BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El zoo de Almuñécar se convierte en cementerio de animales

El zoológico de Almuñécar (Granada), mal llamado Parque Ecológico de Peña Escrita, es de esas cárceles para animales que ponen los pelos de punta. Mucho más increíble lo es que su propietario sea el ayuntamiento de la famosa localidad turística. ¿Qué hace un municipio gastándose el dinero público en  jaulas para leones?

Algunos lo recomiendan en Trip Advisor como un lugar fabuloso que te hace sentir “como si estuvieras en África”, pues casi puedes tocar a los animales “de lo cerca que están” y a los que puedes ver “casi en libertad”. Pero los técnicos de la Junta de Andalucía no tienen la misma opinión de este centro y hace dos años obligaron a sus responsables a cerrarlo por no cumplir muchas de las exigencias de bienestar animal a las que obliga la Ley.

“Animales sin identificar y sin registrar, fugas, muertes y nacimientos sin control fueron algunas de las causas que derivaron en el cierre del parque”, detalla la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) en un comunicado. Lee el resto de la entrada »

Las ciudades se están convirtiendo en las Galápagos de la naturaleza

Las ciudades se están convirtiendo en cárceles para nosotros y para muchos de los animales que nos acompañan en este encierro dorado. Un aislamiento que acelera los procesos evolutivos de las poblaciones de algunas especies de aves y por lo tanto favorece la aparición de nuevas especies en menos tiempo. Algo así como las Galápagos en versión isla urbana rodeada de campo. Así lo revelan investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales en Madrid  que han comparado más de 50 pares de especies de aves similares que viven en la ciudad y en el campo.

En realidad a los parientes pajariles de la ciudad les va mucho mejor que a sus primos del campo. Son medios hostiles para la mayoría de los animales, pero también ofrecen ventajas como una mayor cantidad de comida disponible, la presencia de menos depredadores o un ambiente menos frío. Un balance difícil que explica el que pocas especies logren colonizar nuestras selvas de hormigón y cristal. Lee el resto de la entrada »

El marfil de sangre aniquila a los últimos elefantes

Cada año hay 20.000 elefantes menos en la sabana africana. Ya sólo quedan 352.271 repartidos en 18 países. Te parecerán muchos, pero en los últimos siete años hay un 30% menos. Según el gran censo mundial de paquidermos, la población mundial se ha reducido en 144.000 animales, todos ellos muertos para arrancarles sus colmillos o para hacerse una foto frente al cadáver, fusil en ristre, al más puro estilo de nuestro rey español.

En 1979 había aproximadamente 1,3 millones de elefantes en África, pero ahora una nueva encuesta transcontinental – el más completo que se haya llevado a cabo para los elefantes – ha demostrado que hay menos de 400.000 elefantes de sabana, una de las dos especies de elefantes de África. Han entrado en una espiral de declive devastador. Incluso los que viven dentro de las áreas protegidas son impunemente abatidos a tiros.

Es vital que todos los mercados de marfil, tanto nacionales como internacionales, se cierren sin demora y se ponga fin a este terrible negocio de marfil con sangre. ¿Cómo conseguirlo? Los europeos tenemos la solución. Lee el resto de la entrada »

Thoreau, el filósofo que nos descubrió la naturaleza, vuelve a estar de moda

El Lago Walden en una imagen de época, lugar de inspiración de Thoreau.

Hay un par de libros que todos los amantes de la naturaleza deberíamos de tener en nuestra librería. Uno es Walden, la gran obra de Thoreau. El otro es su diario.

Henry David Thoreau (1817-1862) fue un filósofo de la naturaleza, observador paciente, anotador escrupuloso y padre de la conciencia medioambiental y de la desobediencia civil. También está considerado el gran impulsor de esa vida tranquila que algunos ensalzan como elogio a la pereza.

