La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘Cabañeros’

El lince ibérico vuelve a Cabañeros 50 años después de desaparecer

Medio siglo después de que el lince ibérico desapareciera del Parque Nacional de Cabañeros, el primer ejemplar ha regresado a esta zona gracias a un proyecto experimental de sueltas en cercados de aclimatación que ha impulsado el Gobierno de Castilla-La Mancha en colaboración con el Parque y el Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

Carla, una hembra nacida hace 13 años en Sierra Morena, ha sido trasladada esta semana al corazón de Cabañeros. Es la primera en llegar, pero otros ejemplares vendrán pronto. Lee el resto de la entrada »

Maten, contaminen y construyan en nuestros parques nacionales

Cervus_elaphus

© Wikimedia Commons

¿Para qué sirven los Parques Nacionales? Según afirma el Ministerio de Medio Ambiente en su página oficial:

La finalidad de los parques nacionales es asegurar su conservación, y posibilitar su uso público y la mejora del conocimiento científico de sus valores naturales y culturales, así como fomentar una conciencia social conservacionista, el intercambio de conocimientos y experiencias en materia de desarrollo sostenible, la formación y cualificación de los profesionales que trabajan en ella y su incorporación y participación en redes y programas internacionales.

¡Qué bien suena la letra! ¡Pero cómo chirría la música!, la realidad de una política de aniquilación sistemática de nuestras joyas de la Corona ambiental. Transferidos a las Comunidades Autónomas, reducidos sus presupuestos al mínimo, reforzado tan sólo su interés turístico pero no la defensa del bien común y la protección de la naturaleza, finalmente acaban de entregarse a los grandes propietarios para que sigan utilizando sus fincas como cortijos de señoritos donde todo está permitido.

Para vergüenza de muchos y hazmerreír de todos, estos lugares únicos han quedado finalmente desprotegidos ante la caza después de que el grupo popular en el Senado votara en solitario una enmienda que mantiene esa y otras actividades injustificables en contra de la opinión de la sociedad civil, la comunidad científica e incluso 11 de los 15 directores de los parques nacionales. Unos espacios únicos con un siglo de historia conservacionista, visitados cada año por 10 millones de personas y que apenas ocupan un 0,7% del territorio español.

El PP modifica así, al dictado de la casta, una ley que databa de 2007 y que entonces contó con el apoyo de todos los grupos políticos.

Pero si entramos en el detalle aún hay más desvergüenza. Como en el caso del Parque Nacional de Cabañeros, donde además de favorecer ahora las grandes cacerías se ha autorizado una serie de tropelías que ayer mismo denunciaron ante la Fiscalía de Medio Ambiente las ONG Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF.

Las obras denunciadas son dos. Por un lado, la remodelación de una lujosa mansión y la construcción de una pista de acceso de 1,5 kilómetros en pleno corazón del Parque Nacional. Esta finca es propiedad de la familia del naviero Alejandro Aznar, marido de la polémica presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol. Ésa a la que no le gusta contratar mujeres en edad de procrear.

Por otro lado, la construcción en otra finca, Valleleor, de un vallado cinegético de más de 4,5 kilómetros y 2 metros de altura, de los cuales 1,1 kilómetros transcurren dentro del espacio protegido. En este caso el coto de caza es propiedad de la empresa Percacer, cuyo administrador solidario es el empresario Alberto Cortina. ¿Te suena el nombre? Se hizo tristemente famoso junto con su primo Alberto Alcocer como Los Albertos. Ambos fueron condenados tres años de prisión por estafa y falsedad en el escándalo de las Torres KIO de Madrid en 1988, pero que finalmente no la cumplieron por considerarse prescritos los hechos.

Y en Canarias, en una espacio marítimo único, en contra de los técnicos, los canarios y el sentido común, el gobierno envía a la Armada para defender los intereses económicos de una multinacional sin importar el peligro ambiental y económico, atacando a ecologistas y a todo aquel que les haga perder negocio como si los militares fueran matones a sueldo, sólo que esos sueldos y esa fragata la pagamos entre todos y el beneficio no pasará de la puerta giratoria.

Definitivamente, este país ha perdido el norte y la cordura.

El vídeo viral de SEO/BirdLIFE sobre Red Natura 2000 cada día es más realista.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

Félix Rodríguez de la Fuente tenía razón

Félix Rodríguez de la Fuente Félix Rodríguez de la Fuente, el gran divulgador de la naturaleza, el culpable de que cientos de miles de personas (yo entre ellas) se apasionaran por el estudio de la naturaleza, tenía razón. La Vieja Tronca es un ecosistema en miniatura, un hermoso concentrado de biodiversidad.

