La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘zepa’

Extremadura construirá un nuevo aeropuerto fantasma

Cessna.120.g-btbw.arp

Otro despropósito más. Después del escándalo del aeropuerto de Ciudad Real (1.100 millones de euros de inversión y cerrado), del aeropuerto de Murcia-Corvera (260 millones y sin terminar), del aeropuerto de Castellón (150 millones de euros y con algo de suerte a exclusivo beneficio de Ryanair), llega ahora la tontuna del aeródromo de Cáceres, recién licitado por la Junta de Extremadura. Más modesto, es verdad, sólo costará 4,3 millones de euros, pero muy probablemente será igual de inútil. Como el papel todo lo aguanta, aspira a recibir 250.000 pasajeros al año, más que el de Valladolid o el de San Sebastián, o que la suma de todos los pasajeros que reciben anualmente los aeropuertos fantasmas de Burgos, León, Salamanca, Logroño, Badajoz y La Gomera.

También como era de esperar, su impacto ambiental en una zona de altísimo valor ecológico será brutal, pero no se preocupen que está todo controlado. Habrá medidas preventivas como evitar volar a los aviones a menos a 200 metros por encima de las cuatro zonas de especial protección para las aves (ZEPA) a las que afecta directamente. Todavía no cuenta con los preceptivos permisos del Ministerio de Medio Ambiente, es verdad. Sin embargo, como se va a solicitar una evaluación ambiental simplificada, el procedimiento se supone sencillo y rápido. Puro trámite.

¿Y qué harán con la cercana colonia de 50 nidos de cigüeña blanca? Ésa misma utilizada en folletos y carteles como imagen publicitaria de la pureza natural de la región. Trasladarla, que para eso hay dinero y facilidades administrativas. Los nidos claro, porque lograr que las aves no vayan a comer saltamontes a sus pastizales de toda la vida será un pelín más complicado.

Aunque en el fondo, usted y yo sabemos que esas cigüeñas, hagan lo que hagan, no van a tener que esquivar demasiados aviones.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

La fiebre del oro amenaza al río Guadiana

En tiempos de crisis el oro vuelve a ser un valor refugio, una inversión política puesto que se apuesta por una vía fuera del sistema monetario establecido, más especulativa pero más tangible. Ante ello, las viejas reservas de oro ibérico han vuelto a hacerse rentables y son varias las empresas empeñadas en rascar las piedras en busca de alguna pepita. Da igual donde puedan encontrarse, la pela es la pela y el oro es el oro.

El último proyecto de minería áurea amenaza al Guadiana Internacional, entre Extremadura y Portugal. Una multinacional canadiense tiene previsto llevar a cabo una explotación a cielo abierto en La Codosera (Badajoz), para extraer oro removiendo una superficie de más de mil hectáreas. Asociaciones, empresarios y vecinos de la comarca anuncian la creación de una plataforma en contra, mientras que la Junta de Extremadura pide cautela pues, aseguran sus responsables, aún no hay nada decidido.

Las asociaciones SEO/BirdLife, ADENEX, Ecologistas Extremadura, Mundóbriga y la Sociedad para la Conservación de los Vertebrados (SCV), junto a vecinos y empresarios de turismo de la zona se han mostrado muy preocupados por estos agresivos planes de explotación minera que pueden alterar irreversiblemente el paisaje y la naturaleza de la comarca.

Como han explicado estos colectivos a través de una nota de prensa, la extracción de oro en minas a cielo abierto se basa en la voladura de grandes cantidades de material que debe ser transportado a la planta de tratamiento. El filón es tan escaso que precisan la extracción y tratamiento de más de trescientas toneladas de material para la obtención de un solo kilo de oro. Pero como el precio de este metal sigue subiendo, el yacimiento es cada vez más rentable. Otra cosa es el coste de su impacto ambiental.

Para separar el oro de la roca se emplean reactivos como el mercurio o el cianuro y grandes cantidades de agua. Una vez extraído el oro quedan toneladas y toneladas de residuos de agua y roca contaminadas, que deben ser almacenadas en grandes embalses, similares al que se rompió en Aznalcóllar hace años contaminando cientos de kilómetros cuadrados junto al Parque Nacional de Doñana.