Su gran obra es Walden, donde narra los dos años, dos meses y dos días que vivió en una cabaña construida por él mismo cerca del lago Walden. Con ello logró demostrar que la vida en la naturaleza es la verdadera vida del hombre libre. Él mismo lo explica así:

“Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente sólo para hacer frente a los hechos esenciales de la vida, y ver si no podía aprender lo que tenía que enseñar, y no descubrir al morir que no había vivido. No quería vivir lo que no era vida. Ni quería practicar la renuncia, a menos que fuese necesario. Quería vivir profundamente y chupar toda la médula de la vida, vivir tan fuerte y espartano como para prescindir de todo lo que no era vida…”

Lee el resto de la entrada »

Doñana no es una isla ni un parque, es nuestro corazón en llamas

Arde Doñana y me lloran los ojos no por eso humo negro que ha cubierto con un manto de recio luto, de muerte terrible, el corazón verde de Europa. Me lloran porque Doñana es nuestra casa, la casa de todos, y está en llamas. Arrasada. La herencia que recibimos de nuestros antepasados y deberíamos entregar indemne o recrecida a quienes aún no han nacido está dando sus últimos estertores en nuestros brazos irresponsables. Oigo los lamentos de Lorca en su Sangre derramada:

¡Que no quiero verla!

Dile a la luna que venga,
que no quiero ver la sangre
de Doñana sobre la arena.

Escucho el grito desesperado de Juan Ramón Jiménez, quien comparte con su burro Platero el terror por un incendio en su Moguer natal que un siglo después vuelve a calcinar sus amados pinares y jaguarzos. Tocan a rebato.

¡La campana gorda!… Tres…, cuatro toques… ¡Fuego!

Y como en Platero y yo, una vez más el fuego ha sido provocado por un ser indigno, siniestro, obediente a extraños intereses.

Siento como si acabara de pasar junto a mí aquel hombre que yo creía en mi niñez que quemaba los montes, una especie de Pepe el Pollo—Oscar Wilde moguereño—, ya un poco viejo, moreno y con rizos canos, vestida su afeminada redondez con una chupa negra y un pantalón de grandes cuadros en blanco y marrón, cuyos bolsillos reventaban de largas cerillas de Gibraltar.

“No se preocupen”, nos piden los políticos. Ya estamos aquí al pie del cañón para coordinar las labores de extinción del incendio. Pregunten, pregunten, que lo sabemos todo. Pero a nosotros los consejeros y ministros, no a los técnicos y especialistas, qué sabrán esos de medios de comunicación, de cámaras y de postureos. Nos hemos puesto flamantes chalecos de exploradores recién estrenados para la ocasión, incluso algún casco, y nuestra cara de seriedad circunspecta es perfecta. Pregunten, pregunten. Y no se preocupen, las llamas no llegarán al Parque Nacional de Doñana. Tan sólo están arrasando todo el Parque Natural, el verdadero pulmón del delta del Guadalquivir, el último refugio de linces ibéricos y águilas imperiales, de carracas y elanios azules, de gatos monteses y azores. Lee el resto de la entrada »

Date un baño de relajante tila sin salir de la ciudad

Tilos del Jardín del Rastro, en Madrid.

Si estás nervioso, tómate una tila. Pero mejor aún que en infusión, disfrútala por narices. Quizá no te has dado cuenta, pero la mayor parte de los jardines y paseos de España están ahora mismo con sus tilos reventones de flores, olorosos hasta la locura, regalándonos los aromas más maravillosos que nadie nunca pudiera imaginar.

A mí me encanta buscarlos, pasear bajo ellos y, si cuadra, sentarme aunque solo sea un momento bajo su sombra embriagadora para disfrutar de tan relajante compañía mientras leo el periódico o un libro. Parar el reloj. Aquí huele a verano, a tranquilidad, a campo, a vida. “Nada te turbe, nada te espante“, que diría santa Teresa de Jesús. Bajo estos árboles germina la bondad, como sabiamente señala el refranero:

Flores de tila y naranjo, al más malo vuelve manso. Lee el resto de la entrada »

Este fin de semana, cómete Las Ventas antes de que cierre

Qué mejor cambio de uso que transformar las plazas de toros en selectos mercados de proximidad. De ir a la plaza a ver sufrir animales a ir a la plaza a comprar cosas ricas y a sufrir tan sólo pensando en las calorías. La plaza siempre fue eso. Ir la plaza, al mercado.

