi caso, por iniciativa de Rafel, un experto biólogo mallorquín a quien se le ha ocurrido tan brillante idea, nos fuimos al atardecer a la playa de Son Serra de Marina, espectacular mirador al Cap de Farrutx (Artà). Lee el resto de la entrada »

Llega la primavera precoz

Estamos viviendo una primavera precoz, adelantada. No sé si es cosa del cambio climático o del capricho climático, pero tras un febrero anormalmente suave marzo se presenta incuso caluroso.

Con estas temperaturas el valle del Jerte (Cáceres) ya está florido, aunque no por sus famosos cerezos, invernalmente desnudos hasta finales de marzo. Allí, como en media España, los heraldos de la primavera son las mimosas (Acacia dealbata), unos árboles oriundos de Australia y Tasmania que en estos días revientan de color, cuajados de apretadas flores amarillas.

Éste que fotografié se encuentra a la entrada de la preciosa localidad de Cabezuela del Valle, y nunca antes había visto un árbol tan espectacular. Los rayos del sol del medio día se reflejaban en su lluvia de oro y costaba trabajo mirarlo sin entrecerrar los ojos. Junto a él me encontré a la señora Carmen, quien acababa de coger unas ramas para adornar la entrada de su casa. Yo tampoco pudo resistirme e hice lo mismo. Todo el coche se llenó de inmediato de un extraordinario olor dulzón, como a almendras molidas, que nos embriagó a todos.

Poco después, sobre el cielo, se recortó la inconfundible silueta de un águila culebrera recién llegada de África, al igual que tantas otras aves migradoras felizmente retornadas como golondrinas, aviones, milanos negros o críalos. No hay duda. La primavera se nos viene encima.