La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘pinguino’

Récord de buceo… para un pájaro

Cuesta creerlo, pero en esto del deporte los pájaros nos ganan por goleada.

Tal es el caso del submarinismo. Aunque no se trata en sí misma de una especialidad olímpica, el buceo, parte fundamental de los espectaculares saltos de trampolín, es un popular evento deportivo que se introdujo por primera vez en unas Olimpiadas en 1904.

Los atletas olímpicos se tiran desde una altura de 10 metros a una piscina con menos de 5 metros de profundidad, algo ampliamente superado por charrranes, alcatraces o piqueros, capaces de lanzarse en picado desde alturas inverosímiles y salir con un pescado en el pico como si tal cosa.

Otra especialidad deportiva mucho más peligrosa, la apnea o buceo a pulmón, está igualmente superada no sólo por los cetáceos, sino también por algunos pájaros. El récord mundial entre los humanos lo tiene de momento el neozelandés Dave Mullins, quien ha sido capaz de descender (y ascender) a la increíble profundidad de 244 metros con una única inspiración.

Pero hay un pájaro que ha llegado mucho más abajo. Ha pulverizado nuestro récord, tras bajar sin lastre ni cuerdas hasta los 540 metros de profundidad.

Los ornitólogos nos presentan la hazaña como si fuera un concurso deportivo donde compiten las aves más amenazadas del Planeta. ¿Cuál de estas cuatro especies es la campeona olímpica?

– El mérgulo de pico corto (Brachyramphus brevirostris).

– El pingüino emperador (Aptenodytes forsteri).

– El albatros viajero (Diomedea exulans).

– El arao de Brunnich (Uria lomvia).

¿Lo han adivinado?

El ganador es el pingüino emperador, quien frente a los cuatro minutos aguantados bajo el mar por nuestro plusmarquista mundial, con apenas 25 kilos de peso es capaz de mantener la respiración hasta 18 minutos, algo que no logra ninguna otra ave, descendiendo a profundidades mesopelágicas donde apenas llega la luz del sol.

Exclusivo de las Antártida, tal fenomenal adaptación de un ave al submarinismo no le ha permitido escapar del peligro de extinción al que el cambio climático le está abocando. Tampoco su desbordante belleza y extraordinaria biología, famoso por los “corros con relevo” que hace como método térmico para luchar contra la terribles tormentas antárticas, o sus asombrosos viajes a pie para anidar y reproducirse.

Es el emperador de las aguas heladas, campeón olímpico de buceo pero, si no lo remediamos, acabará pronto convertido en rara atracción de los zoológicos y de bellísimos documentales como El viaje del emperador.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

Pingüinos homosexuales consiguen ser padres

Una pareja de pingüinos homosexuales del zoológico de la ciudad de Bremerhaven (norte de Alemania) ha logrado hacer realidad el sueño de convertirse en padres.

‘Z-Punkt’ y ‘Viel-Punkt’, ambos machos, son pareja desde hace 20 años. Empeñados en criar juntos, solían incubar estériles piedras. Tampoco eran los únicos. Entre los 20 ejemplares adultos de pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti) del zoo se dan todo tipo de combinaciones familiares: seis de las parejas son heterosexuales, tres homosexuales y dos ejemplares se mantienen solteros.

Hace cuatro años, la dirección del centro trató de reconducir las preferencias sexuales de sus inquilinos trayendo cuatro hembras de Suecia. Cuatro flamantes suecas a cuyos encantos nórdicos los pingüinos homosexuales se mostraron insensibles.

La experiencia del zoo de Bremenhaven desató una ola de protestas de los colectivos homosexuales, que consideraban se estaba bloqueando el amor entre parejas del mismo sexo. Finalmente se ha optado por respetar esta opción, favoreciendo incluso su instinto de pareja.

Según ha informado EFE, tras adoptar con éxito un huevo que había sido rechazado por sus padres biológicos, ‘Z-Punkt’ y ‘Viel-Punkt’ no lo dudaron un segundo a la hora de ponerse a empollarlo. Y una vez que el pollito nació, sus papás adoptivos asumieron de buen grado todas las funciones propias de la paternidad, desde darle de comer la papilla regurgitada de pescado, a calentarlo o cuidarle el plumaje.

Así seguirán haciéndolo hasta que el pequeño, que acaba de cumplir cuatro semanas, se haga adulto y pueda abandonar el nido.

La homosexualidad es relativamente frecuente en la Naturaleza. En el mundo animal, la homosexualidad ha sido observada en alrededor de 1.500 especies, desde primates hasta parásitos intestinales, y ha sido bien documentada en unas 500 especies.