¿Qué es la Vieja Tronca? Ese árbol viejo (un roble, una encina, un chopo) lleno de huecos, quizá el único árbol de la zona o uno de los más añosos del bosque, casa común de la gineta, de la lechuza y hasta del simpático lirón careto, ese ratoncillo con antifaz y cola de pincel. Un ejemplar grandioso superviviente a incendios, vendavales, nieves y hachas; e incluso ese ejemplar ya muerto cuyos huecos siguen dando refugio a todo tipo de animales y su madera vida a multitud de insectos, hongos, líquenes y musgos. Un espectacular set de rodaje en los documentales de Félix.LogoenArbolar

Hoy llamamos a esas viejas troncas árboles singulares o monumentales. Algunos son justamente famosos, como el drago de Icod de los Vinos (Tenerife), el ciprés de Silos (Burgos), el roble de Guernica (Vizcaya) o el Pi de les tres branques (Barcelona). Pero los hay a miles, en cada pueblo, monte e incluso en cada calle.

Porque si la singularidad es una percepción individual, todos tenemos esos árboles preferidos, como los tiene el pastor, el paseante, los niños juguetones o los enamorados.

¿Qué es un árbol singular? Muy sencillo. Aquellos árboles o grupo de árboles que, cuando desaparecen, los echamos de menos.

Ya os he contado que soy el director de un precioso proyecto europeo empeñado en comunicar a la gente las bondades que el árbol viejo, la vieja tronca, el árbol singular, el bosque maduro, nos ofrecen: reductos de biodiversidad, testigos del cambio climático, generadores de paisaje, dinamizadores sostenibles de las economías rurales y herramientas de educación medioambiental.

El proyecto se llama EnArbolar. Lo promueve la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente y está cofinanciado por el programa LIFE+ de la Unión Europea y la Diputación de Valencia a través de su Departamento de Árboles Monumentales, el único que desgraciadamente existe en Europa.

Tenemos una exposición itinerante que ya ha visitado Salamanca, Orense y ahora está en Toledo hasta la próxima semana, en el maravilloso Museo Victorio Macho de la Real Fundación de Toledo. Y que de allí se irá a Valencia, donde estará dos meses.

Si quieres saber más sobre estos árboles y sus incontables beneficios te invito a participar en unas jornadas que sin duda te van a interesar. Las celebraremos el próximo jueves 16 de enero por la tarde en la Real Fundación de Toledo y la entrada es libre. Allí hablaremos de árboles formidables de Europa, pero también de bosques únicos como el Parque Nacional de Cabañeros.

Contaremos además con la presencia de Odile Rodríguez de la Fuente, la hija menor del querido naturalista y directora general de la Fundación que mantiene vivo su legado, quien nos hablará, no podía ser de otra manera, de la Vieja Tronca. ¿Te lo vas a perder?

Pinchando en este enlace tienes toda la información sobre las Jornadas Informativas del próximo jueves 16 de enero en Toledo: El valor de los árboles singulares y bosques maduros en la salvaguardia de la biodiversidad de Castilla-La Mancha.

Foto: Fundación Félix Rodríguez de la Fuente

Otras entradas relacionadas:

Mete tu ordenador en la primavera

Sí, es verdad, siento pasión por el campo pero paso demasiado tiempo pegado al ordenador, conectado a un mundo on line diametralmente opuesto al que en verdad me gusta, la vida al aire libre, las aves, las plantas, los insectos,…

Esta paradoja es especialmente insoportable ahora. La primavera está rompiendo ahora el silencio del bosque y yo, como tantos otros de nosotros, entusiastas de la naturaleza, debo conformarme con fugaces escapadas de fin de semana. Pero acabo de encontrar un truco que quisiera compartir con todos vosotros: poner un micrófono en el bosque.

Para celebrar la entrada de la primavera, la Red de Custodia Alzando el vuelo para la conservación del águila imperial ibérica de SEO/BirdLife ha puesto en marcha una webcam que permite observar todo el periodo de cría de una pareja reproductora localizada en el Parque Nacional de Cabañeros, uno de los más emblemáticos de España.

Resulta una maravilla espiar a tan fabulosa ave preparando con ternura el nido. Sin embargo, más fantástico que las imágenes es el sonido ambiente que llega en tiempo real al ordenador. Herrerillos, rabilargos, pinzones, carboneros, zorzales, mirlos, los primeros ruiseñores, el viento y hasta las moscas se oyen con una nitidez asombrosa. Como si nuestro despacho estuviera puerta con puerta con el nido de la imperial, como si trabajáramos en uno de los bosques más maravillosos del mundo. Incluso para dormir la siesta no hay nada parecido. Cierras los ojos y te parece estar en el corazón del bosque mediterráneo, sesteando bajo una vieja encina.

Queridos amigos, se acabó el jazz y el barroco como música ambiente. A partir de ahora cambio el Spotify por Cabañeros [Os repito aquí el enlace]. Probarlo también vosotros, merece la pena 😉

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share