La zona prevista por la multinacional minera para su explotación está en la cuenca del río Gévora, que vierte sus aguas al Guadiana junto a la ciudad de Badajoz. Debido a la presencia de varias especies protegidas y a la elevada biodiversidad natural, toda el área está protegida como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Red Natura 2000. Es también una comarca incluida en el Plan de Competitividad Turística del Guadiana Internacional, que está suponiendo la inversión de varios millones de euros por parte de las administraciones para potenciar el turismo. ¿Será suficiente para convencer a nuestros políticos?

Os dejo este vídeo oficial donde se loan las virtudes naturales de una zona que ahora se postula como lugar para instalar una mina a cielo abierto.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Cierra el aeropuerto de Ciudad Real por antiecológico e ilógico

Ya se sabía. Tamaño disparate no tenía futuro. Finalmente el aeropuerto de Ciudad Real, antiecológico pues se construyó en un espacio protegido,e ilógico, pues no tenía más sentido que el de la más loca especulación, ha cerrado sus puertas apenas tres años después de abrirlas. Vueling ha sido el último en anunciar su partida del primer aeropuerto privado de España. A partir del 29 de octubre la aerolínea no operará sus vuelos en el aeródromo de Ciudad Real por su “baja rentabilidad”.

Como han señalado desde SEO/BirdLife, la ONG que ha luchado desde 2004 para que tamaño despropósito no se realizara, y a pesar de que el daño ambiental en una zona de gran importancia para las aves esteparias ya es irreparable,

se espera que sea un claro ejemplo de mala gestión de los recursos y sirva para que las futuras grandes infraestructuras obedezcan a criterios sostenibles y sean correctamente evaluadas para frenar la destrucción de hábitats, una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad en España.

Más de 1100 millones de euros, una entidad financiera arruinada (Caja de Ahorros de Castilla-La Mancha)  y menos de tres años de vida confirman el negocio ruinoso acometido ¿Para qué? Para destrozar un paisaje único y las esperanzas engañadas de toda una provincia. ¿Pagará alguien tamaño despropósito? Seguro que no.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Mapa secreto de los 63 pueblos donde se experimentan nuevos cultivos transgénicos

Amigos de la Tierra ha hecho pública la localización exacta de los campos donde se ha solicitado experimentar con cultivos transgénicos en España en 2010, unos datos hasta ahora secretos.

Son en total más de cien parcelas repartidas en 63 municipios donde multinacionales como Monsanto, Syngenta, Bayer o Pioneer tienen planeado realizar experimentos con maíz, remolacha y algodón transgénico para ver qué tal funcionan. Amigos de la Tierra considera que los agricultores, vecinos y ayuntamientos tienen derecho a conocer su localización exacta, aunque resulte imposible poder protegerse de una contaminación genética e invisible cada vez más generalizada.

Decían que iban a respetar los espacios protegidos, pero era mentira. Varios experimentos de Monsanto con maíces transgénicos se encuentran en la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda, en Daimiel, mientras que Syngenta pretende probar fortuna con remolacha transgénica en una ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves) de Castilla y León.

Según la asociación ecologista, España acoge el 42% de todos los experimentos con transgénicos al aire libre realizados en la Unión Europea en los últimos años. Dicho de otra manera, nuestro país se ha convertido en el campo de pruebas favorito de las multinacionales.

Hasta ahora la localización de los campos experimentales con transgénicos era confidencial. Pero una reciente sentencia del Tribunal Europeo de Justicia ha amparado el derecho a que esta información esté a disposición pública.

A continuación puedes ver un listado y un mapa de los municipios en los que se ha solicitado experimentar, el transgénico que se quiere cultivar y los datos para localizarlo (provincia, municipio, polígono y parcela). Si quieres situar la parcela exacta en un mapa, sólo tienes que introducir estos datos en el programa de identificación de parcelas agrícolas del Ministerio (SIGPAC)

Importante: El Ministerio facilita las parcelas propuestas inicialmente por las empresas, pero advierte de que luego suelen elegirse sólo algunas de ellas. Por lo tanto, lo que se recoge en este mapa son las previstas, no las finalmente utilizadas.