——

Fotografía de los pingüinos ‘Z-Punkt’ y ‘Viel-Punkt’ en su cueva-nido en el Zoo “Am Meer”, en Bremerhaven, Alemania. (EFE)

Basura en el corazón de la Antártida

No sé si hago bien o me buscaré un lío, pero no me puedo aguantar y he decidido contároslo. Hace unos días, un blog titulado “Basura en la Península Antártica” denunciaba la irresponsable acumulación de basuras de todo tipo en isla Brabante (Archipiélago Palmer, Península Antártica) por una expedición de las Fuerzas Armadas británicas desarrollada entre 1983 y 1985, liderada por Chris Fuse y patrocinada por el Príncipe de Gales. Contraviniendo el Protocolo de Madrid que prohíbe dejar basura de cualquier tipo en este último reducto virgen de nuestro planeta, al irse los militares dejaron abandonado un auténtico basurero.

Os lo cuento en pasado, pues tras el revuelo provocado por su difusión en la red, dicho blog ha desaparecido. Por suerte me han pasado una copia hecha a tiempo que nos permite comprobar el horror de esas imágenes que tanto han molestado a los responsables en el Reino Unido y tanto han escandalizado a cualquiera con un poco de sensibilidad.

Primero podemos ver el lugar, un sitio privilegiado del continente blanco con numerosas colonias de pingüinos y mamíferos marinos.

Para más detalle, el autor del blog desaparecido nos presentaba un mapa publicado por Chris Fuse donde se indican los numerosos campamentos levantados por su expedición británica. Y cito textual:

Nosotros sólo inspeccionamos los dos que se destacan con círculos rojos (Metchnikoff y Dayglo o Terrada). Es muy probable que toda la isla Brabante esté contaminada con basura. El hecho es especialmente grave en el caso de la zona norte de isla Barbante, ya que se trata de un área antártica especialmente protegida (ASPA).

Llega la expedición y, ayudados por un helicóptero, comienza la descarga de material, origen de la basura.

Resultado: Basura abandonada en Punta Metchnikoff, costa norte de la isla Brabante. Como primer impacto visible, un pingüino barbijo (Pygoscelis antarctica) empolla pequeñas latas de paté como si fueran los huevos de su futura prole, que quizá están detrás de las latas oxidadas.

No es la única basura. También se encuentra abandonado en gran cantidad material científico para la toma de muestras, incluidas decenas de jeringuillas usadas que pueden provocar graves daños a la cercana colonia de aves y de leones marinos.

También hay todo tipo de desechos con restos de combustibles, aerosoloes e incluso elementos explosivos.

Y surge la duda ¿Será toda esa basura de las expediciones británicas o procederá de visitas antiguas de otros equipos? El autor del blog desaparecido buscó y encontró las pruebas revolviendo entre la vieja basura. Por ejemplo, ron especialmente embotellado para la Armada de su Majestad.

Y la prueba definitiva. “Patron: H.R.H. Prince of Wales. Joint Services Expedition to Brabant Island, Antarctica. December 1983 – April 1985”.

Queda demostrado. Esa basura tiene dueño, la Armada del Reino Unido.

¡Pues que se la lleven!

Después de la Edad de Piedra y la Edad de Hierro, la nuestra es la Edad de la Basura. Allí a donde vamos dejamos nuestro rastro inconfundible de inmundicia. Somos la vergüenza de Gaia, nuestra sufrida madre planetaria.

Nota: Las fotografías que ilustraban este blog han sido retiradas por deseo expreso de su autor.

Nuevo Prestige… en Uruguay

Decenas de voluntarios se afanan estos días en el otro extremo del mundo, en las costas de Uruguay, para salvar a los pingüinos de un nuevo desastre ambiental.

La colisión entre un carguero griego y uno maltés, en las afueras del puerto de Montevideo, durante la noche del martes 3 de junio, parece estar detrás de una marea negra en el Río de la Plata.

La mancha de hidrocarburos no parece muy grande, pero ha sorprendido a los pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus), más de 1,2 millones de ejemplares, en su tradicional migración desde sus colonias de cría en la Patagonia hasta sus cuarteles de invierno (están ahora en el invierno austral) en Brasil. De momento han sido localizados ya varios cientos de aves petroleadas, que en un alto número han aparecido muertas.

Como ocurrió en España con el Prestige, la gente joven se ha lanzado a las playas para ayudar a estos pobres animales, víctimas una vez más de nuestro desarrollo.

Unas de las zonas más afectadas por la contaminación son las turísticas playas de Punta del Este, tradicional lugar de veraneo de uruguayos y argentinos.

Allí, la Sociedad para la Conservación de la Biodiversidad de Maldonado y la ONG SOS Rescate de Fauna Marina se encuentran desbordadas y han hecho un llamamiento internacional pidiendo ayuda. Entre sus muchas necesidades básicas piden especialmente:

– Voluntarios que ayuden en la limpieza de los pingüinos.

