La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘tendidos’

Más de 50 cigüeñas mueren electrocutadas en el mismo tendido eléctrico

Cigüeñas electrocutadas en Sant Quirze. © Jordi Pareja (GACO)

Medio centenar de cigüeñas en migración han muerto electrocutadas el pasado 5 de agosto, prácticamente al mismo tiempo, en torres eléctricas de Sant Quirze de Besora (Osona -Barcelona). Otra decena más resultaron heridas.

Las aves formaban parte de un bando de más de 700 ejemplares en migración. No eran españolas. Provenían del centro y norte de Europa (alemanas y suizas en su mayoría como ha confirmado la lectura de anillas) e iban camino de África una vez habían concluida su temporada de cría. Pararon en la zona para descansar sin percatarse de la peligrosidad de los tendidos eléctricos que allí había. A falta de confirmación oficial, todo apunta a que es ENDESA la propietaria de la línea involucrada en el suceso.

Lee el resto de la entrada »

Una autopista eléctrica atravesará el corazón de las montañas cantábricas

Llevan muchos años intentándolo, desde 1984, pero al final lo lograrán en contra del sentido común, la inteligencia y el deseo mayoritario de la población.

El Gobierno español, de la mano de Red Eléctrica Española (REE), quiere iniciar cuanto antes la construcción de una gigantesca autopista eléctrica entre Asturias y León, que atravesará cual cuchillo asesino las últimas tierras vírgenes de la Cordillera Cantábrica.

El nuevo tendido arrancará desde Lada (Langreo) y finalizará en Velilla del Río Carrión (Guardo, Palencia). Pensado a lo grande, estará integrado por 300 enormes torres metálicas de 51 metros de altura (el equivalente a un edificio de 17 pisos), distribuidas a lo largo de 120 montañosos kilómetros.

Red Eléctrica defiende la urgencia de construir esta gran infraestructura eléctrica de 400 kilovoltios “con el menor impacto ambiental posible y la mayor aceptación social”. Paradójicamente, el proyecto tendrá un impacto brutal sobre uno de los territorios medioambientalmente más valiosos del Estado y ha recibido más de 25.000 alegaciones. Sus responsables lo consideran, empero, fundamental para mantener el equilibrio de la red energética nacional y para eliminar los riesgos de grandes apagones de suministro en la región.

Paralelamente, la Asociación de Amigos del Tejo acaba de concluir un estudio sobre las zonas afectadas. Unos remotos lugares donde, para su sorpresa, han descubierto algunos de los hayedos más importantes de la región, de los últimos urogallos de la comarca (y prácticamente de Asturias), de la vía romana de la Carisa y de un paisaje de majadas y praderas de indiscutible belleza. En su opinión, razones de peso por sí mismas “que evidencian el enorme sinsentido de esta gigantesca infraestructura”.

Todo apunta a un colosal desatino. Como lo fue el embalse de Riaño. Como lo es esa manía tan nuestra de comprometer el futuro de nuestros hijos acometiendo intervenciones de las que luego tanto nos arrepentiremos.

¿Estaremos exagerando de nuevo? ¿Merece la pena cercenar el futuro agroambiental y turístico de una región única a cambio de la seguridad energética de nuestro mundo urbano? Probablemente sea así, pero no me gusta.

Y es que, parodiando al indio Seattle,

“yo soy un salvaje y no entiendo cómo el humo del caballo de hierro puede ser más importante que el búfalo”.