¿Aparece tu pueblo en la lista?

Además de estos ensayos experimentales, España sigue cultivando 76.000 hectáreas del maíz transgénico MON 810 de forma comercial, sin que tengamos posibilidad de saber dónde se cultivan ni dónde acaban. Otra razón más para que no me gusten los transgénicos. ¿Cuántas más hacen falta para poner fin a esta irresponsabilidad?

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Un aeropuerto fantasma en Ciudad Real por culpa de las aves

El aeropuerto internacional de Ciudad Real, el primero en España construido con capital privado (510 millones gastados, 1.100 presupuestados), no pudo inaugurarse el pasado lunes como estaba previsto. Tras diez años de obras está listo para empezar a operar, con la terminal impecable, toda la gente contratada, los controladores aéreos en su torre de control mirando pantallas en blanco, la cafetería con los sándwich listos, los servicios de seguridad vigilando, pero sin viajeros, ni aviones, ni permisos. Es un aeropuerto fantasma y la culpa la tienen los pájaros. O al menos la empresa se la echa a ellos. A los pájaros y a los ecologistas.

En realidad el problema no es el proyecto, el problema es el lugar elegido para ubicarlo. Se encuentra en el corazón del Campo de Calatrava, una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), espacio protegido por la Unión Europea debido a su importancia para la conservación de un gran número de especies de aves esteparias en peligro de extinción.

Una protección que, contra toda lógica y sensibilidad, no impidió seguir adelante con las obras, pero sí ha justificado la imposición de una larga serie de medidas compensatorias y correctoras que aparecen en la Declaración de Impacto Ambiental decretada en su día por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Al no haberse realizado todas estas compensaciones, sus promotores se han quedado de momento sin la preceptiva licencia de la Dirección General de Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento. Y sin licencia no hay vuelos, por mucho que ya se hubieran vendido billetes de avión para los primeros viajes sin contar con ella, algo que raya y probablemente traspasa la legalidad.

¿Qué les falta para lograr la licencia? Pues todavía bastantes cosas:

1. En la actualidad no se ha aprobado el Plan de Gestión de la ZEPA (competencia de la Junta).

2. Las medidas agroambientales no se han realizado en su totalidad.

3. Los promotores no han comprado el 30% de la superficie destinada a las medidas agroambientales (faltan 252 hectáreas).

4. No existe un plan de desarrollo rural de la zona afectada.

5. No se ha finalizado la instalación de la red piezométrica que permita controlar tanto la calidad de las aguas subterráneas como las fluctuaciones del acuífero.

6. No se ha reconstruido la chimenea de la fábrica de cerámica, que fue destruida sin motivo por los promotores y en la que se asentaba una importante colonia de una especie de ave amenazada, el cernícalo primilla.

7. No se ha llevado a cabo la insonorización previa en los municipios afectados.

Ya se veían venir de lejos estos problemas. Desde los inicios del proyecto, en 1998, recibió las críticas de las principales organizaciones ecologistas del país (SEO-BirdLife, Ecologistas en Acción y WWF-Adena) y de la Comisión Europea. Las denuncias se han sucedido sin descanso, a pesar de que contó con el respaldo del Gobierno regional y de todas las fuerzas políticas y organizaciones sociales de la región. Pero contra viento y marea el proyecto ha seguido adelante. Y sus promotores ven ahora que por las bravas las cosas no siempre salen bien. La política de hechos consumados, el chantaje de inversiones y puestos de trabajo, ya no es suficiente.

De todas formas el mal ya está hecho. Con compensaciones o sin ellas, las avutardas y los sisones se han quedado definitivamente sin uno de sus mejores refugios manchegos. Aeropuertos hay muchos, pero santuarios naturales cada vez nos quedan menos.