En la madrileña plaza de toros de Las Ventas se siguen matando astados, aunque este verano echa el cierre para espectáculos no taurinos hasta nuevo aviso, pues como le ocurre a la mayoría de los cosos, cada vez son menos rentables y se están abriendo a espectáculos menos cruentos y más civilizados en los que hay que mejorar las medidas de seguridad.

Cómete Las Ventas es el gran mercado de productores locales organizado por la Comunidad de Madrid que por segundo año consecutivo ocupará este famoso espacio taurino durante los días 23 y 24 de junio. Una de las últimas oportunidades para pisar su albero antes del cierre. En la anterior convocatoria lo visitaron cerca de 36.000 personas. Lee el resto de la entrada »

Los lobos ya están a menos de 50 kilómetros de la Puerta del Sol

El biólogo Juan Carlos Blanco, uno de los máximos especialistas mundiales en lobo ibérico, no tiene dudas:

“En la región de Madrid hay ahora mismo cuatro manadas de lobo, algunas a menos de 50 kilómetros de la Puerta del Sol”.

Aunque añade:

“Afortunadamente pasa muy desapercibido”.

La recuperación de este animal, asegura, está directamente relacionada con el abandono del campo y la desaparición del mundo rural. Cada vez hay más corzo y jabalí, están aumentando los bosques y los pastos, y el lobo, inteligente y oportunista a partes iguales, ha sabido aprovechar la oportunidad.

No está siendo una reconquista fácil. Juan Carlos Blanco, quien lamenta que no existan censos fiables y periódicos de la especie, calcula que en España puede haber ahora mismo unas 300 manadas lobunas, que con una productividad media de cinco cachorros aportarían unos 1.500 ejemplares nuevos al año. Pueden parecer muchos, pero un número altísimo de ellos mueren sin llegar a adultos, ya sea por enfermedades, peleas pero, especialmente, por culpa directa nuestra: disparados, atropellados, envenenados. Uno de cada tres lobos no llegará a viejo. Es un animal que seguimos odiando. Unos 500 lobos son cazados en España, legal o ilegalmente. Lee el resto de la entrada »

Proponen la primera limpieza colectiva de los espacios naturales españoles

La asociación conservacionista SEO/BirdLife, en alianza con Ecoembes, impulsa un novedoso proyecto de limpieza colectiva de basuras en los diferentes ecosistemas españoles. Denominado LIBERA, promueve la campaña ‘1m2 por la naturaleza’, la primera limpieza colaborativa nacional de espacios naturales que se desarrollará de forma simultánea en al menos en 100 lugares de nuestro país el próximo 17 de junio.

El objetivo de esta iniciativa es concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales liberados de basura. Para ello, LIBERA plantea un abordaje del problema en tres dimensiones: conocimiento, prevención y participación.

Porque cómo vamos a recoger la basura que nos encontramos en el campo si nunca nos han enseñado a hacerlo. Es necesario cambiar la típica frase del “tira eso” por la de “recógelo aunque no sea tuyo y llévalo a un contenedor de reciclaje”. No ensucies, recoge, reeduca. Naturaleza sin basura. Lee el resto de la entrada »

Einstein nunca dijo que sin abejas no hay paraíso

Aseguran que una vez dijo Albert Einstein:

Si las abejas desaparecieran del planeta, al hombre solo le quedarían cuatro años de vida.

¿Cuatro años tan solo? Está claro que si lo dijo un intelectual de la talla de Einstein será verdad. Pero no lo es.

En realidad esta frase tan difundida por las redes sociales no la pronunció nunca el sabio alemán. Fue inventada por beligerantes apicultores belgas en 1994, 39 años después de su muerte, como original lema de una manifestación. A pesar de utilizar métodos torticeros, trataron así de convencer a los ciudadanos de que sin abejas no hay paraíso ni futuro. Porque al ser ellas las principales polinizadoras de las plantas en las que basamos buena parte de nuestra producción de alimentos, sin polinización no habría una amplia reproducción en las plantas, y sin plantas no podríamos alimentar a los animales que luego nosotros nos comemos. Lee el resto de la entrada »