– Pescado: 140 kilos por día.

– Jeringas de sonda vesical y sondas.

– Garrafas de gas (se utiliza una de 13 kg por cada 3 pingüinos).

– Lámparas infrarrojas de 170 Vatios.

– Antiparasitario Bayer y vitaminas.

– Equipos de lluvia para los voluntarios.

– Palanganas en las que quepa un pingüino de 70 cm de alto.

– Mediomundo (calderines grandes).

– Alargadores eléctricos.

– Guantes y botas de goma, y guantes de obra.

Pobre gente, pobres animales. ¿Les ayudamos? La veterinaria responsable es Lourdes Casas y su correo electrónico es vetdelmar@adinet.com.uy

Una foca viola a un pingüino durante casi una hora

Se le echó encima y el pobre pájaro apenas podía mover sus alas para intentar zafarse del angustioso abrazo.

Una foca peletera antártica (Arctocephalus gazella) de unos 100 kilos de peso intentó violar durante más de 45 minutos a un ejemplar de pingüino rey (Aptenodytes patagonicus), de apenas 15 kilos, algo absolutamente inusual en el Reino Animal. De hecho, sus asombrados observadores, un grupo de científicos sudafricanos que lograron filmar el extraño comportamiento, acaban de publicar la noticia en la revista especializada Journal of Ethology.

En un reportaje de la BBC World, el periodista Matt Walker relata con todo detalle el incidente, registrado en una playa subantártica de la Isla Marion, en Sudáfrica.

No está claro por qué un animal intentó tener relaciones sexuales con el otro, pero los especialistas especulan que puede haberse debido a la inexperiencia o frustración sexual del joven ejemplar de foca. Un acto agresivo, depredador, o quizás simplemente un juego (¡durante casi una hora!) que terminó convirtiéndose en sexual.

El atacante era una foca macho, de eso no hay duda. Pero los científicos no han podido determinar el sexo del pingüino víctima. Lo que sí corroboraron es que finalmente no hubo cópula, a pesar de los compulsivos movimientos pélvicos del mamífero durante todo el tiempo. También comprobaron que el pájaro bobo logró salir vivo de la agresión, aunque se supone que con la moral mancillada por tamaña agresión sexual. Que dicho sea de paso, es la primera vez que se documenta entre un ave y un mamífero.

Los pingüinos aprenden a volar para huir del cambio climático

Desde pequeños aprendimos que los pingüinos son aves incapaces de volar. Por eso y porque caminan a trompicones los llamamos pájaros bobos. Volaban sus antepasados, pero perdieron esta habilidad hace miles de años para adaptarse a la dura vida de los polos, donde pasaron a volar como flechas bajo el agua, pues fuera de ella todo eran hielos perfectamente transitables a pie.

Sin embargo, según ha anunciado Bird Life International, el cambio climático les ha obligado a dar un increíble paso atrás en la evolución.

La proeza la acaba de protagonizar el pingüino de Adelia (Pygoscelis adeliae). El aumento de la temperatura en el Antártico ha reducido la plataforma de hielo, disminuyendo los lugares de cría y alimentación de las aves. Así que este animal, que de bobo no tiene nada, ha recuperado su capacidad perdida de volar, como acaban de descubrir al mundo las cámaras de la BBC, en un sorprendente documental presentado por el ex Monty Python Terry Jones titulado Milagros de la evolución.

¡Vuelan! ¡Los pingüinos pueden volar!

Aunque ni volando los pingüinos escaparán de la amenaza de la extinción, pues el cambio, lejos de beneficiarles, puede perjudicarles gravemente. Porque su nueva capacidad de volar les permitirá ampliar mucho más sus lugares tradicionales de alimentación. Y cuanto más al norte, más probabilidades tendrán de morir enganchados en una red o en el anzuelo de un palangre.

Todavía estaba dando saltos de emoción viendo esta noticia cuando, gracias a una amiga inglesa, me acabo de dar cuenta de la fecha. Ayer era primero de abril, el día mundial de los Santos Inocentes para los anglosajones (April Fool’s Day), los italianos (pez de abril), los franceses (poisson d’avril) y hasta los menorquines.

Sí queridos amigos. Hemos sido objeto de una inocentada global. Los pingüinos no vuelan.

Una noticia falsa apoyada en una certeza, la hecatombe mundial en la que nos estamos metiendo por culpa de nuestro desenfrenado desarrollo global. Ellos podrán aprender a volar de nuevo pero ¿y nosotros? ¿Seremos capaces de cambiar, de detener nuestra autodestrucción?